Páginas

jueves, 17 de diciembre de 2015

Digamos un poco al olvido

Si no escribo lo que veo posiblemente olvide pronto. Hablo de amarrrarme los zapatos. Virtudes pequeñas y hombres ciegos. Somníferos de amor. Vidas paralelas ¿En dónde está el cruce de él con ella? 
Hablo de los ojos de mi madre en los de la tía menor. Visto así era ella metida en su mirada. Ojos tan suyos que de mi se apiadan. La virgen del Jolgorio. Abrazo tierno, tímido, de amor materno dado por los brazos de una tía lejana como rayos de luna. Flores secas. Yo las quiero. ¿Por qué? Son de ni madre. Asfixia mayor. Pido si algo quiero no terminar encerrada. Polvo libre, alas al viento. Mariposa fugaz. 
¿Te dio tiempo de pensarme? 
Catacumbas de desconsuelo. 
El padre dijo: ¿Desde cuándo son hermanas? Pus desde que nacimos. Sacerdote mamón. Y yo con mi dolor de pecho. Ay. La iglesita es muy mona. La misa de la una es para ricos. Remilgos popoff. Narices levantadas. Aromas finos. Con razón los apellidos sonaban tan rimbombantes. A todos los conocí. Y yo. Ya sabes uno llega a codearse hasta con quien no debe. 
El amor es asunto complejo para algunos. 
No encuentro la salida. Ayúdame má. 
De ti no me acuerdo. Me gusta que estés con nosotras. Te queremos un tanto demasiadísimo Barry de mi corazón ignoto. 
No es que no pueda, es que no quiero. La foto lo dice. Tú y yo sin nada que nos una. Ni un listón de luto. ¿Ves esa casa? Era de la Gándara. ¡Maldición me acabo de acordar! Le mataron al hijo. Esa otra casa antes era pulquería. ¡Mira, la casa de Ávila Villegas! Creo que por ahí vivía Coria Bedolla. ¿Quién diablos se apellida Bedolla? Casas viejas con olores nuevos. También me sé la historia de Manuel. Muy guapo él montado en su caballo bayo. La vida se le echó a perder porque le salió un tiro errado. ¡Bang! Vivía en el que llamo El callejón del beso. El que pasábamos corriendo aunque no quisiéramos. La fuerza de gravedad nos llevaba para adelante. ¿Te acuerdas? n'ombre qué te vas a acordar si estabas bien chiquita. 
El cementerio tiene una vista pre-cio-sa. Lástima que los muertos no puedan disfrutarla. 
Una lista interminable de regalos de cumpleaños convertida en deseos de salud.  Templete para una mente viva. 
Ya quiero que sean vacaciones. Te dejo solo, a veces viene bien darle descanso a nuestro amor inmortal. Renacer en trozos. Aún no me acostumbro a la lejanía del cuerpo que amé. ¿Qué de la mente dices? Ahí si no me meto. Dos años y sigo aquí. ¿Alguien murió de amor? Yo tampoco. Creo que el amor como tal no existe. Algo con tanta definición no puede ser real. 
Ya estás viejita. Y tú estás pendejo. 
Las reuniones familiares cuentan de las distancias que no se rompen. Quiero ser Silvio. Sin miedo a la libertad. Apenas le abro la puerta sale disparado a la salida. 
Hoy quisiera mi niña no estuvieras sufriendo pero no puedo hacer nada más que ofrecerte mi alma. Gajes del oficio. 
Algún día dejaré de cantar sus sentires pero es que invariablemente sus letras que dicen no serlo me llevan a él. 
Otro día más que bien puede no ser otro día menos. 
Haiga sido como haiga sido. ¿Y si deveras creen que hablo así? Pus ya ni modo. Acaba, acaba y acábalo. Tan tan.










23 comentarios:

  1. Tal vez sean aquellos que no sepan definir el amor ni lo que sienten los que más amen... Y los apellidos ilustres también se los llevará el viento. Y en suma lo importante hoy tan sólo sea que lograste ammarrarte los zapatos y acabar contándonos otro cuento.
    Saludos, mi pendejita linda.

    ResponderEliminar
  2. Tantas cosas sin sentido recordamos que a veces no recordamos lo verdaderamente importante. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  3. Pues de momento no solo no olvidas si no que escribes lucidez y además muy brillantemente. Seguiremos un tiempo y después todos olvidaremos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No sé si hablas así,pero muchos disfrutamos de ese torrente prodigioso que brota de tu cabecita...

    Prefiero los hechos a las definiciones de amor.Sentirlo.

    Sabes? conocí a alguien que sí murió de amor,de la nostalgia de su mujer,no pudo resistir su ausencia.
    Y era un hombre al que la vida le sonreía absolutamente en todo...pero no fue capaz de vivirlo sin ella.
    Se fue apagando y un día murió.
    Parece una historia pseudoromántica,pero sucedió así.
    Entonces me impactó muchísimo.Y ahora,por lo que he ido viendo en la vida,aún me impresiona más.

    Un beso Malque.

    ResponderEliminar
  5. Bs . Sigue escribiendo dulce Malquerida.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. ¡Ahhh! esos recuerdos que persisten y por mas que tratemos de olvidarlos vuelven con mas fuerza llenandome de no sé qué.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un collage de sentimientos, donde pueden estar Barry, tu tía la de los ojos de tu madre, ella misma, para hablar de tantas emociones y heridas, que no cicatriza el tiempo. Un abrazo grande. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Precioso y preciso [sin duda] lo que habita en tu memoria del alma

    un abrazo enorme

    ResponderEliminar
  9. Escribes como el más puro realismo mágico.
    Te leo con la boca abierta.
    Suerte que no hay moscas.
    Eres mil vidas en una.
    Te leo encandilado.
    De verdad.

    Besos.

    ResponderEliminar

  10. Tienes un gran amor, la vida te lo puso en frente y eso es lo más hermoso, lo más grande.
    Siempre me deleitan tus escritos Malque, este relato refleja todo de ti, y tu forma de llegar a los demás, escribes con corazón y aunque a veces hecho trizas, te sobran torrentes, delirios en tu cabecita loca :)
    Gracias por compartirlos y ¡bravo por ti, mujer valiente!

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Tu hablas bien de todas las maneras que hables, Flor de retama, Malquerida mía.
    Eres un lugar al que venir para quedarse.
    Los ángeles te trajeron al mundo para que nos contaras todas estas cosas tan bellas que nos cuentas.

    ResponderEliminar
  12. Yo hable tres idiomas: español de nacimiento, jergas con mis amigos y tonterías según mi esposa.

    ResponderEliminar
  13. Y fíjate que si una cosa no creo de ti es que tengas miedo a la libertad.
    Da igual como hables y como lo cuentes, porque sabes hacerlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¿Bedolla? ¡El de la gran polla! jajajaja
    Perdona, nunca puedo evitar estas rimas groseras... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  15. Hola Flor de María. El lenguaje tuyo es preciso y entendible. Llegas a lo más hondo del alma contando tus sentimientos y experiencias de la vida. Me alegro que te hayas podido atar los cordones. Hasta los apellidos más ilustres llegan a los cementerios.
    Saludos y abrazos enormessssssssssssss

    ResponderEliminar
  16. me encanta tu estilo, sigue compartiendo tus ideas.
    abrazos

    ResponderEliminar
  17. Me gusta mucho leerte, que cantidad de ideas, sensaciones sentimientos, y ternura, mucha ternura siempre.

    Tiene que ser una delicia escucharte. Me gustaría.

    Un beso grande, Malque.
    Te contaré lo que dijo mi sobrino con el cuento. Es mañana la celebración. Cumple seis años. Es tan bonito, que te lo deberían publicar.

    ResponderEliminar
  18. " Digamos un poco al sentido, que de alejarse crece largo, y destendido, con unas muy entonables notas de citricos, saber bien en que palabra queda y en no queda repetiro, digamos un poco al oido que hace bien, cuando no hace frio..........fascinante, este post me ha gustado tanto por su forma, como va desenvolviendo y dejando lo que se dice, bellisima la frase de " Pido si algo quiero no terminar encerrada. Polvo libre, alas al viento. Mariposa fugaz...." , es hermoso.....................muchos saludos y felices fiestas, y que de los colores que vienen en ellas podamos encontrar olvidos tanto, como de ellos se pudieran , estrellas............ : )

    ResponderEliminar
  19. Hola, hoy escuché que te felicitaron por la estación Mix, eres famosa :D... Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. entre frases entrecortadas nos muestras no sólo la realidad de tu entorno sino tu línea de pensamiento.
    el amor existe, sino fuera así, este mundo hace rato que hubiera desaparecido.

    besos.

    ResponderEliminar
  21. "Sentarme" aquí en tu casa, notar como tus palabras brincan en mis pupilas y sentirte me contagia vida; fuerza, Querida. No pares, tesoro.

    Besets!

    ResponderEliminar
  22. Es una forma, a veces, efectiva de descomprimir el corazón de tantas fatalidades que anida: escribirlo todo tal como venga. Interpretar los latidos y traducirlos a palabras, frases, lápidas.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje