Páginas

sábado, 11 de junio de 2016

El último bastión

Esa sensación de perder siempre. Dejar al lado del camino lo que me hace feliz, no como lastre fastidioso sino un artilugio valioso que ya no puedo cargar en la mochila de sobresaltos.
 
La terapeuta favorita por más esfuerzos que hizo no pudo seguir buscando en mi mente los orígenes de la melancolía. La lejanía y los obstáculos que se presentaban no pudiendo sortearlos me llevaron a decirle hasta siempre doctorcita.
Los fabulosos fines de semana en que Laura y yo descubrimos que además de ser madre e hija podríamos ser amigas algo que siendo ella adolescente no acepté. Las mamás nunca serán amigas de sus hijas porque no y se acabó.
La casa de los aviones refugio de mis debrayes sicológicos. Quisiera ver cómo quedó remodelada pero eso es algo que hoy por hoy está muy lejano.
La casa de las monjas y el habitual olor a guayaba que la envolvía.  El huertecillo que tenían en la jardinera y mi descubrimiento.
Los domingos de vuelta a casa entre cantos a todo pulmón con Laura y Barry. Metido como un anzuelo entre risa y risa el "qué le dijiste a la psicóloga".
Todo eso se ha quedado atrás.
Los paseos al mercadito los domingos del brazo de Barry haciendo planes para un futuro inexistente. El futuro no existe por tanto no hagas planes. Vive el hoy, es lo que hay.
Las tardes comiendo en familia.
La entrada al mundo virtual a través de la computadora de escritorio. Muchos buenos momentos se escribieron ahí.
 
Admiro -bueno no- a quién hace todo movimiento desde el celular. ¿Cómo pueden?  Intenté comentar pero tuve que desistir. Daba publicar, releía mi comentario y ¡zas! error garrafal como cuando escribí un "bas" en vez de "vas". ¡Trágame tierra! adiós Nicanor.
 
Vivo del lado de los perdedores, de los que se quejan sin hacer nada por cambiar su entorno. Luché, luché mucho pero he perdido el último bastión. No podía, no debía de ser de otra forma. Gano perdiendo. Estoy en la orilla de los fracasados. No me siento mal por ello, siempre anduve por ese camino. Acostumbrada estoy.
 
Todo lo puedo superar por más trabajo que cueste asimilarlo pero lo que no concibo perder es mi casa. Espacio absolutamente mío se ha ido a refugiar entre montones de cajas, piezas inservibles y aparatos obsoletos.
Aquella casa bonita y acogedora ha pasado al olvido. Ya no existe el templo dónde fui feliz por muchos años. Convertido en almacén sobrevive con esfuerzos supremos míos por recobrar su esplendor.
 
De tal manera como el pp se ha metido tanto en nuestras vidas que ya ni siquiera es mencionado. Ni los pequeños logros cotidianos se toman en cuenta. Nos hemos convertido en seres normales viviendo su cotidianidad.
 
Asumo como fiel costumbre perder el único refugio que de mí todo decía: mi casa. Y no digo de perderla materialmente sino de dejar de ser el templo en el que mi familia y yo fuimos muy felices.
 
Adiós pues, sea por Dios dicen y digo. Adiós casa adiós si te vi no me acuerdo. Soy otra la que te habita. De todos modos morí hace mucho.
Soy una calaca gorda de rubia y alborotada cabellera vestida con blusas autóctonas, pantalón de brincacharcos y botitas de tan sin embargo, tal como era antes de que cayera en cuenta que estaba viva.

Sin intentar cambiar la imagen de perdedora voy ganando por la vida como quién mira la luna a través de unas gafas oscuras.



 









42 comentarios:

  1. Entre los dioses que eres capaz de crear, tiene que existir el diosito de los seguidores agradecidos, que te premiará por lo que nos enseñas y haces disfrutar con lo que escribes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Todos somos perdedores Malque.
    Al final, morimos.
    El futuro es incierto y el pasado no existe.
    Sé que el puto pp te tiene castigada y eso ha de ser durísimo.
    Imagino que no se puede aceptar y seguir sonriendo. Eso tiene un peaje y una afectación diaria.
    Si miro al pasado también tengo peajes allí... y algunos muy dolorosos... a veces envidio tanto a la gente que siempre está positiva y todo lo ven de color rosa... luego, generalmente, pienso que son idiotas, pero vaya... unos idiotas muy afortunados.
    Ellos también morirán.
    Quizás los entierren en un ataúd forrado con tela de color rosa.
    Ya estoy desvariando... es que me duele tu dolor y no sé como solucionarlo... supongo que no hay solución, y eso de decir alguien que acepte lo que le ocurre es muy fácil de decir pero muy difícil de hacer.
    Todos morimos un poco cada día.
    De hecho la vida es una agonía larguísima.

    Besos y ánimo.

    ResponderEliminar
  3. Lo único que no existe, aunque erre que erre nos marca a fuego, es el PRESENTE
    al que hieren de muerte todos los futuros.
    '...que aquí no es rey quien manda
    sino plebeyo quien renuncia..'

    Yo, de corazón, te digo que ÁNIMO, a pesar de todo

    mi fuerte abrazo. Besos

    ResponderEliminar
  4. Una calaca rubia...y... con el día flojo amanecido.
    Pero eso sí, la calaca más bella que conozco...
    Besos,carnalita.

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  6. Yo gano en sabiduría cuando te leo...

    Un beso, un cálido abrazo y todo mi apoyo en las malas y en las peores...

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. "Sin intentar cambiar la imagen de perdedora voy ganando por la vida como quién mira la luna a través de unas gafas oscuras."

      Hermoso... como tu corazón, como tú.

      Eliminar
  7. Todos comentemos errores y somos perdedores en miles de batallas, pero seguimos luchando y de cada batalla ganada exhalamos fuerzas y premios que marcan nuestra esencia.
    No te vengas abajo y sigue adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Eres tan bonita que me aprieta la garganta leerte. Eres tan valiente que me causas casi envidia porque no puedo imitarte. Pienso que si no escribes el libro, al menos Laura deberá compilar estos post inenarrables y hacerlos editar. Es mucho lo que se pierde si no se lanza al mundo.
    Un tremendo abrazo rubia calaca valiente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. magnificas tus dos primeras oraciones, muy a la malque

      Eliminar
  9. Con las lecciones que nos das en cada ocasión, tenemos ejemplo de como afrontar las penurias que nos da la vida, en esa actuación a traición, que no tiene perdón. Eres grande Malque, por todo lo que nos pones, y seguramente por lo que te callas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Y quien no perdió, no alguna, sino más de una batalla.
    No te dejes vencer, sigue luchando...cada vez que te leo aprendo algo nuevo.
    Un abrazo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  11. Te lo he dicho, Malque, veo a Dios en cada línea que escribes. Hablas de cuestiones muy profundas, cotidianas, y siempre desde la fe. Se nota en todo, o lo noto. Mi padre era una persona creyente, su enfermedad durante años me ayudó a comprender, sé que es difícil, pero el dolor nos hace crecer. Dios no quiere la enfermedad (y si la permite ¿por qué será?, la gran pregunta), Dios quiere nuestra felicidad (sin duda). No puedo mirar la vida si no es con la mirada puesta en Cristo, con la confianza puesta en Él. Y no es hacerlo como si todo fuera de color de rosa, es mirarla desde la fe, que es diferente.
    Todos moriremos, pero esta vida es un tránsito, un paso, no lo definitivo. Soy consciente que es difícil aceptar la enfermedad, el dolor, pero con los ojos mirando la cruz, el cristiano aprende. Y tú, Malque, eres, no diría sabia, que también, sino cristiana (lo explicitas sin que lo pretendas), se nota, y como tal escribes. Nada superficial, sino profundamente. Y eso, Malque, te convierte en ganadora. En todo lo que escribes, en todo, das testimonio. Tienes la mejor medicina. Dios existe y está.

    Muy humana y contemplativa.
    Linda Flor de María :))

    Celebramos la Primera Comunión de Fer (guardará tus cuentos siempre).
    Yo también. Y los utilizaré en catequesis.
    Eres una catequesis.

    Muchas gracias, muchos besos y con mi corazón.
    Dios te bendiga.
    Un beso para Bella :))

    ResponderEliminar
  12. Flor de María, los perdedores no razonan como tú. Tú eres muy grande!!
    Un abrazo, mi mana querida.

    ResponderEliminar
  13. De jóvenes vamos ganándole a la vida, pero... después poco a poco lo vamos devolviéndolo y al final no queda nada de lo que considerábamos nuestro.

    Besos

    ResponderEliminar
  14. Reflexionando tú entrada de hoy...
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Reflexionando tú entrada de hoy...
    Besos

    ResponderEliminar
  16. adaptarse a lo que hay y salir adelante como se pueda es lo que se llama "resiliencia". todos lo pasamos, unos más duros que otros. es lo que hay, diría la vida.

    besos.

    ResponderEliminar
  17. No hay más remedio que vivir como toca y con la rebeldía necesaria, aunque sea escribiendo !!

    ResponderEliminar
  18. Queridísima Malque:
    Tus letras duelen. Te entiendo sin entenderte porque nadie puede entender el dolor por el que estás pasando sin haber pasado por él. La vida es puta, muy puta, y para algunos más que para otros. Y lo que más me jode es que haya gente tan malísima a la que todo le sale de perlas y luego un alma brillante y gloriosa como la tuya que tenga que ser sometida a tan inhumana prueba.
    Te mando muchos abrazos y besos de corazón.

    ResponderEliminar
  19. Hola hermosa, siempre que te leo, me siento tan cotidiana y simple, porque no se cuales son las palabras correctas que tu necesitas leer, y entonces me limito a decirte lo chingona que eres y lo mucho que te admiro porque eres una guerrera. Y creo que la cago, espero que no porque te lo digo con mucho cariño y respeto. Besos y abrazos.

    ResponderEliminar
  20. Ganar con imagen de perdedora está muy bien. A la gente le da envidia el éxito, así que mejor si vas de incógnito. Besotes!!

    ResponderEliminar
  21. Aún así y con todo lo que te pasa, tus escritos son preciosos. Solo por eso no eres una fracasada.

    ResponderEliminar
  22. Perder es vivir y que las vivencias no nos muevan el alma. De la pena creas poesía, eso no es perder. Un beso y un abrazo muy grande, es todo lo que puedo decir porque Lo Bello ya lo dijiste tú.

    ResponderEliminar
  23. Disfruta, valora, exprime lo que sí tienes que es mucho Malque.
    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Bueno, la única esperanza es que la mayor parte de las cosas están en nuestras mentes, la casa, como la queremos, el pp no está en nuestra mente y si lo olvidamos genial, así que una vez mas la solución posible está en trabajar la mente... :)
    Lo siento, ojalá te pudiera decir algo que te sirviera... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  25. Tocada y hundida, Malque.

    No tengo palabras para rebatir tu dolor. Un dolor áspero y lúcido.

    Ay la lucidez que descarnada se presenta cuando menos la echamos de menos.

    Hay una pequeña esperanza, porque todavía miras el pasado, ese del que parece que empiezas a despedirte con mucha ternura.

    Ando desquiciada con un problema de rodilla, dolor continuo, incapacidad para dormir seguido, estoy coja y me siento vulnerable...pero cuando te leo me da vergüenza quejarme.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  26. Y yo que voy detrás de TESA y de todos los demás ¿ qué puedo decirte mi cielo? nunca he sido de ver la vida de color de rosa aunque es cierto que soy de las afortunadas de este mundo que debía pasarme la vida dando gracias mañana tarde y noche ... no obstante lo cual, soy de carne y hueso y siento y me duelen mis cosas pequeñas cosas... insignificancia de cosas al lado de dolores terroríficos y enorme como los que te viene generando a ti el PP.. pero soy positiva, veo la realidad, vivo en ella la conozco perfectamente pero intento enfocar en lo que me hace sentir menos mal... a veces lo consigo y a veces lloro lo que no está escrito porque soy blanda... blanquísima por fuera y mi mundo no me permite ir así... en mi trabajo no está permitido ser débil... por eso me gusta el blog, aquí soy lo que soy .. me sale lo que me sale y andando! y sí, ahora como a todos los q te leemos me encantaría decirte algo que te sirviera de asidero para reconfortarte pero eso sería de una vanidad inmensa .. el dolor es dolor y duele ... a mi no me preocupa la muerte, nunca me ha preocupado eso ... ¿ qué hay de preocupante en lago que nos llegará a todos? me preocupa el dolor hasta que llega.. este que tú transmite en letras y rompe el alma ... pero tus letras lo cuentan y por eso no hace falta decirte nada que no sepas y sabes... en el fondo de tus letras late tu fuerza, u inmenso atractivo y ese ...está en tu mente, no es tu casa, ni tu cara , ni en ese cuerpo que fue y ya no es .. tú estás entera en tus letras, en tus palabras... en lo que consigues transmitir que es mucho y sincero a sangre ... siendo así, si la casa está más o menos bonita, si tu ropa favorece o no, da lo mismo .. MALQUE tu mente es de las más lúcidas que se pueden leer aquí y si tu pasado fue tan bonito como cuentas y sus protagonistas siguen a tu lado ¿ qué más da el escenario o el vestuario?... sois vosotros los actores de tu vida los que seguís actuando cada día para vosotros y sí MALQUE madre e hija pueden ser amigas... diferentes pero amigas .. déjate y déjala .. ya sois amigas ... yo pensaba como tú, ya no .. tengo dos hijos y a veces ... a veces se hace magia y son mis amigos, LAURA además te ha dado una muñeca que es NATALIA disfruta de tu gente ... la casa solo es eso .. ladrillos y cosas.

    Un beso inmenso y gracias por rompernos en cachitos... leerte a ti como dice TESA es avergonzarse de cualquier queja que tengamos ¿lo ves? esta es tu misión en la vida ... hacernos sentir afortunados al lado de tu dolores .. jaja perdóname a veces no digo más que estupideces ... ah! también consigues otra cosa que XAVI te consuele a ti y se alargue en letras ... no creo que es poco lo que consigues ... ¿ la casa? .. ladrillos. Ah! y yo tampoco soy capaz de comentar desde el celular... en realidad soy una inútil con él .. es como un cohete intersideral que uso de bici ;)

    MmmuaaaaaakkksS! no, lo sé.. ya se que no da igual la casa, ni el cuerpo pero ... ( ¿ y si nos imaginas a todos, cojos, tuertos y arrastrándonos por el suelo como culebras? no te sentirías feliz de lo afortunada que eres a nuestro lado ? si la vida real se hace invivible nos inventamos una con la imaginación y andando¿para que sirve si no es para eso ? MmuaaaaksS!

    No releo ... va y cierro los ojos!


    ;)



    ResponderEliminar
  27. Tu sola eres el espíritu de la casa que habitas....

    ResponderEliminar
  28. Hola Flor de María. Realmente no sé que decirte. Eres muy valiente. No te conozco en persona, pero sí por tus letras y siempre me das lecciones de valentía que son tan importantes para afrontar la vida. Ojalá mañana saliera un medicamento que te devolviera la paz y la sonrisa de tu cuerpo.
    Abrazossssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  29. Ahora que hablas de la casa, volví al pueblo de mi infancia, y la casa no era la misma. Como dice Geraldine tu eres el espíritu, el alma de casa. Cuando me fui d aquella casa donde viví tantos, se fue el espíritu que la sostenía. Reencuéntralo vos, en la tuya. UN abrazo desde mi cubil colombiano, Carlos

    ResponderEliminar
  30. Mi querida amiga de palabras, mientras tú estés la casa sigue teniendo en el aire amor, no lo olvides...
    Un abrazo muy grande lleno de afecto

    ResponderEliminar
  31. Siempre estamos perdiendo y encontrando cosas nuevas, la cuestión es que nos encariñamos con todo, incluso con lo que ya no tenemos, por eso nos damos cuenta que lo tuvimos pero se han ido.
    Algunos dicen que eso es la vida.
    Yo no lo digo, para mí la vida es otra cosa.

    Saludos

    J.

    ResponderEliminar
  32. Malquerida, mi querida Malquerida que aquí en tu reino de hongos y letras sublimes deberías llamarte ''la Bienquerida''. ¿Qué te digo? Eres por mucho una de mis escritoras favorita, dicen que a la gente se le conoce mejor a través de lo que escribes y por ello puedo intuir la gran persona que eres y esa Malquerida es todo menos una perdedora, estas más viva que nunca. Tú eres el brillo de esa casa así como la inspiración para aquellos que nos perdemos entre cada línea que has escrito. Saludos y un fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  33. No me salen las palabras Malque.

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  34. Intentar cambiar qué, si ya me gustas más que el Sabina... Te quiero. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  35. Sólo pasé a dejarte un abrazo, de esos que pegan lo que está roto...

    ResponderEliminar
  36. Sigues ganando con vivir y escribir, para deleite de tus seguidores
    Abrazo

    ResponderEliminar
  37. Sigues ganando con vivir y escribir, para deleite de tus seguidores
    Abrazo

    ResponderEliminar
  38. En esta gurra de la vida nadie gana amiga bienquerida.
    Todos morimos poco a poco, mi hermano también tiene por huesped a pp y mi madre la tuve 12 años con demencia senil, entre medio de otras cosas, y hace siete meses fui operada de cancer de pecho.
    Pero ahí seguimos, así que amiga hermosa no achicarse y adelante.
    Un gran abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje