Páginas

sábado, 26 de marzo de 2016

Para escribir tres cartas...

.. requiero de mucha paciencia. También de una pluma con tinta negra, punto extrafino. Creo tengo una en la cangurera de las que le robo a Laura. Con esas plumas hago la letra bonita como señora antigua. Sin tanto garigoleo. Elegante, sobria aunque no me gusta la "f" porque sale toda fea. Nunca me han gustado los trazos amorfos de la inicial de mi nombre. Tengo que concentrarme muy bien porque a veces comienzo con la letra toda linda y termino con letra de molde y mezclando mayúsculas con minúsculas. Es que mi mano tiene vida propia entonces me cuesta trabajo hacerme obedecer por ella. Comenzaré por el nombre. Después el motivo de la carta la que sazonaré con un toque de humor y nada de mala leche -hay que acostumbrarse el término- para que todo salga fluído. Tengo un paquete de hojas tamaño carta, papel bond, blancas que alguien compró hace muchos años cuando empecé la historia de Annabel Lee. Ahmmm pero voy a escribir muy chueca. Eso no será obstáculo. Más chueco está el mundo y sigue girando. Le voy a escribir primero a Barry. Luego a Laura. Al final a Bruno. Guardaré cada carta en un sobre color crema de los que Laura me regaló hace mucho y en los que envío mensajes a la Miss directora o a la miss de La Bella -¡Aghhh cuánto te extraño preciosa!- Cuando haya terminado las dejaré en un escondrijo al que sólo ellos tienen acceso. Con eso me aseguro que nomás ellos la lean. No es que sea valioso lo ahí escrito sino que es el pensamiento de una madre y esposa. Ya quisiera tener -en los momentos bajos- un algo de mi madre. Tangible amor acurrucado debajo de la almohada. Terminando, me sentaré a esperar o no. Haré algo mejor, pero algo mejor que escribir una carta es hablar directamente a los ojos. Puedo pero dudo en hacerlo. El valor se me escurre entre los labios haciendo inteligible el habla. Requiero de mucho valor para no mirar el suelo o desviar la vista. La inseguridad se ha adueñado de mis ojos. Escribir es mejor. La voz no tiembla, la mirada está fija. No tengo que buscar en la terrible manía de contar las letras una tabla de salvación. Naúfrago de dudas, escribir cartas es un grito en silencio al que recurro un Sábado Santo del año del Señor. Voz sin sonido, letras sonoras. Dualidad misteriosa. Me voy señores, no me extrañen porque nunca me voy. ¡Oh que la! ¿O si o no? Permanezco agazapada esperando el momento de saltar cuando me pica el orgullo o cuando sin más se me da la gana tirarme a la yugular. De suya casi nunca -soy lo único verdaderamente mío-, Yo -¿Así o más ególatra?- quién sea que sea la que hoy esto escribe.

31 comentarios:

  1. En silencio, sí.
    Me parece maravilloso lo que escribes.

    Un beso, mi querida Malque.

    ResponderEliminar
  2. El orgullo salta a golpe de inicial.
    La tinta china, la pluma, el nombre, las efes-feas son espectadores a la expectativa: no dirán nada. O te concederán razón!!!!
    Y yo, besotes, guapa!!!

    ResponderEliminar
  3. Yo tambien prefiero escribir, es mas facil, uno dice lo que quiere mas libremente.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. No dejes de escribir lo que sientes . Aunque a veces tengas que dictarlo sino puedes escribir. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Eso, quien quiera que sea... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  6. Ay Malque tú si que sabes , a mi me parece que todo lo escribo ( en cartas) me llega a poco, a tanto que deseo decir, o a ese silencio que abraza que en palabras no se puede trasmitir .
    Y yo que amo las palabras, a veces hasta casi las maldigo cuando no hay una inventada -o si- que lleve toda mi alma en ella
    Muchas veces le digo , a quién sabe de mi, si alguna vez podré atarme los dedos
    Tu manos son sabias porque las guía tu esencia .. así salta, brinca , o calla... en mayúsculas o en letra gótica pero no no te vayas ...

    bueh de mi no te vas ( eso lo se)


    Un abrazo y un beso siempre

    ResponderEliminar
  7. ...aguanta hasta que llegue lo que va llegar! ;)

    :D

    ResponderEliminar
  8. Escribe muchas cartas con tinta negra punto fino. Esas hojas te están esperando.
    Abrazo grande, mana.

    ResponderEliminar
  9. Cuando las cosas son complicadas hay que escribirlas.
    Varias veces.
    Y al final dejan de ser complicadas.
    Entonces se pueden decir.

    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo de mezclar mayúsculas y minúsculas puede quedar bonito y original. Pregúntaselo a la MaLquEridA.
    Quizá lo mejor sea que leas tú misma lo que has escrito. Tendrás la excusa de estar mirando al papel.
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Me has hecho recordar las que le escribí a mi hija cuando era adolescente y no podíamos hablar porque terminábamos discutiendo.
    Es bueno para el alma, sí.
    Besitos

    ResponderEliminar

  12. Hay cosas que es importante y necesario decirlas, aunque no siempre es fácil hacerlo...

    Para quien tiene/desea decirlas, para quien tiene que/desea escucharlas...

    Entonces es cuando viene bien la lección de sabiduría de Xavi, alias 'Toro Salvaje'... ;)

    Tus cartas tienen que ser dignas de ser leídas... fijo memorables!

    Un beso, un cálido achuchón y... ¡al toro, 'Doña'!

    :)

    PD: Si vieras mi letra... te consolarías... de caligrafía no puede presumir... eso sí, es muy personal... :P

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. PD2: Quería decir que 'no puedo presumir'... ¿ve usted? Pues eso... todo el día con el 'tippex' (borrador)... :S

      Eliminar
  13. Escribir en vez de decir...lo hice hace poco y me sirvió.

    Sabes? mi letra es diminuta,no sé si eso tendrá algún significado.

    Escribe!
    Click.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ¿dejarle yo algo escrito a alguien? es imposible que lo haga, pues uno no sabe cómo lo pueda tomar aquella persona y puede originar más bien tristezas y depresiones inútiles porque uno al final es sólo olvido.

    besos

    ResponderEliminar
  15. Escribir siempre es mas fácil que decir,síguelo haciendo,abrazo amiga.

    ResponderEliminar
  16. Cuando uno escribe lo que siente en su interior, pone su alma y corazón para emocionar a quien lee todo lo que expresas de manera tan sencilla y bella.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Volví porque me acordé de algo :P



    Te dejo un fragmento de Trilogía en Nueva York de Paul Auster , espero que te guste
    ( hoy cambio música por literatura :P)

    " Vagabundeé mentalmente durante varias semanas, buscando la manera de empezar. Toda vida es inexplicable me repetía. Por muchos hechos que cuenten; por muchos datos que se muestren, lo esencial se resiste a ser contado. Decir que fulanito nació aquí y fue allá; que hizo esto y aquello, que se casó con esta mujer y tuvo estos hijos, que vivió, que murió, que dejo tras sí estos libros o esta batalla o ese puente, nada de eso nos dice mucho. Todos queremos que nos cuenten historias, y las escuchamos del mismo modo que las escuchábamos de niños. Nos imaginamos la verdadera historia dentro de las palabras y para hacer esto sustituimos a la persona del relato, fingiendo que podemos entenderle porque nos entendemos a nosotros mismos. Esto es una superchería. Existimos para nosotros mismos, quizá, y a veces incluso vislumbramos quiénes somos, pero al final nunca podemos estar seguros, y mientras nuestras vidas continúan; nos volvemos cada vez más opacos; más y más conscientes de nuestra propia incoherencia. Nadie puede cruzar la frontera que lo separa del otro por la sencilla razón de que nadie puede tener acceso a si mismo. "


    Gracias por tu abrazo , te llevo , aquí , ves?

    toc toc



    ResponderEliminar
  18. Vengo a desearos Feliz Pascua a ti y a todos los tuyos.

    Muchos besos, mi querida Malque.

    ResponderEliminar
  19. Escribirlo siempre es más fácil que decirlo mirando a los ojos... pero además, como bien dices lo escrito es menos perecedero y el destinatario podrá ir una y otra vez a leer esas palabras que seguro van llenas de cariño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. Donde quede una mirada...
    Fuera palabras.
    y adiós cartas.

    Que una empieza a vivir, lejos de aquí, y tan afuera, que la palabra se muere sola, y de tanto vivir.

    Besos, MaLquE (mi pendejoncita relinda) y gracias por regresarte hasta mí, aunque yo ni viniese. Te lo agradezco como un triple de tequila con cara de sencillo...
    ;)

    ResponderEliminar
  21. escribir es nuestra mejor herramienta y nuestra salvación.
    besos

    ResponderEliminar
  22. Te respondo aquí a tu comentario en mi blog. Tu siempre existirás para mi, te sigo y te leo con asiduidad si bien es verdad que últimamente me cuesta bastante comentar, pero de eso tú no tienes la culpa, soy yo que estoy pasando un periodo de vagancia e indolencia y por supuesto con letra grande o pequeña, mayúsculas o minúsculas no se te ocurra dejar de escribir.
    Te mando mil cariños, mexicanita linda de tu gachupín pirata.

    ResponderEliminar
  23. Tu blog también va a quedar como huella y legado, y es más, me atrevería a decir que quizás hayas abierto más y mejor tu corazón aquí, por este medio virtual, hablándonos sin hablar a nosotros, hablándonos sin mirarnos a la cara a nosotros, hablándonos con la seguridad y la confianza que brinda el que todos seamos anónimos a medias y discretos en la medida de lo posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  24. Escribrir cartas es bonito, algo artesanal, de señora antigua como tú dices. Cuando escribo a mano siempre empiezo con buena letra pero enseguida se me tuerce y enreda, incapaz de fingir.
    Me gusta que no seas de nadie, solo tuya.

    ResponderEliminar
  25. Pues yo creo que escribir cartas es algo que deberíamos recuperar. Te entiendo, a veces cuando cuesta hablar, escribirlo es la mejor opción, además se medita más y se permite uno hablar desde el fondo del alma , sin tapujos. Creo yo.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. escribes hasta conmover al lector, bien, gracias
    saludos

    ResponderEliminar
  27. Esta claro que todos los que te seguimos tenemos el inmenso honor de sentirnos participes de tus letras. Cada cosa que nos cuentas, nos une más a tu persona, a tus sentimientos, a tus dudas, a tus miedos y a tus amores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  28. Cuando las palabras faltan, las letras llegan con su capa de super héroe a salvarnos el pellejo una y otra vez.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  29. Y sino te descargas Google Chrome que tiene la versatilidad de que puedes "escribir" oralmente.

    ResponderEliminar
  30. Adorada Bienque, tu siempre tan concurrida y visitada, había estado un poco perdido y hoy me encontré en tu texto.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje