Páginas

viernes, 16 de marzo de 2018

Remolino

Si la semana no tuviera viernes sería otro día el que sacara a flote mi frustración. Soy una vieja sin arrugas. El lunar de canas se ha apoderado de toda mi cabeza. Usurpó el color negro de mi perol de ideas. ¡Vaya cosa! Cuatro años sin sentarme a escribir en el refugio de la marmota. Recobré ese espacio. La casa fue tomada por asalto convirtiéndose en bodega. Resurge de a poquito de su dejadez habitual. El hogar que no soñé. Hoy me encontré a Lilia. ¿Cómo estás güera? Bien, mira mi moretón me caí. Como niña muestro los resabios del golpe. Triunfo sobre las memorias muertas, apaciguadas por cariñitos color melocotón. Cuídate güerita. Me gustaría un somnífero especial para los viernes. Dormir en jueves pa' despertar rapidito los sábados. Pero temprano ¿eh? mira que sino no vendemos nada. Si tuviera carácter me pondría a vender historias de amor con finales infelices. No de muerte sino de yanotequieros azules. Se acabó el amor. Bye. Si está bien, adiós. Te quiero. Yo tampoco. Se cierra la puerta apareciendo el "Fin" sin lágrimas saladas. Las inventaría de chocolate así no tendría tiempo de sentirme triste. ¿Por qué no te ríes Chiki? La pregunta me dejó impávida, patidifusa. La máscara vaticinada por el agorero primero se ha posado en el rostro. Estaba sonriendo sin embargo mi cara no. Hablando de chamanes, mi vecino el asesino adelgazó una cosa así muy cabrona. Quería preguntar qué le pasó, pero Barry dijo que no. Caray ora que me intereso por la salud de alguien. En fin.Todos adelgazan menos yo. Voy a ser una calaca chonchita. Las pesadillas visitan las noches cualquiera. El Jefe conectó la vieja computadora. Es más lenta que la tortuga Franklin de Natalia. Franklin además de ser lenta es lentísima. De risa. El otro día Barry me dejó en el pasillo mientras salía por el desayuno. Yo tenía que llegar a la cocina. Cuando volvió seguía en el mismo sitio. Mis pasos de geisha azteca se pegaron al piso. Apúrate mira que ya es tarde. ¿Para qué es tarde? No sé pero apúrate me digo a mi misma. Vendí un cartapacio a una pinche viejita. La gran venta del día. ¡Viva yo! Mire señito vendo historias de amor ¿quiere una? Le escribo el final que guste. Sin florecita, ni cielos azul románticos ni brillos de sol extenuante. ¿Qué dice? ¿No? Pues a la chingada digo perdón otra vez será. Lilia es una señora que me caía en la punta del píloro cuando recién llegó a la calle. Me sonreía en las mañana cuando yo salía. Desde lo alto de mi soberbia la miraba de soslayo. No me hables no te conozco decía para mi. Ella duro y dale con su sonría ¡Atrevida! Después conoció a La Bella quien se hizo su amiga. Empezamos a hablar. Un día apretó mi mano y me puse a llorar. Luego ya, es todo. Ha adelgazado mucho ¿no les digo? Todavía no puedo escribir en la compu. Perdí la costumbre. Olvido que hay que mover el mouse y no tocar la pantalla como en el móvil o el iPad. Si fuera psicóloga diría que mi aversiona los espacios vacíos es por la carencia de afecto. A lo mejor tiene también algo que ver con empezar a escribir sin terminar nunca. Acabar un texto me cuesta un huevo y la mitad del otro. Será mejor trate de dormir sino seguiré escribiendo. Descansen o no, hagan lo que quieran que para eso son libres. Chaíto. Al rato vuelvo a ver qué chingados escribí.

22 comentarios:

  1. Escribiste otra páhin amaravillosa de una vida encerrada en pensamientos mágicos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ni tan libres ni tan buenos. Descansa
    Beso.

    Salud

    ResponderEliminar
  3. Jaja escribiste un texto tremendamente lúcido!

    ResponderEliminar
  4. Pues a mí me encantan tus remolinos. Yo he conocido a gente como Lilia. De esa con la que al principio parece que no congenias pero de repente la descubres. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Escribiste otro premio para los que te leemos.
    Nos diriges por tus párrafos con una maestría inigualable.
    Es un gozo leerte.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Hermosos remolinos, Malque.

    Un beso, o dos.

    ResponderEliminar
  7. Este viaje por tus remolinos me dejan un sabor agridulce, un instante de estar entregada a la palabra.

    ResponderEliminar
  8. jaja esta vez nos has decorado tu escrito con montón de expresiones mexicanas de pura cepa ( que es una expresión de aquí que significa genuino ; ) no sé como será escucharte pero tengo la sensación que debes de ser de lengua rápida e ingeniosa como tus letras .. seguro que a pesar de PP sigue brillando la mirada con picardía, estoy por apostar que si no fuera por lo dolorida que estás, te partiría de risa sola; )

    Así que escritora de historia de amor con final infeliz jajaja tienes razón, que es eso de emeregamientos románticos y vomitivos! ¡fuera glucosa!.. un poquito se vinagre en la ensalada le da el toque delicioso que tiene y tú eres una artistaZa aderezando estas maravillas que nos regalas... sí, más que revoltijo creo que esto tuyo es como una deliciosa ensalada de pensamientos que sazonas a partes iguales de pimienta, canela y salsa ; )

    Ya casi es sábado, así que lo has conseguido .. eso y dibujarnos una sonrisa de esas cómplices ... al amante le dejas toda la noche a la intemperie de mi parte, y al amanecer que su amada le estampe una maceta en toda la cabeza ¿ te parece ? jaja


    Un beso inmeeenso preciosa!!!
    Ya sabes que a mi me rechifla el azul ( qué se le va a hacer ) pero aquí me apunto a tu rojo guindilla jajaja MmuaaaaaksS! feliz finde cielo!

    ResponderEliminar
  9. Tus historias serían las que de verdad acabarían bien, sin muertes, sin lágrimas amargas; ese adiós mutuo y fin, me ha encantado. Cuántos problemas se evitarían, todo por intentar aparentar una historia de amor que hace años se apagó. Y lo de las lágrimas de chocolate, eso es para patentarlo. ¡Qué ocurrente celebración! Si es que eres única.
    Derroche de imaginación y creatividad. Me encanta leerte. La imagen de esos pasos de geisha azteca pegados al piso, se me ha quedado pegada a mí con esa buena onda con la que tú sabes plasmarlo.
    Un abrazo, preciosa.

    ResponderEliminar
  10. Fui a buscar 'güerita' (tez blanca) y 'calaca', y te digo que me encantan tus remolinos, nos llevas por muchas emociones.
    Como diría mi abuela, tienes mucho 'salero' contando las cosas.
    Muy bonito lo que dices de Lilia.

    Jaja, no escribes nunca chingadas (chingada es como un comodín, parece que se aplica a todo), al contrario, es un delicia leerte, ¡salerosa!

    Un beso enorme, querida Malque.
    Descansaré.
    :)
    Chaito.


    ResponderEliminar
  11. Espero que lo que has escrito te guste la mitad que a nosotros.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Lo importante es que tus remolinos siguen moviéndose y no te paras. Tu mente sigue fabricando textos bellos que gustan.
    Abrazos grandes.

    ResponderEliminar
  13. eres un cúmulo de sentimientos y sensaciones y lo expresas muy bien.

    un beso.

    ResponderEliminar
  14. A mi me da igual que no termines, con tal de que escribas... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Mazapan ! Te he extrañado, todo mezcladito el escrito o seré yo... ? Quedo hermoso

    ResponderEliminar
  16. Lo repito y no me canso eres una genia!!!abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Cuánto me encanta volver por tus lares, y la original escritura de tus textos. Me atrapa "Soy una vieja sin arrugas. El lunar de canas se ha apoderado de toda mi cabeza. Usurpó el color negro de mi perol de ideas."
    Un beso, desde estos calores colombianos, que van terminar por asarnos. Carlos

    ResponderEliminar
  18. Hay que recuperar los espacios perdidos y defenderlos con uñas y dientes. Y si no tienes ni uñas ni dientes, pues una buena cuchilla y ya... ¿o no?

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  19. Precioso y alocado texto, en un estuche de imágenes potentes a través de tu voz. Un placer leerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Los sábados son buenos. La vecina ha de ser buena persona.

    ResponderEliminar
  21. Los viernes con cara de sábado tenemos que inventarlos; yo quiero comprarte una historia de esas sin final feliz y con lágrimas azules escrita en ese rincón hecho a tu medida.
    Escribe, escribe, y escribe... eres muy buena en esto chilanguita, y te nace y te sale bello hasta sin querer ;)

    ResponderEliminar
  22. Escribir y dar rienda suelta a la verborrea digital es bueno. A mi también me pasa, pero yo sí soy obsesivo y reviso antes de publicar. ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales