Páginas

sábado, 29 de septiembre de 2018

Pequeño milagro de la inconsciencia

Estuve a punto de gritar pero mi respeto al descanso de los demás ahogo mis palabras. ¿Será posible? Fui a asearme, fui a la cocina,a la recámara, a saludar a Calixto cuando reparé en que estaba caminando sin ayuda. Bastón, andadera, brazos amigables no se ofrecieron a ayudarme. ¿Será que he despertado de la pesadilla? ¡Puedo caminar! ¡Dios santo! No quería que esto se esfumara. Poder caminar es lo que más ansío. Saludo a Calixto, mi gatito fiel. -Barry, puedo caminar- susurré. -Ojalá fuera cierto- contestó una voz lejana. Uno, dos, tres... trece escalones me dejan en la parte de abajo. Pasó frente al espejo. Una mujer de pelo. Largo canoso está frente a mi. Reconozco el pálido rostro. "tu foto en el espejo me recuerda a Las meninas". Qué bonito digo sinceramente. A alguien alguna vez le recordé a Elena Poniatowska. Otra vez a Chavela Vargas. Alguna vez me parecí a Titi León. Mi atolondrado ser dice que soy Madame Mim. Fue espontáneo todo. Serví una taza de facé, calenté dos tortillas. Quería tres pero es sábado, el refri está más vacío que mi mente de emociones. Dos tortillas con sal, café y una manzana que les robé a Los Tres Huastecos. Desayuno de reina. Azteca pero reina. Ni crean que soy pobre, nada de eso así amanezco los sábados. Olvido comprar lo de mi desayuno los viernes malditos. Cual telenovela de suspenso vienen a mi mente los pies de plomo. ¡Plop! se acabó el sueño señores los pies comenzaron a recobrar su peso normal. Quedé anclada al suelo. Antes de terminar este sueño me apuro a servir la comida a los perros. Recopilo todos los artilugios medicinales. Los coloco en el descansabrazos del sillón de la disidencia. Mi nuevo lugar favorito. Desayuno lento. Tomo las dos primeras pastillas. Muerdo la manzana como la tonta Blanca. Nieves. ¡So peomaza! ¿Cómo te comes algo de alguien que no conoces? Casi no puedo ya escribir. Mi sismo particular alcanza el grado más alto imposibilitando permanecer de pie, acostada o como sea. Desperté señores. Todo tiene una explicación. El pp se apoderó de casi todo mi cuerpo. Se mueve contra mi voluntad. Todo se mueve. Toda me muevo. La razón de poder caminar en esta mañana de sábado irreverente es algo tan sencillo de explicar como que en la madrugada tomé una pastilla para poder dormir. Estaba en On cuando desperté. Podía ser normal como toda yo. Y pues nada, termine mi manzana. Estoy tirada en el sillón buscando la la manera de quedarme quieta. Mientras escucho algo de Enrique. Por siempre Enrique. Él es como un amigo fiel. Entró a mi vida cuando todo empezó. A diez años de distancia sigue conmigo. ¿Cómo no lo voy a querer como se quiere a los amigos de verdad? Despierta todo ha cambiado nada es como lo habíamos imaginado esperas a que alguien mueva pase lo que pase no quedes fuera...

14 comentarios:

  1. Si ya te hicieron efecto tus medicamentos, a echarnos un buen chal, con otro café y con bolillo recién horneado, que me mandó el panadero traerte.
    Feliz sábado, Mana. Te abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Imagino que por un momento quisiste ser una musa un tanto rebelde, y al despertar, como ocurre a veces, te diste cuenta que eres más, más para quien bien te quiere... Y no hablo de Enrique, sea quien sea. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  3. En sueños mi vida a veces es más bonita.
    Otras veces me persiguen hasta mis muertos para ajustar cuentas pendientes.
    Si despierto tampoco es muy divertido lo que hay.
    No puedo escapar de mí mismo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Que rabia da despertar de un sueño en el que uno está disfrutando... :(
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  5. Despertar con las piernas en movimiento, con ese Enrique fiel que te acompaña. Rendirse en lo más fácil, pero pelear es lo más razonable, aunque cueste. pastillas al poder, remedios con premio al ganador del festival, pero toda ayuda queda en ninguna si uno no quiere salir del pozo de las pesadillas

    Desgarrador. Un abrazo grande

    ResponderEliminar
  6. El pp no puede con tu mente lúcida. Eres una campeona.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Casi ya no puedes escribir, pero lo que escribes es suficiente.
    Ánimo, Malquerida.

    ResponderEliminar
  8. la vida te ha regalado un momento de normalidad dentro de tus complicaciones y lo has disfrutado. bien por ti.

    un beso.

    ResponderEliminar

  9. Hermoso ser unos inconscientes de vez en cuando, de cuando en vez...

    Ahora que me doy cuenta... últimamente no me acuerdo de mis sueños... ni dormida, ni despierta...

    Un beso y un cálido achuchón, 'Doña Malque'.

    ResponderEliminar
  10. Ay esos sueños de los q no quisiéramos despertar...
    Bien por Enrique!

    ResponderEliminar
  11. Tu voz si que está despierta y lúcida y hermosa, y sabes a mí me llena.
    Buen mordisco a la manzana y bien por Enrique.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. No hay ataduras para la mente.
    Besos.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales