Páginas

martes, 23 de abril de 2019

Días al revés

El tiempo avanza al revés. Los viejos vuelven al punto de partida de la vida. Dios guarde la hora de convertirme bebé. Los cuidaos aumentan conforme pasa el tiempo. Esta casa cobija entre sus paredes seres viejos. Todos apoyándonos en los brazos solícitos del otro. `Es duro ser deidad` canta Tulio en mi película animada favorita. El mundo dejó de girar a mi rededor; tal como una deidad segundona ni supe cuando fue. Ah chinga ¿ora qué pasó? Saqué la varita mágica del chantaje. Nada, no funciona. Ah caray caray caray. Este... a ver. La cara de gato triste tampoco funciona. "Hay que ser siempre divinos pues de tontos no vivimos", sigue Tulio. La inteligencia se ha ido detrás de caminos fríos. No puedo vivir de lo que fui. Los cambios se suceden cada instante. Vivo de lo que soy. `No quiero suplantar a un querubìn`. Una opción a los recuerdos. Hoy es todo lo que hay. Soy tú, no quiero serlo. Hace un año cometí un error. Lo he vuelto a hacer. No aprendí nada. Paciencia. Tomados de la mano estamos ubicados ante un océano desierto. Una voz de querubín habla de cara a la verdad: `pero si cada vez estás peor abuela`. Natalia de siempre me conoce enferma. Su niñez ha ido de la mano conmigo en este vivir de todos los días. Me sorprende su serenidad. "Abuela qué bueno que no ha llegado tu fin, ¿qué haría sin ti?" Luego le da palmaditas al Barry. "No te preocupes abuelo a mi también se me olvidan las cosas". Y el mundo gira y gira. No se detiene ante nadie. La melancolía y la seriedad no son compatibles o si. Hay que rescatar la armonìa antes que el abismo oscuro determine el camino de nuestras sombras. Ya es ya. Habla del si y el no que envanezca los humores. ¿Qué haces para mejorar tus males? Nada, de siempre me han resuelto todo. Volver al inicio bien creciditos cuando has adquirido experiencia pero esta sirve para una chingada. Trata de cuando los  hijos son los padres de sus papàs. Los dioses han hablado`. 



Gracias

21 comentarios:

  1. Los niños captan la realidad, y la fabrican a su manera.

    Reflexión de ratos malos, a por los buenos. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Me has recordado ese texto —que algunos atribuyen a Quino, pero que parece no ser de su autoría— de quien plantea que la vida debería vivirse al revés. Naciendo de viejo, viviendo la jubilación, trabajando, yendo al colegio, siendo un bebe, viviendo tranquilamente en el vientre materno y terminando en un orgasmo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Hay personas que nacen viejas, otras que nacen mayores .
    La vida es eso volver al origen, aunque joda , aunque nada sea como hace unos cuantos años atrás, y aunque no es consuelo te puedo asegurar que es mejor llegar que irse cuando el camino está aún medio andado
    Sabes que me llegas y sé que no te gustan los abrazos, ni las medias tintas, hablas de tu realidad, y eso te hace valiente, fuerte, es tu catarsis por eso sé a ciencia cierta que luchas con una jabata , por eso sé que llevas la ternura en las venas aunque muchas veces te definas como decimos en estos lares como un toxo
    Volver al origen todos volveremos Malque, unos mejor que otros y lo hermoso es que ese camino tuyo no lo haces sola .
    un abrazo

    pd) te dejo un texto que no sé si leerás pero a riesgo de ello te lo pego en abajo

    un beso inmenso hermosa mía

    ResponderEliminar
  4. “Estás mayor. Sí, tú, ya sabes a quién me refiero. Y ojo no te equivoques, no se trata de cumplir años, cumplir años es maravilloso. Eso es hacerse mayor, una buena excusa para también hacerse grande. Admiro a los ancianos, sobre todo por haber sabido sobrevivir. Siempre les pregunto cómo lo han hecho. Y siempre me responden cosas distintas. Fascinante, pero real.

    Estar mayor es otra cosa. Se trata más bien de envejecerse. Apolillarse. Encerrarse voluntariamente en el desván y bajar las persianas para dejar que las cosas ocurran sin ti. Volverse un yonqui enganchado a tu propio pasado. Divorciarse del ahora y volver con tu ex, que se llama un antes que no volverá. Te envejeces cuando te separas del momento actual. Te envejeces cuando te quedas mirando cómo te adelanta la vida porque has creído que ella corría más que tú. Y te envejeces cuando crees que lo nuevo ya no va contigo. O cuando por el simple hecho de ser nuevo, algo malo tendrá. Si aún piensas así, date una vuelta por los cursillos de programación HTML para la tercera edad. Y luego me cuentas qué tal.

    Estás mayor cuando dices que cualquier cosa ya no se fabrica como antes. Música, películas, recetas, neveras o casas, da igual. Que todos los grupos se parecen a los Beatles. Que nadie ha vuelto a hacer cine después de Hitchcock. Tú dices que son gajes de poseer cultura y experiencia. Yo lo llamo Complejo de Jorge Manrique. Afortunadamente que nada se hace como antes. Cosas malas y cosas buenas las hubo siempre y siempre las habrá. Igual que siempre existió el concepto de calidad. E incluso ese concepto tuvo que cambiar, como el concepto de lujo, como el de cantidad. Hace siglos, tener muchos hijos y que se murieran unos cuantos era lo que se consideraba de lo más normal. Imagínate eso hoy día. Sigue pasando, no muy lejos de aquí sigue siendo normal. ¿Y qué es lo único que ni cambia ni debería cambiar? Los valores. Los grandes valores. La Justicia. El Respeto. La Empatía. La Honestidad. Si me apuras, incluso estos conceptos no han parado de ser puestos en entredicho frente a nuevas prácticas y oportunidades que aún debemos debatir ya no en el terreno de la técnica, sino en el de la moral.

    ResponderEliminar
  5. Estás mayor cuando dejas de actualizarte. Cuando crees que un día estudiaste, y ya está. Cuando abandonas tu propia formación continua. Cuando dejas de escuchar a tus inquietudes, que son tu propia Universidad. Porque actualizarse es mantener la ilusión del niño que todos llevamos dentro y que necesita de novedades para poder resucitar. Saberse ignorante es sólo el primer paso. El siguiente es exigirse aprender siempre algo nuevo, algo más. La cultura consiste en superar la fecha de tu nacimiento. Conversar con gente interesantísima con la que ya no te podrías sentar a charlar.

    Estás mayor cuando hablas de las redes sociales como si fueran malas. Cuando te jactas de seguir manteniéndote al margen de ellas. No porque no comporten consecuencias negativas, sino porque las redes nos traen las mismas cosas que nos trae la sociedad. De nuevo, cosas buenas y cosas malas. Gente que usa la herramienta para cortar carne y gente que abusa de la misma herramienta para clavársela a los demás. Y no por eso juzgamos a los cuchillos. Son los delincuentes los que deben ser ajusticiados, no los instrumentos que nos ayudan a comunicar. Estás mayor porque has perdido curiosidad. Y porque, aunque tú no estés, que sepas que igualmente estás.

    ResponderEliminar
  6. Estás mayor cuando dices que no hay que compartir jamás lo que a uno le ocurre. Cuando sentencias, así con voz profunda y solemne que la vida privada no hay que publicarla en ningún sitio y bajo ningún concepto. Que se está perdiendo el concepto de intimidad. Y lo que demuestras es que no entiendes que ha nacido un nuevo concepto de entorno, un círculo inédito en la historia de la humanidad: la intimidad pública. Ya no somos lo que tenemos, ni siquiera lo que estudiamos, ahora somos lo que decidimos compartir. Y por lo tanto, eso implica que también compartimos lo que sentimos, lo que nos duele, lo que nos hace felices, lo que nos hace diferentes, lo que nos hace soñar. Y debemos hacerlo, en la medida de lo posible, siendo fieles a la realidad. Vale, de acuerdo, tratar de camuflarla, filtrarla y embellecerla lo más que podamos, pero con un sustrato y una base de máxima autenticidad. Porque si no, aparte de que nos pillarán enseguida, dejaremos de ser nosotros mismos. Nos convertiremos en mentirosos sociales, o lo que es peor, marcas blancas de nosotros mismos, substituibles, commodities. Y entonces también conoceremos un nuevo concepto de soledad.

    Para terminar, tampoco te vengas abajo, porque para que haya gente que innova, siempre tiene que haber gente que esté mayor. Es el motor de la humanidad. “Estos son malos tiempos. Los hijos han dejado de obedecer a sus padres y todo el mundo escribe libros.” La cita, con la que abrí ‘Urbrands’, mi último libro, es de Marco Tulio Cicerón, siglo I a.C
    Risto Mejide

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola MaRia.


      Leo todo los comentarios y los agradezco en el alma.
      Trataré de darme tiempo a responderlos todos.

      Tengo problemas con mis cuentas de correos tardados en explicar
      de cualquier manera intentaré contestar
      Prefiero mantener comentarios abiertos a otra opción.

      Gracias por el escrito y por la melodía de Mon y Enrique.

      Se te (les) quiere

      Eliminar
    2. No te preocupes por contestar corazón , te lo dice una que desapareció casi un año, por motivos diversos , o una serie de acontecimientos que desembocaron en la decisión de irme para encontrarme. Uno de ellos es que también tuve problemas con mis cuentas de correo , por suerte las recuperé aunque la mayoría de los e-mails habían desaparecido por arte de magia :(

      besos y cuidate mi hermosa señora

      se de tus afectos , que son los mismo que esta mujer siente hacia tí

      muuuackkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkkks que crucen este océano de que nos separa físicamente

      Gracias a ti, tocaya por existir !

      TQ

      Eliminar
  7. 2Trata de cuando los hijos son los padres de sus papàs. Los dioses han hablado" Cierto, pero además, los dioses te han enviado un Angel llamado Natalia :)

    Hay que seguir en la brecha con sentido del humor, ese es el secreto, o al menos, el que yo conozco, amiga mía… :)

    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Tod@s en algún momento nos convertimos en padres de nuestros padres, y ellos vuelven de alguna manera a ser hijos.
    Creo que es el ciclo de la vida, cerrar lo que ellos (nosotros) hemos comenzado con tanto amor.
    Mil besos bonita.

    ResponderEliminar
  9. Natalia aprende continuamente de ti.
    Y tú de ella.
    Y es precioso.
    :)

    Un beso, querida Malque.
    Gracias a ti.

    ResponderEliminar
  10. No todo es tan malo. Tienes a una Natalia en tu vida. Ella hace que el vaso esté medio lleno. Tienes que poner cara de felicidad para agradecérselo.

    Te dejo un abrazo, Malquerida.

    ResponderEliminar
  11. Ante la enfermedad, sobran todas las palabras. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  12. Las enfermedades llegan y no queda más remedio que irlas paliando con medicinas. A pesar de que estén los dos tal mal, siempre hay a alguien que le hacen mucho bien que aun existan. Tu nieta te conoce siempre enferma como tú dices, aun así ella agradece el que aun estés ahí para poder hablar y estar contigo, con ustedes los dos. La vida a veces nos maltrata, pero hay gentecilla que lo pone todo más fácil y llevadero.
    Natalia es un cielo y muy comprensiva.
    Abrazosssssssss

    ResponderEliminar
  13. A MaRía [Capri] 24 de abril de 2019, 0:24, con el perdón, sí. Incluso quedáis a tomar café y unas pastas de té, o qué crees que no sé leer entrelíneas... Anda que no. Y a los demás... No sé si me explico. A la María gracias no soy celoso. Que si lo fuera... En fin, da gracias que te quiero. Beso.


    Salud.

    ResponderEliminar
  14. El final es en donde partí, entonces, ¿para qué partir?

    Suerte,

    J.

    ResponderEliminar
  15. Hola malquerida, soy crudo, o al menos lo que queda de mi, la verdad no soy ni la sombra de lo que me consideraba, pero no tengo tiempo en este momento para contar, solo te saludo y me da gusto saber de ti, yo, yo? yo estaria mucho mejor muerto, pero aqui estoy, en otra oportunidad espero poder saludarte con mas tiempo, cuidate y espero volver a saludarte.

    ResponderEliminar
  16. Cuánto aprendo aquí!
    Respuestas invaluables de la vida, imaginandome un color de voz que me platica un poco seria un poco sonriendo todas las letras que voy leyendo. Presiento que el amor es lo que mantiene a flote aún todo, y batallará hasta el último suspiro, hasta la última tecla tipeada acá.
    Un saludo, una venia, un abrazo...

    ResponderEliminar
  17. ¡Caramba! Mañana es un día de mucho ajetreo, tengo que preparar algunos apuntes para decir algunas cosas cuerdas y se ha pasado el tiempo leyendo concentrado tu entrada y los comentarios de tus amigos, pero feliz.
    Buenas noches a todas y a todos.

    ResponderEliminar
  18. Qué bella Natalia, ya estoy de nuevo por aquí Malque, no se por cuánto tiempo.
    Un abrazo sincero.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales