Páginas

martes, 5 de abril de 2011

Ojos de niña virgen.




¿Dónde perdí la inocencia?, ¿en qué momento mis ojos se llenaron de imágenes crudas que no quise ver? Una tarde de abril en un lote baldío mis ojos de niña despertaron a la vida. A la realidad que no debí descubrir.
¿La perdí en mi adolescencia lastimada por tipos de baja calaña que me restregaban en el cuerpo su deseo insano?. Mis ojos de niña virgen se llenaron de fotografías dejadas en mal lugar. Curiosidad de mocosa que apagó mi sonrisa inocente. Libros escondidos en un lugar inaccesible que siempre eran encontrados saciando mi búsqueda por conocer una vida de adulta que llegaba a abrirme los ojos a edad temprana.

Conocí lo que es la vida a los diez años en que supe que no era color de rosa.

Imágenes vi en la calle de una ciudad que muestra su cara cruel a cualquiera que circule por ella. Compañeras  abriendo mis ojos en cosas que decían que la vida no era como me la pintaban en casa.

Maestras a edad temprana que me enseñaron el dolor de saber.

¿Ser curiosa es malo?.

Amigos diciendo cosas que lastimaban mis oídos con palabras nuevas que como hierro se quedaban grabadas en mi memoria.

La vida me enseñó a edad muy temprana que las nubes no son de algodón y que no se pueden comer. Descubrí de igual manera que meciéndome en el columpio no se puede alcanzar las nubes. 

Y heme aquí queriendo recobrar la inocencia que perdí entre besos y caricias prohibidas en una noche donde el cuerpo conoció lo que es el amor no correspondido.

Amor... que no fue mío.

Caricias frías en un cuerpo vivo ansioso de cariño, besos que al cerrar los ojos no eran para mi. Cuartos oscuros llenos de gemidos que se perdían en lo negro de la noche, sábanas con olor a nada donde quise volver a ser la niña que se estaba perdiendo en un mundo que no era mío. Quise entonces volver a jugar con muñecas y soñar con mis manos sucias de tanto hacer pastelitos de lodo, quise volver a cantar redondeles y canciones enseñadas por mi madre.

Quise volver a ser.

Demasiado tarde, la niña se perdió en el infinito de la vida y aquí estoy añorando lo que pude ser y no fui.

Inocencia que ya no recuperaré, niña que nunca fui, salto de niña a mujer.










44 comentarios:

  1. Querida Malque:

    PrimeraSSSSSSSSSSSSSSSSS:

    Que historia!!!.


    Besos.

    ResponderEliminar
  2. :O

    Buen relato, es cierto eso... asi se va ammm... como se dice... bueno pues como que ensuciando la gente, T___T

    Cuidate muchote

    byE

    ResponderEliminar
  3. espero que esto solo sea un relato más y no se base en sucesos reales,
    muy bueno para un lunes por la noche, ahora iré por cervezas y un par de cigarrillos
    para intentar escribir un post lleno de odio y otro de pura nostalgia

    saludos malque

    ResponderEliminar
  4. querida muy querida:

    por eso hay que vivir por que uno nunca sabe cuando se va a esfumar
    asi como la inosencia uno no sabe cuando simplemente todo se ira
    y la vida no puede volver

    yo creo que ser curiosa no es malo.

    besos

    ResponderEliminar
  5. Atrapante historia, que si, por desgracia tiene una realidad cada vez mas extendida.

    Creo que de ahi viene el conflicto en equilibrar lo que uno quiere que los niños vean, ni tanta realidad que destruya inocencias, ni tantas nubes para que las caidas no duelan tanto, en fin.


    Escribes genial Malque, besotes!

    ResponderEliminar
  6. pero eso de ser adulto, tambien tiene lo suyo eh! jejeje
    saludos mi malquerida! que ando muy avandonada de internet jajajaja

    ResponderEliminar
  7. Es algo que me cuesta imaginar cuando pienso en mi sobrina, o en la hija que pienso tener, y por supuesto en mi propio hijo también... la inocencia se pierde muy rápido hoy en día, y no hay como evitarlo. Lo único que queda es educar a los niños con valores y todas las armas necesarias que les puedan ayudar a distinguir entre lo bueno y lo malo... criterio propio.

    Jamás será malo ser curioso, todo lo contrario.

    Saludos Flor

    ResponderEliminar
  8. Me estremecí mi Malquerida.... que historia me has dejado pasamada!

    Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  9. A veces creo que la virginidad esta subestimada... se le da más valor del que tiene, se sacraliza e idealiza... sin embargo me pareció que tu escrito habla mas sobre el momento doloroso de crecer y perder la inocencia. Muy bonito Malquerida!


    saludos!!!

    ResponderEliminar
  10. nunca pense que a las mujeres la realidad les peara tanto bueno mas que nosotros la verdad es que lo mio fue mas tranqui comparado contigo pero aun asi la inocencia es algo que no sabemos que nos dolera perderlo hasta que nos sucede

    ResponderEliminar
  11. Muy buen relato; lleno de sentimientos encontrados y que se acerca a lo que es la vida en realidad para muchas mujeres, personas, lamentablemente.

    Me has dejado sorprendido y con una envidia descomunal porque quiero escribir algo asi.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Un salto que resulto un avismo :S

    Estamos en Frecuencia.

    P.D. seguro no se perdio esa niña al 100%

    ResponderEliminar
  13. Esas etapas de la vida, que cada persona vive a su debido -o quizás indebido- tiempo.
    Pero te han hecho como eres ahora, para bien o para mal, porque eres única, inigualable e irrepetible, tal vez muy a pesar tuyo, pero sigue buscándote, mientras estés viva y compartiendo lo que vayas encontrando, hasta el momento de terminar tu paso por este mundo.
    Cuídate Doña Flor, que estés muy bien, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  14. Si vivieras en yupilandia no escribirías tan bien, cuando te des cuenta te importará poco haber perdido tu inocencia.
    (por supuesto, es metáfora).

    ;)

    ResponderEliminar
  15. Wow!!!!!!! Excelente historia.... pero es mucho mejor aún la manera en que escribes.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  16. ¡Qué historia, Malque!Excelente!
    Es duro crecer, es duro vivir diariamente, es duro envejecer...
    Pienso que esa niña sigue estando en ti, sólo tienes que buscarla y dejarla salir...

    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Muy bonito, duro pero de forma muy bonita

    ResponderEliminar
  18. Hola Flor...hoy siento tristeza en tus letras...lamentablemente hoy en día la inocencia en la niñez se pierde a temprana edad y eso no me gusta!!

    Cuidate mucho y disfruta tu día..un abrazo grande para ti

    ResponderEliminar
  19. mi sicóloga me dijo el otro dia algo que me impactó. Me dijo, tienes que aprender a ser compasiva con la niña que todavía vive en tí. Está viva ella. Sigue teniendo ilusiones. Dale todo el amor que le negaron ahora.

    Besos malquerida, Y sonrisas para ti. :)

    ResponderEliminar
  20. Hola! Quiero entender que es un relato con ficción!!!! Sí, con ficción... de todas formas las personas, como humanas que somos, encontramos la realidad cuando menos lo esperamos o quizá en un momento no adecuado... aún así, que eso no fiscalice nuestra vida... la vida es así, una "pa quí" y otra "pa allá". BESITOS Y SALUDITOS MUY CARIÑOSOS.

    ResponderEliminar
  21. igual que el gerardo y la pic, espero que sea solo una hostoria, y no nos estemos tapando los ojos, osea existe, pero ojala no sea a "nosotros"

    buen dia malque!

    ResponderEliminar
  22. Todos los aprendizajes con palos duelen y te marcan para siempre, cada etapa debe ser vivida en su tiempo...un besote preciosa...me ha gustado pese a lo desgarrador del mismo y del tema.

    ResponderEliminar
  23. ¿A los 10 años?
    ¡Por los dioses, eso fue pedofilia!
    Y lo malo es que cuando a uno lo aprenden mal, es peor, mucho peor...
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  24. nena buena la Bienquerida.
    Yo fui mucho mas precoz...

    ResponderEliminar
  25. nada mejor que la curiosidad malque, aquello que nos pica y que nos hace crecer, aunque en el crecimiento nos llevemos algo de dolor, es parte de.
    hacer pastelitos de lodo es lo mejor del mundo, bueno, lo segundo, lo primero mejor del mundo son las chelas, jaja.
    (abrazote)

    ResponderEliminar
  26. ahhh pero ahora haces pastelitos para tu marido... o no metes las manos en la masa????
    no debemos llorar por lo que ya se vivio... recordar es envejecer de alguna u otra forma...
    besos y abrazos malque! nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  27. querida malquerida , me he proyectado en algunos de tus versos , muy buen post , evoca a la nostalgia y a la añoranza fugaz , buen dia , besos!

    ResponderEliminar
  28. Crecer es un proceso confuso. Nuestras ansias por conocer o madurar disminuyen justo cuando ya pasamos el límite. ¿O hay quiém no quisiera recuperar la inocencia o al menos haber permanecido en ella más tiempo?

    Como dice una canción de Gatti:

    "Nos hablaron una vez cuando niños,
    cuando la vida se muestra entera,
    que el futuro, que cuando grandes,
    ahí murieron ya los momentos..."

    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Un nostálgico relato que desafortunadamente para muchas no está nada alejado de la realidad.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  30. Cuanta verdad tienen tus palabras!¡

    Yo por curiosa descubrí algo que aun me cuesta contarlo., y creo que es lo que me ha marcado como persona!¡

    Lagrimas., salieron lagrimas hoy!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  31. No tengo una respuesta, bueno si la tengo, pero no te la voy a dar fácil, busca o que te busquen al película de El Ultimo Unicornio..ahí está tu respuesta…me cuentas si la consigues o no…besos

    ResponderEliminar
  32. Que relato tan más triste.
    Me he quedado sin palabras. enserio.

    ResponderEliminar
  33. Trsitemente vamos perdiendo muchas cosas con el paso del tiempo.

    Hermoso y trsite relato.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  34. Malque ahora si me puse muy triste triste con esto... esta fuerte la historia.



    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  35. Hola Malque!
    Es una historia muy triste, pero también llena de verdad y refelejo de lo que muchas personas pasamos al crecer, el difícil darnos cuenta que la vida no es como la pensabamos, es parte de crecer lo importante es tratar de consevar esa inocencia que tenemos en nosotros aún.

    Saludos

    ResponderEliminar
  36. Mariposa: Saludos Mariposa.

    Avecilla: Dices bien, ensuciando la mente a mi parecer.

    Saludines.

    Gerardo: ¿Porqué de odio y porqué de nostalgia?.

    Ojalá todo esté bien.

    Un abrazo.

    Aki: Hola Aki.

    Perder la inocencia duele realmente supongo que más que otra cosa y no vuelve.

    Beso.

    Syd: Difícil encontrar el justo medio, ni tanto ni poco, ¿cómo saber cuanto es suficiente y cuanto es mucho? no hay manera.

    Gracias por tus palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. La Diabla: Sin duda mi querida Diablita.

    Cuídate mucho.

    Besos.

    Carlo: Criterio propio exactamente Carlo y cuidarlos pero sin ser extremosos.

    Aún no sé si fue bueno ser curiosa.

    Un beso.

    La Maquinista Yey★: Gracias.

    Un abrazo.

    Didii: Exactamente sobre el perder la inocencia no de la virginidad en si.

    Saludines.

    Seichiro: La realidad fue muy dura pero superable afortunadamente.
    Sucesos que ocurren de pronto traen a la mente recuerdos dolorosos que se creían olvidados.

    Un beso Capitán.

    ResponderEliminar
  38. Sucio Vagabundo: Muchas mujeres que tienen que callar por ser precisamente mujeres y son cosas grabadas que no se borran.

    Tu puedes escribir mejor que yo, tu lo sabes bien.

    Un abrazo.

    frecuenciax: Un salto muy grande que se tuvo que dar compadre jeje.

    No, no se perdió te lo aseguro pero a veces parece que si.

    Un abrazo.

    PHERRO: Lo seguiré compartiendo Pherrito porque la vida-mi vida- sigue con todo y sus fracasos y temores y pérdidas y en fin.

    Un beso.

    Anele: Tal vez jeje no visité mucho esa ciudad.

    Gracias por las palabras.

    Un abrazo.

    Darth Vince: Gracias mil.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Maribé: Gracias mira quien lo dice jeje.

    La busco cada día Maribé, cada día.

    Un abrazo.

    José: Muchas gracias.

    Un abrazo.

    Alma Enamorada: Hola.

    Hoy en día se pierde más fácil pero se pierde lamentablemente muy rápido.

    Gracias por tus palabras.

    Un beso.

    Adriana: ¿Compasiva?, uy eso si que es difícil porque no lo soy para nada y menos conmigo jeje, tendré que aprender como te dijeron a ti.

    Un abrazo.

    Liova: Hola.

    No es ficción desgraciadamente pero ya no me afecta para nada, sólo son recuerdos que despiertan al ver cosas.

    Gracias Liova, siempre tan amable.

    Besos.

    ResponderEliminar
  40. reptilio: Ojalá no sea a ustedes porque pasó pero no pasa nada ya, ya no pasa nada.

    Un beso mi querido reptilio.

    Fibonacci: Gracias por tus palabras tan lindas.

    Un abrazo.

    Genín: Sip.

    Pedofilía no, fue lugar equivocado en momento equivocado.

    Fue peor pero superado.

    Beso.

    Cassiopeia: Lo sé Amigocha.

    Te dejo un abrazo fuerte.

    RoS: Lo mejor del mundo hacer pastelitos de lodo y verlos coserse con el sol, jugar a las muñecas, a las escondidas, a jugar a ser niños.

    Beso.

    ResponderEliminar
  41. Madame: Nopo, jaja no hago pasteles jeje.

    No lloro Madame, solo recuerdo cosas que lastimaron pero que ya no hacen daño.

    besos.

    Ainigriv: Que bien que te gustó.

    Un abrazo.

    kika: ¿Cómo saber cuando es el justo momento para perder la inocencia?, no lo sabemos ni podemos evitarlo. Permanecer más tiempo en ella ojalá se pudiera.
    Ojalá me haya dado a entender.

    Beso.

    Amorphis: No está nada alejado, nada.

    Un abrazo.

    NaTali: Gracias.

    Perdón si fui la causa de esas lágrimas, perdón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  42. Toño: La empecé a ver, ya te platicaré Toño.

    Besos.

    fragelle: No pasa nada nena, no pasa nada.

    Un beso.

    Yessi: La inocencia la primera de ellas.

    Beso.

    Mi nombre es Soledad: Fuerte pero real.

    No te pongas triste.

    besos.

    socias: Hola.

    Lo importante es no dejar que esa pérdida nos afecte nuestra vida.

    besos.

    ResponderEliminar
  43. Malque, es terrible pasar por eso, se puedeee?
    saludos!

    ResponderEliminar
  44. Espero que la primera parte de tu relato solo sea ficcion. Es muy bonita esta entrada, insisto que debes publicar un libro, a proposito haz pensado en hacer copy rights para que nadie se cuelgue tus milagritos?

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje