Páginas

viernes, 12 de septiembre de 2014

Pavarotti vive en el quinto piso

De este lado de la ciudad los aviones pasan muy bajito. Se escuchan sirenas de ambulancia. ¿Habrá ocurrido un accidente o hay un hospital cerca? No conozco mucho por aquí, igual no me pierdo. Los silencios en este sitio son muy diferentes a los de mi casa. Mi casa. Extraño mi casita, mis perros, a Calixto, al pez. Te extraño. De este lado de la ciudad hay mucha gente nice. Otra forma de vivir. Ladrido lejano. Es un perro de color blanco -creo- con una mancha negra, sólo una. El tono de su ladrido me dice que es grande. A lo lejos le responde otro. Imagino es un salchicha café. Extraño mi cama, ¿ya lo dije? Un avión surca los aires, diría un lugar común. La Bella estuvo a punto de borrar un madral de posts pero me di cuenta a tiempo. Mi corazón latió como si fuera caballo desbocado. Esa niña está rebasando mi sabiduría senil, en menos que lo cuento aprendió a manejar el iPad mejor que yo. Que no lo sepa su mamá porque arderá Troya. En esta ciudad "los renglones torcidos" somos invisibles para lo demás. Barry y su peculiar forma de amarme.¡Cuanto calor! Gotas de lavanda en mi almohada. ¿Qué estará pasando afuera? ¡Uuuuuuiiiii! Otro avión rompe el silencio. Tengo sentimientos encontrados. Si no fuera porque sé que Pavarotti está muerto diría que vive en el quinto piso de este lugar al que no pertenezco. Mañana será. Noche de perros. Desde aquí puedo ver la ventana donde se asoma la chica sordomuda. No imagino un mundo en sempiterno silencio. No podría -llegado el caso si así fuera- trastornar la vida de Laura, no sería justo. Otro avión ¡Dios! Hace mucho que no salgo a pasear, mañana lo disfrutaré. En esta vida sólo hay dos personas que pueden reírse de mi tembladera: la Bella y yo, los demás probarán mi furia. Igual les vale madre pero así es y haganle como quieran. Sirenas de ambulancia. Perfume de azahar para dormir tranquila. ¿Otro avión? La verdad es que han pasado más pero no lo escribo porque han sido demasiados. El post de los aviones. Sin embargo siguen pasando. ¿Qué estará haciendo Barry? ¡Estúpida de mi! Después de tanto tiempo vengo a darme cuenta de como escribir los acentos en el iPad, ¡vaya conmigo! Ya no debo decir majaderías, Natalia ha comenzado a repetirlas. Se oye muy graciosa pero nah! las Bellas no dicen groserías, yo soy la excepción. Dice el psicólogo que las mujeres no somos rencorosas sólo es que almacenamos mucha información. Tengo una extraña aversión por los poetas que escriben para otras musas. Un tequilita y sueltas toda la sopa. ¡Suerte te dé Dios! En mi celular existe un contacto llamado la MaLquEridA. Tantos años de marquesa y no saber mover el abanico. Quiero ir al baño pero estoy en casa ajena, ¡Joder! Y así fue como dio por terminada una amistad que nunca existió. Utopías baratas de alguien necesitada de cariño. ¿Otro avión? ¡Quiero ir al baño! ¿Me leerás de nuevo? Mañana iremos a comprar libros y perfumes y cremas y... de amor nadie se muere, fue triste saberlo. ¿Y si yo soy la primera? ¿Eh? ¡Awww quiero ir al baño!

18 comentarios:

  1. Be all bañooooo..el blog puedee esperaaar ha ha ha.. es bromaaa

    ResponderEliminar
  2. Las bellas no decís groserías. Son oídos sucios que las malinterpretan.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Cuando uno tiene ganas de ir al baño todo lo demás pasa a un segundo plano. Un besote.

    ResponderEliminar
  4. Primero la tripa, despues el blog

    Besos

    ResponderEliminar
  5. Bueno de amor nadie se muere mientras está uno vivo.

    Sino no se que decirte...
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Como para este momento no hayas ido ya al baño te habrás meado viva! :)
    No se donde te has metido, pero en casita se está mas agusto, a que si... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. Donde estás?????Me encantó lo de los acentos en el ipad, yo tampoco lograba acertar a ponerlos. Hasta que mi hija por décima vez me lo explicó.
    salud y saludos

    ResponderEliminar
  8. Qu alguien te diga dónde está el baño, ¡por dios! Y esos aviones, ¿no pueden poner un silenciador? Pero Malque ¿dónde estás metida? Espero que vuelvas a tu casa pronto.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Tantos aviones están haciendo estragos... Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. este pirata nunca se ha sentido cómodo pasando la noche en casa ajena. termino sintiendo como que he perdido una gran cantidad de tiempo estando en un lugar extraño cuando bien podría estar haciendo lo que me de la gana en mi propia casa.

    besos.

    ResponderEliminar
  11. Anda Malquerida, y bien acostumbrados que deben de estar ya en esa casa por los aviones, porque vaya que han pasado varios (mas los que no nos dijiste), en lo que ha durado tu relato, si asi vive la gente nice ¡ichi!
    Van apapachos ;-)

    ResponderEliminar
  12. ¿Dónde está ese excusado, pordior?

    ResponderEliminar
  13. ¡Vaya con los poetas que escriben a la carta!.

    "Después de tanto tiempo vengo a darme cuenta de como escribir los acentos en el iPad, ¡vaya conmigo!". ¡Pues ahora solo te fata saber que los acentos no se escriben!. Con perdón. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  14. Muy bello de arriba abajo lo que has escrito.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Con qué facilidad se pierde uno de cosas, casos, olvidos, vidas y ganas de orinar, y así nomás, de todo lo demás...

    Un abrazo

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje