Páginas

viernes, 22 de julio de 2016

Hojarasca

Imaginar
de ti lo perfecto.
Soberbia candidez
reflujo de amor.

Somos fuertes
en la soledad de los océanos.
Existencias atrapadas
en los párpados...

Amantes
que
nunca
fuimos
dime quién te escribe poemas
en la oscuridad de la noche.

Letras ignoradas,
versos desfigurados sin son ni rima
para toda ocasión.

Olvidar,
nada tiene remedio.

Ser diferentes en la igualdad,
nunca seremos
porque ya fuimos.

Soy tu propio defecto.

Por muy lejano que parezca,
ser tu virtud.

Madrugadas de Abril,
marejada
en luna llena.

Silencio
porque
te quiero.

¿Qué pasa después de un Sí?
¿Algún día habrá respuestas
o es todo lo que hubo
y
lo demás no fue?

No queda más por guardar
que tu sonrisa
y
una mirada de soslayo.


















19 comentarios:

  1. Escribir en verso te facilita las ideas. Todo fluye en su justa medida. Se ordena el caos. Por lo demás, hay elegancia y discreción. Juegas con lo ambiguo, con lo misterioso. Y aun así, te entiendo mejor (o por lo menos lo intento). O tú eres la rara o lo soy yo, o ambos, o no sé jaja Buen texto.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Emociona comprobar que en tus palabras siempre hay belleza, Malque.
    Me gusta.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Eres pura poesía.
    Y se nota.
    Todo lo que tocas lo conviertes en magia.

    Besos admirados.

    ResponderEliminar
  4. Deslumbras.
    Y aquí te esperamos,sin prisas.
    Nada más.
    Bueno sí,un beso.

    ResponderEliminar
  5. Tu alma vuela y tu corazón late...
    Un espíritu libre
    al que nadie, ni nada... ata, ni somete.
    Ni tu cuerpo...

    Un beso y un cálido abrazo!

    :)

    ResponderEliminar
  6. El que vale, vale. Lo mismo para un roto que para un descosido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Muy hermosa la poesía, esta llena de sensibilidad y mucho amor.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Siempre he pensado que proclamar la igualdad en las personas es un gran error asentado en la sociedad. No todos somos iguales, e igualdad significa que no todos somos iguales sin ningún temor y dentro de esa igualdad o diferencia, tú eres única, con tu carácter entero, con ese algo que eres la admiración de todos cuantos te leemos, tanto prosa como poesía, y la mía es grande.La admiración.
    Bellísima poesía.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Amantes ignorados, destinados a ser, pero frustrados en su encuentro... Es una muy buena imagen de la vida misma.

    Espero que sigas bien, nos leemos!

    J.

    ResponderEliminar
  10. te leo y se me viene a la mente la frase: "todo es sospechoso" porque anhelamos lo ideal pero al final el resultado final es una quimera.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Menuda sorpresa. Me has dejado boquiabierta. Eres buenísima en todo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Te meciste versos, y ya guardas y te llevas lo mejor de su esencia...
    esa sonrisa.
    :)

    Besos, carnalita linda.

    ResponderEliminar
  13. Ohhh, qué bonito. Ya se intuía en tu prosa que también eras poeta.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho que escribas poesía... No te pido que lo hagas más seguido, porque entonces no lo harías, por tu rebeldía característica, jajaja. Pero Ojalá!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Qué bonito es, Malque.
    Qué bonito.

    Un beso, con mucho cariño.
    :)

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje