Páginas

miércoles, 4 de diciembre de 2013

Tenía el título para este post pero psss se me olvidó porque vi la estrella de la mañana ahorita que salí a acompañar a mi Kiku

Uno puede ir por la vida idealizando gente. Personas que a la vista de cualquiera pasan como rectas y ejemplares. 

Miradas limpias sin dejos de negrura en su alma.
Lazos rotos.

Sin querer ¡Maldición! se construyen ídolos de barro sin darse cuenta que al paso de la vida se van resquebrajando por sus malas acciones pero uno insiste y sigue ensalzando a la persona equivocada hasta que un día ¡Mocos! se quiebra en mil pedazos y te das cuenta que viviste engañada y que tu ídolo era barro vil.
Ese que creíste era porcelana fina no es más que un trozo de barro de pésima calidad. ´toy enojada y cuando me enojo me enojo de verdad no payasadas. Estoy enojada de desilusión no de coraje. Duele niños, duele mucho.

¡Tsss mal plan! 

El desengaño es duro, no hay manera de juntar los trocitos, luego ¡Maldita sea! Preguntan por qué eres tan dura.

La vida enseña niños, la vida enseña y uno no termina de aprender.

Moraleja:

No idealices a tu esposo, a tus hijos, a tus padres, a tus amigos, a tus hermanos, a tus perros, no.

No se construyan ídolos para que no sufran o si quieren háganlo pero no digan que no se los advertí luego no anden llorando por las noches preguntándose el por qué de ese golpe bajo o algo así que no sé explicar pero que duele muy hondo porque el madrazo viene de quien menos lo esperaba.

Se acabó niños, se acabó, ya desperté, no más desengaños.  













34 comentarios:

  1. Por eso no tengo ídolos, ni cantantes, ni actores, ni héroes nacionales, ni personalidades y mucho menos políticos.

    ResponderEliminar
  2. Nunca hay que llegar a tanto, muchas veces el castillo se cae a pedazos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Pero siempre nos quedan: "Mas de mil palabras, más de mil motivos"

    ResponderEliminar
  4. Siempre hay desengaños en la vida, unos duelen más que otros dependiendo de qué lado vienen, pero querida Malque, eso es la vida, no tenemos que hundirnos con cada decepción porque si seguimos buscando, encontraremois sin duda, nuevas personas en quien confiar.... aunque alguina termine otra vez por traicionarte.

    Besos apretaos.

    ResponderEliminar
  5. Oh caray! Pues si tienes razón! Tener ídolos nos margina y limita, corta nuestra libertad, lo mejor es darnos cuentas que los demás son personas como nosotros , con fallas y taras como todos los demás!

    ResponderEliminar
  6. :( Me puse un poco tristitia a leer este post. Yo tb he sentido eso muchas veces. Y duele.
    Te mando un beso mi Malque!

    ResponderEliminar
  7. Uhmmm... no, pues no... si lo malo no es tener ídolos, mi muy estimada Malque, lo malo es (como tú dices) idealizarlos. Todos, en algún momento, pueden llegar a fallarnos... por eso, la única persona con la que siempre debes contar eres tú misma :)

    Va un fuerte abrazo desde aquí hasta allá ;)

    Peace&Love

    ResponderEliminar
  8. Hasta la vida misma te puede traicionar, Malquerida...
    Besos,

    ResponderEliminar
  9. No hay que tener nada ni a nadie y sin embargo sigo siendo el rey...
    y el rey se la pasa rodando de piedra en piedra; y todo ello por estar en el camino de la vida y termina volando bajo.
    Y tu tan alto y tal alto que da escalofrios.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Bueno pero todos en mayor o menor medida, tenemos o hemos tenido nuestros ídolos. Pero desde luego si los conociésemos bien, esos mitos se venían abajo.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  11. Hoy no quiero comentar. Sólo mandarte el abrazo.

    ResponderEliminar
  12. El problema, lo dices es la idealización del otro. Lo razonable sería mirar al otro como ser humano, para no sufrir desencantos, pero uno siempre vive aprendiendo. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  13. La idealización es un tipo de apego, y el apego es el camino más directo al sufrimiento.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. Todos valemos muy poco o nada.
    Yo el primero.
    No daría por mí ni un trozo de pan seco.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Por eso siempre me digo: Primero YO, luego Yo y si queda algo más, tambien para mí.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Me entristece que se te quiebren ídolos, que te fallen. Prométeme que tú no te vas a fallar nunca... porque sabes que eres una mujer muy excepcional y vales demasiado, bien que lo sabes... Y recibe un abrazo enorme, de esta amiga que te quiere un montón!

    ResponderEliminar
  17. ¡Un abrazo malquerida!
    Los desengaños son duros cierto, pero sin idealizar nada la vida es demasiado triste y mientras duró el encantamiento pues duró.
    Besazo doble

    ResponderEliminar
  18. Tienes razón, pero sucede incluso sin idealizar, cuando quien creía uno que era buena persona a la que se defendía por encima de todo, hasta que un día descubres que es una mierda, miras retrospectivamente desde que le conociste y ves que siempre fue una cagada de persona, en realidad, es como una pérdida lo que se siente,y básica y generalmente, uno lo siente por uno mismo... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  19. quieta Florecita porque se me puede desojar , y a usted quien le platico que deberia de tener idolos, o quien le manda ir comprando lo que trata de vender como imagen la gente? ya ve lo que pasa despues , pero esa no es culpa de las personas sino de uno, que quiere que todo el mundo sea bueno y maravilloso, y la realidad no es asi, porque la gente buena es ademas tan aburrida, y si nosotros somos enojones, rencorosos, y malosos a rtatos porque esperamos que los demas sean la virgen y les prendemos veladoras, por eso mejor ni te enojes ni nada tu deja que cada quien sea como quiera , que para eso es libre tu solo pide respeto para ser tu tambien libre y ser como se te de la gana, o sea vivir y dejar vivir,

    ResponderEliminar
  20. Son humanos o animales, pero la realidad duele
    Abrazos

    ResponderEliminar
  21. idealizamos todo no solo a las personas,soñamos con una realidad inventada por nosotros y cuando vivimos la realidad real no duele,no hay que dejar de idealizar malque abrazos.

    ResponderEliminar
  22. recuerdo a mis ídolos femeninos de mi pubertad y adolescencia. ellas tenían grandes tetas, estaban desnudas y adornaban las paredes de mi dormitorio y los forros de mis cuadernos. nunca me decepcionaron porque en aquella época casi ni hacían comentarios. no era como ahora.

    besos.

    ResponderEliminar
  23. Es una pena cuando alguien te desilusiona. Lo siento mucho. Seguro que de esto sacas alguna enseñanza. Las cosas malas siempre nos enseñan algo. Un beso grandote y mucho ánimo!!!

    ResponderEliminar
  24. Buen post, me dejaste pensando... un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  25. Ídolos... Tema difícil. Porque la historia de la humanidad se basada en la construcción de ellos. Y vaya que decepcionan... Será que uno pone más expectativas en ellos de lo que se merecen? Será que idealizamos, para sentirnos más seguros? Te leo y pienso que ni siquiera pudo confiar en mi misma. Porque en definitiva somos materia cambiante, vamos y venimos, vamos surfeando olas...
    Mejor no depositar esperanzas en los otros. Tomar las cosas como vienen y SEGUIR, SEGUIR para adelante. SIEMPRE.
    Besos y no permitas que los agujeritos en el corazón, sangren demasiado. Tienes mucho en tu interior, Flor!!!
    Besos vuelan hacia México!

    ResponderEliminar
  26. Pero es que vivir asi tampoco es la forma, si uno arriesga a vez gana.

    ResponderEliminar
  27. Siempre idealizamos, o tendemos a ello, y siempre nos damos palos.

    Quizá no hay que ser dura, pero intentar querer al otro por lo que realmente es, esperar a que se muestre...

    No sé... porque a mi me entran ganas muchas veces de tener un corazón de piedra.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  28. No debemos idealizar a los que nos rodean, solo aceptarlos con sus defectos y virtudes.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  29. se vale idealizar

    ademas somos unos romanticos de mierda

    ResponderEliminar
  30. El que nada espera, nada desespera... Muy sabio consejo, pero yo también me llevo mis berrinches por cosas así.

    Besos.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje