Páginas

viernes, 19 de septiembre de 2014

¡Ding dong!

La última vez que estuve despierta a estas horas de la madrugada, alguien tocó el timbre de mi casa. ¿Quién osa tocar a esas horas de dios? Abrí la ventana de arriba y pregunté quién era. Asomé la cabeza y pude ver a un tipo joven vestido con bermudas, playera y tenis. Al escuchar mi voz el sujeto por inercia volteó hacía mi. Al darse cuenta que le estaba viendo la cara se agacha caminando rápidamente a la salida de mi calle diciendo algo que no entendí. Sin medir las consecuencias Barry salió tras él pero no pudo ver que rumbo tomó. Lo que si vio fue a una mujer que paseaba a su perro. ¿A las tres de la mañana? ¿Quién pasea a su perro a esa hora y menos siendo mujer? En este país andar a esas horas en la calle es un suicidio. Al ver a la tipa, Barry le preguntó si había visto a un muchacho vestido tal y tal. Ella dijo que no -obvio- muy quitada de la pena. Tuvo incluso el descaro de pedirle dinero pero este la mandó al carajo. Al verla tan tranquila él sospechó que era cómplice del ladrón, (a esas alturas sabíamos que era tal por su actitud, tampoco era complicado suponerlo). Mientras Barry averiguaba, yo estaba encerrada en mi casa bajando a todos los ángeles del cielo, criaturas celestiales y ánimas benditas para que lo protegieran. Pensaba -¡Maldita imaginación!- en esos instantes tantas cosas feas debido a la tensión del momento y a mi estupidez de no haber detenido a Barry para que no se expusiera al peligro. Cuando apareció sano y salvo, pasó un coche gris conducido por una mujer. ¿Qué hace una mujer manejando sola a esas horas de la madrugada? En otros lugares puede resultar de lo más normal pero aquí no. Esa noche todo fue sospechoso. Unos minutos después el auto pasó de regreso. La mujer ni siquiera volteó a mirarnos. ¿Por qué no si llamábamos la atención por como estábamos? ¡Exacto amiguitos! Quería pasar desapercibida. Dedujimos ya muy guardaditos en nuestra casa que esos tres "trabajaban" juntos de malhechores. No hay más explicación. No es que veamos muchas películas policiacas, viviendo en Mexico uno se vuelve experto en tales menesteres. Fácil: uno toca para asegurarse que la casa esté vacía. Su cómplice -en este caso la mujer con el perro- vigila y la mujer del auto es la que además de vigilar los alrededores conduce el vehículo que servirá para llevarse lo robado. Así funcionan. Lo sabemos porque no es la primera vez que pasa. Apenas amaneció, Barry habló con unos cuantos vecinos y los puso en alerta. En este país tenemos que cuidarnos entre nosotros ante la nulidad de la policía para hacerlo. Así fue amiguitos como se los cuento. De cómo mi Vecino El Asesino y sus compinches agarraron a un ladrón y de como sufrí al pensar en la pobre madre del mozalbete les contaré otro día. Después de eso siento que quiero a los chamanes y bendigo la manía que tienen de no dormir ya que gracias a ello atraparon a una rata peligrosa.

33 comentarios:

  1. Que susto debiste haber pasado!!!! Gracias a Dios estas bien. Gracias por compartir tu escalofriante historia. Buen dia!!!

    ResponderEliminar
  2. A mi me preocupa que Barry salga así a la calle, el tendría todas las de perder enfrentándose a varios delincuentes que es mas que probable que fueran armados, no le dejes salir Malque... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  3. Hay dos tipos de ladrones: los que te asaltan a domicilio y los que cuentan con agencias bancarias para que lleves tu plata.

    ResponderEliminar
  4. Parece historia de por aqui,suerte no paso nada grave,abrazos y cuidate.

    ResponderEliminar
  5. Hay que tener mucho cuidado por que normalmente no andan desarmados esos tipos.

    ResponderEliminar
  6. Los triste del caso es que lo ocurrido no parece ser fruto de la imaginación de Agatha Malquie.
    Nos dejas en ascuas esperando lo que nos vas a contar otro día.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Fijo que estaban compinchados.
    Malditos sean.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. parece que en todos lados "se cuecen habas"
    (es de temer)
    saludos

    ResponderEliminar
  9. Por suerte nada os pasó,
    Al parecer trabajan en equipo, qué peligro.
    Besos, buen finde amiga

    ResponderEliminar
  10. Sigue Votando por el PRI........jajajajajajajajajajaja

    ResponderEliminar
  11. Qué susto a mi me da algo y más Barry salir así a pecho descubierto, le podían haber hecho cualquier fechoría, por suerte estáis salvos, pero la próxima le atas a la pata de un sillón... por si acaso.
    Besosss

    ResponderEliminar
  12. Uf, a nosotros varias veces se había metido a robar a nuestro negocio... mi padre les metió una zurra con su pistola y no volvieron a hacerlo.

    ¡Qué pinche miedo! Uno nunca sabe lo que puede pasar en situaciones como esas, y ni los chamanes, los ángeles y las maldiciones purépechas bastan para aplacarnos el drama.

    Saludos, Malque.

    ResponderEliminar
  13. Ufff que susto... El peligro y los ladrones estan en todos sitios por lo que veo

    Feliz fin de semana
    Un beso
    Isa

    ResponderEliminar
  14. barry ha tenido mucha suerte en andar tras la pista de un sospechoso pues, ellos ya han previsto todas las situaciones y cuando el asunto se pone muy diferente a la que ellos esperaban, tiran a matar para que no haya ningún testigo de sus fechorías.
    a tener mucho cuidado en el futuro.

    besos.

    ResponderEliminar
  15. Caray Malque! a ewsta siemrpre con el ojo atento!! que buen susto te debiste llevar!

    ResponderEliminar
  16. Acá en mi barrio a cada rato tocan en las casas para pedir dinero porque según ha fallecido una persona, sólo una vez cooperé porque ví a mi vecino darle dinero la señora y sé que la conoce, en verdad no creo que haya sido un timo, sería no tener corazón para decir que se le murió su bebé, :(

    Fuera de eso, lo que hacemos es de plano ya no abrir la puerta, a nadie.

    ResponderEliminar
  17. Ay, qué miedo me da sólo de leerlo... Lo más triste es terminar acostumbrándose a que pasen esas cosas.

    Ya nos contarás el desenlace de la historia, que me has dejado en ascuas. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  18. justo ayer estaba en junta de vecinos.... esas juntas se hacian cada año creo para partir rosca de reyes o un pastel pero no para hablar de cosas de seguridad alarmas, asaltos a mano armada y etc...

    :( que mal estamos
    la verdad es que yo ni timbre tengo si me conocen tendran que gritarme de alguna forma
    a la oscuridad le tengo menos miedo que a la gente en la calle
    común y corriente
    es la realidad

    :(

    ResponderEliminar
  19. no manches que pedo...lo bueno es que se pusieron buzos caperuzos....

    ResponderEliminar
  20. Se salvaron, Barry es muy valiente!!! es bueno alertar a los vecinos.
    besos

    ResponderEliminar
  21. Muy valientes Barry y tú... Yo moriría de miedo. Y más sabiendo que la policía poco colabora...

    Supongo que uno aprende a vivir según las circunstancias...

    Muchos besos

    ResponderEliminar
  22. Cuando el estado no funciona, lo mejor es dejarlo de lado, sólo nosotros mismos podemos defendernos.

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  23. Que suerte que no paso nada! Bien por el alerta!

    ResponderEliminar
  24. Qué miedo... "delincuentes trabajando" uf!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  25. Ya bes ke de algo sirven tus desvelos..suerte no se expongan chao

    ResponderEliminar
  26. Tal vez saco al perro a que haga sus necedades, la del auto buscaba al muchaco y el muchacho huia de la del perro, porque todas las cosas interesantes siempre suceden a las tres de la mañana, donde el sueño es mas intenso.

    Besos

    ResponderEliminar
  27. Y que hacias tu y Barry despiertos a las tres de la madrugada???

    ResponderEliminar
  28. Hay que salir con una buena tranca, para darle a los cacos en la mollera. Joder das para escribir una novela pero de varios tomos. Yo a las tres de la madrugada, todavía ando por ahí haciendo el mono.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  29. Opino como Genin, no lo dejes salir que le puede pasar cualquier cosa
    Bss y quedaros en casa.

    ResponderEliminar
  30. Híjole Malque de la que se salvaron. Me gusto mucho volver a leerte. Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Imaginé cada momento, no puede ser que Barry haya salido. Ojalá que no vuelva a suceder y que Barry no se exponga y por consiguiente tu. Un abrazo Florecita.

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje