Páginas

lunes, 21 de septiembre de 2015

Tantos porqués, un Te quiero y mil silencios groseros

Porque mi dignidad ha sido pisoteada y sin más, la sacudo, le doy brillo con la manga y sigo. Porque nadie puede hablar de la dignidad de otra persona aún sabiendo lo que la orilló a perderla. Porque ayer Marco y la Lupa me hicieron muy feliz al pensar en mi y sin ninguna intención de su parte me consiguieron medicina para casi un año. ¿Se imaginan no preocuparse por la medicación carísima durante un año? Mejor aún, no quisieron recibir remuneración alguna. Nunca como ayer me sentí orgullosa de que formaran parte de mi familia. Son buenas personas aunque en ocasiones me den ganas de retorcerles el pescuezo. Normal en toda familia. Porque supe lo que Barry puede llegar a hacer por mi. Porque sigo siendo antisocial. Porque nací en la época equivocada. Porque no encuentro mi lugar en el mundo. Porque cuando voy a la casa de mis hijos me hacen sentir bien pero a la hora ya me quiero regresar a este rincón que Barry construyó para mi. Porque este es el sitio al que pertenezco. Porque para ser feliz no tengo que andarlo gritando. Porque la vida sigue. Porque no tengo derecho a importunar a mis amigos por mail cuando algo grave me sucede. Porque no soy lo que quieren que sea pero soy lo que quiero ser. Porque me has hecho inolvidable. Porque a pesar de que no me gusta nada, me gusta casi todo. Porque el No significa mi grado de vulnerabilidad. Porque Te quiero y siempre te querré. Porque mis silencios son groseros. Porque prefiero quedarme callada antes que decir mis acostumbradas estupideces. Porque hoy no quise poner señal de advertencia. Porque soy mi peor enemiga. Porque sigo sin querer que la gente me vea. Porque ser positiva no siempre se anuncia con una sonrisa. Porque los mejores poemas están escritos para la tristeza. Porque soy un mosco zumbón revoloteando alrededor de tu cabeza. Porque la fidelidad no se vende en las esquinas. Porque me quiero ir pero no tengo valor. Porque todos quieren empezar bien el lunes pero yo sólo quiero seguir. Porque para empezar bien, puede serlo un viernes. Porque no me gusta que me lean depresiva. Porque la MaLquEridA no tiene nada de Flor de María. Porque Flor de María no deja de ser una niña asustada y por eso se esconde en la oscuridad. Porque todas las madrugadas echo una botella al mar que nunca sé si llega a su destino. Porque las mentiras piadosas hoy tienen un fin benéfico.Porque es mi estado natural. Porque hoy más que nunca quiero que ya sea mañana. Porque hoy más que nunca escribo con el alma pendiente de un hilo. Porque digan lo que digan sin ti no puedo vivir. Porque ahuyento a la gente. Porque hoy escribo lo que quiero.y no pido perdón por ello ¿Por qué no tengo valor? Porque el pasado me humilla pero el presente me dignifica. Porque hoy no estoy para nadie. Porque a pesar de todo, digan lo que digan, la vida es mejor cuando se empieza a morir. Asumo las consecuencias. 















Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales