domingo, 19 de marzo de 2017

Ángeles con comezón

(Textos inconexos)


Un buen día los ángeles vieron fraguarse una revuelta en el ala norte del cielo y vieron que esto no era bueno. Acudieron prestos a informar al Ángel de la Guarda, quien ocupado en sus propios menesteres hizo poco caso.
Sin tiempo que perder capacitaron al Alma Gemela para ser el paladín de la gesta heroica que se avecinaba en los cielos colmados de nubes grises. Juntando fuegos fatuos, quimeras, sueños envolventes en una bolsa de seda blanca, los mezclaron para formar una gran bomba con la que armaron al Ángel de la Guarda. 

Dándole una palmadita en las alas lo mandaron a solucionar el evento.



Sin saber qué hacer -ya que buscaba coincidencias- tomó la bomba entre sus manos, hizo tres pases mágicos, balbuceo oscuras pretensiones y sin más echó a volar con su destructiva carga hacia los tiempos venideros donde encontró a su Alma Gemela y vio que esto era bueno.

Los lugares comunes simpatizaron con él.



Depositando la bomba en un lugar lleno de cerros, fijó la vista en un espejo formado por aguas del Río de la Piedad con resabios de agua del alcantarillado citadino.

Reflejado el rostro, miró a su Alter Ego.Acercándose despacio hacia él dio tres piruetas atolondradas y faltas de carisma. Se ensalivó el pelo y con un mohín de frescura, se mandó un beso.


La lluvia empezaba a caer desvaneciendo la imagen en círculos miedosos..Diluyendo su propia imagen en el espejo de la destrucción, cerró los ojos y pidió a los dioses omnipotentes lo liberaran de su Alter Ego que le daba muchos dolores de alas.



Los dioses hablaron. Tu Alma Gemela no existe. Tu Alter Ego eres tú mismo. Las coincidencias hacen que creas hay otra igual que tú pero en realidad el Alma Gemela eres TÚ en otra versión.

El Alma Gemela se asustó. Cerca de ahí, un rayo cayó para poner punto final a lo dicho por los dioses.
-¿Entonces de eso se trataba?- preguntó a la imagen del río -Soy yo en otra versión.



Y viendo que Él no era Él, se fue a probar fortuna.
















viernes, 17 de marzo de 2017

Un perrito por favor

Así las cosas.

Eliminé el blog y la computadora se queda catatónica, no me obedece. no se elimina. ¿WTF?

Le doy opción a privado y aparece una leyenda de error no sé cuantos.

Le doy de nuevo eliminar y nada. Se bloquea. Ni siquiera pa´eso sirvo. (Bueno si, sirvo para perder el tiempo=

Mejor será que me orine un perro.
Mátenme o algo.

Como dicen en el rancho de Cridsty: Estoy maldecida.
to much para mi. Hoy por hoy el mundo no es mi mejor opción.


Click!



















La diosa fortuna

En verdad os digo ¡Oh amados míos! Esto me supera. Estoy muy cansada, no duermo ni con pastillas. Llegué al límite de toda cordura. Ya, de verdad no puedo más. Una pequeña explosión dentro de casa nos alarmó. Un olvido. A esta hora seríamos fiambre. Mienten los que dicen hay una luz al final del túnel. Mentira vil no hay nada. Oscuridad total. Ten cuidado cuando la fortuna te de la espalda, todo lo que suceda será tu responsabilidad. ¿Se imaginan los titulares? Yo que evité cayera sobre mi familia el oprobio de un suicido, iba a acabar asfixiada por el gas de la estufa. "Par de ancianos que no lo eran tanto mueren envenenados por fuga de gas. Junto a los cuerpos se encontraron a sus dos chihuahuas fieles. Abajo yacían los pequemos cuerpos de Los Tres Huastecos con el pico colgando". Patético. Te lo digo yo que he vivido bastantito. Mientras aguardo a que el olor desaparezca escribo. Cuando siento el vacío rondar mi esquina, dejo los dedos dancen al ritmo del dos por tres. "Nos va a cargar la chingada" ha dicho Barry preocupado por el olvido. Recargada en la pared de la cocina balbucee un "si" consternado. No busco una solución, no tengo un problema. Cerrado por derribo. Es la vida que toca. Decía alguien que estoy más salada que un moco. Yo digo que no. Si adí fuera yo no estaría escribiendo. "No se preocupen por mi, soy como los gatos y caigo de pie y no me duele cuando me hacen daño". Me voy mis pequeños devoradores de letras sin sentido. esta musa se va un poquito al carajo. Quizás debieran tomar su distancia como lo hice (algún tiempo en que a la familia política les salía mal tofo. Me alejé por miedo al contagio de la "mala suerte". ¿Qué onda conmigo y mi superficialidad? Por cierto, nomás les recuerdo que este blog no admite lástimas ni arrumacos. Eso lo dejo para los débiles de espíritu. Yo soy fuerte y moriré de cara al puto sol. Dando batalla sino ¿Para qué nací?
Las estrellas me iluminan al revés, eso es ser afortunado ¿O no? Bueno pues bye. Ya me cansé de escribir tontería. Mis pestañas han comenzado a abrazarse. Me gusta regodearme en mis fracasos, de ellos aprendo más que de mis éxitos. Otro por cierto: iba a poner una advertencia sobre leer este post de ánimos caídos pero lo pensé mejor. Ustedes Sión lo bastante grandecitos para decidirlo. Faltaba más. Ora si ya me voy. Nos leemos al rato que recobre la conciencia. ¿Quieren alegrarse de algo junto conmigo? Natalia no durmió aquí. No tengo que explicar la razón de la alegría ¿O si? Eso señoras y señores merece un tequila doble y siendo viernes y además puente merece un ¡Salú! Por los que me quieren bien y por los que no también. (Vuelvo para corregir errores, nomás no sean tan fijados. A esta musa se le perdonan algunas que otras faltas de ortografía).Sonrían hombre, nadie murió.

miércoles, 15 de marzo de 2017

Entre azul y buenas noches

Los ojos me arden. La contaminación citadina hace su trabajo sobre mis ojos pueblerinos. El neurólogo ha determinado recetarme pastillas para quitar la morriña permanente. Mientras la reina se echa el quinto sueño, la princesa come a hurtadillas la Nutella adictiva.
Alguien está más perdido que yo.
A una semana de la infamia los pollos hacen mutis. Lo que me pides es algo a lo que hace mucho renuncié. Alguien toca la puerta de alguna casa que no sé. Es aficionada al libro de los bichos imaginarios. La niña atrapó un insecto para regalarlo a su mejor amiga. Yo lo maté por ser un desconocido. Los niños siguen siendo niños como antes. Perdimos la cartera, perdimos el dinero, perdimos la conciencia.
A ver doctorcito dígame con su mejor cara mi futuro inmediato. Pastillas para dormir. Pastillas para no soñar brujas. El neurólogo fuera de su entorno cual Cristo imaginario, se bajó de la cruz poniéndose a caminar sin prisa. Pasé la vergüenza de pedirle a la miss una prórroga para hacer la línea del tiempo de Natalia. Ella también es sorda. Le escribí una esperanza pero no me hizo caso. Corrí para esconderme de la lluvia pero lo más que logré fue maldecirla. De ahí descubrí que ha dejado de agradarme.
Las alguienes se enamoran de letras imposibles. Dejé los brazos cruzados sobre mi pecho entonces soñé que me atacaban. Taparon mi boca con sus asquerosas manos. Evitaremos darle más medicamento, mientras tómese estas dos pastillitas para quitarle el dolor. El neurólogo no es Dios ni te va curar.
Los números no tildan emociones. Tú eres un número. La niña besa sapos de papel. Príncipe niño. Abuela esto es muy aburrido. ¿A quién ves en el espejo? El mundo de hoy dispara desilusiones. Yo no duermo, yo muero cada noche. Lo abracé quedándome ceñida a su cuerpo de niño crecido ¿Cómo fue que parí un oso?
Ella durmió en mi casa. Ella apuñaló por la espalda ¿Cómo duermen los traidores? Y de esa forma tan boba Los Tres Huastecos se quedaron sin comer. Una familia feliz no necesariamente necesita estar unida para serlo. Abre tus manos te regalo mi vida. Haz con ella un papalote y échalo a volar. Que no me guste por ahora la lluvia no quiere decir que ame el sol. Soy la noche.
Laura no está. La irrealidad se hace presente. Él y yo no estamos solos pero sí. Nada más representativo de una eliminación de contactos que un icono de bote de basura. De los muchos que tenía ya nomás le quedan dos dos dos dos. Las piedritas con su poder intacto duermen seguras bajo mi almohada. Los bienes son para remediar los males. Qué mejor remedio que empeñar el olvido. Falta poco para que él escriba el adiós verdadero.
Me voy, debo morir digo, dormir. Adiós con opción a volveré. El camino se transita mejor con un par de tenis viejos. No olvides volver. Yo siempre estoy menos cuando no. Ahí si no puedo ayudarte. @Flor. Lindo ¿No? Marca registrada hecha a la medida de quién escribe. Abur. Se despide su atenta y nada servidora Flor de María, la MaLquEridA, Jennifer Natasha, Cinderella Star, Jani o como quieran llamarme. Al final sigo siendo yo. Contra eso no hay ni pizca de salvación.















domingo, 12 de marzo de 2017

¿Qué tendrá la princesa?



Venus desde mi casa.


¿En qué estaría pensando cuando elegí ser ¨Reina del País de los Hongos¨? No tengo infulas de grandeza. Soy lo que soy nomás. No soy reina ni de mi casa. Más bien soy la matriarca de esta familia a la que con ayuda del buen Mister Barry hemos llevado adelante.

Estos días he tenido tiempo para reflexionar sobre la amistad, Los amigos que uno tiene. Reflexionar sobre el ¨lucrar con el pp¨, Sobre lo que se ha logrado en estos putos ocho años que recién cumplí de ¨discapacitada¨. 

En toda mi perra vida -aunque no te gusta que diga así Emilio,  Si ¿No?- nunca me había enfrentado a tanta cosa sola. Me han cuidado siempre incluso hasta cuando no vi a nadie hubo alguien que me tendió la mano. (Honor a quién honor merece).

No necesité decir mentiras para lograr algo. Me cuesta un huevo y la mitad del otro ser amiga de alguien. Pongo tantas trabas que prefieren irse antes de seguir aguantando a una señora introvertida, con silencios inexplicables y alegrías disolutas. 

He tratado de cambiar mil y una veces. ¡Actitud señores! pero vuelvo a la mediocridad del ser yo sin ser más nadie. Las lisonjas son mi estilo no aceptado para mi.
El destino hurga entre sus pliegues. Nadie sabe lo que vivo por más que lo airee en el blog. 
Mi perspectiva de la vida es oscura. Hay que  resolver los problemas. Por más que de vueltas en la cama no hay más de lo que veo.

Dejo aquí mi poncho roto, las palabras de Enrique, las melodías de Sabina. Mi botecito de lágrimas emergentes, las buenas madrugadas, el dolor de ya no ser, las actitudes que no entiendo, el canto del pájaro madrugador, las palabras que no dije, el mar en calma, Les Seniaes como paraíso virtual. La canción de Journey no escrita para mi. El hartazgo de los que creo, la paciencia de los santos infames.

A nadie le sirve lo que de mi fue. 

Lárgome a empeñar mi oficio de cuentacuentos sin rumbo. Todavía hay incautos que ceden ante un ¨Erase que se era en un país llamado de los hongos que nunca existió¨.



Click!

















jueves, 9 de marzo de 2017

Mis letras libres

Han atado mis letras.
No puedo escribir lo que pienso.
No puedo decir lo que siento.
Mi voz no tiene eco.
La calumnia no sólo perjudica al que la recibe sino también su entorno.
Nunca he pedido aprobación para mis escritos. No voy a empezar ahora.
Prefiero dejar de hacerlo a que me digan qué decir y que no.
Si del pp, si de mandar al mundo al carajo, si de gritar qué quiero y que no.
Si de lo detestable de la primavera, si de mis ganas de querer a quien se deje.
Si de lo abyectos o mala leche que pueden ser mis comentarios.
Si de Dios o del Diablo.
Nunca he pedido aprobación para cada uno de mis actos ni para escribir mis letras.
No voy a empezar ahora.
Es lo que me ha mantenido cuerda en un mundo por demás vano, convenenciero, de apariencias
Incomprensible.
La libertad con la que trato todos los días de criar a Natalia no va a ser opacada por una calumnia,
Si no todo por lo que se ha luchado habrá sido en vano.

Gracias.


(Sin que lo tomen a mal no contestaré nada. Gracias por su comprensión... o no. Tampoco voy a quitar la opción de comentarios. Si lucho por la libertad de expresión no voy a coartarla. Digan lo que quieran si quieren. Están en su blog).

Hoy me pido ser Lara Crash.

Para no variar -y por no dejar- como dice Emilio, Gracias... de nada.
















domingo, 5 de marzo de 2017

Acostadita comiendo espíritus

Ahora que nadie me mira dejo caer mi mano del borde de la cama. Cierta estoy de que los fantasmas que asustaban a mi hermano no existen. Bajo mi cama no hay nada. Si hubiese algo Barry me habría advertido sobre ellos anoche que se asomó a recoger los trocitos de virgen caídos en un accidente. El pedestal que la sostenía se partió en tres pedazos. ¡Crash!

En casa convergen ateos, católicos y ángeles en santa paz. La libertad de creer en Dios, en el Diablo o en sí mismo se respeta. Libertad de ser sin dañar a los demás. Si alguien cree en la virgen poniéndola en un altar se respeta aún cuando los niveles de entendimiento rayen en lo absurdo cotidiano. Cada uno puede ser libre con sus propias cadenas. Cuando se es sometido por uno mismo el castigo se carga con gracia y sin gracias.

-En tu recámara hay fantasmas abuela- preguntaba  Natalia cuando conoció el miedo a la oscuridad. En mi cuarto se construyen espectros según el ánimo con que uno se va a dormir. Si no quieres que te molesten haz como yo, toma dos capsulitas de color azul faramalloso. RIP de varias horas.
-Los monstruos no existen preciosa- ¿Acaso has visto alguno?
Si si si Maléfica reencarna en mi cuando me enojo pero soy yo. Esa bruja tampoco existe.

Entonces dejé caer mi mano ¿No?
Anoche tenía la mente obnubilada, recíproca y analfabeta porque tenía el escalofrío ceñido al cuerpo. Por aquello de las recochinas dudas levanté con pomposa parsimonia mi manecita poniéndola con suave desdén sobre mi panza. Eché a andar la imaginación pero los entes bizarros no hicieron su habitual aparición. En su lugar llegó a mi mente el instante en que La Bella y yo íbamos a ser arrolladas por un auto la semana pasada. Todo por ir pensando. Cruzando en mitad de la calle un coche a velocidad moderada hizo su aparición despertándome de mi consabido ensimismamiento. Senil Florecita de Alhelí eres tan pero tan tú.

Como rayo cruzó por mi mente correr al otro lado -siendo sinceros a menos que tuviésemos alas llegaríamos sin un rasguño-o echarme para atrás. ¿Cómo mi mente obtusa de villana infravalorada tuvo el tiempo de pensar? El coche estaba a tres parpadeos de arrollarnos entonces apreté a Natalia contra mi cuerpo y sacando agilidad de nosédónde madres me eché para atrás mientras el coche pasaba rasurándonos los apellidos ilustres. No se lo dije a nadie. No le di la importancia que tiene. Esa noche inventando fantasmas con la ropa del armario vino a mi mente el incidente. Se lo conté apenas amaneciendo a Barry luego a Bruno y por último a Laura. A Cridsty no. Igual ya lo sabe pero el impacto será menor.

Me recomendaron, me dijeron, me entendieron. Es posible que no me permitan llevar a Natalia a ballet porque no es la primera vez que sucede. Lo entenderé, ni modo. Mis reflejos están disminuidos, lo reconozco. Lo admito. Lo abomino como quién besa una flor arrancada de raíz. Sin posibilidad de vivir más que un instante de felicidad efímera. Las flores conservan la pureza estando en tierra. Después ya no hay nada.

¿Y eso qué tiene que ver con fantasmas? Se preguntaran. Si ustedes no lo saben leyéndolo yo menos que lo escribí en ayunas de un domingo conceptual. Me fui.



Mi amas vin pli.


















viernes, 3 de marzo de 2017

Viernes de etiqueta

Aquí estoy yo sin ti canta Sabina escondido bajo mi almohada.

"Los viernes no me gustan".

En una nueva modalidad le quito la etiqueta del "no me gustan". Los dejo llanos, simples. Pasan de ser viernes descerebrados a nomás. El "tan sin embargo" se lo sigo dejando a los jueves. Si yo fuera día sería jueves para quitarle lo soso.

Sórdido, eterno, flojo, comulga con la aburrición sin fin. Vaquitas sin sus toros lamiéndose los cuernos. Pobres vacas les ponen los cuernos de mil maneras y ellas pastando sin enterarse. Perdiendo la vista en lontananza. ¿Quién no quisiera ser vaca pa´morir en lo mullido de un pasto tibio?


Yo no.
No me imagino estirando la pata en el pasto. Brrr cerquita de los gusanos eso si que no. Los gusanitos redonditos, anillados, con sus patitas caminando sobre mi piel.
Prefiero otras caricias menos abyectas.

Desde lo alto de mi 1.50 de  estatura pido mano pa´ morir cerquita a tu pecho como palomita con las alas rotas.

-¿Qué no eras vaca?

Me doy la oportunidad de un viernes vivir diferente. Bueno no, pa´ qué le hago si vivo y muero a como se me da mi real gana. Tal como he vivido sin dar cuenta de mis actos ni a mi sombra. Mira tú que eso del libre albedrío me lo tomo muy en serio. Libertad para qué os quiero si vivo encerrada en mi.
Destiérrame de tu corazón bendito.
Quitaron los muertos que cargaba en mis espaldas. La vida se vive mejor cuando se viaja ligera cual colibrí. Rapidito rapidito sin poner las patitas en ningún lado. Liba la miel sin poseerme. Florecita de alhelí quién fuera tú pa´morir perjumada.
Viernes de alegrías ebrias.

Los muertos regresaron a su sitio. Firmé la paz. Me siento tortuga sin caparazón.

-¿Qué no eras paloma?

Te quiero pero si preguntan lo negaré todo.

Ha llegado la hora de cambiar también de cantante que de amores seguimos igual. Los inquilinos viven en paz sin dirigirse la palabra porque no se conocen casi como en la vida real.

La vida con alas transparentes de hada disecan suavemente el latir de esta canción.












Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.