martes, 18 de agosto de 2015

Quietud de pájaro

Tengo resaca, cruda de cualquier tipo. Es como si hubiese bebido todo el mezcal en una sola noche. Boca seca, trago amargo. Me bebería y sin respirar todos los mares del mundo.
La cabeza me va a estallar. Capullos de dolor volando a mil millones de centésimas por segundo. ¿Lluvia de estrellas? No, son mis ideas abortadas. 
Me siento como si me hubiesen dejado de amar. De madrazo y sin aviso. Ya no te quiero. Bueno pues bye. 

Rodar cuesta arriba. Empujen, empujen, empujen. Mi gato estira su mano. Toca con cuidadito minino, me puedes lastimar. L´otra vez me hizo un rasguño pocamadre. No digas eso Está bien. 

SabinaCuca me mordió dos veces. Mira, todavía tengo la cicatriz de su pellizco. ¿Fue pellizco o mordida? Sepa la bola, pero dolió muy feo. ¿Hay dolores bonitos? Preguntas estúpidas haces a estas horas de la madrugada. 
Silvio me trata con cariño, me agarra fuerte pero sin lastimar. Los hombres a veces son un poco pericos. Hombres perico. Hombres pájaro. Hombres sórdidos. Hombres necios. Hombres clavando el pico. . 

SabinaCuca y Silvio me recuerdan a los humanitos en su existir. Ella lava todos los días el verde plumaje. Se emperifolla con los primeros rayos del sol. Con el piquito acomoda las plumas salidas. Ya después se baja a comer toda mona. Perica mona. SabinaCuca si pudiera esparcería sobre su cuerpo perfume de azahar. Flor de azar. Flor de azahar. Flor de suerte. Flor de María. Flor de atajos. Flor sin suerte.

Silvio no se baña. Apenas despierta y quiere salir a otear el instinto. Come haciendo gran alharaca. Hace sin piedad donde caiga. Los pericos no saben de buenas maneras ni reglas de etiqueta. Quiero ser perico. SabinaCuca y Silvio son dos pericos.

Me duele la cabeza, si estalla, el pelo serán serpentinas de color alegrando la noche. Bucles en desbandada. Pistilos. Flechas sin control disparadas a la sinrazón de tus miradas. Polen espolvoreando mis pensamientos. Tengo hambre. No comí, no cené. No viví, no existí.

-Abuela, ¿ya es hoy?-

La cara de sorpresa de Barry y de Paco nunca las voy a olvidar. No esperen congruencia en mis actos. 

Cumplida la cuota de escribir sin control y sin fundamento. Escribiente incumplida. Si supieras lo que siento por ti, te arrojarías a los brazos de otra. Nadie quiere morir de amor. Yo es todo lo que tengo. Nada por ofrecer.

Expiadas las culpas en la hoja virgen del hoy que no se escribe, vuelvo a perseguir las horas de la mañana. A ver si alcanzo el tren de las ocho.

No dirán que no lo intento. No dijeron nada de que al escribir un texto, este debe tener cuerpo y sentido. Yo sólo escribo. Los demás que se agencien como sea, el sentido es lo de menos.












domingo, 16 de agosto de 2015

Ser mayor

De hacer lo que quiera en lo que me quede de vida. Nunca se es mayor para hacer algo. No me importa lo que digan. Recuerda que perteneces a Los Apellidos Ilustres, nobleza obliga. Estos y más disparates me repito cuando hago cosas que una señora de mi edad además de dama decorosa y respetable no debe hacer. Mis ex-amigas jamás volverían a mirarme. Vaya por dios. No pasa nada hombre, haz lo que quieras niña, de todos modos haces lo que quieres. Aí stá, pa' luego es tarde. Barry y Laura han coincidido en eso conmigo. Dejarme hacer lo que quiero. Igual con permiso o sin él lo hago pero se siente bien a veces que a uno le jalen las riendas. Estoy haciendo lo que me sale de la punta de mi apellido, sin restricciones ni siquiera mentales mías. Soy mi juez más despiadado. De verdugos ni hablar, no me impongo sanciones. Sólo me flagelo al amparo de tus versos. Después de hoy Bruno me ha felicitado, -No te quedes con ganas de hacer nada "viejita". ¡No me llames viejita, so palurdo! Mis hijos pueden llamarme como quieran que pa' eso y más los llevé nueve meses en mi panza. Pues eso, estoy haciendo lo que me da mi real gana, como por ejemplo hacerme un tatuaje junto con Laura,¡Échate ese trompo a la uña! ¡A mi edad! ¡Virgen del Perpetuo Socorro hazla entrar en razón! Ya se los dije, guarden el secreto hasta que amanezca. Y ya no me distraigan. Necesito pensar cómo se lo voy a decir a Barry porque sospechando que algo haríamos Laura y yo al salir muy tempranito de casa nos dijo: Cuídense mucho y no hagan pendejadas.

viernes, 14 de agosto de 2015

El Sr. Cara de Papa y Mamá Joaquina


Mamá Joaquina



Es la primera vez en su corta vida que Natalia se cae de la cama sin yo poderlo evitar. Mis reflejos están atrofiados. Reacciono cuando nada se puede hacer. Ella brincaba sobre la cama, se asomó al cajón de ropa que tenía abierto yéndose de cabeza al vacío.
Afortunadamente alcancé a gritar, eso hizo que volteara a verme y no se pegara tan fuerte.
Nos asustamos. Lloramos abrazadas. No le he dicho a sus padres. Se lo conté a Barry y a Laura nada más.
El golpe no tuvo repercusiones pero me sentí muy mal. Tuve dolor de cabeza -parece que la que se golpeó fui yo- no dormí bien. 

El incidente no pasó a mayores pero el susto nadie me lo quita.
No estuve preparada para una eventualidad. El celular estaba sin pila, el teléfono fijo fuera de lugar y yo no podía caminar. La bolsa que cargo con todos los artilugios para una emergencia estaba abajo. No preví

Esto fue susto y no payasadas, si no fuera porque me quedé a dormir con ella no hubiera estado tranquila. No saber cómo evolucionaría con el madrazo en su cabecita de niña linda me habría tenido intranquila toda la noche.

Dormir con ella, contar cuentos, jugar con el Sr Cara  de Papa y con Mamá Joaquina fue lo que más disfrutamos en su fiesta, la que no dejamos se ensombreciera con el golpe.
-Es la mejor pijamada que he tenido en mi vida, abuela- dijo rodeándome con sus bracitos. 

La apreté fuertemente pensando: mejor ya me quiero regresar a mi casita.













jueves, 13 de agosto de 2015

Onomatopeya de tres cuartos para la hora (¡chin!)

Primera llamada.

En mis años cuerdos nunca fui a una pijamada. No se estilaba usar ropa para dormir. De niña no necesitaba pijama para dormir feliz. Hay tanto que no se necesita y sin embargo nos hace infelices carecer de lo que consideramos elemental cuando nos volvemos mayores.

He sido invitada a una pijamada, Cómo funciona y qué se hace, npi. Tampoco es gran mérito saberlo pero nociones debo tener pa´ no hacer el ridículo.

A mis años de abuela complaciente acepté asistir a una fiesta -según entendí- en ropa para dormir. Siendo viejita de cuerpo que no de mente, no tengo mucho problema en qué usaré. La comodidad ante todo sin perder el estilo.

Así pues, olvidando que no estaré en mi amada recámara oscura y confortable, dormiré -o intentaré- en un cuarto con mucha luz, vestido con cortinas alegres y peluches y muñecos mirándome fijamente. Le tengo mucho respeto a todo juguete que tenga ojos. Tengo la idea que cobran vida en las noches por eso trato de dejarlos en una posición cómoda. 
Es una absurdidad como mucho de lo que me rodea. Para una mente elemental lo cotidiano puede parecer fuera de contexto.
Acallemos rumores y seamos felices en buen plan.
El sábado en un compás de espera.

Me haré a la idea de que estaré en una cama de esas en las que dormí en mi época en que viajar era cotidiano. Pasear por la república. No fue mucho pero si suficiente.
Añoro volver a Morelia ahí conocí la dicha de ser abuela.
Allá conocí también la palabra traición.
Olvidemos pues su significado amargo. Se puede ser feliz, prueba de ello mi sonrisa franca. Y hay quién dice que soy rencorosa y malhumorada. N´ombre, soy un ser normal como dicen que hay que ser para ser felices nomás no olvido. Algún defecto debía tener.

 Volviendo al tema, pienso en todo lo que puede pasar, si dormiré o no que pudiera ser lo que más me preocupe después de no dormir en mi camita, claro. Como sea, tiendo a caminar un paso adelante de mi destino. Hablo de lo que vendrá si le doy oportunidad. 

Igual queda el último instante para decir ¨Mejor no voy¨ pero le rompería el corazón a mi pequeña anfitriona porque... ¿no comenté que quién me invitó a una pijamada es La Bella?
Ella y Yo juntas como el primer día en que llegué a cuidarla y su sonrisa sería el lazo que empezaría a unirnos.

Del cómo le nació a Natalia la idea de hacer una pijamada hablaré mañana. Ya saben el capítulo dos de tres de este culebrón llamado la MaLquEridA.





martes, 11 de agosto de 2015

Punto y coma



Acuérdate de mi cuando me olvides
que ahí donde no estés iré a buscarte.
J.S



¿Quién dijo miedo si para morir nacimos?
o para vivir según el lado del que uno esté.

Yo por ahora estoy del lado del miedo que no quiere decir que lo tenga. Lo más que me puede pasar es morir. 
Lo menos es seguir viviendo, a estas alturas de la vida poco me puede asustar y si no me creen allá ustedes. 

Un antes o un después el mundo gira sin intervalos y yo como todos -porque estamos todos en él- navegamos en el mismo barco.

El tiempo se llega en un punto y coma sin significado aparente. 
Lo que ha de ser será.









sábado, 8 de agosto de 2015

A tu salud

Olvídate de todos,
olvida que el mundo existe.
Disfruta ese momento en off,
tómalo con filosofía
estás en el sitio exacto dónde debes estar.

No implores salud a menos que sea en los brindis de cantina,
tienes lo que te toca
lo demás no te corresponde
si lo miras de fría manera.

Que no se llame a engaño,
nadie tiene la vida que se merece
según se vea lo que se ha luchado por ella,
Lejano amor.

Y luego terminas por aceptar
lo que el destino te tiene preparado,
aún cuando suene increíble
permite a la sinrazón instalarse en tú mente.
Insulsa frivolidad querer tener el control cuando no se tiene
ni la menor idea de lo qué es el destino.
Me río de tus aires de grandeza.

Ahoga tus impetús otrora juveniles,
pasó el derecho de largo,
no eres dueña de nada
más que de tus errores.
Muere un poco hoy,
renacerás mañana en alguien mejor.

Tienes lo que te quede de vida por delante,
azúcar amargo,
boca seca,
rellanos de conmiseración.
Sé tú propio verdugo,
que nadie haga por ti lo que te corresponde.
De vida o muerte,
Flor.

Sea.

Camina de largo,
no mires atrás,
deja amores de literatura a un lado
-nadie dijo nunca que fueran para ti-
diseminando flores a tú paso.
Inútil muerte la de la flor
para una enamorada marchita.

Libérate de absurdos pragmatismos,
sé tú y nada más.
Y no olvides nunca niña
que los poemas no están hechos para ti
porque no eres poesía,
y los poetas no se adentrarán en tus ojos oscuros
por miedo a perderse en ellos.
Infiernos paulatinos.
Dulcinea sin Quijote.
Dolor de ausencias,
aguas lejanas ocultas bajo el frío indiferente de las letras
deja que la vida siga,
a un lado ha de llegar con su botella echada al mar,
no contigo.

Como la suerte,
nunca sabes si la salud o el amor
te van a tocar.

Prepárate para el siguiente golpe,
exiguo camuflaje de boxeador en la lona.
¡Levántate!
aún te queda por vivir.

Del cómo no preguntes,
nadie tiene respuesta,
absurdo tirar las ganas
en golpes de pecho.

Persígnate pecadora
para un domingo de monjas
y verdades absolutas.
Cuerpo ajeno a caricias sin dueño.

Gran recompensa para quien se dijo
no sabía nada del amor
pero daba cátedra de ello
sin apenas darse cuenta.

Ten fe
mañana amanecerá de nuevo
y
tú estarás aquí
con los ojos vacíos
pero viva,
navegando con el viento en contra.
No hay más día que hoy.

Lo que te digo, como lo digo,
es.













miércoles, 5 de agosto de 2015

Om

Tengo el cerebro seco como pasa. Página en blanco. Cuando escribo un post y lo publico, de inmediato surge la necesidad de pasar de hoja. Un día para un post es suficiente. Lo que fue ayer ya no es hoy.
La cabeza está carente de ideas. No es la primera vez ni la última que pasa. 
Cuando digo que tengo el cerebro vacío, vienen a mi mente un torrente de ideas. ¿Será esta vez igual? Npi. Quiero vacaciones cerebrales.  
Hablo con sinceridad, me siento encadenada a la MaLquEridA y eso no está chido. Dos veces he hablado de ella como un lugar no un personaje. 
Estoy viendo a la MaLquEridA como alguien que no soy.  Debe ser la canícula y su calor agobiante. Eso debe ser o ya me cansé de ser ella.
Hace mucho dejé de ser la Reina Hongo, ni supe cuándo fue. La Reina Hongo duró poco. No lo extrañé cuando dejaron de decirme así.

Nunca dejaré de ser la MaLquErida, aunque para mi los ¨nuncas¨  y los ¨siempres¨ tienen fecha de caducidad.

¿Puede uno cansarse de ser un personaje? la MaLquEridA tiene mucho de mí pero al final de todos los finales nunca he dejado de ser Flor de María. 

O lo que es lo mismo, ni yo me entiendo. Agobio particular consecuencia de comenzar una dieta que se vislumbra rigurosa. No hay nada más feo que me prohíban comer lo que me gusta. A estas alturas de la vida debía ser como siempre quise ser. Una mujer que sabe tomar sus decisiones. Nomás que las últimas que he tomado no han sido las acertadas. -Si tú no te cuidas te voy a cuidar yo- dice Laura. Chale. Ser hija de la propia hija no es padre, menos porque Laura es muchísimo más estricta que yo. Ora si voy a saber lo que es amar a dios en tierra de indios.

¡Dios de los insensatos apiádate de mi!





martes, 4 de agosto de 2015

Burbujita, burbujita ¡Plop! ¡Plop!

Nos enojamos porque asesinan a cinco personas más en este país ensangrentado y ya no nos asombramos,
o
nos enojamos porque de esas cinco personas toma relevancia que se hable de un periodista asesinado en primer lugar,
o
nos enojamos porque de esas cinco personas sea de menos relevancia que cuatro eran mujeres,
o
nos enojamos porque toma relevancia de la relevancia que una de ellas fuera activista política amenazada al igual que el periodista,
o
nos enojamos porque toma relevancia de la relevancia de la relevancia que una de esas mujeres era colombiana, haciendo con esto las autoridades para que creamos que el asunto tenga otro cariz que no sea el político,
o
nos enojamos porque no tiene relevancia y a nadie le ha importado quién era la última de las personas asesinadas -en cuestión de ¨jerarquías¨- dado que era empleada doméstica,
o
nos enojamos por cómo nos ven en otros países,
o
nos enojamos porque dicen cosas feas de nosotros,
o
nos enojamos porque muchas de esas cosas feas son ciertas.

¿Por qué realmente nos enojamos?

Mientras sigamos apáticos y no tomemos cartas en el asunto este país seguirá marchando al revés. Encerrados en nuestra burbuja, nuestro cachito de cielo seguirá siendo azul. Ojo, hay que tener cuidado en asomar la cabeza.
Uno está tan cerca de la muerte cuando no se precisa de ella.

Así mismo es.















sábado, 1 de agosto de 2015

Capitulo II según recuerdo (si es que la memoria no me falla)


Capítulo II
¿Qué no el II fue el pasado?
¿Si?

Digan sus nombres para poder llamarlos cuando se ofrezca.

Nota mía otra vez: Por si no lo saben, en la casa paterna ¨existían¨ según mencionaba la vidente, chamanes, y demás tipos de las artes adivinatorias que alguna vez fueron a la casa para tratar de convencernos de los hechos inexplicables que ahí sucedían.

Decían que había tres niños pelones rondando por la sala grande que luego se convirtieron en dormitorios pero esa es otra historia.
Los tres niños gustaban de sentarse en uno de los dos sillones individuales de aquella nuestra primera sala en forma. Tal vez esto tenga relación con la muñeca sin pelo que soñé.

Gran lío debe ser armar historias de sueños y realidades. Rompecabezas de mil piezas. Psicólogas vestidas de ángeles salvadores de señoras dedicadas a la insensata búsqueda de trocitos de tiempo perdidos mucho ha.

Sigue el camino correcto aún cuando vayas sola.

Hay casas antiguas con paredes llenas de vidas anteriores, empotradas en el silencio fingen no existir. 
Luego sin prisa y sin pausa, todo desaparece bajo la evolución de un pueblito que ya no puede seguir siendo lo que fue. Lo de hoy es demoler historias para construir monumentos a lo banal e inmediato. Lapsus brutalis en mis sueños gloriosos.

Esta segunda pesadilla que no ha logrado despertarme, termina cuando comienza la otra. Ah si todo lo que escribo fuera bonito.

Capítulo III y final ¡Fiuuu!

Todos somos iguales pero nomás poquito.

Veo a mi entrañable amigo -al que nunca he visto físicamente- en la cocina de mi casa. Estoy parada junto a la mesa con una toalla enredada en la cabeza. ¡Dios bendito, él aquí y yo con estas fachas!

Me da pena que vea vivo en la pobreza de al tiro paupérrima. Mi vestido está hecho jirones. Los muebles desvencijados alumbrados con un foco de luz mortecina tapizado de caca de moscas irreverentes -Aún en las peores pesadillas el dramatismo es inherente a mi-.
Hay gente alrededor de la mesa pero no logro ver sus caras, preocupada por evitar que mi amigo siga viendo estos mis deshechos mortales.

No lo logro.
Me habla pero no hago caso. Me pica las costillas con su dedito índice. Ni siquiera volteo.
Él es muy parecido a Barry, siempre cargan con la sonrisa en los labios. Será por eso que no me gusta contarle mis penas porque cuando me oye, su carcajada desaparece por arte de magia. 

Mi amigo es como el clásico amante al que mostramos nuestra mejor cara. Cuando se empieza a hablar de otras cosas que no sea sexo o amor, se cae en lo trivial y cotidiano. Dicen, a mi no me lo crean. Recuerden que soy una mujer que de amor sólo sabe la forma en que se escribe, no tanto pero si.

Epílogo 

El non plus ultra de un drama sin pies ni cabeza.

La cuarta pesadilla en la que lloré y no precisamente en sueños, fue cuando alguien asomando la cabeza a ras del suelo, quería atraparme.

Este tipo -sepa la bola quién era- jalaba mis pies quieriéndome arrastrar para con él. Luchaba por deshacerme de sus manos tentaculares. Oprobio perverso. Miradas desordenadas. ¡No te irás!
Alguna ocasión soñé con un tipo vestido de blanco dándome la mano para llevarme a la salvación. No presté resistencia -quizá dios existe- pero este de la pesadilla estaba más feo que el último concierto al que fui. 

Me despertó la mano de Laura diciéndome que todo estaba bien. Es un mal sueño mami, todo está bien.. Esta ¨pescadilla¨ estuvo fuerte amiguitos.
El corazón quería salir corriendo pero lo atrapé muy fuerte en un nido que hice con mis manecitas -¿pio pio?- quedándome de nuevo dormida.
Me parece que en otras vidas fui aventurera -que no puta- sin salir de casa. No encuentro una respuesta para tanto que me pasa. Objetivos primordiales. Niña de largas y negras trenzas do estás que no te hallo.

Soldadito de plomo
brazos magullados,
denominación de origen  debajo de mis pies dubitativos:
5º miembro de Los Apellidos Ilustres sin derecho a nada
que no sea lo que ya no le pertenece.


Fin.













Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.