sábado, 20 de febrero de 2016

Tendré cuidado en decir Te quiero

La señora que me ayudó a cruzar la calle se llama Yolanda. Tengo en el corazón un algo que lastima. Para llegar a querer mi amistad es necesario traspasar los límites que me impongo. No es que me sienta la muy muy, es que soy bastante chocante y eso queridos, pocos lo aguantan. La separación es inminente. Barry cumplió la promesa hecha ayer. Cené una deliciosa hamburguesa. El precio a pagar es muy alto, estoy despierta. Extraño al Papa Pancho y su bola de achichincles lagartijos. Acabo de leer: Si el diablo no existe no hay necesidad de un dios. Dios según las reglas ortográficas. Me duele la barriga y el dedo gordo del pie izquierdo. Preguntas por qué hasta ahora. Yo qué sé. Estoy tirada en la cama, de panza escribo con el iPad en el suelo. Ella es tan alegre. Me vio paralizada a mitad de la calle y no dudó en ayudarme. -¿Para dónde va?- dijo tomándome del brazo. ¡Trágame pinche tierra! Con el dedito izquierdo señalé la acera de enfrente. Tragué una bocanada del aire helado que azotaba mi cara para no llorar. Elo lado flaco subió de peso. Me siento desnuda cuando externo mis sentimientos -no hablo de lo que dejo aquí, esto es otra cosa- y alguien los lee. Laura ha crecido como escritora y como persona. Estoy segura que algún día tendrá un libro. Soy mercenaria de las letras. Vomito párrafos como si de morir se tratara. Estaría como pendeja mire y mire a qué hora llega la hora final. Le digo "te amo", él dice "yo también". ¿Yo también qué? Mis amigos no pronuncian mi nombre en voz alta. Creo nunca traspasarán la barrera del silencio amistoso. Olvido subir la andadera, así menos llegaré al cuarto de baño. Me pasa como a Marco, tienden a ignorarme. Las hojas muertas. El frío entume los huesos, porque sépanlo de una vez, tengo huesos no soy de goma. Adriana nos cuida de nuevo, me reconforta pero no debo acostumbrarme. El impacto que provoca a primera vista los artilugios que uso para caminar impiden que hagan preguntas tontas. ¿Cómo estás? O sea jelouuuu. Mejor traeme un pastel con cerezas. ¡Gracias Ángel del Cielo! ¡Alegría! ¡Gracias hijo de dios hoy no voy a la escuela! Grita y corre Natalia por mi recámara al enterarse que su miss enfermó y no asistirá a clases. La percepción que tenía del Papa cambió, ya no me cae tan mal. Vamos todos a luchar por el mismo fin, ¡Siii! El whatsapp nos está uniendo. Y yo que pensé eras cantante. El abuelo Enrique es muy guapo abuelita. Yo sé mi niña, yo sé, de otra manera no me habría fijado en él. Soy muy valiente, no le tengo miedo a las cucarachas. Bueno si me asustan. Es un poquito triste saber quienes no quieren ser tus amigos. Para aminorarlo digo que es mejor sola que mal acompañada. No baso mi felicidad en tener mil. Ella reza por mi, muchas gracias. Otra ella me tiene presente en su vida sin conocerme. Otras ellas me mandan saludos, besos y abrazos. Dejé de ver esto como un castigo. Todavía no encuentro cómo etiquetarlo. Cuando me quedé sin teléfono, sin cable, sin celular; sin madre, me robaba -en complicidad con Barry- la señal de Adriana parándome frente a su casa. Acúsome ¡oh padre impío! de ser ladrona de wi-fi. Mis mayúsculas denotan la importancia que tienen para mi los algos y los alguien. Siento en estos tiempos como si fuera nube y el viento desgajara mi piel en mil hilitos de algodón o mejor no. Siento como si fuera un fantasma desapareciendo. No tengo pies. Poco a poquito no existiré en nadie, difuminada evito ser recordada. El algo no deja huella. Ya no quiero que nadie me recuerde. ¿Epitafio dices? El mío es este: Dios me hizo desgraciada pero no se me da la gana. Ya te lo dije. ¿Quién vencerá? Yo me retiro. Quizá mañana pase a leer lo que escribí, puede que me retracte aunque ya para qué, de los arrepentidos está lleno el cielo. Mejor no volver, así no ha lugar para arrepentirse. Cruda mercenaria sin inspiración. Los poetas ya no tienen en quién soñar. El fin.

43 comentarios:

  1. Mi querida Malquerida, aunque no te guste todos te ayudan y lo hacen por que quieren y desde el fondo de su corazón, no hay imposición sino ya no estarían contigo. Puede que tu te veas a ti misma como malcarada y un tanto distante, pero ello ven más allá de esas actitudes ven la belleza de tu interior y eso es lo que les da fuerza para seguir amándote.
    Te mando Besos por que así lo siento y por que se que en el fondo los recoges.

    ResponderEliminar
  2. Imagino tu cerebro como una lavadora centrifugando ideas a la velocidad de la luz.
    Es alucinante cuando le das libertad absoluta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. No te digo nada. Hay muchas frases impresionantes en tu texto, todo él impresiona, pero hay frases sobre las que meditar un buen rato.
    Te mando un gran beso y un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  4. Después de los tesoros que nos has dejado escritos por aquí y de haberte conocido a través de ellos, siento decirte que no va a ser tan fácil que te olvidemos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Si tú robas wifi no es delito,porque es por buena causa!
    Qué bueno leer el torbellino que te habita,estás más viva que muchos que van corriendo por la calle a toda mecha.

    Los amigos,mejor pocos y buenos.

    Y vuelve cuando te apetezca...pero vuelve...
    ; )
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. nunca tengas cuidado en "decir" Te quiero o lo que fuere!!! y sigue "diciendo"...

    beso grande!


    ResponderEliminar
  7. y llegaba cabizbajo (?) quien solo se arrepintió de NO HABER DIHO SUFICIENTE "cuánto te quiero".
    Nunca habremos regalado total los oídos de aquellos a quienes queremos:
    -dilo, pues, querida Malque, y no te pese

    Y si por volver, cuantas veces quieras. Mejor, no te vayas...


    Besos

    ResponderEliminar
  8. Gran verdad esa de tener cuidado en decir te quiero. Un te quiero es una conspiración que se esconde en cualquier lugar. Da pasos adelante y atrás. Se acomoda entre las hojas de un libro. Es la complicidad que a veces sonríe y nunca da la cara ni pronuncia tu nombre. Te quiero... sabe a beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  9. Estoy de acuerdo. Decir te quiero conlleva una responsabilidad que a menudo no se respalda.

    ResponderEliminar
  10. Yo siempre estare aqui, esperandote.

    ResponderEliminar
  11. No vale la pena arrepentirse. Lo dicho, dicho está y lo escrito, ahí queda. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Esta vez me has hecho reflexionar arrechamente, que diría un venezolano, está claro que tu cerebro es increíble, tu inteligencia manifiesta, para mi tienes tantas cualidades que provienen de tu cerebro y digamos, de tu corazón -solo incluyo el corazón para darle sentimiento a la cosa- que para que preocuparse del cuerpo, que se joda, que sufra el cabrón, verás como doliendo le y viéndose solo, sin la ayuda del cerbro tratará de acomodarse lo mejor que pueda, y mientras tanto, tu, o sea "tucerebro" a vivir libremente, a crear, a escribir, y tu corazón a amar, verás como al final se benefician todos y terminan disfrutando los unos de los otros en paz y armonía. Espero que no te suene mi cariño reflexivo a una tremenda pendejada... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  13. Decir te quiero,te amo,nunca es malo,abrazos fuertes.

    ResponderEliminar
  14. A mí tampoco me da la gana de contradecirte. Así eres y así me gusta leerte. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. hay noches que me juro no volver, hieren tu palabras carnes no dispuestas,
    hay noches de me conjuro para entrar y salir con un simplia "saludos"
    pero no puedo, tu verdad desnuda, tu valor y tu cobardía asaltan y vencen cualquier barrera, y quedo dolorida y necesitada de darte un abrazo que sale de un teclado y siento se queda yermo y frío e tu pantalla.

    ResponderEliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  17. Voy caminando contigo de la mano, palabra por palabra me voy recreando en tu mística, despacio, te miro, te siento. Eres toda alma y pensamiento. Disquisición etérea de tu sentir iluminado.
    Me vengo aquí contigo. Cuanta paz a pesar de todos los pesares.
    Cuanta dulzura viva.
    Te acaricio con todo mi cariño, Malquerida.

    ResponderEliminar
  18. Lo siento, soy una egoísta sin remedio. NO QUIERO QUE TE VAYAS DE AQUÍ!! Estoy tan cada día más enterrada en el pantano que me pusieron, que cada vez que entro en wifi la primera puerta que miro es la tuya a ver si has vuelto a hablar algo desde tu genialidad.y recojo como miel o como agraz cada una de tus palabras. Lo siento, no me parece justo pasar por delante de tu puerta sin que la vuelvas a abrir. Pero claro, respeto tu tiempo y tu energía ... si no se puede qué le vamos a hacer ... pero una puerta menos cuando ya como la canción de los perritos no me queda más que uno!
    Besos, abrazos, gloria y victoria!
    Te quiero mucho (imagínate! una alter ego diciendo esto)
    Suerte amiga, ojalá te vuelva a ver

    ResponderEliminar
  19. Aprender a decir te quiero no sólo es bonito sino también positivo. Te libera de ese pudor interior que a veces te impide decir lo que sientes y lo que piensas.
    Expresar amor, es tan bonito como el agradecimiento, y yo desde que te leo agradezco tanto tus letras... y te leo siempre, porque de ellas estoy aprendiendo tanto...más de lo que tú imaginarás nunca.
    En la amistad también se producen flechazos,así que...
    ¡te quiero Malque"! con ese ser tan tuyo siempre,imposible no hacerlo.

    Un abrazo bien cálido.

    ResponderEliminar
  20. Abuela, si no estuviésemos ni mi abuelo ni yo ¿a quién mandarías? :)))

    Sigue escribiendo cuando quieras, pero lo que sí te digo es que te quiero y que te recordaré, y no te lo digo sin más, eres una persona para recordar y querer. Cada uno percibe a los demás de distinta manera, pero todos los que venimos a verte lo hacemos porque nos importas.
    Nunca olvidaré lo que compartes, y lo guardo en el corazón. Tu cuento de la lombriz, será siempre el más bonito de los cuentos.
    Nunca es malo decir te quiero si lo sientes, al contrario.

    Un beso, y con mucho cariño, Malque querida.
    Y otro grande para Bella.

    ResponderEliminar
  21. Este texto me superó, tal como muchos otros. Pero ahí reside "eso" que te vuelve rara (en el buen sentido). A veces te veo y te leo con ideas inconexas entre sí, aunque tengo una leve intuición de que a todas estas ideas, y declaraciones, y conjeturas, las une un sentimiento grandisimo de desahogo.

    Bueno, para eso nos hacemos un blog, no? Para hablarles a todos sin hablarle a ninguno. Y lo mejor, sin tener que mirar a nadie a los ojos. Confesarse sin traumas.

    No sé si esto ya lo había pensado antes, o te lo dije antes.

    ResponderEliminar
  22. Siempre hubo que llevar cuidado al decir te quiero, Malque, porque a fuerza de utilizar las dos palabras hemos llegado a desvirtuarlas.
    Tu cuerpo parece rendirse pero tu mente está fascinantemente despierta, como atravesada por la corriente...
    Sigue luchando. La batalla no termina hasta que uno se rinde.
    Besos y fuerza.

    ResponderEliminar
  23. Esas palabras son de cuidado...ni siquiera las puedo escribir! ;)

    Un abrazo MaLquE!♥

    ResponderEliminar
  24. Ese volcán de sensaciones, y en parte reflexiones, me deja el cielo del paladar con regusto a vida con sus más y sus menos, cuando una dolencia nos invade.

    La gente, hoy tan conectada, ayuda o no, pero acompaña con esa manera de decir "te quiero".

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Hola hermosa, me encanta este cúmulo de ideas encontradas, es como leer una historia bizarra en la que tienes que unir las piezas del rompecabezas. Una persona como tu, no se ira sin dejar huella. En mi ya la has dejado y es muy honda. Ánimo hermosa, que siempre hay buenas noticias como que la miss se enfermo. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Libres como un vendabal, 1000 al segundo, parece un manantial que nunca se seca, tus ideas fluyen y mientras eso ocurra te leeremos.
    Con mis idas y venidas, os voy casi perdiendo, cuando vuelvo nunca sé por cuanto tiempo.
    La operación fue en octubre, pero aún estoy en recuperación, el proceso es largo y doloros, pero aquí seguimos andando nuestra senda.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  27. Tengo que pasarme más por aquí..

    ResponderEliminar
  28. que las yolandas se multipliquen en tu camino, su ayuda no es tan sólo física, sino también emocional. se siente bien saber que todavía hay humanidad en las personas.

    besos.

    ResponderEliminar
  29. Me acabas de llamar loquita ( ay otro tb lo hace ) grrr
    no sé si decirte te quiero , aunque ya sabes... decir no es sentir y sentir no es decir
    luego vuelvo cuando se me pase la llorera jajajajaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    besos locos y cascabeleros :P
    se buena o mala pero jamás regular eso de de los mediocres
    hasta la tarde adorable mujer ( ahora ando a las carreras como el Bip Bip de los dibus )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras esperas que regrese y para que no me olvides te dejo una canción ah no es de Enrique ni Sabina ( hoy castigada :P) .
      Pd/ me voy al loquero a ver si sigue vivo jjejejeje
      https://www.youtube.com/watch?v=n-AB7RJpOjY

      Eliminar
  30. Los poetas ya no tiene por qué soñar, los escritores ya no tienen quien los lean, y las redes antisociales continúan creciendo del día a la noche...

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  31. No tienes que retractarte de nada, sigue para adelante, escribiendo a tu aire.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  32. Eres atronadora, y cada vez plasmas mejor lo que sientes. Tus escritos calan hondo, y somos muchos a los que nos tienes fascinados. Pues mira a mí es una cosa que siempre me ha costado decirlo; "eso de te quiero", pero a veces también te digo, que quienes nos lo callamos, queremos más que aquellos que les fluyen tan bonitas palabras.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  33. Si, no vale arrepentirse de nada.
    Y dile Te quiero a todo lo que esté a tu alrededor, así no te quedas con las ganas ni te arrepientes de nada.

    ResponderEliminar
  34. Me gusta mucho tu escritura, me gustas tú sin conocerte. Espero que vuelvas

    ResponderEliminar
  35. Sin rajarse como dicen en mi tierra y seguir adelante... besos

    ResponderEliminar
  36. FLOR DE MARÍA Y MALQUERIDA DE TAL Y TAL Y PASCUAL... !!!

    ( como no sé tus apellidos ni tú los míos y qué más da te digo eso de tal y pascual ;) .. a ver ¿ de verdad co sidras que hay que saber la filiación, número de pasaporte dirección completa y árbol genealógico para querer a alguien? .. pues va a ser que no... o que no y que sí, porque la cosa va de sentimientos y siendo así de lo que se trata es de que lo que sientes sea genuino y lo que te deseen y desees sea así... a mi no me hace falta verte la cara para saber que escribes clarito como el agua, ni me hace falta verle las letras a muchas caras para saber que antes de abrir la boca ya han mentido diez veces .. así que si te dicen te dicen te amo en el medio de la calle o lo dices tú sin conocer a alguien, recuerda TE MENTEN y MIENTES como una bellaca jaja para amar hay que conocer a fondo y entregarse al cien por cien ... ¿cómo vas a a amar a alguien que no conoces? a mi ni te me acerques ya! jaja querer..sí, se puede querer por cariño, por ternura, por afinidad, porque te llegan al alma y te la acarician ... ahí no hace falta conocer solo sentir desde dentro.

    Aun así yo jamás digo te quiero si no tengo algo grande que me una a alguien a ti te puedo decir con total seguridad de que es así que te admiro enormemente, que siempre que pueda me tendrás cerquita porque me gusta venir y encontrar tus letras y que haces muy bien en tener cuidado de decir te quiero .. si un día te lo escribo piensa que me sale del fondo de mi corazón .. mientras tanto te dejo cien mil besos que esos sí que puedo darlos con total garantía de frescura MMuuuuaaaaksS!

    Te recordaré y recuerdo.. ya lo creo que sí, tb es verdad absolutamente !!!

    (He tardado en venir y tengo tirado mi blog porque me tienen asfixiada a pelitos ... no saco la cabeza de los juzgados xD! lo siento ;)

    ResponderEliminar
  37. Llego a tu blog de a pocos y a ratos. Porque sé que me voy a quedar encandilada, porque necesito tiempo y calma para leerte, porque me quedo prendida, enmudecida, dañada y también liberada ante esa manera explosiva, valiente y kamikaze de desnudar lo que sientes.

    Te leo sin respirar, abducida por tu talento narrador y conmovida por tu talante.

    Eres salvaje y tierna. Oscura y luminosa, Malque.

    A mí me cuesta decir, te quiero, aunque amo con intensidad.

    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  38. El buen vecino no le pone clave a su wi-fi y si le pone es "12345678".

    ResponderEliminar
  39. Algo pasa cuando los demás dicen nuestro nombre en voz alta.

    ResponderEliminar
  40. Hola Flor de María. No pasa nada por tomar un podo de wifi del vecino. Y seguro que si le pides, te da de mil amores.
    Eres como un torbellino de ideas. Tienes un coco que pare infinidad de frases que al unirlas son como un bálsamo que suaviza las penas.
    Un abrazos inmenso

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una parkinsoniana medio reina medio bruja, prófuga de la cordura, fan sin estilo del poeta trashumante y amante sin suerte de Enrique, agradece la visita y comentarios los cuales serán respondidos cuando el modo off impere en su mente (el modo on lo ocupa para caminar enfundada en sus secretos, sin bastón ni artilugios mágicos). No desespere, tarde pero devuelve la visita (si es que no lo olvida antes de abandonar este sitio).
Dicho lo dicho tiene usted la palabra, comente bajo su propio riesgo.

la MaLquEridA

Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.