Páginas

lunes, 25 de abril de 2011

Crónica de un grito sin fin.






Estaba segura que cuando dije ¨me quiero subir a la montaña rusa¨, no estaba en mis cabales, porque solamente loca pude haber querido hacer eso.

Así que ni tardos ni perezosos nos fuimos mi familia y yo, empezando conque llegamos a La Feria en ¡25! minutos cosa que en un día normal hacemos casi dos horas de camino.
¿Señores vacacionistas, se pueden quedar por allá toda su vida?, Gracias.

Y aquí vamos, nos subimos a la montaña rusa como borreguitos al matadero, con la resignación pintada en el rostro, lo único que atiné a decir cuando el carro emprendió su carrera fue ¡No mamen!, mis ojitos se abrieron al ver la nada por camino.
El ruido del carro hacía que mis pensamientos se mantuvieran atados de mis greñas que volaban sin ton ni son, me agarraba hasta con los dientes de todo lo que pudiera.
Aguanté todo el camino gracias a que se me ocurrió cerrar los ojos, si los hubiera dejado abiertos ya estaría tocándole a San Pedro no mamen.

Bendita tierra que estás bajo mis pies, ¡Te amo, lo juro!.

¿Qué puede ser peor que subirse a la montaña rusa?, ¡Si!, un desmadre de juego que se llama La Nao de China, no mamen mamen, el cinturón de seguridad se me bajó hasta los muslos, y de cabeza sentía que el cielo era la tierra, tan chiquita como soy pude haberme salido por donde fuera, ¡Madre santa! y todavía un tipo me dice ¨No me vaya a vomitar¨ pendejo, si lo único que quería era que esa madre me pusiera de nuevo con los pies sobre la tierra.




Manos faltaron para agarrarme porque sentía que era el fin, Barry vio que mis piecesitos volaban sin control y les dijo a los hijos que me agarraran. ¡Dios te pido perdón! cuando baje de aquí nos arreglamos diosito.
Si tuviera huevos se me hubieran subido a la garganta.

Bajé temblando, bueno los dientes chocaban unos con otros y el sudor que bañaba mi cara me hacía ver tan tierna, me imagino porque mi familia me acariciaba a cada rato.

No puede haber algo peor ¿o si?. ¡Exacto! una madre que se llama Cascabel, ¡No mamar!, cuando estaba formada la gente se reía de mi porque mi toallita limpia-miedos podía exprimirse, pero aún tenía valor. Cuando me senté ya sin boleto de arrepentimiento,  mi hijo me dijo que no pasaba nada, ¿no?, entonces ¿qué chingados era esa agua que escurría por mis mejillas?, no mamen. Aún alcancé a ver a un tipo señalándome y diciéndole a su hijo algo que con cara de espanto no sabía si correr o qué chingados.
No tuve tiempo de pensar nada, un espantoso ruido me hizo cerrar los ojos y salir disparada hasta la chingada, creo que morí o tuve un orgasmo pero algo pasó en ese momento porque por unos instantes morí.



Así que después de gritar a pecho abierto ¡Chinguen a su madre! me llevó el carro de ida y vuelta sin apenas pensar en nada.

Hasta aquí llegué le dije a mi familia pero insistieron en que me subiera a una madre llamada Infinitum, ¿qué? están pendejos. Nada más ver las vueltas que daba el pinche tren, los calzones se me bajaron tres veces, no mamen así que nel, no, never, nunca, jamás, no me subí. Ver el color blanco con el que bajó Barry me hizo saber que había elegido bien el no subirme a ese desmadre.





Elegimos otro juego: El ratón loco, no chinguen, mi cabeza se salió mil veces de su tronco, en una vuelta me sacaba la cabeza-sin albur-y en la otra me la metía- sin albur-. Salí con dolor de cuello y tocándome por todos lados a ver si estaba completa.





Nos subimos a varios juegos más no tan extremos porque el tiempo se agotó pero al elegir cual sería el último decidimos entrar a la Casona del Terror. Prefería eso a dejar que me subieran hasta las nubes y dejarme caer a las puertas del infierno.

Y ni qué decir que en el momento en que cruzamos el umbral de semejante casa, mis gritos se oyeron hasta el quinto infierno. ¡No mamen!, ¡No me toques! ¡No me asustes! ¡Vete! ¡Ya me quiero salir! ¡Que te vayas! ¡Déjame! ¡Mamá! ¡Ay algo me cayó en la cara! ¡Chinguen a su madre!, ¡Ya déjame salir!, Ay algo toco mi pierna! ¡Ya déjame! ¡Allá hay una luz! ¡Viva! fue lo que dije en todo el recorrido en que vale decir que los méndigos que asustan se ensañaron conmigo porque era la única que gritaba, no mamen mamen.




Grité tanto que ahora tengo voz de silbato y mi familia se burla de mi. El color pálido que tiene mi cara desapareció gracias al sol que pintó de rojo mis mejillas y el miedo que me persiguió todo el recorrido.

Dicen que iremos a otros juegos, yo sonrío pero en mi mente los mando a la chingada o me voy yo porque de que me vuelva a subir está en chino.
Me duele todo como si me hubieran cogi... digo como si hubiera emmm... er... no sé pero de que me duele todo no hay duda, tengo un chichón en mi cabecita loca y moretones hasta debajo de la lengua.
Tengo el cuello lastimado, volteo la cabeza como si fuera robot, así que si no me ven en las próximas horas ya saben porqué.

Ahora voy a buscar a alguien que tenga moto porque esa es mi próxima aventura: Subirme a una moto.

TAN-TAN.











60 comentarios:

  1. Adrenalina! si es que es como una droga... me alegra que te hayas divertido con esas torturas :D

    ResponderEliminar
  2. jajajaja

    que bueno que te la pasaste bien!

    (yo voy llegando tmb)

    :D quiero subirme a ese que te dio miedo jajaja

    buen dia malque

    ResponderEliminar
  3. Bueno, muy bueno.
    ;)
    Yo iría una vez a la semana a montarme en esos artilugios si pudiera.

    Lo dicho, muy requetebueno.

    ResponderEliminar
  4. Aplauso largo para ti! La montaña rusa y yo nomas no, lo mas ruso que tengo es Anna Karenina y el vodka…y no pienso añadir nada! Eres mi heroa!!!

    ResponderEliminar
  5. desestrezante a fin de cuentas no?
    jejeje

    ResponderEliminar
  6. También le temo a la Montaña rusa. ¿Qué puede ser peor?, para mi montarse en un avión.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Aunque pasastéis un día atractivo también siento tu miedo.... sabes???? de pequeña me subí una vez a la montaña rusa y juré que nunca más y me montaron en el tren de la bruja y cuando salíamos del tunel había una bruja que nos pegaba escobazos... y yo de bien niña pensaba.... pagar para que me peguen???? Eso lo tengo gratis en casa.... jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja. BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  8. A mí no me pillan más.
    Prefiero una pelea criminal que subir en una maquina torturadora.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. haaaa ami me encantan me encantan me encantaaaaaaaaan los juegos sisisis!! ojala vienieran con menos seguridad y fueramos menos amarradooos!

    ResponderEliminar
  10. Me encanto tu capacidad de decir "No!"... si tanta tortura era porque no te negabas? Masoquista! hahaha
    Un día bastante movidito Malque


    saludos!!

    ResponderEliminar
  11. Yo subí una vez, y fue la última, no más, no tengo necesidad de sufrir, y más padeciendo de vertigo...un besote, he sudado yo contigo

    ResponderEliminar
  12. Que envidia Flor, yo adoro ese tipo de juegos :)

    Pero pobrecita, por las palabra que usaste se nota que sufriste mucho, pero ya pasó amiga, ahora es solamente un loco recuerdo ;)

    Suerte con la moto, y que te diviertas mucho.

    No te olvides poner salto bungee entre tus aventuras ;)

    Abracitos.

    ResponderEliminar
  13. genial malque!!! , buen tino al no subirte al infinitum , yo tambien soy extrema pero esa pendejada (disculpa la expresión pero no encuentro otra) esta del carajo , se siente que vas a salirte , se siente tan inestable el juego , yo que soy amante de la adrenalina , no me vuelvo a subir a esa madre , y el ratón loco me falt a, el dia que fui estaba hasta el carajo de gente y luego cuando ya no habia mucha gente , llueve y que lo cierran...¬¬ ya sera para otra ocasión , pero que bueno que te la hayas pasado tan bien!!!

    saludos!!!

    ResponderEliminar
  14. Jajajaja... Excelente la aventura, pero mira que la vida es aburrida cuando solo se es un espectador!!!!! Así estuvo bien, de todos modos son de admirar los "cojones" que tuviste aunque naturalmente no tengas!!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Años que no me subo a juegos de ese tipo, y creo que aunque me guste, si soy algo marica para aquellos en los que presienta que de plano el estómago se me puede subir a la garganta.
    Me hiciste recordar una vez en la que el cinturón estaba descompuesto y el maldito juego se echó a andar... acabé moreteadísima, pero viva.

    LO DE LA MOTO GENIAL!!! Verás que es una experiencia adrenalínica pero hasta sexy, caray! Viva la velocidad horizontal... ups! jaja

    abrazo!

    ResponderEliminar
  16. Jajaja yo soy pésima en los juegos mecánicos les tengo miedo/pánico/terror todo junto, que bueno que tu eres valiente y lo soportaste yo tan solo con la montaña rusa hubiera tenido para no volver a en un año XD jajaja


    Saludos Malque!! n_n

    ResponderEliminar
  17. Ja ja ja me encanta la manera en que escribiste este post, ja ja ja, ay Flor ya te imagino echando madres, Dios mio, ojala y alguien te hubiera grabado, muchoooooos abrazos y saludos a tu family.

    ResponderEliminar
  18. Ay Malque! me reí de tu desgracia todo el post, pero mira fuiste valiente e hiciste algo nuevo y lleno de adrenalina ¡Bravo!, ya después la moto, yo creo que después de estome imagino que lo que siga será más fácil.
    Un abrazote para el susto =D

    ResponderEliminar
  19. Desde que el doctor me dijo: "señorita, sufre usted de vértigo", me olvidé de ese tipo de emociones ):

    Y a mí que me encantaba subirme a todos esos juegos que te suben y bajan el estómago una y otra vez, snif.

    Qué bien que te divertiste, yo seguiré retorciéndome de la envidia.

    Saludos;

    ResponderEliminar
  20. El cag... de miedo es una buena terapia para relajar la valentia.

    Me hiciste reir


    Muchos besos

    ResponderEliminar
  21. lo mio lo mio, no son los juegos extremos!! (pinchi miedo) S: pero ps uno que otro see! la montaña rusa y el raton loco son lo mio! xD que buen entretenimiento malque (Y) animate a mas pa' la proxima jaja un beso.
    Dhano.

    ResponderEliminar
  22. que chido que te hayas escapado con tu familia a divertirte,
    coincido contigo en eso de los tiempos de recorrido,
    qué nos dejen la ciudad vacía, yo ya tiene rato que no me subo a un juego de feria,
    la última vez fue al "martillo" ahí mismo en La Feria,
    dato sin importancia: hace años trabajé en Reino Aventura jejejeje

    ResponderEliminar
  23. hola!
    lo siento pero no pude evitar reir en tu relato jaja buena experiencia, tal vez algun dia te animes a repetirla =P
    saludos!!

    ResponderEliminar
  24. jajajaja Los huevos no, pero seguro que los ovarios te salieron por las orejas...jajaja
    Salud

    ResponderEliminar
  25. Jajajajajaja adrenalina pura. Me encantan esos juegos.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  26. Y lo de la moto va a ser lo mejor, jejeje

    ResponderEliminar
  27. ha sido un buen paseo familiar. de seguro que se repetirá. je.

    ResponderEliminar
  28. Ja! x lo menos te dió buen tema de posteo :P

    Y como decía mi abuema QPD "Y Lo Bailado Quien Te Lo Quita" ja!

    Estamos en Frecuencia. Comaye .)

    ResponderEliminar
  29. Me he reído un montón con tu relato.. te tardaste un poco en decir que NO!! a ti como que en el fondo (muy en el fondo) te gustaba...

    un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Montaña rusa!, Mucha altura y velicidad!
    Noooooooooooooooooooooooooooooo!
    Beso ;)

    ResponderEliminar
  31. mi ama lo unico que puedo decirle a la patoaventura que usted nos compartio es que ya lo vivio y es algo que no todos en la vida pueden hacerlo

    ResponderEliminar
  32. suscribo no estabas en tus cabales
    jajaja
    pero ya me imagino la gritadera
    jajajaja

    ResponderEliminar
  33. Buenisimo!!! Digo, la descripcion.

    El miedo a esos "juegos" no se compara con nada. A mi me gustan esos juegos por cierto.

    Que bueno que te la pasaste bien. Jajajaja

    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  34. Te aseguro que nunca me he subido a uno de ésos juegos y por las referencias juro que jamás lo haré ¡podría morir güey!!!

    ResponderEliminar
  35. "un espantoso ruido me hizo cerrar los ojos y salir disparada hasta la chingada, creo que morí o tuve un orgasmo pero algo pasó" jajaja q buena ^^

    a mi me gusta la montaña rusa y todo lo que me haga gritar.

    ResponderEliminar
  36. Me encantan todas esas locuras de velocidad sii!
    me gusta sentir cómo la adrenalina inunda todo mi ser, me siento extasiada por esa cosquilla que me hace feliz aunque sea por un minuto y aunque en ese minuto llegue a mi garganta la barbacoa, las tortillas, el refresco y la bola de chiles que me acabo de comer pero que por instinto los regreso a su lugar de donde no deben salir.

    AAAAAAAAAHhhhhh!
    QUE FELICIDAD!!
    En estos días iré a subirme a la mayoría de ellos.
    Aki ando de FERIA!!
    GUstas?
    aaaaaaahhh!
    pasale al reto...

    ResponderEliminar
  37. Jajajajaja, dios, me cago de la risa. Chica, ya me doy cuenta que no eres fan de los deportes extremos... y aun asi, ahi vas, a buscar alguna moto. Genial. Me encanto esta entrada. Yo adoro subirme en todo eso! Yo que tu, para la proxima vez, como algo ligerito antes de hacer eso. No vaya a ser que te de por botar el wafle. Un beso!

    ResponderEliminar
  38. ¿Por qué nos apuntamos voluntariamente (y pagando) al sufrimiento?
    ¿No es el ser humano un poco raro?

    saludos,
    Romek

    ResponderEliminar
  39. AW, Qué aventurada y valiente!
    shas, yo ni al carrusel me animo, me dan ñañaras mil todos los juegos!
    Pero qué chida reseña de paseíto familiar y mienta madres y así. Jajajaja.
    =)

    ResponderEliminar
  40. AHORA TOCA SURCAR LOS AIRES AVENTURERA MaLquEridA.

    ResponderEliminar
  41. Jajajajaja yo recuerdo cuando hace varios años mi hermana juró y perjuró que si le pagamos la entrada se subía a la mopntaña rusa y ya estando ahí debajo se echó para atrás.

    Yo por eso nunca he dicho que me subo a cualquier juego. Simple y sencillamente no me laten y no sé si mi curada acrofobia esté lista, asi que prefiero cosas menos extremas xD

    Besos!

    ResponderEliminar
  42. querida muy querida:

    que divertido ha sido este post, creo que no necesita estar en nuestros cabales para hacer cosas arriesgadas.

    a mi me encantan las montañas rusas, ahora aca estamos de feria asi que ire a los juegos, ya te platicare mi experiencia.

    por cierto ir en moto es genial una excelente experiencia, claro si el que conduce sabe hacerlo.

    besos

    ResponderEliminar
  43. No suelo ir a la feria porque ni a mi mujer ni a mis hijos les gusta subir a nada.
    Y cuando hemos ido solo hemos subido a los caballitos y cosas así.
    Aunque yo si que subo a las montañas rusas.

    ResponderEliminar
  44. Malque:

    Te divertiste o no???... Lo que puedo decirte es que yo jamas subire a la montaña rusa.

    Mmmmmmmmmmmmmmmm, te dire que yo pase un domingo-lunes UNICO, ja, cualquiera lo envidiaria.

    Besos.

    ResponderEliminar
  45. jajaja bueno Flor ese día no lo olvidarás jamás!! Yo nunca me he subido a la montaña rusa me da mucho meyo jajaja asi que me aplico el dicho que dice: MAS VALE DECIR AQUI CORRIO...QUE AQUI QUEDO...

    LINDA SEMANA ..ABRAZOS

    ResponderEliminar
  46. Holla,
    Convido você e seus leitores para participar das comemorações do segundo aniversário do blog Jazz + Bossa + Baratos Outros.
    O endereço é:
    www.ericocordeiro.blogspot.com
    Abrazos, diretamente do Brasil.

    ResponderEliminar
  47. linda! te he dejado algo en mi blog ,
    date una vuelta porfa...saludos!!!

    ResponderEliminar
  48. Le tengo pavor a esos juegos. Pero me encanta saber que te divertiste.
    Ah, mañana, mañana es mi cumple ;)

    ResponderEliminar
  49. a mi me encantan estas atracciones besitos

    ResponderEliminar
  50. Jajajajajajaja Felicidades!!! pero no tengo ni la más remota idea de como te atreviste a hacer semejante tour comenzando por el horripilante tormento de la Montaña Rusa, jajajajajajaja de verdad que he reido sin parar nada más de imaginar todo lo que describes, jajajajajaja.
    Saludos
    "Los sueños se hacen a mano y sin permiso"

    ResponderEliminar
  51. hay Malque, mejor te hubiese ido yendote de vacaciones a un lugar tranquilo como el mio. ¡¡¡¡pero a quien, en su sano juicio y con mas de 18 años, se le ocurre subir a la montaña rusa!!!! y luego repite con el ratón y la casona del terror.
    La moto es otra cosa, como no lleva cinturon y corre a nivel del suelo, te puedes apear en cualquier momento.

    ResponderEliminar
  52. pooooooor eso mero yo a lo mas que le doy es a la extrema aventura de los columpios!!!!......... siempre y cuando me avienten des-pa-ci-to

    solicito foto de su persona trepada en la moto.

    abrazos Malque

    ResponderEliminar
  53. Super padre, malque, eres de las mías, andamos con el Jesús en la boca, pero queremos subirnos a todo.

    tu quieres subirte a una moto, yo quiero manejar un trailer como ves?

    Saludos :)

    ResponderEliminar
  54. Querida Flon,

    jajajaja!, .... no piuedo ni escribir, jajajaja!, esres mas diertida que Baloo, jajajaj! cuando regresas a ese parque?, jajajaja!

    Besos amiga!

    PD date prisa con la moto que ya la queiro leeer.... jajajajja!

    ResponderEliminar
  55. Que valiente !!! , a una montaña rus , me cago patas abajo , y encima el resto , me muero , si monto en algo así me tiene que recoger , una vez monté con el niño en un cachivache que subía y daba vueltas , sin ponerme bocaabajo y el mareo me duró dos días , no vuelvo a pasar ni cerca

    Abrazos

    ResponderEliminar
  56. Definitivamente, esa visita al parque de atracciones puede ser comparada a un curso intensivo de tortura china. :)

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje