Páginas

sábado, 23 de enero de 2016

Asalto a la inmortalidad

Si sigo actuando como ayer me quedaré más sola que un calcetín sin par. ¿Dónde lo habré dejado? Esa manía de lavar la ropa nueva ha hecho que se pierda su compañero. ¿Los calcetines sufren de soledad?
Una vez leí que debe lavarse la ropa recién comprada para quitarle excedentes de yoquésé. Todo trapo nuevo que caiga en mis manos pasa por la lavadora antes de ser estrenado.
¿A quién le interesa hablar de métodos de lavado a estas horas malditas? Perdón perdón benditas diré. Pronto celebraré el primer año de la alergia en mi cintura. Vamos vamos no te asustes, un año se pasó volando o ¿a poco lo sentiste? Tú tienes la culpa por nacer tan delicadita de piel y de todo. Pobre pero delicada. Vaya cosa.
Tan estoy así quién sabe cómo que los placebos ya no surten efecto. La idea de lanzar un grito de guerra cuando es menester hacerlo no le viene bien a nadie. Siquiera gritara quedito como dicen que hablo. ¡Ahhhh! parezco Tarzán en bancarrota.
Doy la espalda al mundo leyendo detrás de mi ventana. ¿Lagartija dijiste?
Tengo hambre, hacía mucho que el insomnio no me atacaba. Mi gato está enfermo. Se me antoja un café pero me dan miedo los bichos que veo pero que no existen. El otro día estuvo a punto de darme el supiritaco. Vi una bola negra correr hacía la puerta de la cocina. Los ojos estuvieron a un tris de saltar del puritito susto. Dios te salve María, llena eres de gracia... Estuve a un casi de arrojarme a los brazos de Barry a que me defendiera de ese ente. Fue un casi que se murió como las ganas de todo. ¡Barry! ¡Barry! ¡Por dios! ¡Eso! Tranquila mi Chiki es Benito que le agarraron las urgencias.
Confieso ¡Oh hermanos míos! que los calzones se me hicieron yo-yo. ¿Te dio miedo? Miedo es querer ir al baño y no poder llegar. Eso es miedo señores y no payasadas. La dignidad no debe dejarse escurrir por los pantalones recuerden.
Amor sin límites ¿Eh? Tú dijiste. A mi que me esculquen, soy inocente de casi todo.
 Los placebos para el amor dejan de surtir efecto los viernes por la noche. Cinderella Star sale del recuerdo regurgitando ataduras de oro. Encadenada al lecho de amor ve pasar las horas alumbrada por la luna metiche colándose por entre las cortinas. Transgresora inmortalidad pasa de mí, nadie te tiene presente.
La memoria sigue viva, neuronas a disgusto se niegan a abandonar mi cerebro. Señoritas por doquier. Quiero un café. Quiero ir al baño. Quiero levantarme. ¿Por qué la espera es tan larga y el deseo de llegar tan corto? Porque el querer no necesita más que eso. No basta que uno quiera. Mira no puedo abrazarme a mi misma. ¿Alguien? El amor no hace hueco en la almohada. Ya lo dijo Dios o alguien: Levántate Lázara y anda. Y andó. ¿O era anduvo? Npi es muy temprano pa' andarse haciendo preguntas tan pendejas.
Mañana habrá un regalo esperando por ti. Prostituta del deseo que cambia nada por todo. ¡Silencio! Calla Shhh "el amor no admite cuerdas reflexiones". ¿Quién dijo esto tú? Sepa la bola. Obvio Enrique no. Ni tú. Ni yo. Ni nadie. Creo que fue Neruda o su madre sabe quién.
Me voy a levantar ¿se les ofrece algo? nomás rapidito, estas horas no son pa'ndar embarrando querencias por los rincones. Usté que de amor se muere écheme un poco al olvido porque yo ya me fui sin dejarle un beso en el desprecio.













25 comentarios:

  1. Lamento decir a su excelencia, polialérgica, cuasi incontinente y verborréica, que me ha encantado leer este post. Su calcetín desparejado anda bailando un tango con uno mío que se evaporó ayer, como el suyo, imagino, por le arte del birlibirloque :-)

    Me sigo riendo. Muy bueno. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi calcetín es blanco señorita, ¿y el suyo?

      Un placer



      Eliminar
  2. Hola, Malque, que rara es la noche si te da por darle vueltas a la vida.

    En todas las casas hay un agujero negro por el que se cuelan los calcetines, eso sí, de uno en uno. Y un cajón donde el otro aguarda la vuelta de su pareja, que raramente llega.

    Mi comentario por un sonrisa.

    Había un viejo chiste, cuando los chistes eran blancos e ingénuos, que a mí me hacía reír bastante sobre Lázaro.

    El cura en misa;

    -Y dijo Jesús, ¡levántate Lázaro!...Y Lázaro... andó.

    Y uno de los parroquianos corrige al cura.

    -Anduvo, idiota.
    -Bueno, anduvo idiota un rato, pero luego se recuperó.

    En un rato regreso para ponerme al tanto de tus historias.

    Muchos besos,

    ResponderEliminar
  3. Lo de los calcetines solitarios es uno de los grandes misterios de la humanidad. Anduvo o andó? Tú tira p´alante que lo de los amores tampoco tiene mucha explicación.
    No pido no más un cafecito que me acabo de levantar y con una gran sonrisa.

    Saluditos, MaLquE.

    ResponderEliminar

  4. Hablando de calcetines otro misterio de la vida son los agujeros en los susodichos.
    Porque uno/s sí y otro/s no.
    Se van quedando desparejados... y me da tristeza... a algunos les cojo mucho cariño...
    Por esos agujeros se cuelan y se escapan los dedos, los talones... y otras muchas cosas... pájaros sentipensantes...

    Un beso y un cálido abrazo... en calcetines de lana!

    ResponderEliminar
  5. La increíble historia del calcetín viudo, o acaso ¿era la del calcetín blanco que quiso ser azul?
    Muy pronto para andar pensando tanto, un beso

    ResponderEliminar
  6. Yo creo que en aquel tiempo el idioma no había evolucionado tanto, así que seguramente era "ando´"...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  7. JUAJUAJUA eso de la ropa primera vez que lo leo...
    A mi traeme una taza de café! :D
    Beso Malque!

    ResponderEliminar
  8. Me he meado de la risa. Es buenísimo. Lo de échame un polvo al olvido, me lo quedo para la vida, con tu permiso. Jajaja. Eres genial.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. JJAJAJAJAJ, era échame un poco al olvido, no un polvo, jajaja. En fin, me ha gustado mucho igualmente y me he reído igual con tu gracia :P
    Ay, qué mal estoy!
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Todavía no te has ido.
    Bs.

    Sigues con nosotros día a día latiendo en cada palabra.

    ResponderEliminar
  11. Si es que no hace falta ser rica para ser una princesa. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Jajaja, también me pasa con los calcetines, y nada no hay remedio, hoy por la mañana estuve buscando uno que no aparece, y estoy segura que metí el par, pero nada, jajaja ...

    También utilizo la palabra "chiqui", me hace mucha gracia leerte.
    El pasaje de Lázaro es maravilloso: "Levántate y anda" y "andó", claro que "andó", todo es pura gracia. Jesús, como hombre también, lloró cuando murió, llegó tres días después, y todo el mundo alarmado, pero el Señor siempre está para "resucitarnos", siempre llega y andamos, claro que sí.
    Un sacerdote, que es un sabio, humilde y sabio, me hizo comprender, sentirlo que es lo importante, este pasaje del evangelio la Semana Santa de 2014. Y fue maravilloso escucharlo y sentirlo. Dios es Amor. Y tú lo expresas muy bien.

    Un beso, con todo mi cariño, Malque.
    Y muchísimas gracias por todo lo que escribes, eres un cielo.
    Nunca había visto "supiritaco", voy a mirar, jajaja, eres muy simpática ...

    Otro beso y muchos ... eres muy delicada, sí, mucho, mucho ...

    ResponderEliminar
  13. confieso que había dejado de leerte
    no se por que, busco en mi memoria y no tengo excusa
    y ahora que recurro a tus letras prometo no irme de nuevo
    abrazos...

    ResponderEliminar
  14. Jajaajaja...es un deleite leerte,no sólo por lo divertido eh...de este post se pueden sacar muchas cosas...

    Los calcetines? verás...existe un universo paralelo donde los habitantes son calcetines desparejados,algunos vuelven a encontrar el amor...los lisos se hacen novios de los de rayas de colores...
    ; )

    Un beso.
    Me encantó lo de supiritaco!

    ResponderEliminar
  15. Tu chispa de humor, cada dia mejor.

    Besos

    ResponderEliminar
  16. Sabes ,te cuento los calcetines se los llevan los duendes para arroparse del frío,a mi me han llevado varios,abrazotes.

    ResponderEliminar
  17. Yo creo, Malque, que hay un sitio fuera de este mundo que conocemos donde van a parar todos los calcetines perdidos. En ese mundo están también las flores que no nos regalaron, las noches que no dormimos, los años que pasaron sin que dejásemos que nos rozasen apenas y las palabras bellas que no solemos utilizar.
    Y allí, en una primavera perpetua, bailan todos los días sobre los amaneceres, se rien de nuestros ojos llenos aún de sueño y nuestros labios que mendigan un café...
    Yo ya no me preocupo cuando se me pierde uno, en realidad si fuera calcetín, o rosa, o noche, o año... también me iría.
    Me encanta leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. el café tal vez no nos arregle mucho la vida pero nos mantiene despiertos y es rico.

    siempre tomo una taza de café al día.

    besos

    ResponderEliminar
  19. Me da vergüenza escribir después de leerte. Debería vencer la tentación de volver a hacerlo y limitarme a esperar con las manos en los bolsillos a que lo hagas tú de nuevo. Hay que dejar a los que saben.
    Grande, chamaca.
    Besos.

    ResponderEliminar
  20. porque la extrañeza a medio mundo se le pierden las medias, cuando se lavan o no, me ha pasado.

    ResponderEliminar
  21. Caray Malque, de aplaudir tales reflexiones de media noche, siempre logran ponerme rrflexibo sobre twmas que creía absolutos, hasta que planteas una variante y bueno... Espero de buena fe pases buena noche para encontrar el camino a varias de estas interrogantes ;-)

    ResponderEliminar
  22. Todos los calcetines que se pierden en el mundo los tengo yo.
    Y no pienso devolverlos.
    Es mi venganza contra la maldita humanidad.

    Besos.

    ResponderEliminar
  23. La noche todo lo confunde y mas cuando el insomnio se hace el rey de la noche. Pero a pesar de andar con un calcetín desparejado tu sigue buscando por que la pareja esta más cerca de lo que te imaginas.
    Besos

    ResponderEliminar
  24. Malqueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee.........a mi no se me pierden los calcetinesssssssssssssssssssssssss!!!!!!

    =)))))))

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje