Páginas

domingo, 2 de junio de 2019

Claustro de las monjas chillonas de la virgen del Chongo Parado

El terror a que nadie me despierte durante una pesadilla me obligó a mantenerme despierta.
Llegar al pinàculo del miedo sin alguien cerca condujo mi alma o lo que sea a experimentar el màs terrible de los miedos que no es otra cosa màs que el término de una pesadillla.

No me apetece saber el fin de lo que experimento al llegar el sueño.
"Me rindo" dije el otro día. Ya no doy màs de mi.
La confianza en mi neurólogo se ha perdido.
Dentro un mes tengo cita. Todo está perdido. Ningún espíritu valiente ha sobrevivido al mundo maquiavélico de las pesadillas. No seré yo la primera. Después de todo soy un conejillo de indias. Me dejo llevar a donde sea que esté mi destino final.
Esto me sobrepasa. Ya por favor. Estoy en los límites de la cordura. Ya no doy màs lo juro por la santísima virgen del Chongo Parado.
Està amaneciendo. La oscuridad se disipa bajo la luz del alba. Hoy toca vendimia. Hoy pienso quedarme dormida cuando este junto a mi una mano que corte mis aventuras pusilánimes. Mediocres cuentos de horror que ni Alfred Hitchcok  -¿así se escribe?- pudo imaginar.
Esta vida discurre con lágrimas ocultas bajo el pretexto de una infección ocular.
No han llegado los pàjaros a cantar en mi ventana.
Se me acaba de ocurrir algo. Escuchar pàjaros en lugar de la entonada voz de Barry o los lloros lastimeros del cantar de Enrique, quiero trinos de pàjaros. El arrullo de los dioses. No es que sea diosa, bueno si, pero quiero un final feliz.

El silencio llega con su sonido ensordecedor. Nadie està despierto en casa, nomàs la Señorita Gato pero blah es muy veleidosa. Empezaba a quererme cuando ¡zaz! su amor minino me cambió por un par de ojos pizpiretos.

Voy a rezar las oraciones inventadas de pequeña. Todavía las recuerdo como no. Ser prófuga del catolicismo no borró lo que aprendí fácilmente. Diosito por favor despiértame no dejes que el final de mis pesadillas me agarre dormida.



la MaLquEridA












14 comentarios:

  1. La cordura te lee y te envidia.
    Eres su sueño.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Jesusito de mi vida, eres niño como yo, por eso te quiero tanto y te doy mi corazón. Tómalo, tómalo, tuyo es y mío no.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, ojalá los cuerdos y de mente preclara tuvieran la claridad de tu texto. Hasta los colibríes andan diciendo que ojo con Malque, que está más vida de lo que está

    Un abrazo. Por una noche sin pesadillas, y que se joroben las medicinas

    ResponderEliminar
  4. Vives en tu propia vida, un gótico. Abrazos.
    Carlos

    ResponderEliminar
  5. Tú si que eres diosa...como no?
    Abrazo apretadito...

    ResponderEliminar
  6. Hola hermosa: Te entiendo perfecto, conozco esa sensación de cansancio eterno, de que todos cierren los ojos y tu los abras, al otro día un zombie vagabundo. Bello texto como siempre.

    ResponderEliminar
  7. tu duerme tranquila, que tener una pesadilla no es fácil. lo común es tener sueños sosos, aburridos y sin sentido.

    besos

    ResponderEliminar
  8. La lucidez de tus palabras da sentido a cualquier pesadilla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Pues yo te veo más cuerda que alguno de nosotros que decimos de estar bien. Seguro que las pesadillas se van si así tu se lo pides. Asusta tú a las pesadillas y seguro que no vuelven :-)
    Realmente cuando se tiene una pesadilla se amanece más cansado y temblando de que ocurra.
    Un abrazo enorme de asusta pesadillas

    ResponderEliminar
  10. Ahhh las pesadillas a veces no basta con despertar para que terminen

    ResponderEliminar
  11. Estás muy lúcida.
    Las oraciones de pequeña, sí, qué bonitas son.
    Como la que ha dejado Macondo. :)

    Un beso, mi querida Malque.

    ResponderEliminar
  12. Hubo un tiempo, no hace mucho, que cada noche , justo una hora después de dormirme despertaba con pesadillas horribles, te confieso que pensé en que me estaba volviendo majareta, no solo por la angustia que me provocaban si no porque después de despertar algunas seguían persiguiendo a esta loca cabecita , no rezaba oraciones, lo confieso pero lo que si hacía es lo que te recomiendan cuando te vas a operar
    cierra los ojos y piensa en algo ( en alguien )que te haga sentir bien, que te trasmita paz, es la mejor manera de volver a dormir después de lidiar con nuestros demonios cada noche, mi Malque querida

    besos y abrazos que te lleguen , si?

    ResponderEliminar
  13. Alguna vez vine, y creí que ya no tenías blog, o me pereció.

    Me alegra haberte encontrado y que sigas con nosotros.

    Las pesadillas tanto en vigilia como durmiendo o en sueños son un horror.

    Besos .

    ResponderEliminar
  14. Me gustas pero no debí haberte leído. Tengo pesadillas y se repiten y repiten. Estoy en un pueblo en el que me pierdo y no consigo calmarme. Te entiendo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar

La dueña de este blog, una dama exquisita dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este blog de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales