Páginas

lunes, 29 de junio de 2020

En tu mirada


Cuando abro los ojos después de una siesta a cualquier hora del día, tus ojos me miran azarosos.
-¿Por qué me miras tanto?- pregunto acomodándome el pelo.
Siento que con tu mirada atraviesas con descaro los dominios de mi alma rota. Cohíbes mis sueños deteniéndolos abruptamente ante la persecución de las interrogantes intrínsecas de tu memoria.

-¿Por qué me miras así?

Abro los míos al sentir el peso de tu mirada.

-No me veas- digo apenada. 
-No me veas- susurro quitando el oropel de mis sueños sin estilo. Temo que un día te quedes engarzado a ellos para no irte jamás enmarañado en las caracolas invisibles del pelo que te enamoró

No me mires más Enriqu... digo, Barry.










16 comentarios:

  1. Confundirse no es grave, despiertas de la siesta y alguien está contigo

    Un abrazo, y por un bonito día para ti

    ResponderEliminar
  2. Esa mirada inquisitiva que te hace decir lo que no es.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. eso es lo malo de estar entre el sueño y la realidad: uno habla y se dirige a quien no es.

    no os preocupéis, la comprensión y el amor lo superan todo.

    un beso.

    ResponderEliminar
  4. Jaajajja, así que Enriqu... Barry, jajajjaaj

    Eres muy graciosa.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. ¡Deja que se enmarañen los dos! jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Genio y figura hasta para terminar las entradas.
      Un abrazo, chamaca.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. jejeje, la primavera la sangre altera :-) y a ti esas miradas te hacen confundirte :-) Muy bonitooooooo sentir esa mirada y que te revuelva el alma es señal de qeu aun estás muy viva y sientes el placer de esa mirada.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  8. Yo te miraría..
    Besos y espero que estés bien. Cuídate, preciosa.

    ResponderEliminar
  9. Te mira porque has estado hablando en sueños!!!

    Saludillos ;)

    ResponderEliminar
  10. No lo sé, pero si duermes y hablas en sueños balbuceando el nombre Enrique, hasta yo te miraría. Y raro jaja

    Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Qué bonito post. Deja que te siga viendo. :) <3 Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. ¡Ay, Malque! No he tenido problemas de miradas ni de cambio de nombre, por lo que te admiro.
    Y hoy es tiempo de cuidarse.
    Sinceramente.



    ResponderEliminar
  13. Quien pudiera tener 1/5 del estilo de Bunbury.
    Aunque, con un 1/8 también me conformo...

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  14. Hola hermosa, jajaja que bonita confusión, cualquiera quisiera ser vista con esos ojos de nuestro Enrique jaja, eres un primor.
    Te mando un gran abrazo con beso incluido ( aunque te choque jeje )

    ResponderEliminar
  15. La importancia de las maridas cuando las palabras brotan mudas. Un abrazo.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales