Páginas

lunes, 16 de septiembre de 2019

El diván de la marmota

Hacía mucho tiempo que no me quedaba en el sillón de la marmota a escribir.
Ha cambiado todo desde entonces. Los residuos de la memoria se han vuelto quisquillosos, no aflojan a la primera.  Meretrices del olvido se niegan a salir a la luz como pláticas carentes de importancia. Memorias vanas empotradas en el cerebro.
Mañana u hoy creo,  me levantaré molida, cosa de aguantar un poco el místico tronar mi esqueleto  gordo. Porque tengo huesos no vayan a creer que debajo de esta piel color mestizo hay pura grasa. Obvio tengo huesos. Debo sentirme orgullosa de poseer algo que no es obeso ni nunca lo será. ¡Loor al dios de los gordos!

A falta de ideas interesantes les contaré que Calixto apareció.
Adivinen quién se subió a la lavadora para bajar al gatito miedoso del techo. Si, yo exacto. Barry no se atrevió a bajarlo por miedo a lastimarlo.
-Quita hombre, quita. Hazte pa'llà yo lo bajo.
Saqué una poca de fuerza de la que guardo para momentos peligrosos. Armada con un cepillo para gatos -Calixto es fanático de él- trepé a la lavadora ayudada por el Barry lo bajé. Estaba asustado pero normal.
Dos días estuvo estudiando el terreno para seguir haciendo sus rondines nocturnos. Calixto es un gato solitario, no tiene amigos ni novia ni hijos ni nada nomás nos tiene a nosotros y a la Srita Guantes. La minina nueva. Demasoado beibi para ese gato viejo. Algo es algo. De eso a nada digo yo.

Volvimos a la vida rutinaria.
Felices mi gato y yo.

Hoy me dieron una sorpresa, El Jefe me trajo mi lap vieja. Tengo que hacer algunos ajustes pero ya tengo compu. ¡Viva! ¡viva! Podré escribir, comentar y todo eso que hace un bloggero respetable y responsable.

Eso es todo amigos ya es mañana. Día de asueto. Día de la Indipendencia de mi país.
Gracias por aguanta. Los admiro, no mucho pero si.

Nos leemos :)







11 comentarios:

  1. Enhorabuena!!!
    Hoy todo son buenas noticias :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy buenos días señora bloguera respetable
    Si es a mi señora no le puede nadie, tienes garra de luchadora, a pesar de tanto , ahí está y la sacas cuando es preciso
    un beso al vuelo !

    ResponderEliminar
  3. Siempre te leemos, así no dejemos mensajes. Qué bueno lo del rescate del gato. NO has perdido tu capacidad de atrevimiento. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  4. No necesitas tú computadora para ser una escritora respetable y respetada.
    Me uno a tu satisfacción por el regreso del hijo pródigo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. :)

    Hoy todo son buenas noticias!!!

    Me alegro muchísimo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Que bueno!
    Una entrada con buenas noticias, ya era hora, y de justicia para ti... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. no te confíes de las mininas babys, que ellas, a los siete u ocho meses ya pueden ser madres y hacer sentar cabeza al viejo calixto y hacer de ti una abuela putativa, jajajajajajaja.

    un beso.

    ResponderEliminar
  8. Me alegro que hayan vuelto a la normalidad y tengan ya a su Calixto cerca y controlado. Cuando una mujer pone empeño en algo lo consigue como tú has conseguido a pesar de los impedimentos que baje el minino.
    Abrazosss

    ResponderEliminar
  9. Aquí he llegado. A volver he vuelto. Hola.?

    ResponderEliminar
  10. ¡Ay, Calixto, Calixto, vaya susto nos has dado! Feliz encuentro de nuevo Malque, Calixto no se vuelve a ir jamás.Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Los gatos, en realidad, nunca se pierden, se van de donde no los quieren y regresan donde se los espera.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales