Páginas

sábado, 30 de abril de 2016

Al otro lado del mundo un poquito más al Sur

Pudiera decir que el amor me ha mantenido insomne, ¡carajo! hace poco dormí de un jalón siete horas seguidas ¡Gloria a los somníferos en las alturas! Ah el amor de suspiros eyaculatorios. Ansias inequívocas de estar con quien se quiere pero no se puede. Y es que el amor platónico está tan dentro de mi que temo confundir su nombre con el de Barry. ¡Oh Enrique amado mío por qué no existes para mi nada más! Estás tan cerca, en mi país. Cerquita de donde vivo, por la orillita dónde no me gusta ir. Por escucharte cantar cruzaría la ciudad entera -igual que cuando voy al hospital- pero no puedo. ¿Qué se le va a hacer? Tú tan al alcance de mi mano y yo tan sin poderte asir. Dicen que te has puesto viejo, me asustaría si así no fuera.
Pero ese no es el punto. El asunto es que necesito ir al baño -por eso no puedo dormir- una urgencia me reclama pero no quiero despertar al verdadero amor de mi vida porque llegó muy cansado de trabajar. Tampoco puedo despertar a Laura porque duerme poco entonces cuando lo hace ni modo que... El que está atento es mi Alter Ego perro. Él me acompaña a todos lados a la hora que sea pero no puede llevarme de la mano, digo es perro y chiquito además. Dios de los menesteres insidiosos si existes ayúdame a llegar triunfante al cuarto blanco plis. La memoria de estúpido chorlito olvidó la andadera por millonésima vez abajo. Voy a tener que instalar el paso de cebra inventado por mi pa' llegar pronto prontito, rapidísimo. Me siento estúpida escribiendo un tanto escatológica pero estoy haciendo tiempo para que Barry despierte. Pasando a otra cosa hoy se celebra en mi país el Día del Niño. Felicidades a los niños que llevan dentro y no me refiero a las embarazadas. Ya quiero que amanezca. Ya no quiero estar enferma por favor. ya quiero tengo hambre, ¿Quién hizo las agonías tan largas? Mi panza blasfema incoherencias. He debido ver la luz en otros lares. Tiempos ignotos. Alegorías absurdas. Necesito amanecer de ti. Quiero, quiero, quiero. Tengo tengo tengo. El lenguaje me delata. Tanto me he creído reina que actúo como tal. Y tú tan lejos y yo tan tirada en mi cama. Voy a pellizcarle los rayos al sol, ha llegado la hora de amanecer. RIP.

jueves, 28 de abril de 2016

Re depente

A todos aquellos próceres de la alegría nata. Amantes del positivismo puro. Artífices de la sonrisa inmaculada, ganadores del Edén, les regalo hoy mi triunfo. Esto es, un trecho recorrido comúnmente en cinco minutos -pastillas milagrosas de por medio- lo efectúe en poco más de media hora. Record recién implantado por mí. Aplausos. Voy bien pero al revés. Chido ¿no?
¿Nunca han visto un camionsote venírseles encima mientras están paralizados a media calle? Yo sí. Los calzones se me hicieron yo-yo. Si la primera vez creí fallecer. La segunda morí un ratito. Una me salvó Barry. La siguiente Adriana. Dios salve a los héroes cuidadores de mí. Tuve miedo. Bien dice la cada vez más sorprendente Natalia: El miedo es tu enemigo. Pues eso, pueden entonces llevarse su trocito de triunfo. Un cacho de sonrisa yo les doy, matarile rile ró. Disfruten, esto no se da todos los días, infinitamente menos en este blog donde se hace cada vez que me da la gana, una breve apología al sufrimiento. ¿En dónde comienza el miedo abuela? Quedo suya de ustedes -nomás no magullen- Mercedes de la Encarnación. Nombre inventado -lo amé- por la muy querida Maria del blog El Saco de mis pensamientos. *(Ya pude poner una imagen desde el iPad, ora nomás falta acomodarla donde debe. Poco a poco paco peco, poco pico).

lunes, 25 de abril de 2016

La belleza

¿Y si soy candidata a la operación de acomodo de cables? Me asusta pensar que mi belleza exóticse pueda perderse con el bisturí y el escalpelo. Belleza inerte, ajada, rota ahí en la mesa de un hospital de locos. No no no no. Eso no puede pasar. Fea la noche y luego sin luna. Los poetas -es un decir, sigo desempleada- ya no alabaràn mis ojos negros. No habrá más odas a las caracolas rubio cenizo claro de mi pelo. Adiós cantatas y soliloquios. Versos tiranos. Poemas engañosos. Metáforas ardientes. "Eres más bella que la luna". Blah, mis huevos también lo son y nadie les hace caso. Como sea. El mundo se reducirá a hablar de una rajada en la cabeza. Lugar dónde el pelo hermoso no retoñará. Abertura ideal para que las ideas emprendan la fuga. Todo eso es si fuera candidata pero hablando claro, no lo soy. No he llegado a la etapa cuatro o cinco, sepa la bola. Esperen creo la cinco es la final. Cuando siendo un ser en el no ser. Conociendo al neurólogo, dirá "no niña". Ni quién quisiera. Mi cabeza ha permanecido virgen todo este tiempo. Así quiero morir. Sin que nadie la haya ultrajado, amén. Mejor es porque si me operan hay dos opciones: volver a ser yo y mandar todo el mundo a la chingada o quedar fea inamovible. Prefiero quedar guapa y pendeja...creo.
¡Madre del dios de Emilio, me acabo de enterar! Estoy en etapa IV. Una más y caput. Eso no quiere decir que necesariamente voy a llegar a ella. Si llego -el diablo se apiade de todos- mi furia va a ser tal que no voy a hacer nada. No porque no quiera sino porque ya no podré. Eso compañeritos es muy feo. Ha llegado el día. Elijo volar en un papalote de colores. Mejor en uno naranja con colita de trapo negra y venados verdes y rojos. Acabóse la templanza, me voy, Sófocles y la banda de gatos filósofos espera por mi y yo señores, nunca hago esperar a un gato.

viernes, 22 de abril de 2016

Palabras como hojas de otoño en primavera

Mi diccionario está adelgazando. Las palabras se van de mi. Cuestión de memoria o ¿de qué? Estaba escribiendo un post imaginario pero al querer decir algo, se me perdió la palabra exacta. Desperté a Barry para preguntar cómo puedo decir algo con otra palabra. Sinónimos, antónimos, parónimos y la chingada con el perdón. Él adormilado pregunta qué palabra quiero decir. ¿Cómo saberlo si ni siquiera puedo decir lo que quiero decir? La palabra que busco se refiere a cuando... es algo figurativo. Como golpear pero metafóricamente creo. Hablaba en mi post mental sobre el "Yo siempre pierdo". Sin ser ley ni decreto -una estupidez eso- siempre soy la que se tiene que conformar, aceptar lo que hay o lo que sea que me toque vivir. Hablaba del rally al que no pude ir porque la camioneta no sirve. Hay prioridades y entre ellas no estaba arreglarla. Tá güeno, lo acepto y ni modo. A lo que sigue. Hablaba sobre el abandono a que tengo sometida mi persona. Ayer me vi en un maldito espejo de cuerpo entero. Me asusté, esa no soy yo me dije. El pelo grifo, desangelado. Mi cuerpo deforme. No me estoy tirando al suelo pa' que me levanten. Es la verdad llana, dura. Real. Estoy con un pie en el descuido total. Ne baño todos los días pero no es suficiente. Perdí mi esencia al... al... al ¿abandonar? mi independencia. Necesito de alguien que cuide de mi persona. Muñequita de sololoy. Y luego perdí en la última batalla. Estoy perdiendo con mi linda. Perdí la comunicación única con mi hijo. Con Cridty, con La Bella. Estoy en este momento del lado malo de la historia. Sabía que esto pasaría. Tá bien, lo acepto. Hice lo correcto y no hay más que -¿lleva acento?- hablar. Hay asuntos inaplazables. Hay que resolverlos rainau. No encuentro la salida. Estoy perdida. Encima estoy extraviando palabras. Ser desmemoriado es un lujo que no quiero. De por si mi voz está siendo inaudible ¿cómo voy a darme a entender si las palabras me abandonan? Mi lenguaje sencillo pasará a ser, ¿cómo se dice cuando se tiene menos de menos? Hoy día a esto me enfrento. A la pérdida de memoria, de vocabulario, de afectos, de abracitos. A la pérdida gradual de mi yo existir.

domingo, 17 de abril de 2016

El flow

Unos días más y el aire contaminado de la ciudad azotara mi rostro. Las partículas malhechoras suspendidas en el aire se meterán en los ojos haciendo llorar a mis niñas de oscuro vestidas. Los autos con sus motores ruidosos ensordecerán el ambiente. Los ciudadanos zombies posarán las cuencas de suyo vacías en la nada. Dormitaré en el camino. Platicaré con Barry. ¿Estás bien chiquilla? Detestaré el tráfico. Pediré todo lo que se me antoje. Iré al hospital, ¡Viva! ¿Viva? Saludaré a los gatos. ¡Por dios cómo han crecido! Mis pupilas se llenarán de dolor humano, de renglones torcidos. Pobreza sin afeites. Dios no visita el hospital. Hay tanta necesidad. El infierno es ahí. Cabezas rapadas en un intento por reacomodar los tornillos sueltos de la cordura. ¿Alguien encontró un tornillo oxidado? Es mío oigan. Y sin embargo a pesar de todo seré más feliz de lo que no soy. Alguien tiene que ir contracorriente digo yo. No hay cosa mejor que salir del brazo de Barry. Nada puede pasar porque del futuro nada espero. La nada en presente indicativo. Escribes tan raro tú. ¿De dónde sacas eso? Npi. Contrario a lo "normal" hago planes. Ocurre cada revisión médica. El neurólogo preguntará ¿Cómo estamos? Con cara de marmota en ayunas contestaré "muy bien pendejo" digo perdón, doctor. ¡Vaya! El diablo cargue con él. No, mejor no, si no ¿quién cuidará del número que represento? A ver mueva sus deditos. Perfecto. ¿Y usted cómo la ve? Preguntará a Barry. Salvo las crisis todo marcha como debiera. Me acerco al dios inexistente colgado en las escaleras. ¿Cuidas tú de mi? La incongruencia vestida de autóctona estilizada. Sigo viva por alguna razón. No reniego de ello pero qué carajos. Estableciendo nuevas dosis, mecanismos de defensa. Instantes gloriosos de tres horas. La increíble realidad del ser. Uno llega a acostumbrarse a vivir con el dolor. Él nunca será más que yo. Unos días, tan sólo unos días más. El mundo al alcance de mi mano. A dios gracias no tengo el botón poderoso cerca de mi. El mundo se habría terminado hace mucho por un berrinche cualquiera. ¡Caput! Y todos felices. De eso se trata ¿No?











martes, 12 de abril de 2016

La última y nos vamos

¿Pruebas de amor dices? Hablemos de grandeza de espíritu. Barry después de llegar molido del trabajo, del calor, de la gente. Cuando lo merecido es descansar saca fuerzas de su amor por mí y me lleva del brazo a caminar. Barry y yo. Yo y Barry. Amor increíble. Dos viejos en cuerpo. Dos mentes dispares unidos por un amor sin ataduras. ¿Qué haría sin ti? Vivir como dicen es lo correcto. Con sus manecitas acaricia mi cara. La llena de besos. Me abraza, me mima. Te amo linda dice Natalia. La Bella y la Ogrina. ¿Quién de amor habla? Pache y Adriana. Ayudándome a comprar la medicina de la semana que viene. Con un máximo esfuerzo y un poquitín de valor juntaremos para la del mes. Amor filial le llaman. Quererme sería llegar a soñar. Los poetas escriben versos y yo me los apropio. Amor de literatura le nombran. Los que vuelan muy alto dejando atrás con un nudo en la garganta las letras que dañan. Por salud mental. Amor de paso. Mariposas del amor fraterno. De todas las que toman mi mano. Me escriben, me quieren, me estiman. Amor indescifrable. ¿Quién regala su tiempo? Algún día por muy lejano que esté aprenderé a escribir correctamente en el iPad. Deambulo con el intelecto desequilibrado, mientras tanto apaga y Vámonos.

domingo, 10 de abril de 2016

Sin son ni ton

Estoy siendo violentada por el pp y nadie me puede ayudar. Los invito a caminar sobre una cuerda. Fascinación al borde del abismo. ¿Demasiado fuerte para un domingo? El pp ultrajando mi cuerpo. En pos de mi salvación me lanzo al vacio. El mundo es todavía hermoso. ¿No lo creen? Estoy escribiendo. El último distractor para no morir de desesperanza. Desintoxicación masiva. Me dejo arrastrar. Sus garras laceran mi cuerpo. ¡Albricias! Mi mente y mi corazón están a salvo.

sábado, 9 de abril de 2016

Retales de una vida más o menos inoportuna según lo mire usted

Porque es fácil entender. Un algo pequeñísimo afecta el momento. Luego se suceden otros y luego otros y luego otros. Una bola de nieve oscura seduce la razón. Así es y no hay más. Somebody to love. Me altero de forma evidente. Hablo de los pesimismos. No los que leo, esos no me afectan. Hablo de los de mi entorno. ¿Y ahora qué dije? Y el mundo empieza a agobiarme en menos de lo que canta un gallo. ¿Dije gallo? ¿Por qué estás despierta tan temprano Natalia? Los gallos me despertaron abuela. El todo se derrumba en un parpadeo. ¡No puede ser! Soy como una tonta pregunta. ¿Cómo estás? Las culpas son pecados ajenos. Reos sin suerte hacinados en la cárcel de la derrota. ¡Presto acudo a salvar a mi reina! Nunca nadie lo dijo. To love somebody. Corro a la cocina para tomar la tableta de la casilla número tres. ¿O es la dos? Espera, cierro los ojos para ubicarla. Exacto. Es la casilla dos. La de la realidad irreal. ¿Qué sucede en tu interior? Depresión en visto. Divago de mil formas. El Gregorio Samsa de mi cocina sigue ahí, invisible está. Sabina dice miau. ¡Hey, los pájaros no maúllan! Desde la madrugada que mi mente lo aceptó en en mi otrora santuario ya no se fue. ¿Por qué ya no cocinas? Estático en la entrada inhibe cualquier atisbo de huida. Lo dejo con su cara de "hola" y cuerpo de cochinilla. ¿Por qué te hiciste escarabajo? Debo beber y comer algo antes de que la pastilla sea mi salvación. La caja de galletas obsequio a Barry, sobreviviente de mi gula contiene tres nomás. Suficientes para no dar paso a la gastritis eyaculada por la decena de pastillas tragadas metódicamente para mi "buena salud". Llevo casi dieciséis horas sin medicamento. Me queda un poco de arrestos para empezar el día. Muy bien muchachos, hagamos de cuenta que estamos solos. ¿Por dónde empezamos? Si yo fuera tú comenzaría por traer al plomero. Por la libre se llega al punto exacto de la involución. Los pájaros han dejado de piar. Mi mente es más que este cuerpo amorfo y sin embargo pretendo creer que sin ti la vida es nada. Siempre pierdo dije ayer a él. Sin ser fatalistas o lo que sea es verdad. Tocó ser lo más delgado del hilo. Tengo hambre. Los habitantes están dormidos. Soy el último reducto para mi salvación. ¿Has visto llover flores? El café espera por mi. Hablemos de libertad mental. El siguiente paso consiste en no derramar el agua. ¿Vamos? El regocijo es el alimento de los pobres. ¿Escuchas? El mundo es todavía hermoso. Los pájaros pían en sobre mi tejado. ¿Anybody home? Cuando el mañana sea hoy estaremos riéndonos de nuestros triunfos. ¿Las derrotas dices? Esas mi querido no existen. Podré perder todo lo que quieras pero al final habré ganado incluso a la muerte. Nothing else matters.

viernes, 8 de abril de 2016

El afuera

Cuando enfermé pedí que nadie se fijara en mí. Pedí ser lo libre que siempre fui. Hacer de mis ganas lo útil cotidiano. En algún momento me volví dependiente. Era cómodo sentarse a la mesa y comer sin haber obtenido un logro más que el hecho de seguir existiendo. Pedía, gritaba, exigía. Todo me era dado con sólo mover un dedo. La tiranía es una forma muy cruel de violencia. Golpear con palabras. Después bla bla bla. Pasó el tiempo. Vuelvo a los orígenes cambiados. Retorno a mi independencia. No del todo por obvias razones. Mi territorio no es más grande de cincuenta metros. No hay más -porque así lo pedí- desayuno servido. Ni malas caras ni triquiñuelas baratas para obtener un algo. Vuelvo al camino recto. Valerme por mí misma. Eso sí después de tomar la pastilla para caminar. El antidepresivo, la cápsula para dormir, mi café, un pan. Tiempo suficiente para salir del off y listo. Vuelvo a ser yo. La independiente Flor. La misma que antes fui. Con el plus de una bola de acero atrapando mis pies. ¿Quién dijo miedo? Miedo es quedarte inmóvil con una niña agarrada de la mano en mitad de la calle. Con un pensamiento girando por la cabeza: El mundo es tuyo. Sentir el valor correr en las venas. La responsabilidad es enorme pero es lo que hay. Fácil sería juzgar lo obvio sin conocer las circunstancias. Salir avante con un pequeño escudero poniéndome el pie para avanzar juntas. Eso es independencia, lo demás son payasadas. Nadie debe ser juzgado sin conocer, después de conocer no ser juzgado. Quitándose inmovilidades mentales saboreo ser la heroína de una pequeña. Dejo de temerle al afuera. Me habituo a las circunstancias. Una batalla más. ¿Quién dijo miedo si para morir nacimos? En el inter vivir. Eso es lo que hago. No te preocupes, hay un algo que nos cuida cuando es menester hacerlo. Tener un Ángel de la Guarda real no todos lo pueden presumir. Con decenas de caras y manos está pendiente de mí, de nosotras. Suertuda que soy.

jueves, 7 de abril de 2016

Que te vaya bien por favor

Balas de apellido daña como una bala de verdad pero sin matar. El poder dado por el dinero hace que la humillación sea un algo cotidiano. Palabras hirientes del otro lado de la línea. Transitamos como zombies en un mundo de vanaglorias falsas. 
Huí de tres sitios llevando en la frente el estigma de no ayudar. Flagélome tres veces y huyo sin que nadie me vea aunque el ciberhermano plasme que estuve ahí. 
Lancé dos anzuelos para ver cuál de los genios caía en mi ayuda. El uno no picó, paso de largo con su sonrisa de conmigo no cuentes. El otro tan alegre me pregunta cuál es mi afán.
Dicen verdades a medias para protegerme. Prefiero la verdad aunque dicen que de absoluta nada. 
La semana iba corriendo pero se detuvo en jueves. Amanezco con cara de viernes. 
Cuando sueño y me hago ilusiones el deseo revienta como pompa de jabón. Atrapar el agua entre los dedos es lo mismo que creer en los milagros. Escasa de fe camino la vida. Le pongo el "nunca" a la realidad. 
Tienen que obedecer. Tienen que obedecer. Tienen que obedecer. Lavado de cerebro para mis pies. 
Balas llama, levanta la voz, me agrede su tono. Respondo "Si señor" por educación. Si lo tuviera enfrente le patearía los huevos. A mi nadie me dice lo que tengo que hacer. El adjetivo o lo que sea le queda grande. Tengo a un sabio como maestro. Intermitente como las veces que hablas de mi. Cuando pienso lo que digo no digo lo que pienso.
 Laura y sus minifaldas la alegran. ¿Cómo andas por la vida con esa falda tan corta niña? A La Bella suelo llamarle Laura. ¿Cuántas veces te has cambiado hoy muñeca? Seis abuela. 
Gracias por incluírme en tú articulo de los martes. 
Sorprende la capacidad que tengo de no ver los focos rojos. Alertas pasando de largo. Luego un hálito de realidad cae como bomba sobre mi cerebro. Ato cabos sólo para darme cuenta que me he vuelto lerda. Entendí porqué la gente en su desesperación comete un ilícito o se vuelve puta. Cuando el dinero está escaso las ideas abyectas corrompen los destinos. 
Abstraído en tú mundo me dejaste sola. Aprendí a vivir sin ti. Flor Satélite inhibe las formas. Las ganas de pertenecer a algo me obligan a hacerme a un lado. 
Le dije "No te preocupes, de hambre no me voy a morir". Salió dando un portazo. 
Venga compañeros a despertar con una sonrisa. Inventé un paso de cebra con zapatos. funciona para mi pero Los Habitantes tropiezan con ellos. 
Ella y yo esperamos que pronto despierte de su letargo de amor. 
Podría ser ladrona pero me tiemblan los pies. Podría ser puta pero me tiembla la dignidad. No se rían, en las artes amatorias caben todas excepciones. 
Él siempre me machaca cómo solucionar mis apremios cuando de dinero se trata. No puedo darle un problema más, bastante tiene con los suyos. 
¿Te imaginas a Natalia y a mi de bandidas robando a los ricos para dar a los pobres? Bueno no, nomás para vivir el surrealismo de la vida de una MaLquEridA. 
Aquí me bajo. 
No se admiten malas interpretaciones. El mundo es como es. No estoy dando lástimas, nomás escribo lo que pienso. El "pobrecita" no tiene cabida. Los problemas se habrán de resolver. 
Sigo caminando. Nadie arruina el día de nadie. No te dejes influenciar por el tono. Te regalo un trocito de mí, todavía tengo suficiente. Si algo me sobra sin alardear son ganas de seguir viviendo. 
Hace mucho Tú y Yo dejamos de ser. No no no no esto no es personal. Esto son letras y nada mas. Al rato quizás ponga remedio a mis faltas de ortografía. Tal vez tenga ganas y firme mis letras suicidas. Al rato. 
Es jueves y los jueves como los martes irradian deseos de pasar de largo. Las mariposas libres vuelan en busca de otro edén literario. Yo mientras señoras y señores virtuales me voy a dormir. ¿Llegaron hasta aquí? Ser masoquista no es bueno niños. Aí se lo haigan. Si miran bien todavía hay esperanza. El primer objetivo es salir a comprar leche. Ella y yo. No se asusten, los molinos de viento no hacen daño.










miércoles, 6 de abril de 2016

Mi color favorito es el cielo

La ciudad tan odiada por unos y amada por otros está vuelta un caos. La contingencia ambiental ha deteriorado el cerebro de los políticos no atinando a decir nada coherente. Ponen en marcha el Hoy no circula doble -caduco e ineficiente-. Dos días dejamos de circular sea nuevo o viejo nuestro coche. Además hay que revisar qué sábado y qué domingo nos quedamos encerrados en casita. Si seguimos bajo este sino ¿cómo voy a llegar al hospital el día de mi cita si vivo al otro lado de la ciudad? Las autoridades dicen una cosa, luego se retractan. Luego que siempre si. Luego que mejor no. En un miércoles de calor sofocante -apenas amaneciendo- no sabemos de bien a bien quién puede circular. En esta ciudad donde el peor enemigo es la policía -a Barry es la segunda vez que lo asalta la misma quitándole celular -su herramienta de trabajo- robándole además el dinero que sería usado para el pago de algunos servicios y medicinas. ¿A quién vamos a acudir ante un peligro? Confío más en mi vecino el asesino que en ellos. Mientras los políticos infames sacuden el cerebro para poner a trabajar la única neurona que les queda -con todo y que diario mueren muchas mías, razono más que ellos-. Dicen que ya no hay pobreza extrema. Los paupérrimos se convirtieron en pobres y nosotros hemos pasado a ser medio miserables. Concluyendo, hoy tengo una tarea por demás complicada. Informar a Barry de los recibos de pago llegados ayer. Le daré de regalo atrasado un "Cielito, tengo tres pastillas para terminar la quincena". Hoy despido mis buenas madrugadas. Como dice la muñeca: No pasa nada linda, todo estará bien. ¿Y si mejor no lo agobio con tanta cosa dejo que la vida siga? En el nombre sea de Dios y su santo nombre. Espantemos las nubes negras. Pensamientos nocivos como pájaros de mal agüero. Me acojo bajo el manto protector de La Bella: Mi color favorito es el cielo. Su presencia hará un nudo al hilo delgado de esta vida donde ya no veo lo duro sino lo tupido. Vida azul. Lazo de amor infantil. Vayamos de la mano como ayer. Eres la más favorita de todas mis abuelas favoritas. ¿Cómo no quererla?

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje