Páginas

viernes, 6 de noviembre de 2009

Cara a cara.






Provengo de un pueblo lleno de tradiciones. Un pueblo en donde casi respirar es un mito. No lo hagas entre 12 de la noche y 4 de la mañana.
Cada tradición tiene su espacio, su tiempo, su entorno.

Provengo de un pueblo lleno de leyendas. Leyendas que en su momento me dejaron marcada, para formar la mía. Y no quiero con eso decir que soy tan importante como para ser una leyenda. Soy una historia que mis hijos se encargarán de formarla... formar de mi una leyenda.

La llorona, el demonio, los fantasmas, los ruidos, las canicas, los pelones... infinitos decires antiguos que se hicieron presentes en mi niñez, en mi adolescencia, en mi vida adulta.

Puedo jurar que he oido a ¨La llorona¨. Tal vez muchos se rían de ello, pero no importa, importa lo que yo pasé.
Lo que no olvido.

Fantasmas.
Mi padre fué uno de esos fantasmas, que se aparecieron para decir que iba a morir, aún sin antes hacerlo.
¿Mi madre?, mi madre se fué tranquila con todos, ¿para qué volver?, estábamos seguros, ella lo supo cuando cerró sus ojos en noviembre.
Los fantasmas nocturnos me atrapan en sus garras, miedo infinito a verlos.

¿Ruidos?.
En una casa húmeda por la lluvia constante, lluvia que llora a las almas de los múltiples accidentados que ha habido en la carretera, que pasa frente a  la casa de mis padres, ruidos que nunca sabemos de donde provienen.
Accidentados que fueron destrozados, en cuerpo y en ilusiones, sin saber siquiera que fué lo que pasó. Alguna vez estuve a punto de pisar el dedo de un señor atropellado en una noche lluviosa. Atropellado que tuvieron que recoger con mucho cuidado entre la penumbra y las luces rojas de la ambulancia. Ante los ojos austados de unos pequeñines asomados a la ventana de su casa.

Tal vez él sea el que haga los ruidos que no sabemos identificar en las noches frías de  lo que fué mi hogar... nuestro hogar..

El ruido de canicas siempre se ha oido en la sala de la casa... siempre.
Preguntamos a los vecinos de al lado el porqué ya entrada la noche, los niños se ponían a jugar con canicas. Sorprendidos nos dijeron que era lo mismo que ellos se preguntaban de nosotros.

¿Los pelones?. Una sicóloga visitó un día a mi cuñada y preguntó quienes eran los pelones que estaban sentados en el sillón de la entrada, que si eran visita y el porqué estaban solos. Eran dos.
¿Pelones?... aquí no hay ningún pelón dijo mi cuñada.
Desde entonces nadie se volvió a sentar en ese sillón, y lo evitábamos cuando no había luz. Nos daba miedo infinito, indescriptible, tanto que íbamos en montón cuando era de noche y había que pasar por ahí.

El demonio.
Lo he visto cara a cara. Y no... no estoy loca.
Nunca me gustó dormir en el cuarto de los niños cuando vivíamos en el departamento.
Peleé con Barry y decidí irme a dormir con Kiku, no lo hubiera hecho. Tal vez fué la culpa que cargaba de haber discutido con él, no lo sé.
Solo sé que no podía dormir y me senté a la orilla de la cama de mi niña.
Entonces lo ví.

Me quedé un momento pensando. De pronto volteé y estaba ahí, tal cual nos lo pintan. Tal cual nos han enseñado que así es el demonio.
Su cara estaba frente a mi. Con los ojos llameantes, los cuernos y la barba. La cara oscura.

Solo sé que nunca más quise volver a dormir con los niños. Después de tanto tiempo no me quedo en sus recámaras.
Estoy segura que ese demonio, solo son mis complejos y culpas que he cargado y que me cuesta deshacerme de ellos.
¨Solo el que carga el costal, sabe lo que pesa¨. y el mío pesaba bastante.

Mis padres me enseñaron que a las doce de la noche no debo estar en una calle que cruce con otra. NUNCA a menos que quiera que el demonio me lleve con él.

La última leyenda de la que me enteré, aún viviendo en casa de mis padres, es que las cuatro de la mañana es hora en que el diablo se despide, se va a su inframundo.
No hay que asomarse a ninguna ventana, so riesgo de verlo.

Soy miedosa, pero de entre ese miedo, me atrevo a hacer cosas, como esa... asomarme a la ventana, a la media noche. No he visto nunca nada, afortunadamente.
Pero a las cuatro de la mañana, no, no me asomo. Aún me da miedo.
Algún día, me armaré de valor y miraré a  través de sus vidrios limpios y veré sin miedo, y descubiré que no hay nada.

La ventana...
la ventana de mis pesadillas recurrentes.
La ventana que da a la calle, a la carretera, a la muerte.
La ventana antigua, con sus cortinas blancas, tan blancas como la vida de los habitantes que moran la casa.


La ventana que me recuerda que no debo tener miedo, que al otro lado, también está el sol... la libertad... la vida misma.

El reto a vencer, es el miedo.
Pero me he dado cuenta de algo. la MaLquEridA, es la que carga con todos los miedos.
Flor... ella es libre, no tiene miedo. Ahora hay alguien que le ayuda a cargar el costal de pesares. Su alter ego.

La bendita MaLquErida, que se ha aparecido como fantasma bueno para ayudarla... para protegerla.
Para cargar el costal de pesares, que entre las dos, será más fácil.





31 comentarios:

  1. estuvo padrisim esto, me dejaste helada con los pelones, y no sabia que era a las cuatro de la mañana, gracias por el dato.
    feliz finde.

    ResponderEliminar
  2. a mi me fascina oir/leer todo ese tipo de leyendas, mitos, etc.

    tu los cuentas muy padre..

    saludos y ten un excelente viernes..

    :)

    ResponderEliminar
  3. yo no creo en nada de eso, por mas q mi familia diga q hay espiritus por ahi. nada q ver

    ResponderEliminar
  4. por mas que puse empeño, al leer los pelones me viene a la mente esos dulces del pelon-pelo rico..

    Eso de las 4 de la mañana no lo habia escuchado, lo que si es que a las 3 de la mañana anda el diablo suelto.. y quien sabe porque siempre que me despierto al baño es a las 3 de la mañana, cuando se levantan mis nenas en la noche es a esa hora, cuando de bebes las alimentaba tambien a las 3.. no se que tenga esa hora..
    Me pregunto si tambien cambiará su reloj con el horario de verano?


    saludotes!!

    ResponderEliminar
  5. me sorprendes y haces que recuerde muchas historias.

    y dale la bienvenida a esa nueva malquerida.

    Saludos

    ResponderEliminar
  6. jeje nunca está demás la ayuda verdad?
    yo soy muy pinche para esas cosas de leyendas y cuentos jaja me apanican pero aún así me gusta oir xD

    Saludos Malque¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. ay malque!!!
    porque me cuentas esto!!!
    mi casa queda justo en la esquina, cruce de dos calles!!!
    ahora que hago?
    me va a dar miedo asomarme a la ventana!!!
    y si...tambien he sentido cosas, me pasan cosas, pero la gente cree que invento, salvo aquellos que lo han vivido conmigo...
    besos su alteza

    ResponderEliminar
  8. Órale Malquerida

    que padre texto

    O_O

    en serio

    mírela nomás a usted como se nos ha crecido oiga

    además de que es muy entretenido... y desde el otro día, me lo llevé y no te dije, me gustó eso de que donde hay perros no se acercan los fantasmas

    te dije que a mi también me da miedo las 4 de la madrugada?

    no recuerdo

    maravillosas historias estas

    solo en una cosa no estoy de acuerdo... en donde dices "no, no estoy loca"

    mujer... ya sal del clóset... estás re loca... pero te quiero así, ya te lo dije

    te prefiero loca a quejiche.

    Güeno, ya me voy. Besos. Te cuidas.

    ResponderEliminar
  9. Podrías ser personaje de la novela de Juan Rulfo, Pedro Páramo. Me hiciste recordar esas novelitas del México creativo, antes de la inundación de los comics de extranjia, El Payo, ¿te acuerdas?.

    Nunca he tenido miedo a esa hora... ni a otra. Lo bueno es que tienes a Flor, esa si que es bien machita, porque malquerida es re´miedosa, pero así se le quiere.

    Abracitos para acompañar los miedos.

    ResponderEliminar
  10. PD. ¿Qué castigo?, por lo menos dime qué vas a hacer de comer.
    El libro ya lo tienes, este blog de hongos, que si no. 200 posts, 200 hojas, mira nomás.

    ResponderEliminar
  11. No, si eres invitado, entonces debes comer lo que la anfitriona prepara, así lo hacen en mi familia y así me enseñaron a que las hiciera yo, jeje



    Vale, ¿tu te arriegas a todo con el libro?

    ResponderEliminar
  12. Malquerida de verdad que eres todo un caso... me dejaste realmente pegada a la computadora leyendo estos escritos; imaginando cada momento por el que pasate como si fuera una película, incluso al diablo lo imaginé y hasta lo vi despidiendose.. eso de no estar en 1 calle que atraviesa a otra no lo sabía y me dejaste verdaderamente asombrada por todas aquellas experiencias.. no me parece que seas miedosa si seguias ahi; yo en tu lugar me hbiera ido ya muy lejos.

    Estuve leyendo tmb tu biografía que desde el inicio captó mi atención y te repito, eres una niña (de cariño) verdaderamente interesante y extremadamente sincera al decir todas aquellas cosas que te acomplejan; lo bueno, lo malo.. eso es nO TENER COMPLEJOS y aceptarse como eres... quisiera yo tener esa fuerza que tu tienes para aceptarme tal y como soy y tener una alta autoestima como la tienes tu a pesar de todo lo que has paado en tu vida; si fuera como tu de valiente me ahorraría las terapias semanales con la psicologa y las medicinas con el psiquiatra... de verdad te admiro, y no sólo eso...

    TE RESPETO

    Y felicidades por tu blog!!!

    PD: No es por ser barbera! xD

    ResponderEliminar
  13. Ahhh Malquerida me encantan estas historias, yo tengo una vecina que antes en las noches cuando saliamos a sentarnos en la banqueta por aquello del calor, entre platica y platica luego nos contaba, que si de los nahuales, los chaneques que si las brujas, que los encantos que hay escondidos pero solo a aquellos que les toca lso pueden sacar, en fin historias o leyendas pero que despues nso quedabamos asi con cara de espanto d eno querer ir a la casa :S solos, jajaja y bueno d ela llorona, en el pueblo d emi mam todavia dicen que se escucha. Saludos!!!!!!!! como siempre un gusto leerte.

    ResponderEliminar
  14. Osea

    le contestastesss a mi amiguísimo Lumpenpo y a mí no!!!

    Ora sí no te la acabas... aquí inicia un escándalos mayúsculo!

    Que las 4 ni las 12... ora sí te va dar miedo.

    ResponderEliminar
  15. O sea...
    Lo invité a comer y aparte de eso ni vino ni nada y todavía me reclamas?...

    ¿miedo?, mis polainas...

    ResponderEliminar
  16. Ann: Sip, a las cuatro de la mañana se despide el demonio y se va a su infiernito, ¿tú creés?...

    Saludos.


    diana: Muchas gracias, igual para ti.

    Nos leémos luego.


    Damián: Tal vez nunca has tenido oportunidad de ver nada, no lo sé.

    Saludos.


    Kako: Jajajaja, ay! Kako por dios, cambio de horario jajajaja

    Saludos.


    Neno: Vale, le doy la bienvenida entonces, no te sorprendas, tal vez tu también tengas historias que contar.

    Besos.


    Ziily: Pero sigues escuchando porque en realidad no et da tanto miedo porque no has visto nada.

    Saludos mil.

    ResponderEliminar
  17. Elina: Pues no te asomes para nada, no vaya a ser que pase lo que en Caborca ajajjaa


    Saludos.

    No te asomes, eh?.


    7 words 7: Pues yo también tengo miedo a estar sola, creo.

    Saludos.


    Mauricioelmásguapo:Gracias por tus palabras, viniendo de ti, vaya que valen.

    Mantén siempre a tus perritos cerca, así no te pasará nada jeje.

    Nunca me has platicado nada de las 4 de la mañana, hay que hacer un experimento, ¿le entras?, ¿a las 4 de la mañana?, ¿vemos quién sale vivo?...¿va?...

    ¿Ves que en realidad si estoy loca? muajajajajaja

    Espero ya no quejarme, ah si! el martes me hacen de neuvo estudios, otra y mil veces más.

    Gracias por estar siempre.

    Un beso.

    Poeta: Pero no le digas a nadie que leía El payo, eh? por favor, ¿qué van a pensar de mi? jejeje

    Si conocieras a Flor de María, te aseguro que te sorprenderías de lo valiente que es, de verdad te lo digo.
    Solo conoces a la MaLquEridA y ella es una quejumbres y miedosa, ash!

    Besos poeta.

    Mira Poeta. Llegué a los 200 post, pero de esos 200 se slavna unos cuantos, entonces con unos cuantos no se puede hacer un libro, jeje

    Besos de nuevo Poeta de mi corazón.

    ResponderEliminar
  18. Pashmina: No tienes que decir que no eres barbera, lo sé.
    Sé que tus palabras salen del corazón eso se nota.

    Sobre de que me acepto, te diré algo.
    Nunca me he sentido mal por ser como soy, jamás me he avergonzado de mi, me acepto.
    Que digo que estoy chiquita, temblorosa, me pinto l pelo, es una forma de reirme de mi misma, sé quien soy y como soy y me acepto tal cual.

    Yo te veo bien, eres linda, inteligente por lo que he leído, a veces sufres, pero es como todo.

    Agradezco tu admiración y tu respeto, pero solo soy una persona normal, que ha sufrido como todas, que se cae como todas y que se levanta como todas.
    Tú sigue adelante y verás que la vida no es tan mala como a veces parece.

    Gracias de nuevo por tus bellas palabras.

    Un beso.


    Ely: Es que de verdad los relatos de la llorona y de las brujas y todo eso hacen que te pongas friki, pero sigues escuchando porque te atraen.
    ¿Ó no? je.
    Saludos, que estés bien.


    MauricioVenom: ¿Un escándalo mayúsculo?, va lo espero... venga...

    ResponderEliminar
  19. Puede que yo, como 7words7, tambien le tenga mas miedo a los vivos que a los muertos.

    Yo nunca he visto nada sobrenatural, pero si alguien que conozco y quiero y jura que ha visto cosas no tengo mas remedio que creer que algo hay mas alla. Es una sensacion rara de emocion... quiza porque de repente siento que algo magico en lo que normalmente ni siquiera pensaria puede ser real.

    La historia de "Los Pelones" es impactante en verdad. me gustaria saber mas!

    Saludos MaLquE!

    ResponderEliminar
  20. Oye pero que bonito escribes, has pensado en hacer un libro o algo parecido????, que padre que cada quien tiene una narrativa diferente, la tuya es preciosa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  21. MIEDO!!!!!


    La verdad es que he tendio muchas experiencias paranormales de las cuales no me quiero acordar ahorita, porque estoy solito y me vaya a chupar la bruja...

    Besos!

    ResponderEliminar
  22. Uay como decimos en mi tierra....
    Me pusiste a pensar...
    Mi unico encuentro con el tercer tipo... fue con un sujeto de blanco...
    fueron varios años de aguantarme las ganas de irme al baño por la madrugada - en ese tiempo no teniamos reloj que anunciara la hora- porque siempre lo veia parado en la cocina....

    Deje de verlo cuando le dije a mi mamá que veía a alguien. Ella vino con una señora de esas extrañas de los pueblos... habló en maya y ya .... no lo volvi a ver.
    Dicen que era un primo que murió accidentalmente y que aún regresaba muchisimos años despues por sus hermanos a jugar - tenía 5 años cuando falleció y si viviera tendria 52-.

    buen fin de semana Malquerida...
    y gracias por la visita...
    =)

    ResponderEliminar
  23. Simplemente me gusto esta frase; "Soy una historia que mis hijos se encargarán de formarla... formar de mi una leyenda." Eso quiero creer y sentir yo con mi hija ^^

    Aun recuerdo cuando era niña que me decían que si jugaba a las barbies después de las 12 se me iban a aparecer jajaja o que si duraba mucho tiempo bañándome en la pileta de casa de la abuela me iban a salir escamas... Bueh jajaja cada cosa rara no?

    Besos

    ResponderEliminar
  24. cara cara,

    pero asi la neta que cara:

    la carne caon


    aqui en el barrio en mi infancia, por las madrugadas se escuchaba una pelota rebotar contra una barda, nunca supe yo quien era el que jugaba a esa hora.

    xhaludos

    ResponderEliminar
  25. Yo paso de regreso a la caverna a eso de las 4 de la mañana con mi playera del Toluca... No sabía que a esa hora me estuvieran viendo.

    ¡Arriba el Toluca!

    Saludos desde la caverna bombonera...

    ResponderEliminar
  26. todavía: Complacido.

    Abrazos mil.


    malhechecito:Muchas gracias por tus palabras y por pasar.

    Saludos.


    Karnicero: ¿Chupar la bruja?...mmm, espera...


    comisionada: Creo que muchos tenemos experiencias más o menos iguales, solo que algunas son más fuertes.


    Saludos y no hay de que.


    melissa:¿Escamas?, bueno, en realidad solo se arrugaba la piel pero escamas no, jejeje

    Saludos.


    Xhabyra:
    mmm. pue si está cara la carne ¿?

    ¿nunca te asomaste?, hubieras salido de la duda.

    Saludos.


    Víctor: ajajajja, ay si!, ¿eres el diablo mayor?, no creo, el diablo mayor es panzón y tu no, ¿ó si? ajajaja

    ¿Arriba el Toluca? bueno, si eso quieres jejejeje

    ahhhhh! pero ¿habrase visto con el profesor?

    arriba el Toluca, blah!

    ResponderEliminar
  27. Fijate que nunca crei en el diablo ni nada de eso mi mama me dijo que no existia y como que creci sin creer nada de eso, nunca he tenido ningun tipo de apariciones ni nada de eso, pero creo que existe un mal y un ser maligno no se por alguna razon... Pero lo raro de todo es que yo he soñado que mato demonios :S asi como los que salen en la tele todos feos y malevolos.. y no hacen ni un rasguño... jajaj Bueno es mi sueño tenia que ser heroina :d saludos ..

    ResponderEliminar
  28. Yo tengo un profundo síndrome de "Mieditis pavorosus tatalis magnum"

    Asi que ya junté mas cosas para el repertorio... que horror... se me han puesto los pelos de punta


    Saludos

    ResponderEliminar
  29. me encanta todo eso, nos enriquece me da ternura, nos hace algo maravilloso..

    muy bonito post

    ResponderEliminar
  30. ASÓMATE HOY MISMO SI PUEDES! los miedos se superan enfrentandolos

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje