Páginas

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Vete de mi

Por un casquivano placer boté una noche el diván de la marmota. Allá fue a dar lejos muy lejos de mi. Circulo tres días a la izquierda, dos a la derecha. La mera verdad no circulo. Para poder decir algo primero lo pienso muy bien como quien mastica un trozo duro de cecina muy salado. Luego agarro mis cositas y me voy a la chingada. No digo nada para no pisar callos. Amanece a las tres de la mañana. Mis comentarios malaleche no los dejo fluir. No tengo derecho a agriar a nadie. Los viernes son los días en que a las vacas el toro les pone los cuernos. Ay no de nuevo vuelvo al ocioso plan de sufrir por negocio. Hoy puede ser un gran día cantan tres en el escenario. Oh perdón olvidé a Víctor Manuel. Se parece al primo de un amigo o algo así. Los viernes digo sin temor no doy cinco centavos por ellos. La vida se ajusta en dosis de 9ml cada seis horas. ¿Duro con él? No me da pena contarhe caído en el abandono a mi persona. Ligerito porque tampoco me dejé de la mano. Nomás es cosa de bañarse. Lamerse las heridas. Perfumar el norte para seguir dándole duro al amor eterno. Cosas recíprocas sin sentido. Yo te amo. Tú tampoco. Agáchate un poco al olvido. Mi Alter Ego perro tiene el estoicismo de los dioses. A decir verdad canto desgraciada pero no porque quiera. Es mi tono de voz. Tres tequilas te sueltan la lengua. Qué bonita. ¿Yo? La casa. Ah.  El sol brilla cuando sonríes. Es tu reflejo en mi. Cuanta cursilería puede decir uno que anda por ahí adorando la vida. Muerdo mis labios pa´no soltar la risa. Ni en los mejores momentos he dicho semejante payasada.
Por favor no sufras los viernes. 
Es un parámetro pa´saber a quién voy a invitar a la fiesta de cuerpo presente. Los santos tienen paciencia de yeso. Cuélgame un milagrito de corazón rojo. Santa Flor de la Imagen Marchita. concédeme tres deseos. Tu amor, tus besos y tu cuerpo.
Ya estarás jabón de olor ni que perfumaras tanto. Pronuncia mi nombre en voz alta, regálame la gracia de por leves instantes entrar en tu mundo real. Y si.













26 comentarios:

  1. me gustó eso de "los santos tienen paciencia de yeso".

    con razón hasta tienen que pararlos de cabeza para que cumplan algún deseo y hagan el milagro.

    besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué el sol ☀ brille para ti.
    Besos 🌹

    ResponderEliminar
  3. Hola Flor de María. A veces es bueno dejar fluir los comentarios por muy malos que sean. Se pueden adornar, se pueden poner de olores de jabón para que hagan menos daño, pero hay que soltarlos. Todo lo que vamos guardando dentro, al final nos va asfixiando.
    Te deseo que tengas un buen día.
    Abrazos fuertesssss

    ResponderEliminar
  4. Tres tequilas te sueltan la lengua-Es tu reflejo en mi- Cuélgame un milagrito de corazón rojo... Eres Magistral Malke!!!

    ResponderEliminar
  5. Que se cumplan tus deseos, Flor de María.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Jajajjaa, los viernes... jajajjajaajjaaaa...

    Eres lo que no hay, jajajajaajaa

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Hola preciosa Bienquerida.
    Tardo en visitar pero no me olvido de tí, comenta, deja salir todo eso que te llena el alma, si no lo dejas salir se agria, adornarlo con humor ayuda.
    Para mi todos los días son iguales, aunque creo que los lunes son un poco peor.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  8. Los viernes tienen ese halo especial, de cómo si tuvieran que desprender un aroma distinto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. El milagrito lo he encontrado yo, al entrar aquí.
    Me quedo a la sombrita de tu espacio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vengo siguiendo la sugerencia de Demian, y por aquí me quedaré.

      Eliminar
  10. A ver si te regala esa gracia, yo lo haria, seria injusto que no lo hiciera...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  11. Las cosas hay que decirlas. Siempre se puede buscar el modo de decirlas sin que hagan daño. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. En voz alta, y cantándolo a todo pulmón, que lo oiga yo desde aquí :))

    Un beso, Malque.

    ResponderEliminar
  13. Más o menos como la canción; que lo digan en la tele, y también en los diarios, en la China y en la Luna. Feliz fin de semana Malque.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. gracias por pasar y no olvidar mi blog...seguimos resistiendo contando lo que llevamos dentro!!!

    ResponderEliminar
  15. Crónica de un viernes anunciado.
    A perjumarse y ponerse linda y salirse en cuanto amanezca y regresar el sábado con sonrisa de lado a lado... estaría genial.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. A esos viernes, tequila sencillo con cara de triple, y a perfumarse la voz con buenas rancheras.
    Sufrir por amor ni siquiera es una maldad, tal vez sí un no valga la pena...
    ;)

    Besos, mi chaparrita linda.

    ResponderEliminar
  17. Cierto, a mi el aguardiente, me desenfrena la lengua, como a vos el tequila. Un beso. carlos

    ResponderEliminar
  18. "Para poder decir algo primero lo pienso muy bien como quien mastica un trozo duro de cecina muy salado" La mejor cecina la de León. Prefiero que no lo pienses así eres más tú. Un besote.

    ResponderEliminar

  19. Que todos tus días sean viernes y todos tus viernes estén llenos de deseo/s... cumplido/s.

    Un beso y un cálido achuchón.

    ResponderEliminar
  20. Este texto se publicó el miércoles. Pero por su espíritu jugetón, debió haber salido hoy, domingo de madrugada.
    Saludos salados.

    ResponderEliminar
  21. Me encantan los viernes.
    Y estás en mi mundo real, muy real.
    :)

    Un beso enorme, linda Flor.

    ResponderEliminar

Advertencia:
Este blog es administrado por una bruja psicótica que habla con los dedos mientras lanza maldiciones en idioma abstracto.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Los inmortales