Páginas

viernes, 26 de agosto de 2016

Sirenas te de Dios que de lo demás yo me encargo

Hace tiempo cuando ataviada como Cinderella Star devoraba el mundo que solita puse a mis pies, pensaba que esto jamás me sucedería. Que aquello no sería permisible en mi vida. Que eso no tenía cabida en ningún instante de mi secreta existencia. Cinderella Star se mofaba de lo ridículas que podrían ser algunas situaciones. En mi mente no fueron permitidas por considerarse abyectas pero el pez por la boca muere y yo siendo una hermosa sirena de pelo negro ensortijado caí como mensa. Soy una "pescada" mensa. Orate y circunspecta. Quién quiera que haya conocido a la "pescada" de minifalda y botas de gamuza no creería lo que ve en este momento. La soberbia me abandonó, el orgullo me traicionó, la lucidez se está yendo en el tren de las ocho. Mi sensatez se perdió en tus letras. Me acordé de una frase de Astrid Hadad pero nah no la voy a citar porque siempre lo hago cuando hablo del corazón. Como sea, si Dios existe y se acuerda de mi se ha de estar muriendo de risa. "Me río de la risa que me da reírme tanto". Heme pues aquí pensando en la bola de tonterías que dije no me sucederían pero que el destino, la vida o el puto -perdón- karma se está cobrando. De todo ello que dije rescato el valor con que le di cada mordida al mundo. Eso me salva de al menos no morir como una tipa cualquiera. Todo serë menos cualquiera. N'ombre, faltaba más y sobraba menos. Tanto trabajar para formar mi propia e irrepetible personalidad para terminar siendo una flor cualquiera. Flor silvestre que en todos lados se da que no es lo mismo que me doy. Si hasta eso elijo bien dónde voy a quedar. Como sea, sin venir al caso -y antes que el olvido lo borre- de última voluntad pido ser incinerada para no ser banquete de los gusanos -mi némesis- devorando lo mucho que de carne tengo. Dios si existes procura que mi familia no olvide incinerarme y tirar las cenizas al mar pa' que los peces me coman. Renacer metida en la panza de una hermosa e inmortal sirena pero ahora -obvio- de pelo blanco y rizos escasos que sólo asome las narices -los peces no tienen nariz pero yo si- en las noches de luna llena para que el poeta -alguno habrá que se enamore de mi- me dedique sus tristes poemas de amor que nunca fue. Si el karma existe, estoy pagando a precio de oro cada palabra que dije. Y si no existe ¡que alguien me explique! (Voy a buscar en mi almohada la paz que necesito para no morir en el último intento). Abur

21 comentarios:

  1. Al puto -perdón- karma que le den.
    Serás una sirena que encandile en las noches de luna,y sin necesidad de cantos,a un poeta mago.Lo digo yo y punto.

    Nos vemos en la marea,con las minifaldas.
    Un beso de pececilla.

    ResponderEliminar
  2. Cualquiera nunca serás, eres única y especial, siempre, con minifalda o sin ella.

    ResponderEliminar
  3. Lo que ayer fuimos nadie nos lo quita, y tampoco lo que hoy somos.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya, hasta el más pintoresco karma quedó obsoleto para predicar ni una sola verdad.
    Ni pasada, porque el tiempo hasta las verdades convierte en polvo, ni presente, porque ahí está el error.
    Sigas, pues, flor de flor
    y alienta versos. (Dios, según se mire, no existe pero respira por branquias)

    Besossssssss

    ResponderEliminar
  5. Ya me gustaría a mí, en mis mejores momentos, tener la mitad de la lucidez que te quede después de esa que se marcha en el tren de las ocho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo también quiero cenizas.
    Y mar.
    Mira que si nos reencarnamos cerca...

    :P

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Tu deja de cavilar por un tiempo, vida puramente contemplativa, a lo mejor te sienta bien... :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  8. Lo que te diga, no es importante, porque lo importante, lo llevas dentro. En tu corazón. Donde habita Dios.
    Ay, Malque, si supieras cómo te entiendo, te entiendo muy bien ... te entiendo ...
    "Voy a buscar en mi almohada la paz que necesito para no morir en el último intento" ... qué importante es la almohada, la intimidad, donde sólo llega Dios ...

    Muchos besos, estamos en Sus Manos y eso es lo realmente maravilloso. En las mejores Manos :))

    Y para Bella, muchos besos para Bella :))
    Abur, jajaja, son buenísimas tus despedidas, me encantan ...
    ¡Abur!
    :)

    ResponderEliminar
  9. Nos debemos un café en en mar

    y (yo al menos )recordaré esta frase

    Me río de la risa que me da reírme tanto



    Le has pegado buenos mordiscos a la vida, no es consuelo pero hay quien ni siquiera la olfatea


    besos mi bella sirenita; de mi orilla a la tuya

    ResponderEliminar
  10. Tú eres y seguirás siendo siempre esa hermosa sirena. Y para morirte te falta mucho. No creo que estés pagando ningún karma, porque eres noble y maravillosa. La vida es así, nos llegan situaciones muy dolorosas, aún inmerecidas.
    Un abrazo muy grande. Te quiero, Flor de María.

    ResponderEliminar
  11. Tú no eres cualquiera. Nunca serás cualquiera, ni aunque quisieras. Besotes!!!

    ResponderEliminar
  12. Bueno Malke que por el puto Karma todos iremos al mar en cenizas. Al menos te encontrare por ahi. Si ves algun pez que salude sere yo. Besito!!

    ResponderEliminar
  13. Qué cosa...
    Que diferentes circunstancias pasamos y sin embargo, me siento tan identificada...
    Ojalá que los vivos se acuerden de lo que queremos que hagan con nuestros cuerpos; pero lo más probable es que ya no importe.

    ResponderEliminar

  14. Con permiso de 'MaRía', coincido en lo que tan acertadamente te dice:

    "Le has pegado buenos mordiscos a la vida, no es consuelo pero hay quien ni siquiera la olfatea."

    Un beso y un cálido abrazo!

    :)

    ResponderEliminar
  15. Sirena que enloquezca a poetas y marineros, estrella que ilumine el recuerdo, vela en la oscuridad, cobija en el frío invierto y orquídea de imposible belleza, ninguna de tus palabras cayeron en tierra árida.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Yo me pido resucitar... y como Él, por amor, pero no solo. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  17. que encuentres lo que estás buscando....
    besos

    ResponderEliminar
  18. Nunca serás una flor cualquiera, ni por mucho que lo intentes...

    Besos, carnalita.

    ResponderEliminar
  19. Has tenido muchos momentos buenos y malos, pero la vida continúa a seguir viviéndola lo mejor que puedas.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje