miércoles, 30 de mayo de 2012

Oda a un diente











Bordeada de rosada carne
asoma en la sonrisa tierna de robusta niña
una perla blanca curioseando en su semblante
sonrisa sutil de admiración dormida
cantando entre balbuceos sorprendidos 

sus primeras odas a la vida.

















martes, 29 de mayo de 2012

Surrealismo mudo






La cosa es que no me gusta que los muertos no me hablen. Si se van a aparecer en mis sueños, mínimo me digan que quieren. Sucede que rondan a mi alrededor, vestidos de blanco y con la cara tapada, haciendo alharaca, tomándome de la mano para llevarme a algún sitio al que no llego en mis crónicas oníricas.
Las señas con las que se comunican son ensordecedoras, digo, si se oyeran, me castrarían el hábito de hablar. 
Anoche supe que los muertos también tienen capacidades diferentes, los míos son mudos... y ciegos ahora que me acuerdo, ¿Tenían ojos? ¿Cómo saberlo si llevaban la cara tapada? ¿Mis muertos son míos? Ni siquiera pude verlos ¿Por qué digo que son míos?
Mis muertos son extraños en su inherente locura. Todo es extraño, ni siquiera tuve miedo. Los sueños míos son espacios repetidos que no me provocan temor. Quietud de relidades reprimidas. Divago cruelmente en aras de mi propia lucidez y termino cayendo en una vigilia surrealista.














lunes, 28 de mayo de 2012

Una mujer fácil...






Creo tener mi autoestima bajo control haciéndome sentir una chucha cuerera en todo lo que hago, pero siempre hay algo por muy pequeño que sea que me abre los ojos y me hace ver que no estoy llenita sino gorda.
De otra manera no entiendo cómo es que viendo ayer a mis hermanas tan delgadas, tan femeninas, tan con tacones me siento un adefesio. 

Las miradas no son para mí, nunca han sido para mí.

Soy tan fácil de caer que una sola tarde con ellas me tira al vacío y no es que sean malas son todo lo que yo quise ser y no fuí.

Y voy de nuevo en la rueda de la vida con sus subeybaja de ánimo.

Mañana, después, hoy cuando me lave la herida volveré a ser la graciosa y dicharachera que habita en este mundo mio de cuatro paredes dónde soy todo lo que no soñé.
Mi autoestima es tan voluble como la capacidad que tengo para sonreír.
Me siento como pájaro herido, gordo pero herido.

Soy un pájaro gordo con espinas por eso me cuesta trabajo volar porque estoy gordo.

¿Exiten los pájaros gordos con espinas?
Si, si no existieran, no estaría ahora mismo escribiendo. 
Voy a beber agua de la fuente de la sabiduría que me hará pensar que siendo como soy, soy única, ya qué me queda decir. 

Mis inseguridades están cabronas.

Voy a verme al espejo haber si se perdió la gordita de ayer.
Ya me quejé por hoy así que me voy a caminar, esta gordita amigajonadita se va a caminar el tiempo que aguante. Algo es algo dijo un calvo cuando le salió un pelito.


















domingo, 27 de mayo de 2012

j bhBHK







 Ir con él médico ayer y que dijera que pronto me dará de alta me tiene muy motivada. Los hoyos existenciales están desapareciendo. Después de varias sesiones por fin me atreví a hablar con él. Kiku era mi interlocutora. El médico me preguntaba algo, yo volteaba a verla a ella y le respondía. Nunca al médico, así fue desde el principio. Las preguntas eran contestadas a mi hija mientras el médico me observaba. Ayer por propia voz le pedí disculpas al haber sido grosera todo este tiempo. Dijo que no hay nada que disculpar. Ver como he avanzado en cuanto a actitud es suiciente para él. No ha sido fácil pero esto camina.
Este es el segundo sábado que La Bella queda al cuidado de nosotros. La tengo conmigo ahora mismo mientras escribo este post. Sus manecitas aprietan las teclas con furia, está aprendiendo a sacarle vida a las letras. El título lo escribió mi pequeñita.
Descubrí algo en estos días que me tiene muy preocupada. El sedentarismo de mi vida me está cobrando la factura, es un precio muy alto que no pienso pagar. Ya tomé medidas al respecto.
El viernes comencé a hacer limpieza en el blogroll. Borrar blogs de compañeros que ya no escriben desde hace mucho. Cuesta trabajo porque son personas que dejaron mucho en mi pero como dije en fb tengo que hacerlo para dar paso a nuevos compañeros que no podía seguir porque el límite son 300 y yo había sobrepasado esa cantidad.
Hacer limpieza fue como volver al pasado. Llegaba a un blog, deba click al nombre y empezaba a recordar. Hay muchos que ya desaparecieron y no me había dado cuenta. Saber que ya no existen me hizo un nudo en la garganta. Son una especie de cicatriz que permanecerá hasta el fin de mis días sin parecer exagerada.
El blogroll se ve diferente, hay muchos blogs nuevos a los que no he podido leer pero ya he empezado. Pronto habré llegado al límite y tendré que borrar de nuevo ideas y formas de pensar distintas. El ciclo volverá a empezar.
Voy haciendo nuevos amigos como Ale  quien empezó a leerme hace poco. Mi nombre se quedó en su memoria. Hace unos días, Ale me sorprendió con un post dedicado a la MaLquEridA, me enterneció mucho porque vio un dibujo de hongos y se acordó de mi. ¿Qué más quiero si siempre he deseado que nadie me olvide? Soy ególatra al querer eso pero es una forma de dejar una huella pequeña en el mundo al que no comprendo.
Miro hacia atrás, veo la dificultad que antes tenía con mi familia cuando escribir era todo para mi y les prestaba poca atención. Tuvimos muchos problemas respecto a eso. Les dije que había que esperar a que yo misma decidiera dejar de hacerlo. Me parecía muy lejana esa posibilidad. Pasado el tiempo ya puedo dejar un día sin que llegue a tocar la computadora. No me entra ansiedad ni miedo al abandono. Me he acostumbrado a que muchos seguidores llegan y pocos se van. No es como en twitter que llega uno  y si no escribes abandona el seguimiento. Siento que ahí los followers son muy volubles, quizás eso me ha enseñado que así es la vida virtual.

Y ya me voy, todavía no encuentro remedio en cuanto a saber cuando debo parar y terminar un post.
Hace poco me preguntaban que pasaba con mis cuentos de animalitos. Tengo tres cuentos empezados pero ya no he observado a los bichos protagonistas y no los he podido terminar. Eso es algo que debo continuar, seguir observando para llenar mis ojos de experiencia y vida. 
He aprendido una lección en todo este tiempo: mirar el pasado sin que me duela y ver el presente con sus constantes cambios.
¿El futuro? Ese nunca ha existido.















viernes, 25 de mayo de 2012

La realidad no es apta para sensibles con corazón de pollo






Hablar cuando las cosas no van bien en la familia es una de las cualidades que más admiro de mis hijos y Barry. Cuando era pequeña tuve pocas oportunidades de hacerlo. Callar y obedecer era la regla y pocos nos atrevíamos a levantar la voz cuando el señor que fue mi padre se hacía escuchar.
En mi familia cuando alguno de sus miembros ve que las cosas no van bien, pide hablar y asunto arreglado. Somos tan unidos que hasta los chihuahuas forman parte de ella y lo que les pase es responsabilidad de todos. Algunos han criticado que no les demos vida de perro pero tuvieron la fortuna de caer en buenas manos y hacemos todo lo posible para que les guste estar con nosotros. Después de todos mis perros son seres vivos que sienten igual que todos.
Tengo la fortuna de tener la mejor familia del mundo por eso cuando veo las noticias como las de ayer en las que desafortunadamente los niños son los protagonistas, hacen que la piel se me enchine y que no pueda entender que haya madres que dañen a sus hijos o que se cieguen ante los malos hábitos que estos tienen y no pongan remedio.
Confieso que cuando pequeños a mis niños los traté muy mal, he pedido perdón por ello. Les pegaba o les hacía entender hablándoles con voz fuerte. No tengo disculpa porque así me trataron, ni siquiera digo que ese patrón lo aprendí, pero con una nalgada a tiempo hice que las cosas marcharan como debieran.
Viendo la fotografía que Kiku tomó ayer después de la plática familiar, me estoy dando cuenta que en la vida real Barry es nuestra base y en la fotografía sin planearlo, él está sosteniendo la mano de todos. Por cierto falta la patita de Benito Tiki, como es muy gruñón no quiso salir en la foto, se respeta su decisión (En realidad nadie quiso agarrarlo porque nos muerde).

En las noticias, una madre con el influjo de la droga, le sacó los ojos a su pequeño de cinco años. Se me eriza la piel cuando lo recuerdo. ¿Qué será de ese niño si se logra salvar? Las repercusiones que tenga cuando sea grande serán mayúsculas no se diga del hermanito que salió a avisar a los vecinos lo que estaba ocurriendo en su casa. El daño mental es muy fuerte, ¿Cómo se desprende uno de tal hecho si fue la propia madre la que los dañó? ¿Confiarán en alguien en su vida adulta?
Esa madre merece la pena de muerte pero ese castigo es poco ante el daño causado a sus propios hijos. No soy quien para decir qué se merece pero... que mal está la sociedad cuando la madre llega a tal extremo.
Otra niña se suicidó porque sus compañeros de clase la atacaron provocándole daños severos. ¿A quién castigar? ¿Esos niños que provocaron la muerte de su compañera merecen castigo? ¿Su consciencia si es que la tienen los dejará en paz? ¿Qué pensamientos tuvo la niña para llegar a eso? La soledad de un pequeño es demasiado grande para poder asimilarla, de eso sé mucho por conocimiento de causa.
No suelo ver noticias porque las cosas en el país no van bien pero no puedo vivir aislada, tengo que saber aunque lo que sepa no sea nada bueno.
Cerrar los ojos y vivir en mi burbuja no es la solución, ni siquiera sé cuál sea pero que terrible hacer como que no pasa nada cuando el mundo se está cayendo.
Otras noticias más involucrando a niños siguieron pasando después de que mi familia y yo hablamos porque sentimos que nos estábamos distanciando.
Tenemos la fortuna de tener una hermosa familia. La Bella tiene la fortuna de haber nacido en una buena familia, con carencias y demás pero donde se respeta la opinión de los niños por muy disparatada que esta sea. Tan es así que cuando el pequeño Tadeo se queda con nosotros y en la madrugada quiere a sus papás, lo vamos a dejar a su casa así nos muramos de sueño.
Los niños -todos- deberían tener una vida justa y feliz pero para que eso suceda tendríamos que dejar de ser humanos. Los humanos tendemos a dañar la parte más vulnerable de la sociedad: Los niños.
Hoy viernes es demasiado cruda la realidad pero no por eso deja de serlo.



















jueves, 24 de mayo de 2012

Japonesa de palabras nuevas






Pasada la medianoche una sombra gris, alta, semejante al espectro de un hombre se sitúa al lado de mi, a la altura de la cabeza. Abro los ojos para ver bien pero la oscuridad de mi cuarto no deja ver nada. Miro el reloj, son las 12.42.
Repaso a todos mis muertos haber quién es el que quiera decirme algo pero todos quedan descartados. Nadie tiene nada que decir. Nada que hablar, ni que escuchar ni que sentir. La nada como forma de protesta
o como forma de perdón.
Me quedo muy quieta analizando todo lo que está ocurriendo a mi alrededor. Estoy tomando decisiones importantes que marcaran la historia familiar... o no. Solo Dios sabe diría mi madre. Sepa la bola digo yo.
La pierna derecha ha sido infectada por el puto parkinson, total ya se adueñó de mi y qué me importa el universo mundo. Caminaré como japonesa, al fin que y qué. Ya tengo un hijo japonés y una nieta japonesa.
Sigo escribiendo bizarro. Yo pensaba que si me juntaba con gente culta, su sapiencia se me pegaría pero ¡Oh desilusión! sigo igual de burda. Mi estilo sencillo no cambiará, y cómo si tengo pocas oprtunidades de presumir las palabras nuevas.
Ya no dejo doble espacio al escribir, ¿se habían dado cuenta? Yo sí porque soy la que escribo.
Hace mucho tiempo conocí la palabra ¨Duermevela¨ me gusta mucho, suena a sueños grises. Me suena a nunca dormir. A fantasmas ambulantes perdidos en el séptimo aro del infierno personal.
No la he podido usar, no le encuentro acomodo en mi mundo de contadas letras. Quitando la paja de mis escritos, la página quedaría en blanco como el despertar de hoy.
Después de casi dos largos meses, mi carta empieza su recorrido. Lleva un poco de mí arraigado en la escritura. Un día voy a contar todo lo que pasó esa carta para ser escrita, un día en que la nostalgia carcoma mis ojos.
Soy como un chapulín, saltando de tema en tema y de letra en letra.
Cuando en twitter ponen que el no saber diferenciar el uso entre el ¨Haber¨ y el ¨A ver¨ es cosa de ignorantes, me da pena porque yo pensé que sí sabía usarlo. Cuando tengo duda mejor no la escribo, no vaya a ser que pase lo que en Caborca.
Le cuento a Barry la aparición de esa sombra gris, no debí decirle, lo preocupo, al rato se le pasará, lo conozco más que a mí misma.
No sé hasta qué punto él y yo nos hemos mimetizado. Barry tiene muchas cosas de mí. Yo tengo muchas cosas de él. Dicen que el amor no existe, entonces qué chingados es lo de Barry y yo. Mimetismo a la novena potencia. Estoy empezando a escribir sin sentido, mala señal, mi mente inquieta está despertando. Soy una sirena gorda cántandole a los sueños que dormitan en mi interior.
Este post yo no lo escribí, fue mi Alter Ego escondido en mis manos campesinas de dedos cortos y broncos.
Ahora regreso, seguiré practicando en mis sueños, el arte de volar alrededor del hoyo negro de mis dudas.
Aquí le corto.


















martes, 22 de mayo de 2012

Concha la Charra y su vida chata







Concha tiene las piernas chuecas
-La pararon de chiquita- dirian las lenguas burlonas
-Tiene piernas de charro- le dicen los guarros
Le pusieron La Charra, las mentes ramplonas.

Concha se baña cuando el sol esta por ponerse,
se viste el primer trapo que encuentra, colgándose un tiliche de forma indiferente
Calza sus botas de cuero vacuno, mirando su cuerpo con burla permanente.
-Tienes una vida chata con esas piernas feas- le dice Gabino, su esposo querido
topaste con pared y de ahi ya no pasas.

-Mi vida no es chata ni tengo las piernas chuecas- responde Concha al burdo insolente
sucede que mis pasos no saben donde ir
y mi nariz chiquita no encuentra el gusto por existir.

















lunes, 21 de mayo de 2012

¡A la bio, a la bao, a la bim bom ba, Kiku, Kiku, ra ra ra!







Cuando Laura me dijo que correría una carrera de 5km a la que había sido invitada por su amiga Areli, no creí que lo hiciera.
Y menos creí que la terminara. No es que no crea en ella, simplemente que Laura no corre por nada del mundo..
Ayer se efectuó la carrera de la Lucha Contra el Cáncer de Mama en la que Kiku participó. Le aplaudo de pie por las circunstancias en las que fue a correr.. Estaba desvelada, tiene anemia y además no había desayunado bien pero los ánimos que les daban sus amigas y Barry -el infaltable Barry al lado de Kiku- le dieron las ganas suficientes para cumplir su meta.
Dado que no hace ejercicio, Laura no tiene ropa deportiva, así que fue a mi extenso guardaropa y buscó el único pants que tengo porque tampoco ya hago ejercicio. Tomó mis tenis viejos y mi chamarra de Coach que guardo como un tesoro desde hace mil años, presentándose en la 3a. Sección del Bosque de Chapultepec donde daría inicio dicho evento.
No pude acompañarla porque fue muy temprano. Me había desvelado cuidando a La Bella. No es pretexto pero me era imposible mantener los ojos abiertos.
Haber corrido con los objetos que tan alto significado tiene para mí, hace que le robe un poco de su triunfo. Quisiera haber sido Laura.Aún está luchando contra la sombra del cáncer. Borrarlo de su mente está siendo más difícil que correr pero lo intenta cada día.

La emoción que sentí cuando Barry dijo que Kiku había terminado los 5km hizo haberme arrepentido de no haber ido con ella.
Así que cuando llegó mi niña de trabajar porque terminando de correr se presentó a laborar, hizo que la abrazara. Es extraño porque no la abrazo mucho pero ayer lo hice muy fácil.
Nos enseñó su medalla y vimos lo orgullosa que se sentía porque ella tampoco creía terminar ni un kilómetro. Parece que eso le ha entusiasmado y ya la han invitado a otras justas en las que pienso estar a su lado disfrutando su alegría de vivir a pesar de las circunstancias que está viviendoen este momento.

No debía sorprenderme el triunfo de Kiku, terminar los 5km para alguien que nunca corre es de aplaudir.
Pero más le aplaudo porque me ha enseñado que por muy lejos que se vea la meta, si se quiere se puede llegar. Yo hace mucho dejé de tener metas pero Kiku me dio una lección de vida y eso es algo que nunca olvidaré.
Cada día Laura me da lecciones que paso por alto, pero ella no lo sabe pero hay muchas cosas que le tengo que agradecer,  como el volver  hoy a la caminata.
Tengo la impresión que la Kiku de hoy no tiene nada que ver con la Laura de antes de la carrera. El tiempo me dará la razón aunque suene a cliché.

Gracias Kiku por la lección. Te amito muchote.





















sábado, 19 de mayo de 2012

Ruidos desconocidos






Dormir en camas extrañas no se me da. Tengo el síndrome de ¨Extraño mi camita¨. Tardo mucho en conciliar el sueño. No doy vueltas ni me muevo para no despertar a Kiku que es quien duerme junto a mí. Estoy en su casa tratando de poner orden a las ideas, sin saber exactamente que es lo primordial.
No escuchar a los grillos es la primera señal que me pone a reflexionar. No hay ruidos en esta casa. De vez en cuando se oye el refrigerador. Casi no pasan coches, es muy tranquilo aquí. Tampoco hay perros, ni niños jugando en las calles.
No hay hormigas ni arañas. Ni moscos ni pipioles estrellándose en los focos. No hay fantasmas ni gatos en las azoteas. Aquí es extraño, o mejor dicho, la extraña soy yo. 
Mis ojos recorren las paredes. Muchas fotografías con lindas sonrisas eternas. Kiku sabe tomar muy buenas fotos. A mi no me gusta que me retraten, no soy fotogénica. Ha de ser que salgo con mi cara enojada, pero así ya la tengo, no es que esté enojada.
Se oye pasar un avión muy bajito, ya va a llegar a su destino.
Me acuerdo que un amigo me decía que tenía voz de aeromoza o de las que anuncian las ofertas en el super.
Me da risa.
Tengo hambre. Quiero un café, pero ese es un placer prohibido, ¡Maldición! Tantas cosas prohibidas y yo sin poder nada. No he bajado de peso, la dieta empezará hasta que tenga arregladas las ideas en mi cabeza. Misión extrema, estoy loca desde que nací.
Estoy enojada con Barry, no lo entiendo. Ayer no quise hablar con él, me llamó dos veces y no contesté. No lo entiendo. 
No estoy preparada para estos menesteres, nadie está preparado para estos menesteres. La vida me ha tratado bien en cuanto a él por eso mismo no sé cómo resolver problemas como este. 

Ni siquiera es de que necesite tiempo, es que no sé qué hacer. Sé que cuando regrese a casa volveremos a sonreír y el enojo se nos habrá olvidado, pero no se trata de eso. Se trata de resolver el problema pero la solución está escondida en los bordes de la sinrazón.
Alguien cortó mis hilos, soy un títere sin vida.
Ni me había dado cuenta que ya amaneció
Tengo la sensación que me pasó algo muy feo.
¡Quiero un café, maldición! Quiero un bolillo. Cuando era pequeña tomaba café con bolillo duro, me gustaba mucho, era como un manjar divino que me hacía sentir muy bien. Mi madre se reía, decía que era comida de cárcel. Tiene razón, mi cárcel siempre ha sido el mutismo en el que me encierro cuando nada va bien.
Los ruidos empezaron a despertar.
Las campanas de la iglesia cercana llaman a misa. ¿Habrá alguien que vaya? Yo no, ya no voy desde hace mucho. Los sacerdotes regañan, pinches hijos de Cristo.
Soy un zombie. Camino como zombie. Me muevo como zombie. No sé como se escribe zombie pero tengo flojera buscar como se escribe, después lo haré.
Tengo hambre, tengo sueño, tengo todo.
No sé porque estoy escribiendo esto.


















jueves, 17 de mayo de 2012

Silencio
















No sé hablar con las paredes
Mis palabras rebotan en los muros de su silencio
Aprenderé de la cualidad del agua que con su persistencia puede horadar la roca más dura.



















martes, 15 de mayo de 2012

Medianoche



 
Uno...
Dos...
Tres...
......
......
Treintayseis
Trintaysiete
Treintayocho
......
......
Dosmilochocientostrece
Dosmilochocientoscatorce
Dosmilochocientosquince





......
.....
Tresmillonesseiscientossesentaytresmiltrescientostreintay tres
Tresmillonesseiscientossesentaytresmiltrescientostreintaycuatro
Tresmillones...
Treintamillonestrescientossesentayseismilseiscientossesentayseis
Treintamillonestrescientossesentayseismilseiscientossesentaysiete
Treintamillones...
Pero haz de venir y entonces si sabrás lo que es amar a Dios en tierra de hongos.







¡Grrr!










Cabeza de calabaza*








Cuando pienso en las cosas que hago estoy segura que sólo me pasan a mi.

La primera vez que entré a twitter no sabía como funcionaba. Había creado una cuenta anteriormente con el nombre AlasdeMosca1 pero no me gustó entonces lo dejé de lado.
Pero haciendo caso al guapo Mau, regresé pero con mi nombre de batalla laMaLquEridA1. Muy ufana envié un tweet y este... este... emm... me lo contesté. Yo solita me contesté mi tweet. (No vale reírse por favor).

Hace poco revisando el celular encontré un número desconocido y lo marqué. Si señores, ¡Exacto! es mi número, con eso de que nunca me marco para ver como estoy.

Ayer envié un mensaje a mi hijo para saber cómo había llegado. No me contestó porque al número al que lo envié es el de mi teléfono de urgencias.

El lunes llegaron los de la CFE para cortarme la energía eléctrica. No la he pagado porque mi recibo aumentó casi el 500% de consumo. No les voy a regalar mi dinero y decidí no pagar. 
Cuando me dijeron que íban a suspender la energía, con mi voz de ratón dije: ¿La van a cortar ahorita? Respondieron que sí.
No sé qué cara hice porque los dos se vieron y dándose la vuelta, se fueron. Todavía estoy esperando que la corten mientras tanto escribo por si las moscas. 

El Día de las Madres llevamos al veterinario a los chihuahuas pero estaba cerrado el consultorio. Kiku y Muny me acompañaron pero al ver cerrado el establecimiento me preguntaron si había llamado para saber si los atenderían, contesté que si.
Shhh! no les digan que no llamé, yo deduje que si estaba abierto, pensé que el veterinario no tenía madre.

El sábado con la lavadora llena, de pronto dejó de funcionar. Asustada llamé a mi Héroe Reparador de Lavadoras Automáticas llegando en el momento de darme cuenta que no había luz.
Tengo cabeza de alcornoque porque esto sólo me pasa a mí.

Hoy tenía que levantarme temprano para que Barry llevara a su mamá al hospital. Puse la alarma en el celular pero ne me dí cuenta que en lugar de ponerla a las 6am la puse a las 6pm. Todavía estoy esperando que me despierte.
Menos mal que no tengo en mis manos la bomba atómica sino en estos momentos ya no estaríamos aquí amigos.

Hoy es el Día del Maestro pero no los voy a felicitar (a los revoltosos) porque harán marchas y por su culpa Barry tardará el doble-triple de tiempo en llegar a su trabajo.
En lugar de estar dando clases andan causando caos.
Y ya me voy antes que encuentre el botón con el que puedo hacer estallar al mundo.







*Frase de Sácame de Aquí de Enrique Bunbury









lunes, 14 de mayo de 2012

Tuturururutu tururuwaaa en diez





10.- Ayer encontré el aparatejo de música con el que me dormía todas las noches. Disney Princess Movies en un idioma que no distingo volvió a remontarme a mis sueños guajiros de hace tres años.
9.- Con las luces apagadas inventé un cuento de moscos pero se me olvidó porque me quedé dormida.
9 A.- Muchas veces soy la primera en comentar en un blog, eso me da pena porque pienso que piensan que no tengo vida. Quizás si pienso que piensan que me gusta leer blogs no me apenaría. O mejor dejo que piensen lo que quieran y sigo leyendo.
8.- Ayer le negué un hogar seguro a una perrita Doberman que andaba en la calle, pero es que juro que ya no puedo con otro perro más ¡Lo juro!
7.- ¨Pide lo que quieras, tú  te mereces todo¨ Me dijeron ayer. Iba a pedir la luna pero ya está muy manoseado ese deseo, entonces pedí una sonrisa y me fue concedida por partida doble.
6.- Hace un año, El Ángel de la Guarda estaba muy emocionado porque venía en camino su primer nieto. Hoy el Ángel de la Guarda ya no existe en mi vida. Se fue por sus propias alas.
6 A.- Me es difícil creer cuando Sucio Vagabundo dice que Bob Dylan le cambió la vida. No me había dado cuenta que a mi me la cambió Enrique Bunbury. Desde que lo conocí sus letras y música rigen el tono de mis días. Eso no les gusta a muchos pero ya aprendí que conque me guste a mi lo demás no importa.
5.- Estoy escribiendo muy temprano, porque tengo muchas cosas en la mente y escribir me calma.
4.- Sentir que mi familia se está deshaciendo me puso en alerta. Después de ayer, todo vuelve a la normalidad.
3.- ¨No te estreses, si te estresas nos estresas a todos, quédate tranquila¨ ha dicho Barry y yo me quedo tranquila pero en alerta.
3 A.- Afuera de mi casa está el cachorro de un perro callejero jugando en el pasto y se me quedó viendo. Detesto a la gente que echa a los perros a la calle. Ayer una perrita estaba enganchada a un perro enorme y había otros cuatro esperando. Me asusta pensar el acoso que siente al ver a tantos esperando que la ¨suelte¨ el de turno. ¡Horror! Odio a la gente que abandona a sus mascotas. No los comparo con animales porque los animales son más responsables que la gente malnacida. Desde anoche se oyen muchos ladridos afuera, los perros andan en brama.
2.- En ocasiones siento que sueno como ¨Grano de arroz repetido¨ como dice Sabina, debo buscarme una vida o darle más sentido a la que ya tengo.
2 A.- Nunca he sabido si el ¨Tun tun tun tun¨ que escucho cuando está todo callado es mi imaginación o de verdad alguien está oyendo música con volúmen alto a estas horas.
1.- El fin de semana tendré mi prueba de fuego, La Bella se quedará en mi casa sin sus padres. Tengo nervios pero no porque se quede conmigo sino porque ya la quiero apretar contra mi pecho.











sábado, 12 de mayo de 2012

Una señora






Esta era una señora que un día le pidió a Dios que la curara del mal que la afectaba. Quería recobrar a su familia que se estaba deshaciendo y parte de eso era porque ella estaba enferma, pero recordó que Dios no existe, entonces agarró a su destino de la mano y se marchó rengueando sobre las baldosas frías del infortunio a buscar lo que ya no era.
















viernes, 11 de mayo de 2012

De sueños y amores perdidos







Hoy no estoy para nadie. 

Tengo tanto sueño que si pudiera venderlo sería millonaria. Sueño postergado desde hace tanto tiempo cuando dormir era una delicia.y no quería que se acabara. El sueño lo fui adquiriendo en la quietud de los tiempos, cuando el aire no era aire y el sol era una estrella tímida que se escondía bajo las faldas de las nubes amarillas del amanecer.
Dejé de dormir al saber que mi mente trabaja mejor con el ruido torpe del silencio.

Si la vida pagara lo que debe a mi me quedaría a deber sueño. Sueño pero no sueños. Los sueños los he cumplido cada vez que se me ha antojado.
Los que no he cumplido, los tengo debajo de mi almohada esperando el momento oportuno para saltar y recordarme que los estoy dejando atrás.

Sueño un día conocer el tiempo en que me volví ajena. Ajena al dolor, al sentimiento, al deseo, al amor. Ajena a la niña que quería volver a ser cuando supe que el amor no era un juego. Aquella niña que soñaba con los caracoles de su cabello enredados en el último amanecer. Cuando le robaron un beso y las lágrimas asomaron por primera vez.

Sueño con dormir y despertar cuando recuerde que hoy es el día en que debo empezar a deshacerme de los amores muertos que empañan mi vida y que se volvieron un lastre demasiado pesado para mis frágiles hombros. Nadie vive de amores idos so pena de volverse loca de remate.
Puede que hoy sea tiempo de abrir los ojos o dormir hasta que el amanecer se haga día y el anochecer me cuente de esos amores que olvidé en la quietud de mis sábanas. Puede que esta noche me vuelva loca.

Debo soñar que quiero dormir para volver a soñar.

Quiero recuperar el tiempo perdido pero el hado de los imposibles me dijo que no. El tiempo no vuelve y el mío hace mucho abordó el tren del no será. Sabia virtud de conocer el tiempo, dijo una vez un tipo y tiene toda la maldita razón.
El tiempo no vuelve... ni los sueños que se pierden. Esos los encuentran unos más afortunados y los hacen propios.

¿Ya qué? He olvidado a conveniencia lo que quiero olvidar.

El atrapasueños sin empleo que está arriba de mi cama, pegado al cielo raso con sus tentáculos listos para devolverme el sueño perdido se ha llenado de polvo. Ya ni me hace caso cuando tengo pesadillas y me despierto gritando. Él también se cansó de esperar sueños llenos de caricias onanistas.
Él también tiene sueño, lo he contagiado. Me dí cuenta anoche, cuando en la quietud de mi respiración ví como el deseo se escapaba por la rendija de la ventana acompañado de unas manos que no eran las mías y dándome la vuelta fingí dormir.













miércoles, 9 de mayo de 2012

Madre querida, Madre adorada, vamos al cine, pagas la entrada



 Estos son los hijos de suchi a los que amaré para siempre jamás

Como les iba diciendo -y si no les dije no importa- mañana es el Día de la Madre. Un día muy importante para los mexicanos -no sé en otros países- porque en México, la madrecita la mera neta, es primordial en nuestro vivir cotidiano. A la madre la recordamos desde que amanecemos -¿Dónde madres están mis audífonos?-. En la tarde -¡Pinche madre, me chocaron y el carro no es mío! En la noche -¡En la madre, no comí!
Si estás con tu peor es nada -¡Madres hoy no puedo! Si eres un guarro -¡Mamacita que bonita torta para embarrar mi aguacatito! Si estás en el tráfico -¡Pinche madre. muévete güey! Si no te alcanza para la comida -Vale madres, ¿y ora qué les doy?- Si te regaña tu jefe -¡Puta madre, mi trabajo está bien hecho!- y así por toda la eternidad del día, nos dormimos con la madre en los labios.
-Hasta mañana mi amor- ¡Chinga tu madre-respondes en tu mente, tampoco es que seas valiente y te expongas a que el ogro que duerme contigo te tire un madrazo.

-¡Chinga tu madre!- se oye tantas veces en el dia que ya ni debería ofendernos pero la realidad es que no nos toquen a nuestra Jefita porque aí si brincamos, me caí.

Yo no tengo madre- me vale madre si lo sabían- Se murió hace tanto que creo nací por generación espontánea. Tengo fotos de cuando era pequeña junto a una señora que tiene sus ojos igual de gachos que los míos. Yo creo que esa era mi madre. A Madre la llevo guardada en un lugar impenetrable donde ni el olvido se aparece.
Un día yo estaba haciéndole un regalo a mi mamá. Éramos pobres, los padres nunca tenían dinero para cosas superfluas como un regalo y asi. Los niños menos. Yo nunca tenía dinero y se me ocurrió para festejarla, hacer un cuadro con sus fotos para que lo colgara arriba de su cabecera, ahí juntito a la virgen de Guadalupe, patrona de los mexicanos y de un señor que fue mi padre. Entonces junté cuatro fotos de ella para pegarlas en una tablita muy mona con terciopelo, flores, adornitos y patatí patatá. La escondí en una cantina que los gemelos hicieron en la secundaria en el taller de carpintería. Putos gemelos valieron para pura madre. Den gracias a que mi madre no los puede ver cabrones porque me caí que si les rompe su mandarina en gajos.
Bueno, como les iba diciendo, escondí mi cuadrito mono pero mi madre lo vio. -¿Qué andas haciendo con esas fotos Flor de María?- -Emmm, nada má- -¡Las quitas de ahí y las guardas, las fotos no son para jugar!- -Si má- dije y comencé a despegar las fotos con mi cara compungida. -¿Y qué- me dije a mi misma- al fin que estaba feo.
Así fue como mi regalo no fue dado porque Madre lo descubrió, y por otro año más, mamá no recibió regalo de mi parte.

Cuando era más grande, tampoco le daba regalos porque cualquier cosa era poco para lo que ella se merecía. Si hubiera que darle algo a madre para que se sintiera orgullosa de mi, no lo encontraría. No, no me tiro al suelo para que me levanten, no, pero la neta si soy un reverendo desmadre. Y a ella no le gustaria. No me pregunten como lo sé porque yo también soy madre de dos hijos míos y tres que cuidé de pequeños. Todos son unos hijos de suchi.... Me hacen ver mi suerte esos cabrones pero los aguanto porque los amo más que a mi misma. Eso es ser una madre, me lo dijo un pajarito.

Cuando es 10 de Mayo yo no voy al panteón, ¿pa´ qué? ahí no está mi mamá. Esos son puros huesos revueltos con otros huesos de muchos parientes que enterraron con ella. Vale madre, ni siquiera su tumba es para ella solita.
No le lloro, sé que está en un mejor lugar. A decir verdad nunca me he puesto a pensar dónde está Catalina -así se llamaba mi má- También hace mucho dejé de llorarle para que pueda descansar. Si no me acuerdo de ella, puede estar tranquila en la paz de su tumba o del lugar donde esté. Pero eso si les digo, quiero -quisiera- tener una madre que abrazar en su día y en los otros. Y no me presten la suya, madre solo hay una.

Por eso les digo a los que tienen madre, -¡Quiéranla cabrones!-¿O qué, van a esperar que se muera para llorar y llevarle mariachis? ¿Para darle todas las flores del mundo? No mamen, hoy hay que cuidar a su madre pendejos porque mañana van a chillar por un abrazo y una caricia de ella y no habrá ni un puto recuerdo de su aroma y se arrepentirán por haberla hecho enojar y llorar y la chingada.

Más de la mitad de mi vida he sido huérfana. No tengo padre ni madre pero si dos perros que me ladren. El recuerdo de la que fue mi madre se desvanece como mi perfume So Elíxir que le compré a Jazmín. Si no fuera porque cuando mi mamá me vio antes de sumergirse en el mundo de Hades y su desmadre, me cae que ya se me hubiera olvidado pero no, Y es que saben, Madre se llevó mi alma grabada en sus pupilas porque fuí la última a la que vio. Eso es bueno ¿no?. Que tu madre se lleve tu alma y tu corazón en sus pupilas, no tiene madre.














lunes, 7 de mayo de 2012

Mi botón de pánico tiene nombre





Pasada la medianoche una punzada extraña me despierta. El pie izquierdo no lo siento, parece de trapo. No hago caso e intento conciliar el sueño de nuevo pero no puedo. Barry se da cuenta que estoy despierta, me pregunta la causa de mi inquietud, no le respondo.
Me levanto con un poco de esfuerzo, dejando que las fuerzas lleguen a mis piernas, cosa que sucede en pocos minutos. 
Camino agarrándome de la pared, el equilibrio se perdió en alguna parte de mi cama. Sin hacer ruido bajo las escaleras hasta llegar a la cocina. Abro el refrigerador, me sirvo un poco de jugo de guayaba. Tomo las pastillas mágicas, las acerco a mi boca pero no la puedo abrir, tengo la mandíbula trabada. Me asusto mucho, quiero gritar pero me contengo para no asustar a mi familia. Hago un esfuerzo muy grande, abro la boca para tragarme las pastillas, lo que logro hacer y las zambuto en la boca con un trago grande de jugo. Espero un poco a recobrar el equilibrio. Apago la luz de la cocina y subo a tientas las escaleras. Me acomodo encima del edredón con las manos a los lados del cuerpo. Miro a través de las cortinas la luna grande. Pasa por mi mente cada instante de lo que hice en el día hasta que quedo dormida.
Mi pie ha dejado de temblar, la mandíbula ya no está tensa.

Amanezco como si me hubieran atropellado, me duele todo. Tuve sueños raros y no puedo controlar el temblor en mi boca. Me duele cada centímetro de mi cuerpo.
Trato de disimular ante mis hijos pero cuando estoy sola con Barry le digo lo que me ocurrió a medianoche. Le pido que cuando no me pueda mover y ya no pueda hacer nada por mí misma me ayude a acabar con esto pero él ha dicho que no.
Le explico que no es justo que cargue conmigo, yo no puedo darle lo que él necesita, ni siquiera puedo darle la calidad de vida que requiere porque me encuentro mal.
Le he dicho que quiero irme pero ni siquiera tengo a dónde. ¿Quién cuidara de mí? Le digo que se busque otra mujer, pero dice que no quiere que hablemos de eso. No es justo para él que esté atado a un lastre. 
-¿Qué es justo?- pregunta
No sé qué responder pero es obvio que para Barry la vida no ha sido justa.
Me ha abrazado muy fuerte dejando que su corazón se funda con el mío. Me ha dicho con caricias lo que su boca no podía decir. Barry me ama, siempre lo he sabido.
Encuentro de qué asirme, él siempre está ahí y siempre estará, me lo ha dicho. Encuentro el botón de pánico que buscaba en la madrugada y como siempre desde que lo conozco Barry está a mi lado.

Fuera de si merezco o no a un hombre como él, agradezco a Dios o al Diablo que Barry esté conmigo sea justo o no el destino para él o para mí.
Y como siempre desde que él entró a mi vida, se despide dejándome una sonrisa.Todo va a estar bien, lo sé porque él está conmigo.
La vida sigue su rumbo
Ya estoy bien.
Sonrío.




















domingo, 6 de mayo de 2012

Lágrimas de cocodrilo





Hace tiempo venía pidiendo ayuda para que alguien conectara las bocinas a esta computadora porque desde que la trajeron, nadie había podido hacerlo.
Bruno me decía que si pero no me decía cuando. Barry nunca podía, Kiku no sabe, así que si quería oír algo tenía que irme a la otra compu.
Hoy vino Pogh y le dije que si me ayudaba, dijo que sí pero sin muchas ganas. Le pregunté a Pache si él sabía pero cuando mis lágrimas estaban al borde,
Hice un poco de drama porque no me gusta pedir ayuda pero es que todo lo que tenga que ver con energía eléctrica me da terror. Agarrar los cables de la computadora me hace sudar a chorros por eso debo pedir ayuda.
Pache se condolió de mí y las conectó cuando yo staba diciendo todo lo bien que me porto y lo que los demás no hacen por mí. Empecé mi drama.
Soy buena actriz porque Barry me consoló, mientras Pache conectaba las bocinas. Si hubiera sabido que era tan fácil no ruego un mes completo para que las conectaran.
Me siento inútil cuando no puedo arreglar los problemas por mí misma. Hice que el ambiente se pusiera tenso por mis lágrimas y dramas. Pogh está serio, Bruno no me habla y Barry me consuela pero yo me siento mal. Pache no se quedó a desayunar porque tenía prisa,
Ahora voy a tener que sacar a relucir mis chistes bobos para hacerlos reír pero es que si era tan fácil por qué esperaron a que pasara esto si soy tan dramática. 
Creo que un santo me habría hecho más caso pero ya qué.
Escribo y estoy oyendo que ya se ríen, por lo menos no me costará trabajo hacer que se contenten. Hasta le estoy ayudando a Barry hacer el desayuno.
Me molesta ser inútil pero más me molesta que por esa inutilidad haga que el ambiente se ponga tenso. Me detesto.
Me duele por Pogh que vino de visita y me trajo mi regalo del Día de las Madres, porque él siempre ha dicho que soy como su madre y lo hice sentir mal,.
Hoy mi blog sirvió de diario atrapa lágrimas de mujer dramática pero hay cosas en las que necesito ayuda, me siento mal por el hecho de no aportar nada a la casa y además estar enferma, eso hace que me sienta obligada a hacer muchas cosas que no quiero. Puede que hoy esté más sensible que de costumbre y todo me haga llorar pero no es justo porque me siento perro sin patas.
Ellos no me hacen sentir así pero YO así lo siento. 
Cuestión de percepción, voy a pedir disculpas pero me da mucha pena porque pedir perdón es algo que Flor de María no suele hacer y no sé cómo decirles que me perdonen por sepacientas mil veces.
No costará trabajo que me disculpen -tienen un alma muy noble- pero el problema es cómo empiezo a pedirles perdón.















jueves, 3 de mayo de 2012

Las gordas de Botero






En uno de mis sueños más pirados, soñé -obvio- que Fernando Botero podría hacernos una pintura a La Bella y a mi, con eso de que estamos un poquito pasadas de peso. Bueno, es un decir porque Natalia se solidariza conmigo pero en realidad la gorda soy yo. Botero pinta puras gordas, pues dije: De aquí soy.
Pero qué necesidad hay de espantar a los miles de pretendientes que pululan a mi alrededor, porque se me antojaba una pintura chida donde La Bella y yo saliésemos más hermosas de lo que ya somos, pero era imposible ya que Botero vive hasta la chingada y nosotras aquí.






Además creo que mi choncha panza robaría cámara. No creo que mis naranjotas llamaran la atención o mis apetecibles muslos se le antojaran a alguien morderlos.

No habiendo otro remedio, fui a La Alameda a que uno de los expertos dibujantes me retratara tal como soy. 
Barry le dijo al señor artista que me pintara todo lo hermosa que me veo porque Natalia no iba conmigo así que perdió la oportunidad de ser parte de una pintura famosa, aunque sea de La Alameda y pertenezca a la colección particular de una integrante de Los Apellidos Ilustres.





Así pues el señor dibujante se inspiró en la pinche Campanita y le puso mi cara preciosa. Cierto que con mi cara el cuerpo pasa a segundo plano pero pues uno que es hermosa qué puede hacer.
Todo este cuento es porque no sabía cómo presumir la foto de La Bella conmigo el fin de semana en el que Natalia estuvo con nosotros.
Ella ha cambiado mucho mi vida, jamás pensé que alguien tan pequeñito pudiera hacer el milagro de que no le importe a la MaLquEridA si sale mal en las fotos, con ella al lado qué importa que salga gorda, soy feliz con ella y lo demás siempre será lo de menos.






¿Verdad que somos hermosas?

















martes, 1 de mayo de 2012

Las Flores del Mal





¨... de Satán o de Dios.
¿Qué importa?
Ángel o sirena,
¿Qué importa?
si tu haces menos terrible el universo
y menos pesados los instantes¨ 
(Charles Baudelaire, Las Flores del Mal).

Así comienza la carta escrita ¨Para La Reina¨ por Noemí, amiga bloggera con la que pensé no tenía nada en común más que a Bidan, La araña Patona y a Dan, compañeros bloggers queridos, muy estimados e  inteligentes.
Pero parece que tenemos mucho más en común, por ejemplo uno de nuestros apellidos, (no en balde digo que mis raíces son españolas y se mezclaron con las mexicanas), otra cosa es la flor que hizo al terminar la carta es igualita a la que yo hago cuando firmo mis textos a pluma y otras cosas más.
Noemí es muy inteligente, quizás por eso quise llamar su atención cuando me hice su seguidora. A pesar que de lo que hablaba antes (Póker) yo no entendía ni jota pero quería ser su amiga a como diera lugar. Quería lograr que se fijara en mí, (eso ella no lo sabe).




Esta carta viajó por dos semanas que me parecieron eternas. Atravesar el Óceano Atlántico no es cosa fácil, pero al fin llegó.
Tener en mis manos el sobre amarillo me produjo una sensación rara. Es la primera vez que alguien a quien no conozco físicamente, me escribe.
Abrí el sobre con mucho cuidado y fui depositando cada cosa que mi mano trémula sacaba. Una hoja azul envolviendo cuatro hojas rosas que son la carta.
Un sobre negro con algo muy valioso -por lo que significa para Noemí- y ahora para mí: Una pulsera a la que llamé ¨de la suerte¨ y que no me quito desde entonces.
Otra pulsera rosa con una leyenda: ¨O dinheiro pode comprar um relógio, ma nao o tempo¨. Muy cierto Noemí, nadie ni nada puede comprar el tiempo.
Tres honguitos que aumentarán la colección que de ellos tengo y una postal de dos borreguitos uno de ellos era un lobo disfrazado con piel de oveja, atrás una frase que es sólo para mi.
Lo que dice la carta es tan bello que hizo que mi piel se pusiera chinita. Creo no merezco tanta confianza y tanto cariño, me arrancó lágrimas de emoción. No puedo creer lo que mis letras hacen en el corazón y el ánimo de alguien que vive tan lejano a mí.
Me siento agradecida a la vida porque me dio la oportunidad de conocer a Noemí pero sobre todo saber que mi vida escrita de forma sencilla deja huella en personas que no tenía la más remota idea que existían.
Pero sobre todo a pesar de mi queja constante de no tener amigos,  hay muchos que sin darme cuenta están ahí siempre y que yo en mi soberbia, ignoro.

Gracias Noemí, estoy en deuda contigo. No podré igualar el contenido de tu carta pero ten por seguro que la mía será la mejor que hayas recibido en tu vida como lo es la tuya para mí.
Estoy muy contenta. Hace poco escribía en twitter: ¨Que no me ría no significa que no sea feliz¨. Soy feliz a mi manera y una de las formas en las que vierto mi alegría y que me hace ser feliz es el blog. Compartir con los compañeros bloggers la dicha de saber que no soy un hongo solitario, me hace realmente feliz.






































Fui musa del Cantor de poemas alucinantes.

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.
Es beso de agua
y luz de ciegos
en el desierto diario.
La leo y me leo.
La leo y la siento.
La leo y la quiero.
Vamos de la mano
desconocidos
y alejados
por los caminos
rotos y astillados
de la vida cansada
y del tiempo huraño.
Refunfuñamos por todo
y hasta en el infierno
tienen miedo
de que un día aciago
lleguen nuestros pasos.
Chocamos con mil horas
arañamos las rutinas
odiamos la compasión
nos dan risa los ángeles
y mucha pena los diablos.
Nos cansa todo
y más que nada
el resto de los humanos.
A veces herviríamos
a los que nos rodean
y otras daríamos la vida
por hacer reír a un chavo.
La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.


Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.