Páginas

domingo, 26 de junio de 2016

Buenas...

A todo se acostumbra uno menos a no comer.

Lorenzo, el viejito amigo de Natalia está vivo. La Bella lo saludaba en las mañanas camino a la escuela. Un día no lo vimos. Empezamos a extrañarlo. Quizás había muerto. Barry lo vio. Sus hijas no lo dejan salir. Se perdió y lo encontraron en el centro de la ciudad. 36 horas de angustia.
Para que no vuelva a extraviarse no sale más. Tiene demencia senil.

No pasa nada.

Natalia se pintó bigotes para jugar al señor vendedor de pizzas. Al ver mi estupor dijo: No pasa nada abuela, me lavas la cara y asunto arreglado.
Nunca el ¨no pasa nada¨ fue más certero.
No pasa nada si no tengo Ipad, no pasa nada si no leo, no pasa nada si no escucho música. No pasa nada si dejo de caminar. No pasa nada si ya no me escribes.  El mundo sigue en su exacta evolución.

Pa´ciencia.

Posiblemente termine hoy de armar el rompecabezas. Tengo hecho el 90%. La impaciencia no tuvo cabida. Había días que no lograba colocar una sola pieza, en cambio en otros avanzaba mucho.
Un juego enseñando lo que la vida se empeñó en mostrarme. Todo llega en su justo momento. Todo tiene un sitio exclusivo para él.

Pp

No podría dejar de mencionar al pp. El reticente Barry y yo formamos parte del sueño de alguien que no nos conoce. El destino parece preparar algo para nosotros si confiamos en mi intuición. Si todo sale bien. Si todo sale bien. Si todo sale bien.
 
 
Mira tú...
 
Nos espera una larga travesía en la semana. Será la primera vez que use transporte público después de mucho tiempo. Recen por mi. De punta a punta sin más ayuda que el bastón y el brazo de Barry. Las ciudades están hechas para personas perfectas no para renglones torcidos. Tú y Yo moriremos juntos cuando las musas dejen de inspirar y los poetas dejen de gritar en el paraíso.
 
Hoy fui un poco tú.

Mi cabeza se pierde, no encuentro sentido a la vida si mis letras no se mueven en las yemas de mis dedos nerviosos.

Con nombre de película.

La señorita cartera tocó a mi puerta tres veces en dos semanas. Traía buenas noticias y no más facturas qué pagar.
Es curioso, cuando la vida más aprieta los ángeles aparecen para darme una ayudadita.


Nos vemos.








34 comentarios:

  1. Es bien cierto eso de que cuando la vida aprieta,aparecen ángeles al rescate.
    Yo lo estoy viendo estos días.

    Sigamos Malque.
    Cuídate mucho.
    Click.

    Un beso.

    ResponderEliminar

  2. Luces en la oscuridad... ;)

    Que sigan alumbrando tu/vuestra vida... de día y de noche.

    Un beso, un cálido abrazo y que la travesía urbana sea lo más leve posible!

    :)

    ResponderEliminar
  3. Vas del mejor de los brazos, seguro que va bien. Y no dejes nunca de teclear con tus dedos nerviosos. Besos

    ResponderEliminar
  4. El ángel eres tú.
    Aunque no lo creas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. siempre hay un huequecito de libertad entre el zapato, como vida, que aprieta, para hacerse realidad que la bondad sobrevuela. Algunos ángeles bien lo saben. (Por si ángel fueses tú, que sí lo eres, con creces!!)

    Besos

    ResponderEliminar
  6. qué sabia esa Natalia!!

    los ángeles aparecen siempre si uno los espera... una bendición!

    un abrazo,

    ResponderEliminar
  7. Las buenas noticias dan alas para volar y sonrisas para compartir. Besetes.

    ResponderEliminar
  8. Tu intuición funcionará. Todo saldrá bien. Todo saldrá bien. Todo saldrá bien.
    Abrazos muchos

    ResponderEliminar
  9. Las cartas con buenas noticias siempre son bien recibidas.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Pues eso de que aparezca el angelito en su momento oportuno es un verdadero milagro.
    Que dure por mucho tiempo.
    Un abrazo y nos leemos a mi regreso.
    Ambar

    ResponderEliminar
  11. Tienes una gran familia. Justo la que te mereces.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. las misivas con buenas noticias ,siempre son bienvenidas cariños miles

    ResponderEliminar
  13. siempre se nos da qué pensar cuando alguien "desaparece" de nuestra rutina habitual. un buen día "desapareció" de su negocio un vendedor de periódicos al que la gente conocía como "cabezón", y dada su relativa juventud, -ya que aunque mayor no frisaría siquiera los 60 años, asumí que habría conseguido un trabajo temporal en otra parte como a veces ocurre. pero lo que realmente sucedió fue que le encontraron un mal en el cerebro que le imposibilita trabajar. ya nunca más volvió, ni sé cómo seguirá.

    besos.

    ResponderEliminar
  14. Precisamente yo, ayer, hablaba de libertad. Despliega siempre las alas.

    ResponderEliminar
  15. Escribe, escribe y escribe... no hay mejor regalo que puedas hacernos.

    Besos, carnalita, que así me gusta verte requetepeleona y con la calle por delante.
    ;)

    ResponderEliminar
  16. No te hace falta que recemos por ti. Tú solita puedes con todo. Un beso y que los ángeles sigan trayendo buenas noticias disfrazados de carteros.

    ResponderEliminar
  17. Muy buenos.

    ¿Y dormir?

    A mí no me apetece morir de amor, ya no se lleva ni en Teruel, que ya es decir. Y París no es lo que era. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, y ya. Con el perdón. Días tiene uno.

      Eliminar
  18. muy sabias las palabras de la Bella, y tu que escribes tu día a día como nadie.
    besos

    ResponderEliminar
  19. No dejes de escribir nunca, es la grasita que necesita el cerebro para seguir funcionando. Las malas noticias no las mires, a la basura con ellas, quédate solo con las buenas ... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  20. ¡Holaaa, Malque!!! ¡Me alegro de verte!
    Tiene mucha razón Bella, no pasa nada, como tú dices, el mundo seguirá su evolución. Y es cierto. Cada día tiene su afán, decía santa Teresa: “Cuando perdiz, perdiz; cuando penitencia, penitencia”, lo que toque, y que lo sepamos vivir de la mejor manera posible. Tú eres maestra.
    Es verdad, Malque, los ángeles siempre están, me hace gracia lo de ayudadita, es muy tierno. Me alegro de que te dejaran buenas noticias.
    Rezaré por ti (tú por mí ¿vale?) todos lo necesitamos, las fuerzas de verdad sólo nos llegan a través de la oración, no hay otra. Dios siempre está. Necesito mucho el silencio, el silencio enseña todo y tus letras siempre hablan de silencios. Gracias, Malque.

    Que Natalia te siga amando, linda abuela, es un regalo maravilloso. Qué linda es.

    Un beso, sabes que con todo mi cariño, y otro para Bella, se lo das, por favor, de mi parte.

    Gracias, mi querida Malque.
    Nos vemos :))

    ResponderEliminar
  21. Cuando menos lo esperamos algo aparece delante nuestro enseñándonos que no estamos abandonados que aunque no los veamos hay muchos que cuidan de nosotros.
    Besos

    ResponderEliminar
  22. Malque bonita, te escribo desde Cuatro Ciénegas en compañía de mi linda esposa Lucerita Asíntota. Nos da mucho gusto leerte y te manifestamos que tus ánimos y felicitaciones nos han llegado directo al corazón cada que nos has comentado. Por fin nos libramos de compromisos sociales y pendientes para ponernos con muchas personas y cosas al corriente, y es muy reconfortante volver a encontrarnos con tu prosa tan bella.
    Esperamos poder visitar más seguido, te queremos :3

    ResponderEliminar
  23. Hola hermosa, ya ves como llegaron las buenas nuevas a tu puerta, así es la vida, me encanto lo de la bella, es muy sabia como la abuela, "no pasa nada", creo que mi esposo me engaña (sería la tercera vez, una en el noviazgo y una en el matrimonio) pero como dice la bella " no pasa nada" me vale madres, quizá la pieza de mi propio rompecabezas aun no ha caído, gracias hermosa, abrí tu blog con un nudo en la garganta y lo cierro con una fortaleza en el pecho. Besos grandes, más para NAtalia

    ResponderEliminar
  24. La intuición, ¡un ángel tan poco cantado! Bueno que le abras las puertas.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  25. Hola Flor de María. Tu nieta es un sol que te alumbra cada día. No pasa nada es la frase que decimos para no dar importancia a ciertas cosas. Ella va a ser tan inteligente y dicharachera como lo eres tú. Me alegro de esa ayuda inesperada.
    Pobre Señor Lorenzo sin poder salir a la calle. Seguro que su familia lo pasó muy mal cuando se perdió. Yo si fuera mi padre le haría una nota plastificada poniendo su nombre, dirección y teléfono de contacto por si se vuelve a perder para que puedan contactar con la familia y pueden regresarlo a casa.
    Abrazosssssssssssssss

    ResponderEliminar
  26. Cada paso que das del brazo de Barry ( en transporte público, privado o hasta el aseo ;) cada "no pasa nada de Natalia", cada sobre que trae esa cartera y tu abres, cada instante que tecleas aquí y nos regalas a todos los que tenemos la dicha de leerte, es un pedacito de tu vida que transcurre tal cual debe transcurrir y ¿sabes qué? a veces que suceda eso, sin más es... ¡¡¡ UN MILAGRO !!! ;)

    Un beso inmenso desde le otro lado del Atlántico MALQUE


    PD
    Supongo que leerás esto y dirás ¡mira que es boba esta María! ( es verdad :- ) ... pero tb es verdad que ahora mismo lo creo absolutamente, después de ayudar a salir a dos personas de un tortazo monumental con su coche y ver que no tenían ni un rasguño ... la Sra se tocaba y decía ... ¡estoy entera, no se me ha roto nada, es un milagro! ... pensaba mientras volvía a casa que todos estamos enteros sin nada roto pero tenemos que tener un accidente de tráfico para alegrarnos ;)

    Sé que a veces no es fácil cielo, lo sé..
    por eso leerte es ¡otro milagro! gracias preciosa MmuuaaaaksS!

    ResponderEliminar
  27. Hola belleza:
    Llego tarde porque estuve de pausa. Que todo salga bien, que todo salga bien... Más que tú no lo merece nadie.
    Besos, preciosa.

    ResponderEliminar
  28. Hola, Flor, qué alegría que publiques!!!
    Te quiero.

    ResponderEliminar
  29. Cuando la vida se pone tan molesta y pesada es porque algo hemos hecho bien para llamar su atención, entonces nos lo quiere cobrar... Suerte en el transporte público!

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar
  30. Sigues escribiendo. Me alegra que tengas ángeles a tu alrededor. Besos.

    ResponderEliminar
  31. Considero el leerte un privilegio.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje