Páginas

viernes, 11 de octubre de 2013

Un poco tontita





Cuando compré a Gerome Stravinsky alias Cabito (mi pez beta) pensaba que si adquiría uno cada que se muriera el de turno les ayudaría -a los peces- a que ya no los sacaran de su hábitat para comercializar con ellos pero no pensaba que si más compraba -por mucho que les diera buena vida- iban a seguir vendiéndolos, entonces comprendí lo de la oferta y la demanda. No es que antes no la entendiera sino que no la había aplicado en cuestión pez beta. La verdad es que los genios también tenemos lapsus estupidus, no todo es ser inteligente jaja.

Entonces...

me di tres topes en la pared además de tres cachetadas guajoloteras y me dije a mi misma que era bastante estúpida porque es obvio que si no compramos peces ya no los van a vender. Y si no los venden pues no los sacan de su lugar de origen y la gente tendrá que dedicarse a otra cosa.

Y fue que prometí que cuando mi hermoso Cabito se vaya al cielo de los peces beta ya no compraré ni uno más aunque me duela en el alma verlos con sus ojitos saltones pidiendo que los saque de esa pecera fea en las que los tienen en el mercado. 

Puede parecer insignificante querer que ya no vendan peces pero es que a mi no me gustaría que me trajeran de un lado para otro para ver quien me compra.

Eso si es muy requetefeo.














23 comentarios:

  1. No sé yo si los pobres peces saben lo que les está pasando en cada momento, no creo, pero sí son animales a los que menos daño se hacen,porque sólo les cambian de sitio pero siguen manteniéndolos y dándoles de comer.... imáginate la cantidad de especies de animales que hay en peligro de extinción y algunas lo están porque hay quién le gusta adornar su casa con ellos y pagan muy bien por conseguirlo.

    Tu sensibilidad dice mucho de tí, pero así también se sufre más.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  2. A mi tampoco me gustaría.
    Besos, buen finde

    ResponderEliminar
  3. Tampoco compro peces,es lo mejor. Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Bueno a nadie le gusta sentirse comprado, es normal.

    Besos para ti.

    ResponderEliminar
  5. No tendría que haber tiendas de animales, eso siempre lo he pensado...

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. Nunca habia lo habia pensado en los peces, en perros, gatos si
    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que si, como yo, nadie los comprara, nadie los vendería :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. hay sentimientos encontrados cuando uno saca de su hábitat natural a un animal para tenerlo junto a uno. uno nunca está seguro si es lo mejor para el animal.

    besos.

    ResponderEliminar
  9. Realmente, considero que nadie debería ni quiere ser tampoco transportado de acá para allá.

    Aunque sea particular, es genial tu acción Malque querida. Yo apoyo eso. :)

    ¡Abrazo para vos!

    ResponderEliminar
  10. Bella, no soy partidario de que enjaulen los pájaros, o que se saquen de su hábitat animales, para tenerlos como extrañas mascotas, el caso de quienes tienen en su casas tortugas. Cuando veo las aves enrejadas, me da una opresión, como si el prisionero fuera yo.Por eso el día que lesa abrí las jaulas, a los pájaros recién comprados, en el patio de un amigo, sentí, que también me liberaba. Quizaás, si él lee este comentario, va a saber al fin quién fue el que le abrió las jaulas a sus pájaros, y le causo un hondo malestar, porque le habían costado un ojo de la cara. UN abrazo desde mis afectos. Carlos

    ResponderEliminar
  11. Mi hija tuvo dos... Uno que duró un año y otro dos meses, el último "El Fausto" se suicidó un día, por exceso de azul de metileno... todavía no superamos el trauma homicida. Juramos nunca jamás volver a comprar peces... Y sin embargo, como no quieres que nos traigan para vendernos, nos traen y nos compran más barato que a los pececitos.
    Besos!

    ResponderEliminar
  12. Exacto.
    Si no hay demanda dejarán a los peces en paz.

    Bien hecho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Invitación - E
    Soy brasileño.
    Pasei acá leendo , y visitando su blog.
    También tengo un, sólo que mucho más simple.
    Estoy invitando a visitarme, y si es posible seguir juntos por ellos y con ellos. Siempre me gustó escribir, exponer y compartir mis ideas con las personas, independientemente de su clase Social, Creed Religiosa, Orientación Sexual, o la Etnicidad.
    A mí, lo que es nuestro interés el intercambio de ideas, y, pensamientos.
    Estoy ahí en mi Simpleton espacio, esperando.
    Y yo ya estoy siguiendo tu blog.
    Fortaleza, la Paz, Amistad y felicidad
    para ti, un abrazo desde Brasil.
    www.josemariacosta.com

    ResponderEliminar
  14. Me gustò mucho. Tus textos tienen un trasfondo tierno que me deja una sonrisa en la boca.

    Me llevo: "lapsus estupidus" ya que cuando me pasa eso voy a saber como llamarlo científicamente.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  15. Triste ley esa de ofertar lo que se demanda y que esta sea la vida de un ser en cautiverio

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Cada animal en su hábitat, así debería ser.
    Besos.

    ResponderEliminar
  17. MaLque, los animales no domésticos, y un pez beta no lo es, están siempre mejor en su medio natural, pero ya que lo as comprado tienes la obligación de darle una buena vida.

    Un consejo, nunca tengas un pez en un recipiente pequeño y redondo, le obligaras a nadar siempre en círculos y eso con el tiempo ara que se le deforme la espina y muera antes de tiempo, mucho mejor un pequeño acuario cuadrado.

    Un beso de tu gachupín.

    ResponderEliminar
  18. pienso lo mismo, de las aves por ejemplo. :( esas pobres guacamayas y tucanes...snif, pobres

    ResponderEliminar
  19. Es tan cierto Malque, debe ser horrible estar ahí esperando a que alguien te compre, y ni hablar cuando las peceras son pequeñitas. ¿Lo entenderán los peces? Espero que no. Nunca tuve, tampoco tortugas ( no sé qué tendrán que ver las tortugas acá, pero me acordé) pero me parecen hermosos, debían estar en su hábitat.
    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Pobres animalitos. Mejor es que estén en su habitat. Pero tu los quieres y los cuidas. Por eso es que está bien también!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. deja tu lo comprado, no ser libre es lo preocupante );

    ResponderEliminar
  22. como sea tú siempre pones los mejores nombres a tus macotas.

    ResponderEliminar
  23. Ojala no nos toque ser peces en nuestra próxima vida.

    :D

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje