Páginas

domingo, 6 de abril de 2014

Inevitable

Cada año sucede lo mismo, el cambio de horario me afecta, me afecta, me afecta. Tic tac tic tac tic tac. Las horas se han vuelto locas de tanto manipularlas. Es inevitable, el cambio de horario me afecta me afecta me afecta. Tic tac tic tac tic... tac... ¿A quien le gustan los cupcakes? A mi no, tampoco las galletitas acompañadas de un cafe. Tic tac... Hay gente que llora con algunas canciones, yo tampoco, tic... ni siquiera lloro con libros tristes e incomprensibles, tac... Las horas se han vuelto locas subidas en el reloj del destiempo, tic... El hombre juega a ser dios moviendo a su antojo las horas y yo sigo igual, un paso atrás, un paso delante... tac. Corazones arrinconado en la habitación del si y el no. Las horas locas serán encerradas en el manicomio de un reloj sin manecillas y nunca mas volverán a mover el tiempo. El tic sin el tac.

33 comentarios:

  1. Aquí nos tienen una hora fuera de sitio desde que Franco quiso poner el mismo huso horario que Hitler y Mussolini.
    Imagínate que país es este...
    Tendríamos que tener la misma hora que Gran Bretaña y Portugal.
    Pues no.
    Y además cuando la cambian, para en teoría ahorrar energía, te puedes imaginar el destrozo mental colectivo.
    No sé.... la gente inteligente supongo que se dedica a otras cosas y los más sinvergüenzas a gobernar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡¿Cómo que no te gusta el café con galletitas?! Si el de grano y el verde hacen que las aburridas barras de coco se tornen un manjar de dioses...

    ResponderEliminar
  3. A mi me afecta, me afecta, y mas de lo normal, me gustaría abrazar la cama y llevarla puesta toda la mañana, es imposible...así que me pongo de mal humor.
    duerme todo lo que puedas.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que lo que quieren es tenernos débiles mentalmente, como en un eterno jet-lag, para que no nos enteremos de nada. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Andamos por ahí como bobos insomnes... UN abrazo.

    ResponderEliminar
  6. "el tic sin el tac"... no por favor, ni se te ocurra!!!

    preferible soportar el "destiempo"...

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  7. Prueba a ver que sucede si te acuestas a la hora antigua, es lo que yo hago :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. A mi también me desestabiliza, todo el cuerpo y la mente se altera...Detesto los cambios de horarios. En mi país, en los próximos días comenzamos con el horario de otoño/invierno.
    Un abrazo y besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues a mi no meafect.zzzzz q? Q decía? Hola yo si lloró por todo pero es por zzzzzz y luego pues el calor no manches! Que? Q digo ? Si, q no me afecta.. Jaa jaaaaas *se muere*

    ResponderEliminar
  10. alguien dijo que el cambio de hora es el jet lag de los modestos!!!

    ResponderEliminar
  11. jaja... ay malque. creo que yo ya me resigné aunque esos sobresaltos de no saber a bien que hora es cuando ya se te ha hecho tarde aunque apenas veas amanecer

    ResponderEliminar
  12. tic tac... a mí me parece que a cualquiera le afecta el cambio de horario eh! Aquí nunca hemos tenido eso, pero entiendo!
    Un beso y a adaptarnos mi reina!

    ResponderEliminar
  13. Cada año igual, siempre sucede lo mismo: Reloj detén tu camino... como el bolero. Y te afecta y me afecta. Es el reloj que marca las horas, tic, tac, tic... y nos desbarata. Vale, y ahora viene la pregunta: ¿las galletitas de café son las mismas que las pastas de té? Me chiflan las pastas de té. Beso grande.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si pero no me gustan, soy silvestre lo prefiero con un bolillo, ¿Que le voy a hacer? Lo nice nice no es lo mío.

      Beso.

      Eliminar
  14. A mi también me caga, anoche eran las 2 y yo todavia no podía dormirme...
    hoy llego a tarde a la oficina porque me desperté a las 9, cuando hace unos días eran las 8. Mierda!!!!!!!!!
    Y mientras tic tac, tic tac y a acomodar el horario biologico.
    Abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
  15. Por aca las autoridades nos quieren y por eso nunca han jugado con el reloj a pesar que en verano debian hacerlo pensando en el calentamiento global.

    Tic tac besos tic tac

    ResponderEliminar
  16. Aquí no ocurre lo del cambio de horario hace años. Y creo que es mejor, aunque claro, ahora el sol sale mas tarde y anochece mas temprano, pero yo me acostumbro rápido, espero tu también! Abrazote con besote para ti!

    ResponderEliminar
  17. Las horas se hacen interminables, tic, tac, tic, tac.
    Besitos, buena semana amiga

    ResponderEliminar
  18. Eso de "las horas locas serán encerradas en el manicomio de un reloj sin manecillas y nunca mas volverán a mover el tiempo" me ha parecido genial. Qué imaginación tienes.
    Por cierto que yo debo tener la misma sensibilidad que una cerda de cría. Apenas me afectan los cambios de horario. Me acostumbro enseguida.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo Macondo, la frase de Malquerida es absolutamente genial, pero lo de la sensibilidad de cerda de cría a mí me ha hecho llorar de risa. :P
      Besazo

      Eliminar
  19. Aqui no cambian la hora aún y el otoño se robó el amanecer que no llega hasta las 8...de todas formas prefiero las horas de luz a la tarde para alargar el día.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  20. A mi el cambio de horario me enoja,pero el café con galletitas me encanta!!! abrazotes

    ResponderEliminar
  21. Reloj no marques las horas
    porque voy a enloquecer
    ella se irá para siempre
    cuando amanezca otra vez
    Los hombres juegan a ser dios moviendo el tic-tac del rejoj y no se dan cuenta que mueven sólo un artefacto, el reloj de la vida no cambia de hora.
    Un beso malque

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Hombre juega a... supongo que querías decir.

      Eliminar
    2. Es un tiqui taca del toma y daca en un tictac.

      Eliminar
  22. Genial, me encantó, Malque. Ay, pobres relojes, tan serios y puntuales como son, y trabajando sin descanso para que la Humanidad no se pierda en el conteo de las horas. Deben sentirse ultrajados cuando les cambian las manecillas. Yo los cambios de horario sólo me descolocan el primer día, después me olvido de la hora anterior. Amanece más tarde, pero anochece también más tarde, y eso se agradece :-). Besos, Flor.

    ResponderEliminar
  23. Odio esto del cambio de hora. Aqui oscurece más tarde. Un locura!!

    ;O)

    ResponderEliminar
  24. ya veo que el corazón es uno de los órganos más débiles que hay. les afecta desde el amor hasta el tic tac del reloj, je.

    besos.

    ResponderEliminar
  25. Te comprendo, todos andamos con los ojos así: - -
    Es que se "ahorra tantísima energía electrica, que nos llegará baratito regalado el próximo recibo" ya verás, juar, juar.

    ResponderEliminar
  26. Hora más, hora menos…Donde vivo es el pan nuestro de cada día y esperamos que alguna vez cambie..
    Abrazo

    ResponderEliminar
  27. Deja tu el cambio, lo hacen en Domingo cuando ya de por si ese día es lo "pior"

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje