viernes, 29 de enero de 2016

Musa sin retoques

Ustedes que saben ¡Oh ilustres conocedores del verbo y la gracia! díganme qué se hace para no sentirse perro sin patas cuando alguien ofrece su ayuda desinteresada. Samaritanos envueltos en papel celofán. Sin dobleces. Por el placer de ayudar nomás. 
Menguadas mis fuerzas balbuceo un no quedito. Sin fuerzas digo. El tesoro que me veo obligada a aceptar -no se trata de ser maleducada- palpita entre mis manos, no vaya a ser un sueño. Un respiro mientras llega el siguiente golpe. 
El orgullo mide el triple de mi estatura. Ogrina de amor se muere. Nadie puede vivir en la premura del tiempo. Si lo merezco o no es la incógnita a resolver. No me sé pequeña ni débil por eso no quiero aceptar lo que me dan. Me muerdo uno y la mitad del otro. 
Sentada en mi nido observo y escribo. ¿Por qué me cuesta tanto trabajo aceptar la ayuda? Y mi psicóloga favorita tan lejos de mi. 
Rueda fortuna. Digan click o no. 
Hablen ahora, aún queda tiempo. Dirijan este barco a la deriva, pero... sigo siendo el capitán en este mar de brumas. 
¡Hablen poetas! Ilústrenme nobles caballeros antes que me estrelle en el dique de la resignación.



lunes, 25 de enero de 2016

Por un si acaso vuelves

Ya pasó todo, a lo que sigue. Dale a las tragedias y al amor el tiempo suficiente para morir y fortalecerse. En ese orden.

Todavía tienes dedos y fuerza y letras e ideas e imaginación y actitud y una hoja blanca y poesía de esa tuya tan mal escrita y tienes cielo y ojos y camino y un alto y un siga y tienes demasiado y nunca poco. 
Tienes un siempre y un antes. Tienes un mar de olas sin bautizar y un poeta disidente y un amigo a la  espera por ti y un jamelgo de patas chuecas y mucho por leer y un retorno ineludible y un te amo aplastante y diatribas inteligibles y palabras por rescatar, desayunos que compartir. Volcanes para escalar y una mentira qué explicar.

Tienes celos.

Y un para siempre sin comillas y sin caducidad y un y interminable. Y unas pastillas no inventadas y una bicicleta sin recursos y un libro no escrito y me tienes a mi que no es mucho pero es todo lo que tengo.

 Tienes dudas agónicas y tres dedos de frente.

Tienes huellas que seguir y un pantalón por estrenar y unas horas flojas y manecillas sin rumbo, semáforos sin alto y ¨que le den por culo¨ para entender y un cielo por rescatar y un infierno que compartir. Tienes dos mejillas rotas y un miedo recién adquirido. Un saco de deseos y tres clavos que quitar. Tienes una deuda permanente y los bolsillos vacíos. Mil textos para editar y todos para  borrar. Un ¨dónde estabas¨ mudo y un ¨aquí para siempre¨. 

Tienes un nuevo brillo en los ojos.

Tienes un Tú y Yo por existir y tres poetas desmemoriados y ropa para planchar y besos por redactar y revivir líneas muertas y un dios para que te explique y unas luces que apagar y otras que prender. Y una luna para asombrar y un sol que no calienta. Amigos que se van y muchos que se quedan. Gestos por descubrir, orgasmos sin construir. Vorágines para detener y piedras para tropezar. Tienes una orden y tres para obedecer.

Tienes todo y tienes nada. 

Mira tus manos escribiendo. Una cabeza pensante, un estómago pidiendo desayuno. Tienes un ¨maratón¨ por delante. Y una nieta como ejemplo. Una medalla para ganar y un no sé para pensar.

Tienes y eso lo dice todo.

A lo que sigue, los lunes no desmenuzas reflexiones.

















domingo, 24 de enero de 2016

Por el costillar y otros tumbos

Esta segunda crisis me ha dejado molida. Siento como si una aplanadora hubiese pasado por encima dejándome como propaganda inservible que meten por debajo de la puerta.
Hojita aplastada. Chonchita pero aplanada como tortilla de maíz. De harina no porque esas son gorditas y grandotas. Yo soy chiquita como señora pero chiquita. Dicen que lo bueno viene en envases pequeños. Yo más bien digo que son pendejadas para disculpar el no haber crecido más. Pequeña por herencia gusto de perderme en el cielo con aroma de nubes.

¡Ay mi cuerpo! 

Me duelen las costillas y la raíz del pelo. Las piernas y su perdida vanidad. Me duelen los brazos y cada uno de los dedos. El píloro y las consecuencias. La cara y su vergüenza. Admito que me apena que mi familia me vea deforme. Yo no soy esa. Yo soy más bien de cara bonita. Los entuertos me aniquilan. Mis dedos gordos son proclives a permanecer rígidos como soldaditos de plomo. De esos con los que nunca jugamos. Me duele la mente y la memoria. Quien sea que fuese que se apodera de mí me deja exhausta. La vida no se quiere morir. Pinche necia déjame en paz ¿no ves que ya me cansé?
Lo que más lamento cuñaos es que mi familia me vea sin control de lo más mínimo que es el pudor. Y Barry dice: No pelees Chiki, te puede hacer más daño, ¿qué hago yo sin ti? Y luego Laura agarrada de mi mano. Lastimo los frágiles dedos. Tranquila mami, tranquila. Y luego Bruno. Niño-grande gestando chistes en el camino para hacer reír a mamá.

Me duele el ostracismo sumergido en Levodopa.

Barry caballero valiente. Barry héroe. Voy corriendo. Espérame aquí chiquita. Dulcinea mallugada. El Quijote no espera por ti.
El dios de Barry ignora que existe o a lo mejor es sordo. A lo peor tampoco existe, de ahí el mutismo embriagante. Barry sin mi o yo sin él. ¿Puede existir semejante historia? No la concibo. Un día seré el punto y aparte que se resiste a escribir. Lo lamento estaba enojada. Serpiente piel de niña celosa. Lo veo dormido, cansado después de luchar conmigo.

Y luego Laura se sale de mis brazos para regresar con una sonrisa triste. Ven conmigo preciosa, aquí estoy.
El niño-grande nos hace reír. Cuenta de todo y nada. Y luego se va con una caricia dejada en mi cabeza dolida. Te amo má.

Merecían mejor suerte. 

Epopeya familiar. Ninguna baja por hoy. Yo no soy así. Soy un poco más bien bonita. El demonio que me habita no aprende a maquillarse. Chucha cerrera sin afeites pero con un toque de cultura general.
Bonita soy, más si eres ciego o pasas por un avión verás que si.

¡Eso! Mi epitafio será: Aquí yace Bonita nomás que no van a saber qué era el despojo de huesos asomándose por la tierra. Sembrada de ayes nadie entiende lo que pasó. Humano o perro.

Creo que el dolor de costillas es mas fuerte que el de huevos, digo, es lo que dicen porque de huevos no sé nada. Hablando de huevos y de ganas, ¡Paren la vida, necesito tomar aire! Los pilares que sostienen esta tragicomedia se están resquebrajando, necesito hacer algo. ¿Alguien tiene un poco de valor que le sobre? El mío se acabó el sábado en el sillón de la marmota. Lugar más cercano para descansar los embistes de un toro llamado pp.

Ay mis costillas. Click o algo así.

Somebody to love.















sábado, 23 de enero de 2016

Asalto a la inmortalidad

Si sigo actuando como ayer me quedaré más sola que un calcetín sin par. ¿Dónde lo habré dejado? Esa manía de lavar la ropa nueva ha hecho que se pierda su compañero. ¿Los calcetines sufren de soledad?
Una vez leí que debe lavarse la ropa recién comprada para quitarle excedentes de yoquésé. Todo trapo nuevo que caiga en mis manos pasa por la lavadora antes de ser estrenado.
¿A quién le interesa hablar de métodos de lavado a estas horas malditas? Perdón perdón benditas diré. Pronto celebraré el primer año de la alergia en mi cintura. Vamos vamos no te asustes, un año se pasó volando o ¿a poco lo sentiste? Tú tienes la culpa por nacer tan delicadita de piel y de todo. Pobre pero delicada. Vaya cosa.
Tan estoy así quién sabe cómo que los placebos ya no surten efecto. La idea de lanzar un grito de guerra cuando es menester hacerlo no le viene bien a nadie. Siquiera gritara quedito como dicen que hablo. ¡Ahhhh! parezco Tarzán en bancarrota.
Doy la espalda al mundo leyendo detrás de mi ventana. ¿Lagartija dijiste?
Tengo hambre, hacía mucho que el insomnio no me atacaba. Mi gato está enfermo. Se me antoja un café pero me dan miedo los bichos que veo pero que no existen. El otro día estuvo a punto de darme el supiritaco. Vi una bola negra correr hacía la puerta de la cocina. Los ojos estuvieron a un tris de saltar del puritito susto. Dios te salve María, llena eres de gracia... Estuve a un casi de arrojarme a los brazos de Barry a que me defendiera de ese ente. Fue un casi que se murió como las ganas de todo. ¡Barry! ¡Barry! ¡Por dios! ¡Eso! Tranquila mi Chiki es Benito que le agarraron las urgencias.
Confieso ¡Oh hermanos míos! que los calzones se me hicieron yo-yo. ¿Te dio miedo? Miedo es querer ir al baño y no poder llegar. Eso es miedo señores y no payasadas. La dignidad no debe dejarse escurrir por los pantalones recuerden.
Amor sin límites ¿Eh? Tú dijiste. A mi que me esculquen, soy inocente de casi todo.
 Los placebos para el amor dejan de surtir efecto los viernes por la noche. Cinderella Star sale del recuerdo regurgitando ataduras de oro. Encadenada al lecho de amor ve pasar las horas alumbrada por la luna metiche colándose por entre las cortinas. Transgresora inmortalidad pasa de mí, nadie te tiene presente.
La memoria sigue viva, neuronas a disgusto se niegan a abandonar mi cerebro. Señoritas por doquier. Quiero un café. Quiero ir al baño. Quiero levantarme. ¿Por qué la espera es tan larga y el deseo de llegar tan corto? Porque el querer no necesita más que eso. No basta que uno quiera. Mira no puedo abrazarme a mi misma. ¿Alguien? El amor no hace hueco en la almohada. Ya lo dijo Dios o alguien: Levántate Lázara y anda. Y andó. ¿O era anduvo? Npi es muy temprano pa' andarse haciendo preguntas tan pendejas.
Mañana habrá un regalo esperando por ti. Prostituta del deseo que cambia nada por todo. ¡Silencio! Calla Shhh "el amor no admite cuerdas reflexiones". ¿Quién dijo esto tú? Sepa la bola. Obvio Enrique no. Ni tú. Ni yo. Ni nadie. Creo que fue Neruda o su madre sabe quién.
Me voy a levantar ¿se les ofrece algo? nomás rapidito, estas horas no son pa'ndar embarrando querencias por los rincones. Usté que de amor se muere écheme un poco al olvido porque yo ya me fui sin dejarle un beso en el desprecio.













martes, 19 de enero de 2016

No hay que desperdiciar las ganas...

De si no hay con quién las manos son de gran ayuda. De como dice el semidios de Sabina: ¨el onanismo a mi edad es más recomendable que el sexo entre dos porque ahí nunca hace uno el ridículo¨.
De cuando te dicen estuvo bonito el sábado. Escucha, los mohínes no son aptos para los risueños, guárdalos para hacer reír a Natalia.
Lueguito los blasfemos se arrepienten de meter la pata y te hacen chistes obscenos. 
Que la mano de una parkinsoniana sirve muy bien para... putos todos los que piensan aquello. Mis manos son cuasi santas. Excomulgada del paraíso por sí misma. Olviden metáforas intransigentes, estúpidas violaciones a mi candidez mental.

Hablo de dormir ocho horas seguidas. De aprovechar la noche que para eso se hizo ya cuando el amor está al lado de tú cama. 
¡Espera! 

Hablo de frases lapidarias. ¡No quiero estar contigo! 
-tá güeno ya entendí pero no hay otra opción. Se trata de ti y de mi. Bien mirado tenemos nomás dos sopas: nos la comemos o la derramamos.
En época de crisis mi niña -ni en ninguna otra- se tira la comida. Prestas pues a hacernos la vida llevadera, toma tu cuchara que yo con la mía comeremos lo que nos toca con sendas sonrisas como si nada nos doliera dentrito del corazón.

Y luego vas y me dices: Tienes cara de enojada aunque estés contenta ¿verdad? Ay dios mío me hubieras dado la capacidad de sonreír por todo y para todo pero no, pusiste en mi chip. serás diferente y mira por tu culpa todos me dicen enojona, perdona alguien debe cargar con eso ¿no?

¿Y si me regalas Papá Goriot? digo, dijiste que te lo recordara. Tardé unos pocos-muchos minutos en saber quién eres, tonces ya stá. ¿Pa´ cuándo lo espero hermanaza?
-Toma todo lo que te den- dice Barry
Venga pues, 
acepto gustosa.

Hablo de resolver las cuestiones médicas. Anda anda eres una chucha cuerera en ello. ¿Qué te pasó cucha? Nada. Hablaste más fuerte que la voz del otro lado de la línea y dobló las manitas. Lograste que si bien la cita no fuera pronta, no tuviste que esperar otro medio año para la extra. Ora ya nomás falta anotarla en algún sitio que no tenga igual que tú la memoria de chorlito.

¿Lo dices o lo digo?

Pude caminar inconscientemente hasta el patio sin detenerme de nada. Para los conocedores de la vida contrita de la MaLquEridA esto es un logro mayúsculo y se alegrarán con ella. ¡Echen campanas al vuelo! y si no pues no, tampoco es para tanto.
MaLquEridItA caminó inconsciente sin ayuda. Lástima que cuando reaccionó los pies volvieron a ser de plomo.
Para los que no saben, la dueña del blog es un robot.

Bueno ya, le dejo aquí. Los Tres Huastecos han empezado con entusiasmo la alharaca matinal que ya la quisieran los burócratas de turno al comenzar sus labores.
















viernes, 15 de enero de 2016

El rincón indómito de las amantes confusas

Olvidé que tenía cita con el neurólogo el once de enero. He revisado el carnet, está marcada como "extra" o sea urgente. Lo que no entiendo es por qué lo era.
Estoy bien, normal.
Pregunté a Barry, tampoco recuerda. Hay olvidos que son necesarios.
No pasa nada total ¿qué más podría pasar que no haya sido ya? Llamaré y listo. A lo que sigue.

Tengo un encargo por cumplir -hablando de otra cosa- hacer un escrito, una especie de spot publicitario para Ricci. No se me ocurre nada. No funciono por encargo. La mente se bloquea. Prendo la computadora. Me quedo en blanco. Comienzo a distraerme. Abro el blog. Quito artilugios, añado otros. Soy constante en los sentires. Borro frases que después quiero recuperar. La mente las ha desechado prontamente.
Salgo del blog. Vuelvo a abrir la página en blanco. Nada. El hada de los cuentos ha escapado por la rendija de la aproximación.
Pido ayuda a Laura pero tiene tanto trabajo. Es muy buena escribiendo tanto que lo hace en varios sitios en internet. Dice -Si mamita yo te ayudo, dame sólo un poco de tiempo-.
No tengo salvación. Para una pp el tiempo es oro y sin embargo... Hablaré con Ricci. La lejanía con Los Apellidos Ilustres no tiene vuelta de hoja. Todo está dicho.

La alharaca de Los Tres Huastecos me distrae. Panchito está enseñando a hablar a Silvio. Sabina repite un "hola hola" que no cesa hasta que le respondo. Babo Alejandro se pone a aullar. Benito Tiki esconde la nariz debajo de mis piernas. Natalia pide atención. ¿Puedo quitarme el suéter abuela?
En la puerta de la cocina se asoma un Calixto dubitativo, el manjar sobre la mesa llama poderosamente su atención. El caos en casa es eso, caos.

Entro a Twitter, ya no hay manera de concentrarme. La televisión ha sido apagada permanentemente. Las noticias ya son viejas. ¿Abuela puedo quitarme el suéter? Hablo con Él por whatsapp. Tengo el título para mi post, soy una genia. ¿Todavía tienes blog? Errr no no, ya no lo tengo es para mi diario personal . No le gustan los poemas que escribo, menos si  no son para él. El amor tiene límites o no.

Barry un día me dijo que soy poeta.
Lo acepto viniendo de él, puede decirme lo que quiera menos que no me ama. No lo resistiría. El amor entre nosotros va más allá de lo entendible. Los poemas fueron hechos para estamparlos en la piel. Son unitarios. Nada es para dos.
En ocasiones le escribía versos por las noches pero lo cansé supongo porque un día me dijo "chale".


He enviado mensaje a Ricci ofreciendo disculpas por el escrito no hecho. No ha habido respuesta.

Hay asuntos inaplazables como bañar a Natalia. Hace mucho frío. Me enteré que allá por los lugares donde la MaLquEridA creció, ha caído nieve. Ni por esas quiero volver.
Abuela si no me dejas quitar el suéter te voy a decir siempre vaca. ¿Eh? Muero de risa. Otros y otras pondrían el grito en el cielo. A mi me hace reír. Una niña como ella no me ofendería con eso. La Bella es La Bella y con eso quede todo dicho.

La vocecilla de Natalia me ha regresado a este mundo.
¿Por qué era "extra" la cita? Npi.
Debo bañar a La Bella. Debo bañarme, tomar la primera dosis para desrobotizarme pero antes de todo desayunar.

El reloj no para. Las manecillas se corretean mirando mi desconcierto. ¡Pronto! ¡Pronto!

Es viernes, no me he levantado, la niña ha despertado siendo una mini-yo y mira la hora que es. No importa, pongámosle diversión al asunto. Juguemos con el tiempo y la paciencia, para todo hay vida. Adrenalina al cien por cien.

Yo quería hablar de las amantes confusas y héme aquí perdida en un mar de letras que bien miradas algo hay de ello.


Click


(Editado después que la casa retornó a la calma chicha).













sábado, 9 de enero de 2016

Me mira ternura

Angélica abraza fuerte. Besa mi mejilla. Me mira ternura. Habla mucho para no dar paso a los silencios incómodos. Dice que volveremos a hacer ejercicio como antes. 
Bailaremos saltando sobre el banco. Si ella aguanta toda la melodía no puedo quedarme atrás.

Angélica mira ternura el cuerpo encorvado de su entrañable amiga. Da palmaditas en la espalda. Cantaremos y correremos a un punto inexacto dice y me mira a los ojos colorados de emoción. 
Angélica. Instantes alegres. Pláticas de amigas inspiradas en una vida en común. El tiempo ha olvidado pasar por su vida. Sigue tan igual.
Vivía frente a mi casa. 

El esposo se impacta. 
No por mi seductora belleza sino por verme tan así. Abraza mi pena. Besa las mejillas sonrosadas. Esfuerzo por mantenerme erguida. Habla, me dice, me cuenta.
Devoto de la virgencita tramita su pensión. Dice que me veo bien. Incrédulo ilumina mi rostro con frases cortas. Ayeres absolutos sin vuelta de hoja.
Sorprendido murmura ¨todo irá bien¨.
Si.

Besos amorosos de la viejita. 
Carmen me abraza, beso aparte invita a degustar la comida que nos preparó por el gusto de vernos después de tanto.
¿Quieren más? ¿Les gusta el atolito de masa? Coman coman anden sin pena, esta es su casa. 

Valentina abre los brazos. Camina hacía mi sonriendo. Aprieta la alegría de verme contra el pecho de su siempre tímida amiga. Éramos exactamente diferentes. Tímidos entrecejos. Rumiantes a la moda.

Tanto todo ha cambiado. El viento sopla de frente. Momentos dichosos. 

Las amigas de antes sorprendidas conmigo. Apoyada en el brazo de Barry escucho atenta. Metáforas del saber. Resabios oportunistas. A las claras vivo. Obsequio la mejor de las sonrisas. 
Me voy sintiendo en mis espaldas las miradas ternura de gente que me hizo más feliz de lo que era.

A estas alturas de la vida los pies se han enraizado en la tierra. Imagina niña cuadros negros y blancos. Pisa negro-blanco. Negro-blanco. Con cuidado no te vayas a romper. Cierra los ojos. Déjate llevar.

Angélica me mira perderme entre los árboles flacos. Titanes crecidos bajo el influjo de los niños del barrio, mecen las ramas en señal de despedida.
Ojos que te vieron ir...
Me verán volver.
Reconozcámonos en el ayer.

Versa el amor. El mundo es otro. 


















Fui musa del Cantor de poemas alucinantes.

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.
Es beso de agua
y luz de ciegos
en el desierto diario.
La leo y me leo.
La leo y la siento.
La leo y la quiero.
Vamos de la mano
desconocidos
y alejados
por los caminos
rotos y astillados
de la vida cansada
y del tiempo huraño.
Refunfuñamos por todo
y hasta en el infierno
tienen miedo
de que un día aciago
lleguen nuestros pasos.
Chocamos con mil horas
arañamos las rutinas
odiamos la compasión
nos dan risa los ángeles
y mucha pena los diablos.
Nos cansa todo
y más que nada
el resto de los humanos.
A veces herviríamos
a los que nos rodean
y otras daríamos la vida
por hacer reír a un chavo.
La Malque es un corazón
de sol escondido
y mil silencios largos.


Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.