Páginas

domingo, 19 de enero de 2020

Nos vemos en mi próximo sueño

En mi absurdo cotidiano me asusta el hecho de ver como la poca dignidad que me queda escurre entre mis piernas por el simple razón de no llegar a tiempo al cuarto de baño. Está ocurriendo muy seguido. Lo saben muy pocos. Laura, Barry y El jefe. Por cierto el otro día me daba pena que comiendo un caldito de pollo resbalara este por la comisura de mis labios. Abrir la boca para comer resulta a veces un trabaho titánico. Pedí permiso para poder beber el caldo directamente del plato, los buenos modales no deben perderse nunca. Mi familia respondió, "estás en tu casa, puedes hacer lo que quieras", pero tampoco pude hacer que el caldo llegara a mi boca. 'tonces El Jefe se levantó solícito me ayudó a beber el caldo. Pinche dignidad eres un estorbo. El caso es que me cuesta llegar al baño ¿no? Pues nada, hago sola lo que hay que hacer y listo. Aquí no ha pasado nada. Que ustedes lo sepan no me apena. No me conocen, no me han visto ni me verán nunca en persona así que mi dignidad ante ustedes sigue intacta. Es domingo, hace frío, no me quiero levantar. Si lo hago le quito a Barry la oportunidad de descanso eb todo el día. Si las mascotas me escuchan empiezan a querer ser atendidos. Luego yo en vez de pensar eb Barry pienso en que las mascotas no pueden atenderse solas entonces comienzo con mi letanía. ¿le diste de comer a Calixto? La Srita Gato tiene hambre. Panchito ya despertó. ¡Dios, no quiero ser Barry! Barry prepara mi desayuno. Barry me ayuda a veces a bañar. Me amarra el pelo. Me calza los tenis. Barry, Barry, Barry. No quisiera ser Barry. Encima tiebe que salir a trabajar. Está cansado. . Cuabdo tengo pesadillas corre a despertarme. Me tranquiliza. Estoy escribiebdo ideas sueltas. Eb mi absurdo cotidiano soñé a Jano. Amigo de mi hija a quién he visto dos veces en mi vida. Cuando me dedico su primer libro y cuando fuimos en familia a las luchas. Llevaba puesta una màscara de luchador que no se quitó para nada. Un buen día apareció en mi whatsapp y de ahí no se ha ido. Está ahí igual que mi psicóloga favorita, sin hablar pero están. Gracias por ello. Perdí cobtactos porque solía azotar contra la pared el celular. Han sobrevivido los que saben donde encontrarme. Ahí merito. Y bueno ya me voy, Barry preparó el desayuno y mi primera tarea es bajar solita a la cocina y mírenme aquí escribiebdo. Hoy bo regreso, toca vendimia y mi tiempo está dado. Tal cez por la niche lod lea. Me dadé tiempo, li prometo. Salebai ¡Ya viene pir mi!

19 comentarios:

  1. Esos escapes no tiene importancia. La dignidad sufre, pero nada más. Las personas de bien no atienden a tonterías. Como las mascotas, quienes esperan su desayuno, o esa charla contigo los amigos, y lo demás no importa.

    Mañana, en otro sueño, nos leemos :-). Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Como bien dices tu dignidad ante nosotros está bien intacta. Pero te conocemos ya lo suficiente para saber que te molestan esas pequeñas incidencias que tienen la importancia que se les quiera dar.
    Tal cual dice Albada Dos, vendrán otros sueños y nos leeremos sin incidencias.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Yo te encuentro más hermosa cada día.
    Tu sinceridad me deslumbra.
    Y tu entereza también.

    Todo mi ánimo para ti.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No pasa nada. No pasa nada porque haya escapes. Eso nos puede pasar a cualquiera. Lo importante es asumirlo y tú lo tienes asumido.
    Seguro que tus mascotas están encantadas de estar en tu casa y formar parte de tu familia.
    Barry, te quiere y cuando se quiere a una persona se hace por la persona todo lo que se tenga que hacer. lo más importante de esta vida es ser amado, y saber que las personas que te rodean te quieres por como eres.
    Me encanta leerte.
    Abrazossssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  5. Aunque te haya tenido entre mis brazos, no me importaría en absoluto desayunar contigo;) y obviamente, no te suelto, estemos como estemos y donde estemos...
    Besos, mi chilanguita de ojos tristes y de sonrisa amplia.

    ResponderEliminar
  6. Tu dignidad no se mide por los escapes, mi querida Malque, y pocas personas que conozco me merecen mas dignidad que tú, que lo sepas. A veces dejarse cuidar cuesta, cuesta en el alma, pero quien bien te quiere no cejará en hacerlo.
    Un beso muy grande, mi querida y admirada Malque.

    ResponderEliminar
  7. Eres más digna que la madre que te parió.
    Ya tengo ganas de que llegue el próximo sueño.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Tranquila, en tu propia casa puedes ser tan ridícula y rara y ¡aahhgg! como se te antoje. Mientras Barry no se asuste, está todo bien.
    Te dejo un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tu dignidad intacta, cómo no, eres un ejemplo.

    Un beso, mi querida Malque.

    ResponderEliminar
  10. Las más difíciles de superar son las trabas que nos ponemos a nosotros mismos, como el nunca aceptar la ayuda que necesitamos, o el pretender seguir siendo lo que siempre quisimos ser...

    Saludos y suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  11. sólo te mereces comprensión, cariños y besos.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Como a Jano, pero sin el placer de habernos conocido, nos soñamos. Y yo existo, tú no sé... Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  13. Te dejo mi abrazo y mi cariño
    hay que saber calzarse los zapatos de otros , patear el piso y luego opinar de como uno se siente .
    Te admiro, y te quiero aún en los silencios

    un beso al vuelo, sé que lo puedes atrapar

    ResponderEliminar
  14. Pues yo mejor me callo mi tristeza...
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Yo como Genín, mejor me callo. Aquí siempre preocupándonos por tonterías. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  16. Eres una persona admirable, Malque. Te haces querer con esa sinceridad tuya tan a bocajarro.

    Las dificultades siempre van a más con el tiempo, pero hay que llevarlas con toda la entereza que uno puede y dejarse ayudar si uno lo necesita, aunque nos fastidie.

    Un beso ENORME y lleno de admiración.

    ResponderEliminar
  17. A qué espera... Escribe. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales