Páginas

martes, 17 de agosto de 2010

Acordes.



Las primeras notas empezaron a sonar. Me quedé petrificada ante el monitor. Cerré los ojos y viajé al tiempo en que la vida era tan bella que pensé que así sería siempre.

Empezó a sonar Sunshine of your love de Cream.

Veo mi pelo negro cayendo en mi espalda. Mis ojos cafés con sus cejas espesas. Mirada limpia que busca el primer amor. Ese que le contaron que existe y que al entrar a la secundaria encontraría sin encontrar.

El uniforme rosa que mi madre hizo cuando entré a primero de secundaria. Un suéter azul tapando mis brazos del frío que se siente en las mañanas de septiembre.
Un cuerpo empezando a despuntar a lo que sería en el futuro. El pecho queriendo asomar bajo esa blusa blanca hecha con cariño por las manos afanosas de mi madre.
Zapatos negros bien limpios. Calcetas blancas cubriendo mis pies del polvo del camino.
Un bolso de piel que mi tía me regaló y que cuide como un tesoro hasta que de tanto usar tuvo que quedar en el cajón de los afectos derruidos.

Un corazón empezando a sentir los palpitantes deseos de ser amada.

Voy caminando tranquila por la avenida que me llevará a conocer los primeros asomos del amor. Alguien caminando detrás mío sin atreverse a acercar... cuidándome.

Empiezo a conocer el amor.

Llego a la secundaria. Busco unos ojos huidizos que siempre me buscan. Cuando me encuentran huyen avergonzados. No se atreven a mirarme más hasta que se dan cuenta que ya no los miro y vuelta a lo mismo.
Si esos ojos se hubieran atrevido tendría una historia de amor diferente.

Rumbo a un lugar desconocido.

En un camión.

Una excursión.

Empiezan a sonar los primeros acordes de Sunshine of your love de Cream... como ahora.

Oirlo cantar con esa  voz quedita que le mereció junto conmigo estar en el coro de la secundaria. Su pulcra presencia hace que me fije más en él. 
Esperar ansiosos la hora del ensayo para vernos aunque no tengamos el valor de acercarnos.
La manera de mirarme cuando piensa que no lo veo.
Los toques apenas de sus dedos por mi mano como si con rozarme fuera a desaparecer. Pasar su mano por mi pelo cuando vamos a bajar del camión.
Los regalos que le compré y que nunca le dí porque me daba pena. Las cartas de amor más limpio y puro jamás escritas y mucho menos leídas.

Cartas y regalos que pasaron a formar parte del pasado después de salir de la secundaria convencida de que el amor no existe.

Él me decía ¨Te quiero¨ con los ojos. Nunca me lo dijo con esa boca que ansiaba pronunciara esas palabras  en mi oído. Susurros escapados de su boca sin que llegaran a mi.

Ir atenta a esos ojos que me buscan y que busco. Sentir que mi corazón en cualquier momento escapará de mi pecho.
Las mariposas en el estómago que revolotean presurosas diciéndome que el tiempo apremia y debo aprovechar cualquier oportunidad para estar cerca de él.

Dejar de comer y suspirar dejando escapar una poca de vida en esos suspiros de amor que él se llevó y que estoy segura tiene guardados en el corazón como tengo yo los de él.

Mandar a sus amigos a preguntarme cosas. A preguntarme si él me gusta.
A decir mi nombre y dejarlo escapar acariciándolo entre sus labios. Empiezo a saber que mis manos tienen un extraño deseo por acariciar su cara.
Pasar junto a él y bajar la mirada ruborizada porque sus ojos se han encontrado con los míos.
El palpitar fuertemente de mi corazón cuando lo veo venir hacia mi...  arrepentirse y dar la vuelta. Soñar con el primer beso que nunca fue el primero.

Si se hubiera atrevido.

Ayer platicando con mi querido amigo Víctor , de la música de una película que recomienda en su blog Sesiones de café y Viñetas, debí interrumpir la charla al empezar a escuchar a Cream. Cerrar los ojos y viajar en el tiempo. Ver mi secundaria. Mis amigas. Mis profesores. Verme a mi misma con mi cuerpo delgado ansioso por conocer la vida. Verlo a él queriendo comerse el mundo.

Cuantas cosas nos puede traer a la mente una melodía. Sonidos, voces, miradas, sueños. Amores que el tiempo se ha llevado dejándonos un recuerdo que no importando cuanto haya pasado, permanecerá intacto en el corazón como si fuera ayer cuando se acurrucó en el rinconcito más cálido para no salir más de ahí.

Un amor callado que empezó en la secundaria. Tres largos años de agonía esperando a que alguno de los dos nos decidiéramos a dar el primer paso que nunca dimos.
Amor callado que vuelve a mi mente oyendo Sunshine of your love.
Un amor que de haber sido, hubiése sido el más puro de mi historia de amor jamás contada.

De ese primer amor que nunca fue el primero.





34 comentarios:

  1. Lo que pasa, MaLquE, es que ustedes las chicas no nos ayudan. Y animarse es bien dificil porque se siente feo si nos hacen el fuchi y nos dicen que no. ¡Se habian de aventar caray!

    Por ahi yo anduve dando regalitos sin recado y nunca me dijeron nada. Ni si ni no. Pos te se te quitan las ganas...

    =)

    ResponderEliminar
  2. Qué padre relato malque... me gusta tu forma de cerrar ciertas frases, tienes un estilo genialoso,
    este texto lo disfruté mucho.

    bonito día!

    ResponderEliminar
  3. No sé que me gustó más, si el relato o la frase de Enrique Bunbury que encabeza tu blog.

    Excelente... creo que compartimos la pasión por escribir =)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. En tu linea de hacer de todo una historia apasionante.
    saludos madrina

    ResponderEliminar
  5. Querida Malque:

    Que bella forma tienes de escribir, me gusta, me envuelves con tus palabras, y recorde algo sucedido cuando yo era joven y bella, no, no se rian hace poquito tiempo.

    Un beso para ti Malque.

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  6. Si el se hubiese atrevido, no existiria esa bella historia de un amor que no fue.

    un beso

    ResponderEliminar
  7. muy bello relato y muy buen remate!! como siempre palabras llegadoras!! saludos malquerida!!

    ResponderEliminar
  8. En efe, la mùsica hace eso y mas :P

    Saludos.

    P.D. y pus, ni hablar, en otra vida serà...

    ResponderEliminar
  9. Hola Ángel:

    Bueno, tal vez debió ser éso y nada mas.
    Por algo se vivió y se sintió... por algo no fué ¿no crees?
    Por aquí se dice que es fácil dar el primer beso, lo difícil es dar el último.

    Besos para tí Flor.
    Daniel.

    ResponderEliminar
  10. Que lindo amor, Malque, y que lindo que lo recuerdes con tanto detalle y cariño.
    me quedo con esa frase memorable: "el cajon de los afectos derruidos"!!!
    Besos!!

    ResponderEliminar
  11. Y todo por una canción...

    espere que vea la película.

    Saludos y gracias por hacerme parte de su historia. Le Quiero Mucho Soberana de los hongos.

    ResponderEliminar
  12. Te digo que tienes que publicar todo eso en un libro, tus escritos son tan bellos!

    ResponderEliminar
  13. Que bello que la música nos lleve a tantas memorias y nos traiga tantos tiempos felices, tanta inocencia en solo unos acordes….que bello volver a sentir, porque se siente, todo aquello que sentimos cuando nos asomábamos al amor…te mando un beso enorme!

    ResponderEliminar
  14. ¡Ufff, me tocas el tema de la música y sabes que es mi perdición, sobre todo relacionada con historias de amor!

    Hugo y yo tenemos (jaja, bueno, yo la asigné a nuestra historia).

    La rola es "You and I" y la canta Wilco.

    Dice lo que es y lo que no fue y no será.

    Me llama mucho la atención lo que argumenta Todavía porque si de animarse se trata, entonces el arriesgue debería llevar mi nombre.

    Te amo, má.

    Pd. A Hugo le gusta mucho Cream.

    ResponderEliminar
  15. Yo tan neofita y sin embargo creo que hay música para los oidos en cuanto a historias...
    siempre creo que hay acordes que se agolparán o nos escogeran según las personas.


    (inserte un suspiro aqui)

    ResponderEliminar
  16. ouh q lindii *_*
    bonita historia
    i agradecr al arrochado XD xq gracias a eso tenemos esto tan lindo q as escrito
    bsos!!

    ResponderEliminar
  17. Hola Malque:
    La canción que me trae recuerdos similares es "Nobody does it better" de Carly Simon. Habíamos ido al cine en grupo y había venido también el chico que me gustaba...

    Pero bueno, por algo no fue. Supongo que convertirse en un dulce recuerdo fue lo mejor...

    Saludos

    ResponderEliminar
  18. Knock Knock

    Respondiendo el llamado!!!!

    Gracias por acordarte de que aún existo dettras de este monitor. Ando bien, un poco atareado por el mundo real... por que es tan dificil!!!!!!!!!!!!!!!!! Si todo fuera tan sencillo como lo haces en este póst, cerrar los ojos y volar con la musica a encuentros no encontrados, amores no primeros y sueños no soñados


    Te quiero mi Malque-madre

    ResponderEliminar
  19. El brillo de ese amor perdura en tus recuerdos porque fue puro, aunque no se haya concretado.
    Chingona rola y chidas memorias, Querida La Mal, cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  20. Creo cuando las cosas no pasan nos dejan más despiertos los sentidos. U_u

    Me quedo con esto:

    los palpitantes deseos de ser amada.

    ResponderEliminar
  21. Caray Malquerida, es cierto, cuantas historias se acumulan en ese primer acercamiento a la vida que implica la secundaria, y qué padre que en ti se quedara algo grabado con una canción tan buena como la de Sunshine of your love, cómo no sentirse osado ante tales acordes. Caray, qué recuerdos :)

    ResponderEliminar
  22. Que bonita historia, me gusto

    esa cancion no la he escuchado.... la tengo que escuchar

    ^^

    byE

    ResponderEliminar
  23. Si se enoja Barry no respondo ja ja ja, ay los amores no dichos, no llevados a cabo, los que nos hacen llorar sin que nadie se de cuenta, muy chido, amores de escuela, esos son puros, bueno la mayoria ja ja ja.
    Abrazos Flor

    ResponderEliminar
  24. Hola Malquerida!!!! Ahhhhhhhhh.... esos amores tan tiernos y limpios. Tan lejanos en el tiempo y tan cercanos en nuestra mente... todo candidez y pureza... ójala siempre fueran así. BESITOS Y SALUDITOS DESDE ESPAÑA.

    ResponderEliminar
  25. Siempre hay tiempo para empezar una nueva historia vieja!

    ResponderEliminar
  26. Que bonito relato, lleno de sentimiento, de recuerdos, y es que es verdad, una canción te puede traer los más gratos recuerdos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  27. Que hermoso lo has relatado!!!!

    Esos recuerdos de épocas rosadas e inocentes.

    Cariños

    ResponderEliminar
  28. Arañita: El que no arriesga no gana. Tu te arriesgaste pero no ganaste y eso te dio oportunidad a vivir ahora con Trying jejeje


    Besos.

    RoS: Gracias, que bien que te gustó.

    Saludos.

    Miguen Ángel: Pasión que estoy empezando a descubrir y que espero llegue un dia a ser buena en esto del escribir. No sé si el tiempo me alcance.

    Gracias por pasar.

    Un gusto.

    Ahijado: Gracias.

    Saludos igual para ti.

    Mariposa. No dudamos que haya sido hace poco je

    Besos.

    ResponderEliminar
  29. Tauromquico: Si caray y no hubiese escrito esto.

    Saludos.

    Raptor: Muchas gracias.

    Saludos igual para ti.

    frecuenciax: En efe, así es.

    Besos.

    Dan: Yo aún no doy el último beso. Me faltan muchos por dar. Va el primero para ti.

    Pelusín: En ese cajón tengo tantos afectos que pronto habré de hacer limpieza.

    besos.

    ResponderEliminar
  30. Víctor: Y fuiste tu el que me la trajo a la memoria.
    Ya te platicaré de la película.

    Te lo agradezco mucho.

    Besos.

    Micky: :)

    Toño: Tanta inocencia guardada queriendo salir sin poder dejarla.
    Cuanta tristeza dejada en el polvo del camino.

    Me pongo nostálgica.

    Besos.

    Cállate Tú: Como dije antes. El que no arriesga no gana.

    Te quiero Kiku Arriesgada.

    Besos.

    Jolie: Y hay tantas historias para cada melodía como suspiros tenemos en el corazón.

    Beso.

    ResponderEliminar
  31. Brekiaz: Muchas gracias por tus palabras.

    saludos afectuosos.

    Maribé: Lo mejor es que no se olvida. Está dormido el recuerdo esperando salir en cualquier momento.

    saludos.

    Potter: ¿Porqué siempre te quejas de mis campanillas si con sólo bajar el volúmen todo queda en silencio?, chillón jeje

    Te quiero ya sabes de cualquier forma quejón.

    Besos y saludos a tu mami.

    Pherro: No se concretó y es solo otro recuerdo más en mi memoria sin escribir.

    besos.

    seraquenoseve: Así está el corazón adolescente: Con los palpitantes deseos de ser amada.

    saludines.

    ResponderEliminar
  32. Gabriel: Recuerdos que han regresado con una bella melodía. Espero que tu también tengas melodías de amores adolescentes.

    Saludos.

    Avecita: Escúchala, te va a gustar, lo sé.

    Saludos.

    Malhechecito: NO se enoja jaja no lee mi blog así que no hay de que preocuparse.

    Abrazo.

    Liova: Hola Liova:

    Ojalá todos los amores siempre fueran así de puros.

    Saludos.

    Amorphis: Amores que no dejamos que el tiempo se lleve.

    Saludos.

    Que bueno leerte de nuevo.

    Abuela: Gusto en leerte por aquí.

    Gracias por tus palabras.

    saludos.

    ResponderEliminar
  33. que bonito relato, y que maravilla que una cancion nos transporte de tal manera a algo que recordamos con tanto cariño como lo es el primer amor, ahhhh que lindo.

    saludos! y buen miercoles!!!! :D

    ResponderEliminar
  34. Que PEdradota me cayo Malquerida...

    Por esa Razon Bell Dandy la bella maestra de Spinning y Yo no somos Marido y Mujer =(

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje