domingo, 30 de agosto de 2009

El Club de los Imposibles.






He debido de empezar ahora la inauguración del Club de los Imposibles.
Y es que mañana hay cita con el médico muy temprano y no estaré para recibirlos cuando lleguen.
Saben que pueden venir todos los que así lo quieran
Cada quien pasará y dirá como ha empezado la semana y luego entonces - si así lo quieren- pedirán algo imposible... algo que quieran con todas sus fuerzas y que por alguna razón no han obtenido.
Tal vez pueda parecer tonto, pero a veces hace falta que alguien nos escuche o nos lea, para no sentirnos solos o desválidos incluso.
Y ¿ cómo sabremos si alguien de los que nos lee nos pueda ayudar?, no lo sabemos a menos de que lo digamos.
Estamos muy lejos los unos de los otros, pero el blog nos acerca, y por lo menos tendremos a alguien que sabrá que algo nos está pasando o tal vez sabrán que estamos muy felices o tal vez que no necesitamos nada o tal vez que necesitamos todo.
O tal vez sea solo el deseo de pertenencia... de pertenecer a algo... solo eso.

También se podrán aportar ideas- serán bienvenidas- todo lo que sea para enriquecer al Club, de cualquier forma pertenecer a un club, solo es para sentirse bien.

Así que con las ideas claras y la mente despejada...


¡¡¡Bienvenidos al Club!!!

¡Y venga, que dure lo que tenga que durar!











¿Y qué tiene de imposible, este club?
Nada, solo el nombre de una de mis canciones favoritas.













¿Y si...?

¿ Y si la vida me sorprende?
¿ Y si los milagros existen?
¿ Y si no es lo que dijeron?
¿Y si...?

Lo que sea... estoy preparada...

creo.




viernes, 28 de agosto de 2009

... y vivieron felices para siempre.




Nació el día que se casó, tenía entonces 22 años, él tenía 24 años de edad.
Se lo ha dicho innumerables veces - nací el día que me casé contigo-.
La vida que llevaría a partir del 29 de agosto, sería la más feliz ... siempre lo creyó... siempre lo ha creído así... aún a pesar de los golpes bajos que le haya dado la vida - pocos en realidad-superables casi todos... menos la muerte de sus padres, que se fueron antes de empezar a disfrutar la vida misma.

Se casaron con el descontento de su padre y el temor de la madre de ella, no estaban convencidos que estuviera hecha para el matrimonio, no con su carácter tan férreo, voluble y caprichoso.

Llegaron a vivir a una colonia de clase media... sin clase... había que adecuarse a los tiempos que empezaban recién.
Se casaron por la tarde para no tener que dar comida y cena. Había que ahorrar.
Dejaron la iglesia para ir a degustar el banquete a casa de la madre del novio.

No bailaron, ella no sabía- nunca ha sabido bailar y cuando se atreve, parece que va a emprender el vuelo- por eso lo evita, para ahorrarse la risa de los presentes.
Tampoco tenían muebles - solo la cama- y los regalos de boda había que ponerlos en el suelo. Aún así, ella hacía que su casa pareciera el más acogedor hogar que habían tenido nunca.

Empezaron como la mayoría de los recién casados, con apenas lo indispensable para vivir.
Se conocieron en la empresa donde trabajaban ambos, ella como jefa de archivo y él como ayudante de técnico.
Los mismos compañeros se encargaron de acercarlos. Venían de una relación tormentosa, ella decepcionada porque el novio se fué para casarse con otra y él, saliendo de una relación no bien vista por la ¨sociedad¨.
Empezaron a salir y a los 8 meses se casaron, debido a la reticencia del padre de ella, que creía que su ¨princesa¨se merecía algo mejor.
No les importó y después de un encontronazo con el padre, él le pidió que se casaran.

Al año nació su primera hija- la luz de sus ojos- que con el paso del tiempo, se ha convertido en su mayor orgullo- aúnque nunca se lo diga-.
Después su hijo, la ternura de su corazón.

Han pasado peleas, mudanzas, alegrías, tristezas, inundaciones, robos, sustos, muertes, pero lo que tal vez los haya unido y ellos no se han dado cuenta... son las continuas enfermedades de ella, que él al verla tan desprotegida y sola, ha decidido quedarse y no porque se sienta obligado, sino por el gran amor que al pasar de los años- muchos- le sigue teniendo a ella... a Flor... a la MaLquEridA.

Ella siempre le dice, que estaran unidos siete vidas más, que se vaya acostumbrando. Él solo sonríe nervioso.

Ella sabe que aunque pasen mil años, el gran amor de su vida será Barry.




miércoles, 26 de agosto de 2009

El Club.



Cuando era pequeña, leía revistas que nos compraba mi padre, para que adquiriéramos el gusto por la lectura.
Tal vez no haya sido la mejor forma, pero él así pensó que agarraríamos dicho hábito y no se equivocó.
Ya de más grandes, pues empezamos a leer libros adecuados a nuestra edad y después ya otros que nosotros elegíamos.
De las revistas que nos compraba, estaba la de ¨La pequeña Lulú¨. Ahí salía Tobi y sus amigos que tenían un club, yo siempre quise pertenecer a dicho club.
No me gustaba que no quisieran a las niñas. Y como La pequeña Lulú no era así como un dulce, pues menos, la querían.
Alguna vez soñé tener una casita en un árbol, tener amiguit@s y jugar y leer ahí. Me gustaba imaginar que ahí vivía mis fantasías infantiles. Lo que más abundaba al rededor de mi casa eran precisamente árboles, pero nunca pudo mi padre hacernos una.
Hace poco mi hermano les construyó una casita a mis sobrinos para que ahí jugaran y se entretuvieran.
Tal vez por eso he pensado últimamente en tener un club, solo que de personas virtuales.
Un club en donde no haya reglas, todos podrán venir aquí y decir lo que quieran sin ofender a nadie, por supuesto, pedir lo que más quieran, en ése momento.
Los lunes, que es el día mas fastidioso de la semana, pueden llegar al blog y decir como es que empezaron el día o pensar en algo imposible que quieran o que deseén.
Puede pertenecer al club, cualquiera que tenga un blog.
No hay reglas, solo ser uno mismo... sin dobleces.
Solo que... no habrá anónimos. Tendremos que dar la cara.
Y claro-¡ pero cómo no! - mi club tendrá un nombre... ¨El club de los imposibles¨.
Porque aquí podrá venir cualesquiera que así lo deseé, sin más requisitos que el ser sinceros, respetuosos y que quieran lo más difícil de este mundo, para que entonces mi club de verdad sea ¨El club de los imposibles¨.

Empecé a formarlo con algunas imágenes de compañeros que se han acordado de mi, sin estar frente a la compu y eso es de agradecer; agradecer el que me recordaran en otros momentos de su vida. Por eso es que subí ésas fotos que me regalaron, claro que no es necesario traer imágenes.

Durará poco tiempo, no sé cuanto, pero el que dure será suficiente.


Se apuntan?.








Será imposible?.




http://www.poderato.com/gusana/lo-que-es-no-tener-naaada-que-hacer este es el enlace para el que quiera oir mi pequeño grito.

martes, 25 de agosto de 2009

Nunca olvidaré.

Jamás olvidaré el día en que llegaste a mi vida. Tenías la cabeza alargada porque te habían sacado a fuerza... tal vez no querías nacer.
Un lunar enorme en tu bracito que casi no se distingue porque el color es casi al de tu piel y unos cachetes tan rojos que parecían manzanas.
Recuerdo muy bien tu tez morena y tus ojos tan negros que siempre te digo que parecen de ratita... que bonitos son tus ojos Pache.
A los dos años que llegaste a nuestra vida, no podías dormir con nosotros, estabas acostumbrado a tu mamá... solo que ella tenía que irse a trabajar y por eso te quedaste en nuestra casa.
Como recuerdo que con las luces apagadas, así tan pequeñito te bajabas de la cama y te sentabas en tu sillita y ahí te quedabas hasta que el sueño te vencía y te tenía que acostar en la cama.
Las veces en que te dormías abrazado a tu mamá para que cuando se fuera te despertaras y no la dejaras ir.
Recuerdo muy bien tu carita pegada a la ventana de la cocina para ver si a lo lejos llegaba tu madre...que dolor sentía por ti, al ver tu carita de tristeza.
Ahora me dices que ponías la nariz sobre la almohada donde había estado dormida para oler su perfume y no olvidarla hasta la próxima semana que ella volviera.

Nunca olvidaré los paseos a escondidas en el coche, los escapes de la escuela, los exámenes extraordinarios que yo firmaba para que ella no se enterara, los paseos en bicicleta que te dejaba dar sin que ella supiera, la vez que nos bajamos de las escaleras eléctricas y que iban para arriba, jajajaja... la mujer policía y los gritos que me pegó... vaya risa, tampoco olvidaré las fiestas con tus amigos, las cervezas escondidas... eras todo un caso.
Pero lo que nunca olvidaré es que de todos los sobrinos que he cuidado... tú eres el que más me quiere, eso se siente.
Agradezco el que hace 21 años hayas llegado a nuestra vida, porque al hacerlo mis hijos tuvieron un hermano más y tú...
siempre tendrás otra familia en quien confiar.

Nunca me arrepentiré de haberte cuidado.

lunes, 24 de agosto de 2009

3... 2... 1, grabando.





Tengo una idea Kiku... quiero oirme en la radio.

Queeeeeeeeé?
Si, tengo una idea para que me grabes y salga en la radio.
A ver, dime.
Bueno, puedo decir: Pepe, ya ven a comer... pero gritándole a Pepe.
mmm... no se oye mal, pero a ver explícame.
Si mira... como se supone que soy la esposa de Pepe, entonces le puedo gritar diciéndole que ya venga a comer... qué tal?.
Pues se oye ... mmm... bien, a ver dime más.
Pues eso, le grito y él me contesta algo, pero cuando esté en el programa.
Le voy a decir al productor y te digo, no se oye tan mal, eh?
Claro que no!, yo lo pensé.
Bueno, entonces a ver, déjame grabarte.
Siii!!!.
Pero necesito que hables claro y no te pongas nerviosa...
Güeno.... argh! nervios.
No pasa nada, tu tranquila.
Si.
3... 2... 1... va

Pepeeeeeee!, Pepeeeeeeee... ya ven a comer.
Otra vez, pero más despacio... que se entienda...
si, claro...
y así, continuamos grabando, hasta que quedó lista mi grabación.
.................. ...................... ........................

Mamá?
si...
pon el radio, ya vas a salir
de verdad?
si rápido...
argh! nervios, nervios, nervios.

En el programa deportivo sale Pepe y otros dos comentaristas y se la pasan todo el tiempo chacoteando y hablando de cosas graciosas,, ah! también de deportes, aunque algunas veces se les olvide de que hablan.

Los tres comentaristas charlan y en cualquier momento entran diferentes grabaciones y una de ellas es la mía.

Pepeeeee... Pepeeee, ya ven a comer!
Que? ... Santo Dios, quién es esa vieja gritona?
Tú sabrás.
No, yo no la conozco, jajaja

Esa fué mi primera incursión en la radio, por cierto salía muy seguido, luego ya me sacaron, pero otra vez ya estoy al aire, aunque casi nunca me escucho.

Oye mamá?... ya te bautizaron en el programa.
Cómo me llamo?
Jazmín y Pepe dice que te imagina como Márgara Francisca
Ash! que manchado, esa tipa es bien pelada
Dice que te imagina con tu delantal y tu bolsa de mandado
Le voy a gritar más para que se le quite, jajajaja
Les gustó mamá, nadamás esperemos que te saquen por lo menos cada tercer día.
¡Eh viva!!!

Pepe invita a los niños a lavarse las manos y les dice ¨si en este momento van a degustar las viandas verdad condenados... que coman ricooooo... que coman sabrosooooo... buen provecho.
Y luego yo le grito...

Fué mi debut en un programa.
Ahora claro, en el programa ya hasta me persigue la policía de Paris y el Sgto. Dodo, pero no importa. Me gusta mucho escucharme en la radio, sé que no es nada del otro mundo, pero no todos salimos en un programa gritándole a Pepe, un viejo lobo de los deportes que a decir verdad, sabe mucho de cualquier tema incluso de música.

Él y yo no nos conocemos.

No importa ... yo lo conozco a él y me gusta saber que es una persona sensata y sabia... y que le grito...

... al menos en el programa.

http://www.poderato.com/gusana/lo-que-es-no-tener-naaada-que-hacer

domingo, 23 de agosto de 2009

Flor de María.


Siempre me he sentido como una flor rara... o tal vez una rosa con espinas, que antepone para que no le hagan daño. Me han dicho que soy rara, diferente. Incluso Kiku dice que nací en la época equivocada.


Pocos bloggers saben que me llamo FLOR DE MARÍA y al igual pocos saben por qué me llamo MaLquEridA.
Los últimos días han sido difíciles en este mundo virtual que me he inventado. No he llorado porque no debo dejar que esto me rebase, además no puedo decir a mi familia que lloro porque muchos se ofendieron por lo que escribí... la MaLquEridA no es de llanto fácil y mucho menos FLOR DE MARÍA.
Además un tipo me ofendió. No pensé que en el mundo virtual ALGUIEN quisiera ofenderme.
No le hago daño a nadie... creo. En el mundo real, no me han ofendido en por lo menos los últimos 25 años.
Lloro en el mundo virtual como en el real por lo que verdaderamente me duele, pero sin que nadie me vea... sola, como ayer.

Muchos saben que soy Honguito, Reina Hongo, MaLquEridA, Malque, en el mundo virtual.
En el mundo real me llaman Honguito, Hongo, Chikis, Chiquita- aunque me suene a nombre de perro- Flor, Flora, Flor María, Florecita - detesto que me llamen así- pero lo que verdaderamente me enoja es que me llamen Flor de María.

Cuando mamá me decía Flor de María, era porque verdaderamente estaba enojada conmigo. Cuando Muny me dice así es cuando me habla fuerte -¡ Ay ya, si Flor!- es como me dice.
No me gusta.
Bueno que Muny me diga Flor, es muy chistoso porque en realidad él me lo dice para hacerme enojar.
En el mundo virtual hay alguien que también me dice FLOR, no importa, me acostumbro a cada quien.
Sé separar el mundo real del virtual, pero no quiero que me duela.
Incluso los nombres de mis amigos virtuales, nunca los he dicho en voz alta, solo los digo en mi mente ó cuando hablo con ellos.
Pareciera que tengo los ojos cerrados y cuando los abro estoy en el mundo real.

Hasta el jueves no había tenido mayores problemas con mi mundo inventado.
Pero desde ese día, solo ha habido reclamos, insultos, ofensas... hasta que me dolieron todas las palabras y si encima este mundo solo existe en mi mente... no hay manera de pedir ayuda.
Pero, aunque no tuve que pedirla, alguien me la ofreció... gracias Ivanius, gracias Mara, gracias Jolie.

Incluso hasta mis amigos me han llamado Flor de María, sin saber que así me llaman solo cuando alguien está enojado.
Ahora he dejado al descubierto casi todo de mi... si ya saben como me llamo... ya no queda nada por saber.

Lo único que quiero es que NUNCA me llamen FLOR DE MARÍA, no lo soportaré, porque desde hoy seré mala hasta los huesos.

Mejor me hubiera llamado Rosa Martha.



Habrá algún día en que ya no tenga citas con el neurólogo?. Mañana otra vez.
Ah! por cierto, mañana estreno ojos... digo, lentes.

miércoles, 19 de agosto de 2009

Molotov.




Las veces que he ido a conciertos me he divertido mucho, los disfruto al máximo, aunque por mi tamaño, pues... siempre debo estar en algún lugar más o menos estratégico para que pueda ver.
Y no es que esté tan pequeñita, lo que pasa que los demás están muy grandes, y encima todos levantan la mano con su celular para poder grabar y pues ya me fregué.

Deberían vender boletos para personas de 1.50m de estatura, y que estén hasta adelante, ja!, porque igual si estoy al frente los gigantones me apachurran y no me dejan ver.

Un día, cerca de diciembre; Kiku consiguió boletos para ir a ver a Molotov, un grupo de música de rock mexicano, que a muchos no les gusta porque en sus letras dicen muchas groserías.

Cuando llegamos había muy poca gente porque no se difundió tanto el concierto, eso me benefició ya que no me aplastarían y la gente estaría más tranquila.

Claro, que los chamacos se me quedaban viendo, digo ver a una reina entre tanto lacayo, no se da todos los días, y yo los ignoré olímpicamente, aunque unas chamacas si me vieron feo y me empujaban.
No me importó.

A la que si le importaba era a Kiku, porque ponía sus manos, como abrazándome para que no me empujaran y pues, no me dejaba disfrutar libremente el concierto.
Barry, Pache y Muny, estaban viendo a los demás y cuidando que no nos apachurraran.

Empezaron a tocar Quítate que masturbas ( auch! se van a asustar los escribidores y literaturos) todos empezaron a brincar y yo... pues también, sino para qué fuí?.

Después siguieron cantando Rastamandita, Here comes the mayo, Frijolero, y así muchas de las cuales me sé, porque Muny es fan... pues qué se le hace?... así son los jóvenes, entonces ponía sus discos y a mi se me grababan de tanto oírlos.

Pero lo mejor vino cuando cantaron Puto, (sorry así se llama la canción), empezaron a aventarse y cuando me dí cuenta a Muny ya lo estaban aventando y Barry estaba cuidando que no le dieran un mal golpe, y es que así es esto, empiezan a bailar slam, que es como se llama el baile y ni modo, hay que aguantar vara.

Después cantaron Matate teté, y varias más que ya no recuerdo.

Ellos me gustan mucho porque son muy desparpajados, dicen muchas groserías y albures pero no me espanto... bueno, algunas veces que si dicen unas pero gruesas, entonces me sorprendo mucho, pero después me acostumbro.

Nunca he visto nada de malo que a Muny le guste Molotov, porque no le voy a tapar el sol con un dedo y el que conozca groserías no quiere decir que las diga a cualquier hora y en cualquier momento. Para eso estuve yo, para educarlo.

Lo mejor del concierto fué cuando cantaron la última canción Changüich a la chichona, que está muy grosera, y Dance and dense denso, uuffff!!!, ora si a brincar hasta que me cansé.

Ya sé que estoy grande para andar yendo a esos conciertos, pero como nunca me ha importado lo que la gente piense, entonces hago lo que a mi real y soberana gana se le antoje.

Lo único malo es que siempre arrastro a Barry, y Muny y Kiku, pues, ellos siempre me acompañan de buena manera.

Al salir del concierto-¡claro, pero como no!- Barry me compró mi playera negra que uso para dormir y además tengo el autógrafo de Micky Huidobro.

Kiku me ha llevado a los dos conciertos de Enrique Bunbury, que han sido los mejores de mi vida.

Ahora solo espero que en septiembre no se presente en el zócalo, ya que no podré ir, porque de seguro si me van a hacer Changüich a la chichona.


Pelusa, no leas este post. Oh! oh!

lunes, 17 de agosto de 2009

La efe.




Los dos años que estuve en la casa extraña, me parecieron muy largos, pero debo admitir que aprendí muchas cosas divertidas.

Una de esas cosas es haber aprendido a hablar con la f.

La niñita de la casa - de la cual fuí su compañera - hablaba con sus amiguitas en un idioma extraño que yo no entendía, para que no me enterara de sus planes.

Pero, como soy muy lista, pues me fijé bien que era lo que decían y como hablaban y lo aprendí, pan comido para mi.

Hablaban con la f... ya saben, se divide una palabra en sílabas y se añade la f con la vocal y se intercala entre cada sílaba así: ca- ma- se convierte en ca fa ma fa... entienden bien?.
Otro ejemplo: pa- la- bras con la f suena así: pa- fa- la- fa- bra- fas, uy! pero que fácil es.

Lo que me he dado cuenta es que por lo general las mujeres son las que mas facilidad tienen para hablar con la f, y he puesto a varios hombres a que lo hagan y nada más no pueden... no entiendo porqué.

Pero esto es fácil, ó sea que alguien me diga que no... pero... saben hablar con cutu?
Así, lean:
Les voy a poner este último párrafo hablando con cutu, va?:

Cutu pe cutu ro cutu es cutu fá cutu cil, cutu o cutu se cutu a cutu que cutu al cutu guien cutu me cutu di cutu ga cutu que cutu no... cutu pe cutu ro... cutu sa cutu ben cutu ha cutu blar cutu con cutu cu cutu tu?.
Ay, no me digan que es difícil?
Nah! ó si?

A ver digan, quién me escribe su comentario ya aunque sea con la f?

Quién dijo yo?.

No se vale pasar de largo, aunque sea díganme ho fo la fa.

Jafajafajafjafa


Bifi efen, safa lufu dofos.

domingo, 16 de agosto de 2009

Sobre el alma de las palabras.


Me he puesto a pensar últimamente sobre el tono que cada persona le da a las palabras que lee en mis post.
Y es que me ha sucedido que al platicar con alguien por medio del msn, le doy un tono diferente a las palabras que voy leyendo y caigo en confusiones.

He creído que al escribir, le pongo un poquito de mi alma a cada palabra. Al leerla cada blogger que me visita, pues le va dejando un poco de sus emociones al texto, y es entonces cuando de verdad cada palabra escrita toma su real significado.

De igual manera a las personas que me leen, les mando un mensaje tierno y es así como me responden.
No sé, tal vez porque soy una señora me tratan con respeto y por lo mismo pues me leen tierna y me responden de igual forma... lo cual agradezco infinito.

Pero lo que mas me ha maravillado y no me deja de sorprender es la pronta ayuda que me dan, al ver que la estoy pidiendo, con el tono que les doy a mis letras..
Es increíble... no lo puedo creer.

Me escuchan, platican conmigo, me mandan correos, información, contactos, etc.
No entiendo porqué.

Tengo amigos virtuales que han estado conmigo en todo momento, desde hace 7 meses que empecé el blog y me han aguantado con mis groserías, mis depresiones... ahí siguen... ahí están.
Qué los mueve a permanecer conmigo?... no lo sé.

Y es que no estoy acostumbrada a que me ayuden así nomás... sin esperar nada a cambio, y mas cuando se trata de personas extrañas... personas que seguramente jamás conoceré.

¿Por qué me ayudan?

No lo sé...

Me hacen reir, me mandan fotos, y también me regañan... ni modo, me lo merezco.

Me ha dicho El Corsario valiente, que él ayuda solo por querer hacerlo, no puedo entender eso.
Tal vez yo nunca lo he hecho y por eso no lo entiendo.

Así que, desde hoy empezaré a escribir con el corazón... cada palabra que escriban mis dedos, habrá pasado antes por mi alma y así las palabras tendrán sentido y yo...
Yo estoy agradecida con todos... tanto que desde hoy... esta reina... está a sus pies.

Un gusto.




Qué?...




A ver mamá, ya deja de estar depresiva y vas a ir a hacer una entrevista.
Qué?, ¡ ah chingá!, estás loca.
No, no estoy loca, te voy a anotar las preguntas y las haces bien, ni modo que no sepas, ya sabes con quien es.
¡ Ay, y qué le voy a preguntar?... me va a dar pena.
Ya la conoces, así que no te hagas. Te anoto las preguntas y le vas sacando todo lo que se pueda.
Te pongo tópico, y ya sabes lo que tienes que hacer.
Y si me responde muy seca?
Entonces para eso eres tú, le vas diciendo palabras y ella te irá contando.
No chingues, no quiero.
Si no te estoy preguntando si quieres, vas y ya, no se hable más.
Papá, la acompañas... tu ya sabes.
Si, además me enteré de algo que les puede servir.
Aí está, entonces ya estás, peinada pa´tras.
Argh! tengo nervios, pinche Kiku
No pasa nada.
Nos vas a alcanzar?
Si, yo llego allá.
Bueno, te apuras.
Si, nos vemos mamá.
Argh!, que te vaya bien... nervios... nervios...
Mother fucker... me va a dar mucha pena Barry.
Yo voy a estar contigo, no pasa nada.
Arghh!!!, pero no me dejes sola eh?.

sábado, 15 de agosto de 2009

El dolor no cesa...







He creído que hoy amanecería mejor y no ha sido así.
La migraña me está matando y nada me hace efecto, he tomado mil aspirinas y el dolor no cesa, las ojeras están más marcadas que de costumbre, creo que de verdad estoy mal... no sé... estoy cansada.

Le he dicho a Barry que el neurólogo le dijo a Kiku, que la enfermedad trae consigo un ¨plus¨y ese ¨plus¨es la depresión, tal vez a eso se deba la migraña. Aunque trato de estar contenta, de pronto ya estoy otra vez mal... no entiendo que me pasa.

No lo sé, solo sé que no puedo soportar un día más con migraña... ya no puedo más.
Aparento estar bien, pero la apatía que me persigue está acabando conmigo.
Me baño muy tarde, empiezo a hacer las cosas que tengo por hacer hasta que ya casi llega mi familia, he estado comiendo mucho... cosa que no hacía, duermo demasiado, ya no voy a cardio, lloro muy seguido... voy acabando con mi vida de a poco; y lo peor es que estoy consciente de ello, pero no quiero hacer nada... ya me cansé.

Si no fuera porque Kiku y Muny leerán esto, escribiría todas las cosas que siento...
no lo haré para no preocuparlos.

Solo que ... ya estoy cansada.

Estuve pensando en la afición que tenía cuando era más joven en dejarme llevar al ¨hoyo negro¨, me gustaba sentirme al borde y después despertar rápidamente para que no me pasara nada.
He vuelto a sentir el estar a la orilla de ese ¨hoyo negro¨y me da miedo... no quiero sentirlo, pero ahora ya no está en mis manos detenerlo... ya no.
Han estado pasando cosas raras en mi recámara, cosas que no puedo explicar y tengo miedo. Tal vez sea debido a la depresión, pero no entiendo que pasa.

Barry dice no entender que sucede, que hacen todo lo que pueden por mi y más, eso lo sé... pero no tengo ganas de nada. Ójala esto pase pronto, ya llevo una semana... es mucho para mi.

Tengo mucho miedo... ahora tengo mucho miedo... siento de cerca la muerte.
No quiero morirme, aunque esté preparada... ahora no... no.

La depresión no va a acabar conmigo, es lo único que sé.


viernes, 14 de agosto de 2009

Solo cerrar los ojos.






Es viernes, he ido al hospital otra vez a que me tomen muestras de sangre.
Eso no importa.
Lo que importa, por lo menos esta noche, es que voy a acostarme, apagaré la luz, cerraré mis ojos y me dejaré llevar por la letra de esta canción a...
no sé donde... solo cerraré los ojos.


Despertaste nueva vida en mi
para ser faro de mi querer,
Y hoy me tienes medio loco
porque ya siquiera un poco
has de alumbrar mi ilusión.

Hoy la vida me ha de sonreír
tengo ya deseos de sentir
los besitos de tu boca
que mejor me hacen vivir.

Si me pudieras querer
como te estoy queriendo yo,
si no me fuera traidora
la luz de tu amor.

Yo no sé si existiera por ti
solo mi querer,
yo no sé que sería mi vida sin ti.

Pero, no quiero pensar
que nunca me podrás amar,
porque la vida no quiere... y nada más.


Deja que Dios o que el destino quiera
y entonces la vida también lo querrá.

jueves, 13 de agosto de 2009

Cóctel.






Eso de andar por las tardes-noches revisando blogs y comentarios, hace que a veces se me olvide la medicina que debo tomar todos los días.
Desde las 7 pm debo tomar una pastilla, a las 8 pm otra y así hasta las diez, cuatro en total durante la noche.
Lo malo es cuando tengo una migraña terrible como la de ayer. Entonces debo de tomar dos aspirinas - si el dolor es muy fuerte, deben ser cuatro por lo menos- y el de ayer no era un dolor leve.
Si a eso le agregamos el descuido, se me pasa la hora, entonces todo horario se recorre y tengo que dormirme más tarde de lo normal.
Ayer me acordé de tomarme la pastilla a las 9.50 pm, me tomé dos aspirinas, a las 10. 20 pm me tomé otra pastilla, a las 10.40 pm otra y a las 10. 45 pm otra... 5 pastillas en total en menos de una hora.
Barry solo me advirtió que eso me causaría un daño terrible y me dijo que es mejor poner el celular cada que me toque la pastilla para que no se me pase... auch! empezó con sus regaños, y encima esta migraña del demonio que no se me calma con nada.

Lo peor vino después.
Decidí irme a acostar para no sentir ya nada y así lo hice.
Tardé casi una hora en dormirme, pero cuando empecé a cerrar los ojos, solo recuerdo que la cama se movía y empecé a sentir que me elevaba, me asusté mucho y como pude abrí rápidamente los ojos, para volver a la realidad.
Entre sueños oí que subió Kiku y por si las moscas, me despedí de ella.
Hasta que caí rendidada ó drogada... no sé.
Eso no fué todo.
Antes de caer en el ¨hoyo negro¨, sentí que alguien palpaba frenéticamente mi cuerpecito ensoñador y migrañoso, y lo único que podía hacer era... nada.
Solo sentía recorrer unas manos por todo mi cuerpo, y mi resistencia era mínima, hasta que ya no supe nada de mi.
Hoy en la mañana le pregunté a Barry por qué me había agarrado dormida y él solo me vió y me dijo: Eh?... estás bien pinche loca.
¡¡¡Madre mia de Guadalupe!!!, reina de todos los cielos, Jescucristo salvador de todas las migrañosas, entonces... quién fué?.

Babo Alejandro?... no, sus patitas son demasiado pequeñas, es un perrito calenturiento y le tira a todo lo que se mueve, pero.... no... él no pudo haber sido.

entonces?...

Lo único que sé, es que no vuelvo a dejar que se me pase la hora de las medicinas.
No quiero saber nada de cócteles, aunque sea de frutas... no vaya ser que pierda y no sepa ni con quien.
Eso de ser dependiente de aspirinas, no me está llevando a nada bueno... auch! y esta migraña fuck¡ que no me deja.

miércoles, 12 de agosto de 2009

Insensata y sentimental.

Creo que soy las dos cosas... insensata y sentimental.
Y es que analizando fríamente la situación, me parece que al presionar a amigos virtuales ( sin comillas, para mi si son amigos) para que charlen conmigo, es una forma de ser insensata.
Ellos trabajan, yo no, entonces tienen cosas que hacer y no nadamás estar viendo quién está conectado.
Claro que no hago eso, bueno si, bueno a veces; pero tengo todo el tiempo prendida la compu, para no tener que estar prendiéndola cada vez que quiero checar algo.
Y los presiono y presiono, hasta que por fin charlan conmigo, lo cual agradezco, pero si ha de ser desesperante que alguien te presione para algo si uno no lo quiere hacer o no tiene tiempo.

Y para colmo, me pongo sentimental, porque a veces es poco el tiempo que me pueden dedicar; y si aparte tengo un internet de pacotilla que se va a cada llamada telefónica, lo que no debiera ser, pero así sucede con el mío... me frustra.

Pero lo que mas sentimental me pone es cuando malinterpreto las palabras que me dicen y las pongo en un contexto, cuando en realidad es otro.


Lo que más me duele ahora es que mi amigo HM está molesto conmigo y no me contesta mis correos ni me puedo comunicar por el msn y entonces eso me pone triste.

Yo quiero seguir siendo parte de los 4 Fantásticos.

Prometo ya no ser insensata ni sentimental.... y pensar antes de hablar.







espero....

lunes, 10 de agosto de 2009

¿Y ahora en dónde me voy a dormir?...


El gusto por la buena comida - por la mala también- acompañada algunas veces por una buena cerveza y aunado a su estatura de casi 1.80m de altura, hacen que Muny no sea algo así que una plumita.

Si le da por molestar a Flor - como le dice a su madre- y jugar con ella como cuando era pequeño, entonces el resultado puede ser catastrófico.

Un día antes de irse a visitar a su novia, arreglando su maleta, a Muny le dió por fastidiar a su madre.
Cosa a la cual ella está acostumbrada, solo que hay veces que su paciencia se agota demasiado pronto.

La recámara de Flor es un lugar prohibido para cualesquiera de su familia, solo pueden entrar a darle un beso o para recostarse un ratito con ella en las noches.

Cuando Muny quiere jugar con ella y le quiere hacer un RKO, entonces agárrense, porque el mundo tiembla - literal-.

Y es lo que hizo el miércoles por la noche, Muny le quiso hacer un RKO a su madre y solo dijo- aí te voy Flor- y que se avienta al tálamo nupcial y...

¡SOPAS!, que la cama truena bajo el peso del buen Muny, y que se parte a la mitad.

Hasta el diablo, subió a quejarse.

En descargo del buen Muny, diré que la cama ya había pasado sus mejores tiempos, entonces ya estaba sentida.

La cara que hizo la MaLquEridA debió ser de tan profundo dolor que Muny solo atinó a decirle a Kiku - Kiku, creo que he adquirido un gasto innecesario- y los dos estaban muertos de la risa.

Pero Flor solo pensaba - ¿ y ahora en dónde me voy a dormir?-

Lo bueno de la Chikis es que siempre tiene al buen Barry a su lado, porque el verla dormir en el suelo UNA SOLA NOCHE, hizo que fuera suficiente para comprarle una cama nueva el sábado siguiente.

Que suerte ser la MalquEridA, después de todo ya quería cambiar de cama desde hace mucho.


Gracias Muny.


(¡ Por dios! acabo de preguntar que es un RKO y Muny me dice que es un martinete extremo!... fiuuu de la que me salve!!!)




sábado, 8 de agosto de 2009

9 de agosto.





Eran las 3.06 de la madrugada, cuando la doctora me dijo que había tenido una niña, una niña a la que de inmediato le conté los dedos de la mano y los dedos de los pies.
El dolor que sentí cuando el médico te sacaba de mis entrañas, sentir como te jalaba y parecía ser que te aferrabas a mi, era una lucha entre tu y el doctor.
Fué lo último que recuerdo, antes de caer en la inconsciencia, en un abismo negro de dolor.
Cuando desperté, lo único que quería era bañarme para poder verte y darte de comer... por primera vez.
Sé que esa experiencia fué muy dolorosa para mi y tú lo intuías de alguna manera, porque llorabas desesperada y yo lloraba por no saber qué hacer.
Mamá me regañaba mucho porque decía que el dolor que yo sentía te lo pasaba a tí y por ende sufrías mucho.
Que bienvenida te dí.
Decidí dejar de darte de comer a los dos meses por el bien de las dos. Fué una cobardía mía, pero era lo que la razón me dictaba, no podía más.
Aunque claro, el médico dijo que podía darte fórmula porque de cualquier manera tenías algo que no te dejaba digerir la leche, entonces había que comprar una fórmula especial.
Siempre me gustó como te peinaba, con tus dos coletitas, tu ropa siempre de la mejor, tus vestidos de princesa, aunque algunas veces te vestí de mezclilla, con botitas tan tiernas, tienes una foto, recuerdas?.
Cada mes era festejarte, con pastel y vestidos, aunque los vestidos te los comprábamos cada semana, qué importaba si eras la reina?.
Después, empezaste a crecer, a ganar diplomas, a salir en las escoltas, a tener muchas amiguitas.
El primer roce de manos... recuerdas?... nunca te lo he dicho pero... yo ví. Vi a Julio y te vi a ti...nunca te lo dije.
Después la secundaria, los problemas de aceptación, el rechazo de compañeros de salón, las hipocrecías de ¨amigas¨, el novio que te soltó la mano al ver a alguien que venía de frente.
La preparatoria, el irnos a vivir solas, el regreso del departamento a las clases de guitarra y después a la casa de los abuelos. Eras feliz?... nunca te lo he preguntado.
La universidad, los amigos, las primeras salidas con tus amigas y tomar algunas cervezas. Quedarte en casa de alguna de ellas, aunque antes de eso, ya me habías dejado dirección, teléfonos de todas las amigas con las que íbas, saber con quien te íbas a quedar y preguntar si tenían familiares hombres, por el miedo que me daba que te quedaras en casa ajena.

El servicio en W, el que te apreciaran tanto, el que te gustara demasiado tu carrera que aceptabas casi nada de pago, para poder aprender.
Los amigos que hiciste, muchos de ellos ya personas mayores que solo tienen buenas palabras para ti.
Padecer la misoginía de un tipo, que puede tener todo el dinero del mundo, los mejores empleos, salir en todos lados, pero te cerraba todos los caminos solo porque no te dejabas y porque eres mujer, vaya tipejo!.
La oferta de trabajo en Guadalajara y el pronto regreso porque descubriste que todo había sido una triquiñuela del tipo para quitarte del camino.
Y si... te quitó de su camino... así de fácil. Gajes del oficio.
Regresar al saber la muerte de tu madre,- tu verdadera madre-, el dolor que sentiste cuando te lo dijeron , lo que lloraste y lo que sufriste al no poder hacer nada.
Ahora en tu nuevo empleo, batallar con gente que no tiene vocación, pero que está porque se acuesta con el jefe, o porque se viste provocativamente... qué se le va a hacer?... esas tipas existen en todos lados.
Te está costando trabajo salir adelante, pero lo estás haciendo por tus propios méritos y eso hace que me enorgullezca de ti... me siento pavoreal.

Sabes que el dolor que sentí cuando naciste, es nada comparado con el dolor que me da al ver la frustración que sientes cuando creés que todos los caminos se te cierran?.
Ójala pudiera ayudarte, pero eso mi chiquitina, eso lo tienes que hacer TÚ, pero sabes que siempre, aún cuando sea enojona, grosera, malhablada, siempre, SIEMPRE estaré al lado tuyo...SIEMPRE.

No importa que no te quieras casar y me amenaces que te vas a quedar a vivir conmigo toda la vida, no importa que no quieras tener hijos, no importa que no quieras saber nada de los futbolistas... no importa nada.

Lo único que importa es que eres mi HIJA... mi KIKU... la Reina de mi CORAZÓN.



Te amo KIKU. ¡¡¡ FELICIDADES!!!




viernes, 7 de agosto de 2009

Fin.


Era la segunda vez que los reyes estaban en ese lugar mágico.
La primera vez no lo disfrutaron tanto como ahora. Solo que habían preferido no subir al mirador que estaba en ese poblado, la reina cada vez estaba más cansada y subir tantos escalones sin ayuda de nadie, eso si que era imposible para la MaLquErida, además desde abajo podían disfrutar la vista sin mucho esforzarse. Veían a los pescadores con sus redes como mariposas, parecía que estaban pescando aunque en realidad posaban para la foto, porque nunca vieron que sacaran ningún pez, y además pasaban con su sombrero para que los aldeanos les dieran una moneda, ash! así qué chiste.

Prefirieron pasear entonces por la pequeña comarca y disfrutar la vista del lago, el rey dió de comer a dos patos que se acercaron al ver que llevaban algo en las bolsas que llevaba la reina. Un pato tenía un ojo mal, no podía ver, entonces el rey Barry le daba más comida al patito enfermo que al otro.
Disfrutaron la vista, comieron algo y vieron pasar el tiempo sin más preocupación que el ver como el sombrero de la reina volaba cada que el viento soplaba sobre ellos. Reían, reían con una risa tan sana, tan tierna, parecían dos chiquillos jugando; una tratando de agarrar el sombrero y el otro regañándola porque el viento se lo tiraba a cada paso que daba la reina.

Cuánto disfrutaron ese paseo los reyes.

Después de descansar un poco, decidieron caminar por una villa pequeñita, que parecía sacada de una postal, pasearon por sus callecitas, sus iglesias, sus comercios. Compraron cosas para los príncipes, para el castillo y compraron y compraron hasta que el rey se tuvo que poner un poco serio, porque la reina hubiera podido comprar la villa completa si el rey no le pone un alto.
Ella sola acabaría con los tesoros del reino y pasarían de ser reyes a mendigos, que no méndigos.
En alguien tendría que caber la prudencia y la cordura.

Un caballero muy atento se acercó para ofrecerles pasar dos días mas con ellos, solo que tuvieron que declinar la invitación, debido a que la reina tenía cita con el oftalmólogo y no podía posponerla un día más. Al fin y al cabo, dentro de poco estrenaría unos lentes más acordes con la personalidad sofisticada de la reina, bueno no, más bien los otros que tenía ya habían pasado de moda y tenían que aumentar la graduación, en honor a la verdad.

Además el lunes tenía que levantar al príncipe Muny para cumplir sus deberes laborales, porque eso de despertarse solo nomás no se le daba y la princesa Kiku no era así que muy buena para suplir a la reina madre en sus deberes, así que había que acortar las vacaciones, digo el paseo real y regresar cuanto antes.

Antes de llegar a su destino, degustaron unos ricos manjares que consistieron en algo que la reina no supo adivinar que era, y prefirió mejor pedir una comida mas acorde con su estomaguito delicado.

Regresaron a la cabaña real y repasaron cada momento que habían pasado juntos ... y los dos quedaron de acuerdo en que esos viajes se repetirían tan pronto como pudieran.
Ya no dejarán que el tiempo se les vaya de las manos sin disfrutarse, sin estar juntos.
habían descubierto que no solo el sexo mantiene a una pareja unida.
Ellos saben que lo que los une es más fuerte que eso... saben que nacieron el uno para el otro y saben que ni la muerte los separará.

Por fin! dspués de ese pequeño pero grandioso viaje, regresarían a su nido de amor... a su castillo.

La MaLquEridA y el rey Barry saben que hay algo que los une, algo que no se puede ver, pero que se siente... es amor.


Si ya sé que es muy cursi el final, pero es mi cuento y ya... se acabó.








Y colorín colorado, este cuento por fin! ha terminado.

jueves, 6 de agosto de 2009

Parque Nacional.








Al llegar los reyes al Parque Nacional, la vista que ante ellos se presentaba era majestuosa, los ríos con aguas azules y transparentes, que a la menor provocación dejaban sentir su impetú.
Las enormes cascadas, de incontables formas, los pájaros con sus trinos fantásticos que en mucho tiempo en su reino no se escuchaban, pero sobretodo los enormes árboles que le recordaron a la querida reina Hongo a los baobabs del Principito, que se afianzaban a su pequeño planeta con unas raíces enormes que parecian suspendidas en el aire.

La gente que encontraban a su paso, era tan amable y sonriente, los mercaderes con sus gritos invitando a comprar sus artesanías, los briosos caballos con sus jinetes a cuestas luciendo su majestuosa estampa. La reina le había pedido al rey Barry que le comprara seis blusas regionales, ella era así.... sencilla, sin dejar de ser reina, las usaría para el trajín diario, sobra decir que la reina Hongo es muy hogareña y hacendosa.

Que alegría sintió al ver tantas maravillas, ella creía que solo existían en la imaginación de los juglares... ahora lo veía con sus hermosos ojos gachos y no solo estaba sorprendida, solo le repetía al Rey Barry, ¿cómo es posible que exista esta maravilla y nosotros no la hayamos conocido antes?, ójala me hubiera traído mis lentes dijo la reina, para ver bien sin perder un solo detalle.
El rey solo sonreía al verla tan feliz, hacía mucho que no la veía así y eso le alegraba el corazón.

Caminaron mucho... más de lo que la MaLquEridA estaba acostumbrada, pero de sus labios no salió una sola queja, bueno, solo cuando ya estaban cerrando las estéticas y no había tenido tiempo de retocarse su hermoso pelo cano que a fuerza de pintárselo se había convertido en una melena rubia clara ceniza.

Llegaron por fin a una Hostería, habían decidido descansar un poco. La reina no quería comer, cosa rara en ella, ya que le gustaba salir mucho a restaurantes, pero ahora estaban en lugares hermosos que no dejaban de ser extraños y eso a ella le daba miedo... miedo de comer algo que le fuera a hacer daño. Así que solo pedía comida a la que estaba acostumbrada, no vaya a ser que pase lo que en Caborca.

Llamaron a la Princesa Nueris para que fuera a cenar con ellos, aunque al fin solo decidieron tomar un poco de fruta y mucha agua de piña, bien fría como le gusta a la reina.

De regreso en su lujoso carruaje tirado por dos hermosos caballos blancos, la MaLquEridA iba oyendo su mp3, con música de su amor platónico Enrique Bunbury, rey de las Zetas. Veía pasar ante ellos las luces del reino y la Hongocha solo quería tomar fotos y más fotos, para dejar impresa la huella de su visita a ese lugar de ensueño.

Al llegar a la cabaña real, decidieron hablar por teléfono con los príncipes, ya se sabe que cuando el gato no está los ratones hacen fiesta...
Y si, los ratones habían salido a cenar y regresaron con sendas botellas de cerveza para seguir festejando el ser libres por lo menos el fin de semana, habían invitado al Príncipe Pache y al Príncipe Pogh, sobrinos de la reina a quienes no les desagradaba para nada beber un poco sin supervisión real.
La princesa Kiku había quedado a cargo del reino y pobre de áquel que se rebelara a sus órdenes.
Después de todo era digna heredera de la Reina Hongo de todas las Terquedades.

Y ahora a dormir, que falta una parte y no quiero que se me cansen.

Shhhh! hasta mañana.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Aviso Real.



Después de tanto tiempo, por fin la Reina del País de los Hongos y el Rey Barry irían de viaje.
Solo sería un viaje pequeño, ya que las actividades de la corte no les permitían ausentarse por mucho tiempo.
Así que decidieron ir al cercano reino del País de las Mariposas, en donde habita la linda y hermosa princesa Nueris, que pronto contraerá nupcias con el príncipe Muny, bueno en realidad no tan pronto, pero por lo menos ya está agendada una fecha tentativa.

Después de un pesado viaje, la Reina Hongo estaba cansada, sus piecesitos ya no podían más y decidieron llegar a hospedarse a una cabaña real que un rey amigo les había concedido.
Salieron a cenar y decidieron darse una ducha para poder descansar y empezar un nuevo día.

Hacía mucho tiempo que los reyes no tenían un descanso y lo estaban disfrutando.
Llegó un heraldo para decirles que el carruaje los esperaba para llevarlos a conocer la plaza principal del reino , se tomaron fotos y caminaron mucho, vieron variadas artesanías, por lo cual la Reina Hongo estaba más que feliz porque podía adquirir todo lo que quisiera, el rey así se lo había dicho... todo lo que quisiera.
Después fueron a conocer un volcán que es el más joven que existe. Tenían que subir un camino lleno de piedras y ceniza , pero la reina no acostumbrada a esos menesteres había preferido subir a un brioso corcel para que la llevara hasta la cima del volcán sin que sus piecesitos se mancharan de apenas el polvo del camino.
Solo que viendo al caballo en cuestión, la reina no tuvo más opción que pedirle perdón a semejante cuaco por tener que llevar a cuestas su preciosa carga, en tanto el rey Barry habría preferido ir al lado del corcel para evitar que la reina se cayera y se partiera su cabecita hermosa.
Al llegar hasta la cima del volcán, los reyes se maravillaron de lo sabia que es la naturaleza y de como los humanos están acabando con ella.
Al regresar, la reina estaba maravillada de toda la espesura del bosque que había en el camino de regreso, suponía que el aire fresco le fuera hacer daño a sus pulmones, debido a que está acostumbrada a los aires raros de su reino.
Encontró incluso a muchos súbditos que habían abandonado el reino de los hongos para ir a vivir a esa tranquilidad absoluta. Ójala ella pudiera hacer lo mismo.Al ver toda esa hermosura de reino que se abría ante sus ojos, quedó perpleja, no en balde la princesa Nueris había escogido ese lugar para vivir.
( Continuará).


Uno de los premios que le han sido otorgados a la MaLquEridA durante su ausencia, le fue concedido por Lady Saqysay, amiga frecuente de la reina y que siempre tiene a bien comentar lo que la susodicha escribe. El premio debe ser otorgado a diez personas más y fiel a su costumbre la reina Hongo ha querido concedérselo a los seres virtuales que siempre han estado con ella desde el principio y que de alguna manera han colaborado para cambiar la perspectiva de vida que ella tiene.

Los galardonados son:

El rey MauVenom
El Pirata AlmaNegra
Lady Jolie
Lord Anarkista
Su fiel paje Pancita
Su amigo y compañero de siempre Potter
Sir José que ha llegado desde el inmenso mar para ayudarla
Lady NTQVCAXYZ que siempre está
Lady Pelusa
Lord Rich...

El premio se les ha otorgado por ser siempre fieles a la Reina Hongo.

Muchas gracias a todos.






Otro galardón que le han dado a la Reina Hongo es el de Mujer con estilo, que le fué otorgado por George de la Selva, solo por escribir como escribe, gracias George, lo conservaré.





Después de todo conviene ausentarse, si al regreso lo esperan a uno con semejantes premios.
Aún me falta otro. Gracias Mrs. Hippie, lo tengo presente.

martes, 4 de agosto de 2009

Para Flor...


Supongo que al exponer tu vida en el blog, hace que de alguna manera estés expuesta a las críticas, sean de quien sean.

Has contado tu vida desde el principio, parece dura y difícil, sin embargo para ti no lo ha sido.
Siempre ha habido alguien que esté contigo, aunque no lo hayas valorado. ¡Pobre imbécil!
Te quejas de que no te quieren y sin embargo siempre están atentos de ti, de lo que necesites, de cualquier deseo que pidas y se te ocurra, no importa lo que tengan que hacer para satisfacer tus caprichos, Barry te ama y te aprovechas de ello.
Tus hijos... tus hijos, cuanto han sufrido contigo... cómo pagas eso?, ese sufrimiento que les has causado desde que están contigo?... desde que nacieron?... cómo lo pagas? si es que se puede pagar, dime... cómo?.

Deseas algo y solo es decirlo para que se te haga realidad.

Y sin embargo que haces cuando ese deseo se te ha cumplido?
Nada, no lo agradeces, solo das por hecho que lo merecías, y ya... es todo.

Hablas sobre las enfermedades que has padecido y?... alguien te puede ayudar?... no.

Te gusta que te tengan lástima, eso es lo que te gusta, por todo eso de hablar de ti y tus enfermedades continuas.

Pobre de ti F de M, si es que piensas así, que pena me das.

Dices que tu familia te apoya y qué les das tu a cambio?...
Quejas y más quejas, porque eso es lo que escribes... quejas y enfermedades, quejas y enfermedades, solo eso... nada más.

Y has venido aquí a escribir, para desahogarte de todas tus frustraciones.
Tu familia está cansada de tus quejas, entonces?... creas el blog, tu blog... lareinadelpaisdeloshongos... ja! reina... si como no.

Y hablas como tal y piensas que de verdad eres una reina, tonterías, solo eso... tonterías.

Hablas de tus hermanos, eres cobarde al hablar de ellos, porque ni siquiera saben que tienes un blog en donde haces escarnio de ellos... aunque lo que escribas sea verdad... cada vez me das más pena, F de M... más pena.

Publicaste un post en donde hablabas de tu padre muerto... solo para decir lo que había pasado... ya está muerto... para qué recordar lo que pasó?... a quién le importa?... a quién?...

Hablas del dios que para ti existe, aunque no lo admitas... ja!.... ¡qué fácil!... lo culpas de todo lo que te pasa.
Acaso no eres TÚ culpable de eso?... no te buscas TÚ tus propios problemas?... entonces no me vengas con que dios tiene la culpa, so tonta!.

Te dan premios... te has preguntado si te los mereces?... claro que no!
Das por hecho que si, como si de verdad fueras tan buena. Como alguien te dijo alguna vez, ¨no dejes que te endulcen el oído con cosas que TÚ quieres oir¨... ¨no escuches el canto de las sirenas¨.

Pobre de ti F de M... que lástima me das... Reina Hongo.



No sabes cuanto trabajo me dió escribirte esta carta, pero alguien te tiene que ubicar y esa solo puedo ser yo, no importa lo dura que sea contigo.


la MaLqueridA... tu Alter ego.

lunes, 3 de agosto de 2009

Manos atadas.




Las caídas que me ha dado la vida han sido para fortalecerme, cada que caigo es tener que levantarme una y otra vez, así sin más, con apenas una mano que se tiende para poder asirme.

Con tan solo trece años, la vida me ponía otra prueba, que si bien no era fuerte- para los que no la tenían- para mi era otra más que no sabía como enfrentar, aunque la vida me fué mostrando el camino a seguir.

Era la seguna infección de piel que tenía en la cara, tal vez si la hubiera tenido a otra edad no me hubiera afectado, pero en plena adolescencia, para mi fue una etapa difícil de superar, pero aún así salí adelante con ayuda de mi madre.

Iba en segundo año de secundaria, cuando las chiquillas queremos que los muchachos volteen a vernos.

Yo no era diferente... y me volteaban a ver... pero por la infección que tenía en la mejilla. Una infección que ya llevaba varios meses sin ceder.
Las curaciones que mi madre me hacía con agua muy caliente y sal de grano, después ponerme violeta de genciana, ¡por dios!, traía la mejilla morada, era una pena terrible. Esas curaciones no surtían efecto... mi paciencia ya estaba llegando al límite. Sobretodo porque no podía faltar a la escuela, ya que estaba en exámenes semestrales y siendo una muchacha aplicada, para mi faltar era poco menos que la muerte.

Todas las noches, mamá me hacía la curación que dije antes. Ponía antes de acostarme un lienzo blanco, limpio sobre la almohada, para saber si cuando estaba dormida me rascaba la mejilla. Habría que ponerse a temblar si descubría que me había rascado... ella tampoco podía más. Mamá me revisaba las uñas, para saber si me había rascado y ver si seguía con la infección. Los médicos habían dicho que era una enfermedad nerviosa y que mientras no se me quitaran los nervios, la infección no cedería.

Entonces opte por decirle a mamita que me amarrara las manos durante la noche. Mis hermanos se reían de mi porque me decían que parecía presa, pero para mi era la salvación. Estaba acostumbrada ya a andar con un paño en la mano, tapándome la mejilla morada, me daba mucha pena.

Y así lo hizo. Todas las noches me amarraba las muñecas con una tira de tela, pero me tenía que amarrar fuerte para que no zafara mis manecitas... así todas las noches, durante largos meses, hasta que la infección cedió.

Por fin sería libre.

Por fin andaría libre, sin nada de paños en las manos, con mis muñecas moradas de tanto dormir con las manos juntas, pero sin atar.

Tal vez por eso, ahora cuando duermo, no cambio de posición... así como me duermo, así me levanto, no me muevo durante la noche.

Aprendí a dormir con las manos atadas... las manos porque mis sueños eran libres...mis sueños... son libres.

Puedo dormir sabiendo que ya nunca me atarán las manos para dormir... ya no.

Las cicatrices casi imperceptibles quedaron en mi cara y en mi recuerdo... pero ya lo he superado...
aunque no me gusten mis manos regordetas... pero... ya no las ato más...

Fui musa del Cantor de poemas alucinantes.

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.
Es beso de agua
y luz de ciegos
en el desierto diario.
La leo y me leo.
La leo y la siento.
La leo y la quiero.
Vamos de la mano
desconocidos
y alejados
por los caminos
rotos y astillados
de la vida cansada
y del tiempo huraño.
Refunfuñamos por todo
y hasta en el infierno
tienen miedo
de que un día aciago
lleguen nuestros pasos.
Chocamos con mil horas
arañamos las rutinas
odiamos la compasión
nos dan risa los ángeles
y mucha pena los diablos.
Nos cansa todo
y más que nada
el resto de los humanos.
A veces herviríamos
a los que nos rodean
y otras daríamos la vida
por hacer reír a un chavo.
La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.


Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.