Páginas

jueves, 14 de junio de 2012

De la humillación que se siente cuando te dicen ¡No, no hay, pareces niño!






Una de las tantas cosas que me enseñó mi madre fue el ocultar cuando andábamos en mala situación económica. Eso para una familia grande como nosotros era imposible ya que en muchas ocasiones tuvimos que pedir prestado para tener que llevarnos a la boca. 
A mi no me da pena decirlo porque gracias a que mi madre trabajaba mucho, podía pagar las deudas y de esa manera mantener a la bola de chamacos.
Esa enseñanza -la de ocultar la situación económica- también me la ha transmitido Barry. Él dice que si tenemos para comer o no es cosa que a nadie le importe. Estoy de acuerdo en parte, si no hay para comer no es que haya que anunciarlo pero tampoco veo la razón del por qué ocultarlo. Es un poco contradictorio, si pero no. Si comemos bien y si no también, nadie vendrá a darnos nada. Así que él piensa  que es mejor no decirlo. Es como un poco vergonzozo no tener para la comida, no entiendo por qué. NO tenemos y ya, no pasa nada.

Nunca nos ha faltado alimentación en casa, -cuando digo nunca es nunca- de eso puedo estar orgullosa porque siempre he dicho que Barry es el mejor hombre del mundo -hoy no- y hace lo imposible por nosotros.
La crisis económica actual nos ha alcanzado pero esto no es nuevo. Cada año cuando se acercan las vacaciones de verano, el trabajo escasea. A Barry siendo jefe de familia, se le paran los pelos de punta porque siente que no sobreviviremos un año más ante tal situación.
Estamos casi al inicio de las vacaciones y el panorama otra vez en casa es el de cada año, el trabajo se reduce.
Hay que pagar las cuentas, los recibos, las medicinas, mis médicos y patatí patatá. Sobra decir que Barry ya no siente lo duro sino lo tupido y anda de un humor de los mil diablos. Encima el puto calor me hace mucho daño, el dolor de cabeza me ataca desde hace una semana y él no sabe que hacer conmigo y con todos sus problemas.
Y todo este maldito rollo viene a colación porque se me ocurrió decirle snif! que si me compraba snif! una congelada de rompope snif! porque hace mucho calor snif! y me contestó muy enojado snif: ¡Que no, pareces niño! snif.

Pero si hay algo que también Barry me ha enseñado es a ahorrar. Puedo ayudar un poco a costear mis medicinas que dicho sea de paso cuestan una pequeña fortuna mensual, y además me alcanza para ir a comprarme todas las congeladas que quiera y no andar pidiendo y aguantar la humillación de que me digan que no.
Reflexiono acerca de cuando mis hijos eran pequeños y me pedían algo, mi respuesta era un ¡No! rotundo, después de mucho tiempo sé lo que sentían ante la negativa de comprarles algo.
El tiempo no se puede echar para atrás pero de una cosa estoy cierta, cuando La Bella me pida algo se lo voy a comprar, ahí estarán sus padres para educarla y yo para satisfacerle sus caprichos, claro sin echarla a perder.
Pero de que fue muy humillante que Barry me dijera ¡No! es innegable, tal vez porque estoy acostumbrada a que me digan Sí sin importar lo que pida.
Me voy a llorar la humillación al rincón de las desgracias mientras me como mis tres congeladas de rompope, snif!














27 comentarios:

  1. Qué dificil es cuando uno esta acostumbrado a algo y de repente por x o y circunstancia las cosas cambian.

    Yo tambien pido siempre, y siempre con la certeza que serán concedidos mis deseos, y cuando no... pues si debo confesar que mi emberrincho que no soy tan comprensiva y que parezco niño.

    Ya luego entro en razon y me da pena haber actuado asi.

    Ni hablar ahijada, mejor pongamonos a ahorrar tantito para no andar de pedinches...

    BEsotes!

    ResponderEliminar
  2. Yo igual soy berrinchuda , es feo que te nieguen algo yo si recuerdo los rotundos no en pocas ocasiones por mi papá solo por él y a él es al unico que le pedía animo mujer al fin que tienes y podrás comprar.

    ResponderEliminar
  3. Siempre me he preguntado a quién le duele más, si al negador o al negado???

    ResponderEliminar
  4. se siente bieeeen "gacho" u.u jeje

    pero tienes razón, mejor ahorremos para cumplir nuestros caprichos solitas u.u jeje

    animo!!!

    al rato sale el sol ;)

    ResponderEliminar
  5. No conozco esas congeladas pero supongo que serán bien delis. Yo tb parezco niño, y Lalo siempre me lo dice. Sobre todo cuando vamos a comprar las cosas de la casa y pido mis gomitas de osito! jajaja él odia que coma esas cosas que hacen daño!!! Pero me hacen feliz!!!

    Si hay épocas malas en cuanto a $$ las buenas también vendrán mi Malque. Y podrán faltar dinerossss pero nunca amores y sobre todo en una familia como la tuya!

    Beso!

    ResponderEliminar
  6. No es fácil cuando te acostumbras a algo y ya no se puede, pero es verdad que fastidia más cuando te lo dicen...

    Yo hace años que soy un virtuoso de la austeridad, qué le vamos a hacer.

    Un abrazo Malque

    ResponderEliminar
  7. No pues, si es re feo que a uno le digan que no porque la frustacion que viene despues es medio dolorosa.

    Pero nada que una congeladini no arregle, que a mi me gustan las de limon y las de cocholate (si asi :P).

    Un beso MalQue!

    ResponderEliminar
  8. Es muy feo, pero también tenemos que entender que a veces de plano es porque no se puede y antes eso no hay nada que hacer. Como dijo Darío no sabemos a quién le duela más, así que no lo hacen por lastimar.
    ánimo ;)

    Saludotes Malque

    ResponderEliminar
  9. la verdad, me produce mucha fascinación como escribes. Mucha.
    eso es todo. ¿algo más?
    ¿Congelada? ni idea de qué es eso.
    las cosas no se piden
    se toman
    a veces
    o se callan
    los deseos
    otras
    depende. ¿de qué?

    ResponderEliminar
  10. Jejeje... o sea cómo, te dijo que no pero tienes tres congeladas de rompope? o_O

    ¿Me regalas una? :B

    xD ok no...

    Pues si, es muy feo cuando por cuestiones económicas nos dicen (o decimos) que no a algo, pero son cosas que pasan, ya después, cuando las cosas mejoran un poquito, uno se puede dar el lujo de tener eso que antes queríamos jeje

    Saludos, Malque... nos leemos luego :)

    Peace&Love

    PD: Acabo de darme cuenta de que a ti si te hablo de "tú", y a mi no se me da mucho eso, a casi todos por aquí les hablo de usted D:

    ResponderEliminar
  11. En realidad sin sacar las cosas de contexto, comparativamente hablando, los condones resultan baratisimos, claro que te privan de disfrutar de muchos problemas, como los de tantos que dan los niños...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  12. la economía de cualquier hogar tiene sus temporadas altas y bajas como la de una montaña rusa y hay que aprovechar lo mejor que se pueda de una para cuando venga la otra.
    espero que todo vaya bien en tu hogar.
    un beso.

    ResponderEliminar
  13. Ánimo, malque.

    Sí o no, te comiste tus congeladas de rompope.
    Y comprende a Barry, quizás después te dirá que sí a todo lo que tú quieras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. jajaj me hiciste recordar mi niñez, aunque mis no fueron pocos, ser hija única me beneficiaba :P!!!

    Aunque verás que Barry pronto te da la sorpresa con esa congelada, es por el momento!

    ResponderEliminar
  15. Debo agradecer a mi madre que siempre me haya negado todo supongo que lo hacia para que algún día cuando mi novio me dijera NO no me afecte mucho, claro que mi madre no me lo hacia por coda (tacaña) sino por que hay madres que te dan todo lo que necesitas y otras cómo la mia te dan todo lo que ellas te pueden dar.

    Aunque yo se que a mi madre también le jodia decirme NO =(.

    Malque pero al final tienes tus congeladas hahaha te sales con la tuya :P

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Mi abuelo decia que tres cosas no se podian ocultar, una de ellas el dinero, su ausencia o su vasta presencia..lo que sí es que hayq ue saber que hacer con el. animo!

    ResponderEliminar
  17. Y es una palabra que me agrada. Pienso que el que sabe decir No ha vencido.

    Besos

    ResponderEliminar
  18. Como decia mi padre...¡Dios aprieta, pero no ahoga!...de todo se sale...menos de la última morada...un besote preciosa y animo.

    ResponderEliminar
  19. Ay comadre, que no hagas berrinches que te vas a poner fea, pues no conozco las congeladas de rompope pero han de estar deliciosas para que lagrimees por ellas, en la montaña rusa de la vida asi es, algunas veces hay y otras pues no verdad, al final "No pasa nada"

    Un fuerte abrazo. :D

    ResponderEliminar
  20. La verdad ya me han dicho rara por eso, pero en mi vida jamas hice un berrinche o llorado por que me dijeran que no.
    Supongo que es por que siempre me explicaron por que no se podía y me acostumbre, con que me digan una vez no, pues ya, a menos que sea algo que en verdad quiero, pregunto como 3 veces, ó hasta que empiezo a sentir que los demás se hartan, pero igual, si no se puede yo busco mis propias formas de conseguirlo.

    Disfruta tus paletas de rompope, te mando un fuerte abrazo y animo, que pronto todo se compone

    PD: Regale una sonrisa a Barry, a lo mejor y así le alegras el día ;)

    ResponderEliminar
  21. No te streeses, cuando puedas comprarla se disfrutara mas, animoo¡
    yo te invito una.¡

    ResponderEliminar
  22. grandioso el relato,
    un gusto pasar a leerte, un gran abrazo.

    http://alejandroapariciomorales.blogspot.mx/

    ResponderEliminar
  23. AY Malque , me ha dejado un sabor amargo esta entrada , es que no es que me pase actualmente , pero si he vivido de esas cosas :(
    Todo cuesta niña , pero eso tiene una parte buena , y es que de esa forma uno lo valora. Espero estén mejor ! Todo lo que pasa deja una enseñanza :)
    bss enormes !

    ResponderEliminar
  24. Es verdad, pareces niño, querias una y hora comes tres.
    Adaptarse hacia abajo es muy dificil
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  25. Querida Malquerida, que los agobios a veces hacen mella y le quitan a la infancia ese halo de puras cosas buenas... Pero vale pensar también en que al menos hasta puedes escribir a morir y a darnos a otros vida con tus palabras y las ideas que ya de tantas, no caben en tu mente, por eso ¡ay pareces niño, pero niño santo, enamorado de la belleza que compartes!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje