Páginas

lunes, 8 de febrero de 2021

Sherezada a título de conveniencia


De verdá os digo oh hermanos míos que el internet está de mírame y no me toques. Vengo con toda disposición ignorante de alegría a contaros mi vida plena, pero el puto interné dice que no, nanay, no esta vez, no señor, lo digo yo.
Que el modem para allá, que el modem para acá, que la antena, que el pinche tubito, que si la mamá de las moscas. Uno no puede hacer nada con sus sentimientos de vieja desgraciada por el sino malvado que carga desde que Dios amanece. No pos a mi me dijeron que si me despierto temprano el día me alcanza para más. ¿Quién quiere que me alcance para más si con lo que tengo me sobran minutos y segundos ostentosos? Ve tú a saber qué dicen los distantes vecinos benditos azotando en sus desvelos el negro borde desesperado de la insurrección. Las almas de medianoche susurran desesperadas rezos de desesperanza. 

N´ombre no empieces con tus ideas sin causa ni efecto. La mescolanza provoca a la decepción. Melancolía en exceso desfigura tu rostro de beata triste, pecadora sin besos de a deveras. Besos rotos en labios delgados. Decepción contracorriente en el ocaso de la vida. Cuando dicen que la vida es alegría, volteo mi rostro al dubitativo margen del cementerio de árboles con verde follaje. Verde colorido, salvia sangrienta conmina al invierno a despejar las nubes. Muestra al sol en sus cielos grisáceos asomándose tras una nube hirsuta en velo de novia indígena. Rostro de miedo, desencanto de pasiones. Cuerpos jóvenes sin esplendorosas figuras. Curvas desdeñadas por la miseria. Tienes que comer bien pa´tener cuerpo de diosa. Contemplando la luz de tu rostro bendito, niña enajenada del miedo bordado en la piel.
Tengo un poco de deseo en mi pecho turgente no correspondiente a quién de su amor me toca.
Cualquiera que eleve al cielo la memoria terminará balbuceando cánticos eclécticos. 

El infierno enciende llamas coloridas, figuras magras bailotean al compás del un dos tres. Qué importancia tiene si en el cielo también existen los malos de corazón. Absurdos negociantes comprando terrenos en las nubes tornasoladas. Me gustan los colores absurdos, negros atrayentes en el vis a vis con el otro tú. Los chillantes son mis favoritos, me hacen ver delicada e inocente. 

Declino la invitación a pasearme por la piel de tu memoria. Con lo que veo basta para saber que no eres de mi incumbencia. Total para morir nacimos. Claro que si no me crees puedes preguntar al primero que te salude en las sombras del amanecer.
Alborada pandemia sin problemas de respiración. Me temo señora que los pasos que vende son para atónitos de la memoria.
Culmina las palabras sin sentido, las que salen en una tarde en que el interné tiene la falda casquivana muy corta y sin mesura, viene y va como si tal cosa fuera vestirse en el redil exacto del espacio lleno de miles de ideas cruzándose entre sí.

Ámonos para la chingada, al fin que ese lugar lo transito diariamente sin mesura libidinosa.
Calla  ya, contempla la corte de malandros manoseándote a placer. Oscura derrota la que te cargas en esos zapatos lodosos que alguna vez fueron de charol ígnoto.
Vete ya de una vez y para siempre. Deja de buscar en la memoria los besos obscenos que nunca me diste. Soy una señorita popoff de buenas costumbres, eso sí con labiales de querubín y vestido de organdí, y medias de talón cubano de seda, con liga pa´que no se arruguen. Mira tú que el estilo no se lleva con la mala facha.

Sherezada en los límites del voyerismo.

Sí.

Se acabó por hoy.

Click!







 



21 comentarios:

  1. Buenos ojos te vean... Y mira que te veo bien. Te quiero. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  2. ni la casquivana internet puede contigo, je.

    bonito texto.

    besos filibusteros.

    ResponderEliminar
  3. Para ser que no tenías internet, cuando tuviste, qué canto a estar vivo, a la vida que nos rodea, si bien nos recuerda qué tan de prestado vivimos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Deslumbras.
    Te leo y alucino... eres un torrente de emociones.
    Y lo bien que las escribes.

    Un beso y un aplauso.

    ResponderEliminar
  5. Se acabó por hoy.... bueno, vale, fue un torrente de los que me encanta leerte. Pero que no tarde otro nuevo. Yo aquí lo espero para recrearme en él.

    Ya sabes que te quiero, no?, pues eso. Por aquí nos vemos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Muy bien, se acabó por hoy. Ya hacía tiempo sin verte pero veo que afortunadamente tienes carrete para dar y tomar. Creo que se acerca San Valentín y andamos atusándonos un poco :-) :-)
    Un placer leerte.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  7. Peço por todas as pessoas que se livrem desse mal ( Corona Vírus ), que Deus ponha a mão sobre cada um e tire essa doença maligna, e que nos afaste cada vez mais desse vírus, peço saúde para a humanidade que juntos com a força da oração nos livraremos juntos desse mal, que nenhuma peste chegará as portas da sua casa. Amém



    ResponderEliminar
  8. Jesús, María y José. Ave María Purísima. Y,.. y todas esas cosas que siguen. Es que, antes de llegar hasta aqui, he leido un comentario tan piadosisisimo queee,... En fin; descendamos de lo etéreo e intangible. Algo parecido pero muy tangible y muy audible era mi "estéreo" pero, no es lo mismo. Oye; ¿que "poeticoniricodermicohot", no?... Es un poco como eso otro etéreo, ¿no? Algo intangible en su propia tangencia. De todas formas, esta es la primera noche, ¿verdad? Sherezada tuvo aun otras mil mas asi que,.. ahi te quiero ver: escribiendo cada noche durante mil dias. Pradojico. ¡Click!

    Bss
    Tashi delek.

    ResponderEliminar
  9. Eres tú en estado puro, doliente,brillante,etérea , tierna...
    Escribes y cada frase es un golpe o una caricia.
    Brillante. Te admiro profundamente.

    ResponderEliminar
  10. Coincido contigo, a mí en estos días sin internet me volverían un poco más loca,jaja. Muy bueno todo lo que nos compartes.
    Click

    ResponderEliminar
  11. Conviertes cualquier cosa en motivo para poner en evidencia que eres un pedazo de escritora.
    Eres la mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Eres una persona especial,abrazos.

    ResponderEliminar
  13. Que bien que lo dijiste todo,
    muy a tu estilo pero muy bueno.

    Besitos dulces

    Siby

    ResponderEliminar
  14. Para qué quieres internet si tus gritos claman al cielo y, todos quedamos extasiados con ellos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. escribes cada día mejor mujer de dios!! albricias y aleluyas por tu puño y tu sesera!!

    ResponderEliminar
  16. Malke, eres única e irrepetible. ¡Qué catarata de palabras y frases hermosas!
    Mil besos.

    ResponderEliminar
  17. Le haces caso al viejo FReud: catartizar con la literatura lo que adentro aflige. Un abrazo y grato leerte. Carlos

    ResponderEliminar
  18. Tantas emociones, tantas esquinas y cielos e infiernos, siembras, auroras...
    Eres el jardín intrépido en medio de conciencias que te rodean cada vez que apareces en tus letras.
    Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  19. hola malque de mi corazón, aqui saludandote, te leo lo más seguido que puedo pero crreme que siempre recuerdo tus letras y vengo a saber de ti, un abrazo...

    ResponderEliminar
  20. A descoberta consiste em ver o que todos viram e em pensar no que ninguém pensou.

    ResponderEliminar
  21. A pesar de las dificultades con la internet, las historias continúan fluyendo. Eso es lo único que tiene valor.

    Saludos,

    J.

    ResponderEliminar

La titular de este blog, dama exquisita, dueña de su mente pero no de su cuerpo agradece la visita a este refugio de chilanga triste.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Nunca a un ser extraño le llamé mi familia