Páginas

viernes, 13 de diciembre de 2013

¿Qué le pasa a Lupita?

Ayer empezaron formalmente las festividades de fin de año, quedó inaugurado el maratón Guadalupe Reyes.

Para los que no saben les informo que dicho maratón comienza el Día de la Virgen de Guadalupe que es el 12 de Diciembre y termina el 6 de Enero, Día de Reyes. Por eso el maratón se llama Guadalupe Reyes, ¿Captan?

Durante 26 días la gente -la mayoría- tiene reuniones en sus empresas, posadas (Ya quiero que llegue la tercera ¡Yupi yupi!), intercambio de regalos, cenas, brindis, etc. Invitaciones a comidas que hacen que la felicidad se vea reflejada en la panza (Si a esas vamos yo debería ser un mar de felicidad), por tanto tragar, perdón, degustar deliciosos platillos propios de la época o sease navideños.

Aunque no quieran muchos son arrastrados por la vorágine de abrazos y buenos deseos de sus compañeros, teniendo que aceptarlos con cara de grinch, ¿Ya qué?

Los centros comerciales, las calles, todo está inundado de personas ansiosas de felicidad, gastando el último de sus centavo comprando algo que los haga felices por un instante aunque todos sabemos que la felicidad es un instante.
Me gusta que la felicidad no sea inmortal.

Y bueno, como yo soy muy mexicana le entro al desmadrito. Eso sí, no voy a las tiendas ¡Horror! hasta se arrebatan las cosas. (Un día una señora me quitó lo que tenía en la mano, ¡Vieja jija de su mal dormir y otra le sacó a Barry lo que tenía en el carro del super).
La gente se enoja, anda alterada, irritable, estresada. Está loca y con eso de que muchos están armados (vivimos en una ciudad sin ley), andaremos con pies de plomo por los caminos navideños de la vida, como dice la canción.

Intento llevármela relajada, no busco problemas, trato de estar bien con todos incluso con mi Vecino el Asesino, (No vaya a ser el diablo y me convierta en princesa, bloggera frígida o anciana chillona y manipuladora).

Dicho lo dicho y como no digo nada nuevo ya me voy a comenzar el maratón con la boda de Dulce el día de mañana, ¿Quién se casa en diciembre? o mejor dicho, ¿Quién se casa en estos tiempos? 
Le seguimos el domingo con el cumple de Liz y nos vamos a la primera posada.

¿Ven? Aunque no quiera la vorágine me arrastra. 
Parto pues a comprar el outfit ¡Ay si! que luciré en la boda (Quiero un adorno para mi bastón lalara lará, nocierto )

Como dicen Genín y de soslayo, Besos y salud.
Como yo digo, aí los vidrios nos cortamos.
Como dice la gente decente, Hasta luego.
Abur.











25 comentarios:

  1. Diciembre es un mal mes para casarse.

    Procura salir lo menos posible hasta el próximo año.

    ResponderEliminar
  2. Diviértete a mil!!!
    Diciembre es un buen mes! Tú misma siempre lo dices, así que con boda o sin boda, y con maratones por ganar se vivirá un buen mes!

    Un beso mi Malque!

    ResponderEliminar
  3. Ten cuidado no te atiborres mucho de turrones y mantecados y te sienten mal. Bueno por allí no sé las tradiciones, por aquí es lo que se come estos días. Nada nada, ni navidad ni leches. Si hay por ahí algún vecino psicópata, en estas fechas son las más apropiadas para darle dos porrazos en la cabeza.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  4. jajajaja Procura que no te caiga a tiros cualquiera de los locos que se pudieran escapar al Toro, siempre les puedes decir que eres su consentida y que mucho ojito que los puede eliminar de un plumazo, nunca mejor dicho, y pasatelo lo mejor que puedas :))
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Me encantó este post, Flor!!! A divertirse, mujer!!! Con cuidado (las cosas están un poco peligrosas -mejor no te cuento la violencia que se desató en Buenos Aires-) Lo importante es celebrar, pues te me pones bella y disfrutas hasta el final de la fiesta!! Besos porteños, linda Flor!

    ResponderEliminar
  6. Pásalo muy bien.
    Y luego nos lo cuentas eh...

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. y sí... el correr y el comer nos arrastra estos días aunque uno lo esquive...

    para mí, la calma llega después del 24 y me echo un poco a la reflexión hasta fin y comienzo de año...

    besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola, que tengas un lindo mes Navideño, un gusto pasar por tu genial blog, felicitaciones, te invito de forma cordial a que visites en el blog de Boris Estebitan y que leas un poema escrito por mí titulado “El guerrero Pegaso”, puse mucho de mí en ese poema, feliz finde.

    ResponderEliminar
  9. Jejeje... es que tu bastón ya no necesita adornos teniéndote a ti n__n
    Siempre lo he dicho: qué bonito se siente pasar por aquí a leer a tan agradable bloggera :)

    Bueno, creo que ya estoy siendo muy barbero... así que mejor me voy despidiendo :P jeje... por aquí no habrá muchos festejos aunque probablemente tengamos la visita de alguien especial (pero aun no hay nada confirmado). Que se divierta y que se la pase bien en todos sus festejos navideños (y no navideños), mi estimada Malque..

    Y como dice el Mago: Peace&Love ^^

    ResponderEliminar
  10. Todo sería mejor si le bajaran un poco a su emotividad empalagosa y dizque fervor guadalupano.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡Ayyyyy Malquerida cooomo extraño las posadasss!!
    Aquí no se hacen y es de las cosas que más estraño de mi pueblito lindo.
    Pásatelo divino y luego nos cuentas como estuvo la boda. :P
    Besazo y acuerdate de mí en las posadas pleaseeeeee (sobre todo en la tercera)

    ResponderEliminar
  12. A pasarlo bien, ya nos contarás...
    Me haces sonreír.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. 26 días en que a la dieta la mandan de paseo, je.

    besos

    ResponderEliminar
  14. El mes de diciembre quisiera desaparecer, jajaja Trato de alejarme lo mas posible,
    Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Yo soy de los Grinch... pero haciendo un esfuerzo se puede soportar la baba ajena en la cara

    ResponderEliminar
  16. Pues será el sereno pero yo ya no soporto este mes, toda la calle apesta a pólvora y está llena de basura, (periódico y varas de los cohetones que avientan)
    lo bueno que mis perros no se asustan con los cuetes pero si por mi fuera desearía que no existiera el dichoso 12 de diciembre, por los demás días no tengo queja, coincido contigo en que lo único que vale la pena son los guisos navideños.... *babea*

    Saludos y que te diviertas en la boda y la posada, ñ_ñ

    ResponderEliminar
  17. Aquí no le damos nombre pero la maratón es más o menos la misma y, como no estés ojo avizor, sin quererlo terminas cayendo en la misma vorágine. Este año parece que el churri y yo nos hemos escapado. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  18. Vívelo con intensidad pero con calma, como tu bien dices, vívelo huyendo del peligro pero con serenidad y alegría.

    Besos navideños ♥♥♥

    ResponderEliminar
  19. Oye Malque tiene que mostrar las fotos de tu outfit sí o sí, mira que yo también quiero adornar mis muletas por Navidad :B Saludines!!

    ResponderEliminar
  20. Y yo preguntándome quien sería la tal Guadalupe Reyes. Hasta en Google la conocen. Vas a tenerle miedo tú a un maratón, con el entrenamiento que llevas este año en tu cuerpo serrano.
    Besos y no te olvides de hacer el precalentamiento.

    ResponderEliminar
  21. Me gustó "Me gusta que la felicidad no sea inmortal" me parece una muy acertada reflexión. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Jajajaja! no tienes remedio mana, eres adorable!

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje