Páginas

domingo, 17 de agosto de 2014

Mar en calma

Este lapsus estupidus en el que me encuentro ha hecho que me pierda de muchas cosas que suceden a mi alrededor, todo por estar observando descaradamente a la nada y su vacua desnudez.

No he visto huellas del Sr.Viskins en las plantas. No hay más hojas mordidas. Posiblemente se ha convertido en mariposa, y yo en la lela. Con mis pestañas de aguacero ocurre que le doy aire a las niñas de mis ojos mientras pasa la vida delante haciéndome muecas.

Bueno,

Si el Sr. Viskins se ha convertido en mariposa puede que sea la que estaba arriba de la puerta de entrada y que asusté porque pensé que las cucarachas voladoras estaban queriendo entrar a mi casa. ¡Shu bichejos!, aquí no son bienvenidos a menos que quieran morir bajo el eficiente y poderoso veneno del Gran Mr. Markus, exterminador de bichos rastreros, voladores y alguna que otra mosca lagartona, percibiendo muy pero muy requetecaros sus servicios que hay que pagar al chas chas. El tipo cobra algo así como la dama de compañía de alguien que conozco que vende sus besos lo que vale su peso en oro. Mucho señores, mucho dinero por unos cuantos mimos salivosos blah! con ese cuerpo cualquiera digo yo. Nomás porque una es seria y recatada sino con este peso me haría millonaria en menos de lo que dan las cuatro de la mañana.

pero...

¿Y si el Sr. Viskins salió a buscar el polen de los dientes de león que los aires de agosto dejaron en los arbustos de la cochera y ya no encontró el camino? ¡Pobrecito gusanito! Lo bueno que no tenía familia por lo tanto nadie sufrirá su ausencia. Quizás Brígida Diosdado, la araña cegatona sea la única que lo extrañe, cómo no si era su cena de mañana, de ahí en fuera el olvido pasará de él. Las hojas por él mordidas pronto se las llevará el viento y si te vi ni me acuerdo. Ojos que te vieron ir jamás te verán volver.

Bueno ya...

A estas horas donde el silencio se apodera de la noche yo debería estar dormida y no eyaculando historias nada fantásticas que no entretienen ni a mi. Necesito tranquilidad, mucha, como si estuviera en oferta al dos por uno o al tres por cuatro o al dos por cinco como se les haga más barato, pero ¿cómo puedo estarlo si mi mente divaga por los caminos intrínsecos de la locura?

Buenas madrugadas como las que le deseaba a mi amigo imaginario, desaparecido allá por las colinas altas de Europa donde casi me podía ver... casi pero nunca abrió completamente los ojos para corroborar mi existencia.

Click y adiós!

















27 comentarios:

  1. Quizás el Sr. Viskins esté de vacaciones.
    También tiene derecho.
    Igual cuando vuelva te trae un insecto-souvenir.

    Venga, a dormir o mañana castigada sin merienda.

    Hummmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmmm

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Pues a ti no te entretendrán esas historias fantásticas que eyaculas, pero nos tienes a unos cuantos babeando por ellas.
    Con respecto a la oferta, me quedo con el dos por uno. Si sabes vender al tres por cuatro y sobre todo al dos por cinco se está perdiendo el mundo de los negocios una empresaria fuera de serie.
    Besos, sin descuento.

    ResponderEliminar
  3. Hola preciosa.
    Entretener, entretienen del principio al final, además la mente divaga hasta dormida.
    Ese Mr Viskin te ha inspirado un insecto-relato de madrugada, que aunque no te entretenga a ti, mantiene tu mente ágil y activa, muy buena madrugada para ti también.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  4. Tus eyaculaciones siempre me interesan.
    A lo mejor siguió el camino de Robin Willians, mira por ahí no sea que esté colgado... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Pues a mi me ha gustado tu entrada y me ha dejado con la intriga, donde estara el señor Viskins??!! que sera de su vida?? adonde habra ido!?
    me gusto eso de las pestañas de aguacero y lo de ventilar a la niña de tus ojos.

    ResponderEliminar
  6. interesante y babeando me deja...
    nada que todos los blog que he leído hoy han afinado la punta del lapiz de manera maravillosa

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
  7. Ha sido un hermoso relato Malque, inspirado a las altas horas de la madrugada segun e tiendo, ya extraño al sr. Viskins ¡van apapachos y buena vibra!

    ResponderEliminar
  8. Ay Malque me encantas !!
    Viskins poca vida le queda .. si es ahora mariposa pero quien mide los tiempos de las vidas ajenas? ojalá que esté mariposeando con alguna linda damisela que no venda sus besos al peso ni en oferta
    Mientras tanto disfruta de la vida y sigue eyaculando historias extraordinarias aunque sean a altas horas de la madrugada
    Un beso grande !

    ResponderEliminar
  9. Yo apuesto a que ya es una bella mariposa. De ser así da lo mismo que viva una vida entera o un par días más...puede volar!!!

    Abrazos querida!!

    ResponderEliminar
  10. Lleva un esfuercillo meterse en esta historia en la que uno no conoce al señor Viskins, pero Malque, vive y disfruta todo el tiempo que tienes para ello, comparte estas historias eyaculadas que brotan en tu mente, para hacernos perder en el zigzagueante túnel de tus pensamientos.
    Dos abrazos!

    ResponderEliminar
  11. ¡Choooo!, fuera todos los bichos, rastreros y arácnicos, ponzoñosos y mentirosos, caros y baratos! que nadie se entrometa en tu relato "mar en calma" de madrugada, que tu eres la creadora del relato y por tanto la que pone los acentos, las comas, las diéresis y los puntos: ya sean con coma, con seguido o punto final a todas esas plagas.
    : ) Besos..

    ResponderEliminar
  12. el señor viskins siempre volverá pues, ahí está doña naturaleza que siempre se las arreglará para hacerla volver. (para felicidad de cualquier araña patona, je)

    besos

    ResponderEliminar
  13. El señor viskins ten por seguro ke se a comvertido en una mariposa tornasol.

    ResponderEliminar
  14. El Sr. Viskins volverá el día menos pensado. Va a echar de menos no ser protagonista de tus entradas. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. el que se vá sin que lo echen vuelve sin que lo llamen, te lo digo por experiencia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha ha es por eso ke yo to do el tiempo bengo a este blog. Y luego me boy. y luego regreso ha ha ha

      Eliminar
  16. Es una ensoñación nocturna, pero mira que si dices que ya no te mordisqueara las hojas de las plantas después le echarás de menos.

    Sigue eyaculando más relatos.

    ResponderEliminar
  17. Eyaculás estas catarsis y juro que se me hacen piel y carne. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Es feo darse cuenta que el tiempo pasa, más aún cuando pasa también para los amigos imaginarios y nos damos cuenta que la alegría que nos causaban ya no es la misma que supo ser...

    Suerte

    J.

    ResponderEliminar
  19. ¡Holi! Ya de vuela por estos rumbos, deleitándome de vuelta con tus relatos. Curioso gusanito, esperemos que s{i haya emprendido su gracioso vuelo sin contratiempos.
    El reto ahora será ponerme al día con toda la producción tuya que me perdí, pero la lucha se le hará. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  20. Malque te amo! a ti y a tus historias eyaculadas.

    ResponderEliminar
  21. Yo sí que que existes, no te preocupes.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Malquerida¡ ¿ siempre tienes tanta poesía en tiiiiiiiiiiiiiii?

    Ojú.
    Besos¡

    ResponderEliminar
  23. Navego y la mar me trajo a tu orilla, un abrazo

    ResponderEliminar
  24. Seguro que Viskins vuelve...
    Buenas letras las tuyas para no variar.
    Besos amiga

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje