Páginas

miércoles, 11 de marzo de 2015

¿Cómo saben los pájaros que es de noche?

¿Las manchas caminan? Por mi ventana han pasado dos. No tenían forma, redonda quizás. Una subiendo como nube negra y la otra pasó nomás como verso disecado agarrándose de las cortinas.
Para mantenerme despierta imploro mis memorias idas. Hace ratito recordé cuando me enseñaron a hablar con educación. Se dice ¨Sí señora¨, ¨No señora¨. Me enseñaron a comer con cubiertos no una cuchara para todo. En esa época me enseñaron que hay ropa para invierno, para verano para cada estación del año. Hay para salir, no un vestido lavado cien veces. Nunca me molestó ser pobre. Lo que me dio en la madre fue dejar de ser rica. Dios no le da alas a los alacranes. El mundo perdió una tirana y ganó una señora melancólica. Cuentacuentos en desuso está olvidado.
Aprende a escuchar, no interrumpas a tus mayores, no seas mal educada. Blah, sólo quería dar mi opinión. 
Flor de María, lava esos calcetines o no tendrás para mañana y le tallas bien los talones con jabón de pasta, que no queden percudidos o ya verás. Los dejas un rato tendidos sobre las piedras pa´ que les de el sol. Calcetines, calcetas blancas con una liga pa' que no se te caigan. ¿Me prestas los tuyos? 

Los pájaros de la azotea de mi casa han nacido ya. Su piar mañanero desquicia a su padre quien parado sobre la antena respira libertad sin hijos. La madre pájaro recolecta lombrices que la lluvia de anoche sacó de paseo.
Otra vez han dado las cuatro como ayer, no creo poder vivir en vigilia eterna. 
Los padres y el poder violatorio que se toman porque sí. Por ella hay que hablar. 

Los cuadernos son todos igual. Los Scribe no. 
Me decían obedece, calla, no preguntes, no cuestiones. La vida es así. Hay dos clases de gente -lo acepten o no- pobres y ricos. Tú eres pobre ¿verdad? ¿Y entonces que haces aquí? Las barbies se codean con las muñecas de trapo. Ken infiel. Las mujeres cuando son engañadas les queda el recurso de menospreciar a "la otra". Tú eres más bonita mamá. Se oye que cae una gota pero no consigo saber de dónde. Las goteras de la infancia y su poder de arrullo maternal. Las niñas usan moños. Otro noche más de vigilia. Las películas mexicanas y su decadencia histórica. Nunca es tarde para comenzar a leer Alicia. Los hombres y el poder guardado en su entrepierna. Él no sabe que escribo sobre él. El, la, los, las. Todo se reduce al dinero y el que diga que no es porque nunca ha sido pobre lo que se dice pobre. Yo tampoco. No me llames emo, te lo prohíbo. Las fotografías antiguas sirven para ver qué tan mal te ha ido en la vida o cómo te ha tratado tu marido.

Se aproxima el fin de semana, estrés terapéutico. Come todo lo que puedas pero con medida antes de que te lo prohíban. Los violadores tendrían como castigo ser inmortales para que sufrieran en carne viva todo el daño que causaron. Una y otra vez.
Lo que son las cosas. Me cuesta trabajo empezar a escribir mis ideas, luego ya no puedo parar. En la vida real ningún hombre dice: "Te voy a hacer mía" . Telenovelas estúpidas para gente sin cerebro, con perdón o sin el. 
Ayer -si es que entendí bien- me dijeron humanista. No sé qué quiera decir. En mi escala de noséqué hay bueno y malo. Voy a investigar a qué parámetro corresponde. ¡Mira mamá, tu hija tiene un blog! No se dice "¿Eh?", las niñas educadas dicen "Mande". ¿Eh?
Hoy seré dueña de mi mente hasta las diez después no respondo si empiezo a reír nerviosa. Nunca fui novia de pueblo, ni siquiera de pueblo soy aunque parezca. La frontera entre tus trenzas color negro que, lo siento -no te decepciones- no son azabache.














36 comentarios:

  1. Todos estos pensamientos en una noche de insomnio Esta noche me costó pegar los ojos y cada vez que me pasa, me acuerdo de ti.

    besos

    ResponderEliminar
  2. saber... ese verbo que sólo desvela a los humanos...

    tus "memorias idas" han respondido de maravillas! me encantó lo que escribiste, besos!

    ResponderEliminar
  3. Mal, muy mal los que nos pasamos la noche de imaginaria, pero también tiene sus ventajas, y es que con darle vueltas al tarro y dejar volar la imaginación, la noche nos cunde. Yo cuando oigo cantar a los pájaros, los odio, porque sé que ya esta amaneciendo y sé que he pasado otra noche más en vela. Fenomenal entrada.

    Besos Malque.

    ResponderEliminar
  4. Ojalá algo de lo humano que tienes tú, se le pegara a los que no saben ni siquiera qué es eso. Te amo, mamá.

    ResponderEliminar
  5. Yo no creo que los pajaros se enteraran que era de noche, porque se les escucha cantar. ¿Oye ud.?

    Beso Malque!

    ResponderEliminar
  6. Lindo post, como siempre, un beso para ti.

    ResponderEliminar
  7. Es gracioso eso de tener un blog y llamarlo "Cállate tú". De tal palo, tal astilla. Firmo debajo de lo que dice tu hija, hasta "te amo". Lo de mamá se lo dejo para ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Que bárbara, a eso le llamo yo una superproducción de pensamientos :)
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  9. Me pasa algunos días tener esas noches,pero tu noche al final resulta muy provechosa abrazos miles

    ResponderEliminar
  10. Siento faltar a la palabra que te di.
    Pero necesito alejarme durante un tiempo.
    Que te vaya todo muy bien.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final no faltaré a la palabra que te di.
      Hemos estado hablando Justiniano, Toro, Terremoto Crazy, los locos del manicomio, el Psicópata, el Maestro y yo y hemos decidido que mejor seguimos escribiendo y comentándote.

      Besos.

      Eliminar
  11. Mal, tengo que volver a leer de nuevo el texto.. Me alegra q tengas vidas nuevas en el techo de tu casita :)

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué larga noche de insomnio!, pero muy productiva.¡Vaya repaso del pasado y del presente! Me gusta mucho cómo vas intercalando los recuerdos de los consejos maternos sobre "los buenos modales" y los comentarios sobre cosas presentes. Vas saltando de un pensamiento a otro tejiendo un conjunto interesante con su dosis de humor, a veces negro, a veces irónico, a veces dulce.
    Un abrazo. Y felices sueños.

    ResponderEliminar
  13. es cierto. en la vida real ningún hombre le dice a una mujer "te voy a hacer mía" sin sentirse tonto y dar muestras de una inocencia sin igual pues, ¡cuántas veces la habrán hecho "mía" a la doña. mejor ni preguntar, jajajajajaja

    besos reilones.

    ResponderEliminar
  14. de esas y peores y mejores noches tengo almacenados cientos!!!!
    los guardo bajo la almohada, medio de secreto, jejejjejeje


    besos

    ResponderEliminar
  15. Amiga sabes que le pasó a Toro no permite entrar a su blog.

    ResponderEliminar
  16. Nos enseñaron muchas cosas siendo pequeños. Creo que con el tiempo toca ir viendo cuáles de todas esas enseñanzas realmente son valiosas y cuáles podemos ir descartando. Besotes!!!!

    ResponderEliminar
  17. Son mas bien los pajaros los que saben que es de noche

    ResponderEliminar
  18. los pajaros saben que es de noche porque la luz del sol no los calienta.
    es como los murcielagos no salen de dia y aunque son ciegos prefieren la noche
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Hola Flor de María, uffffffffffffffffffffff, yo si no duermo mínimo ocho horas no soy persona. Vaya aguante que tienes y como le sacas buen partido por no poder dormir.Ojalá que pronto puedas de nuevo dormir y estar bien descansada.
    Cuidaté.
    Saludos y abrazosssssssss

    ResponderEliminar
  20. Tus noches son una odisea.
    Los pájaros son más inteligentes que nosotros.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Los versos disecados que teje Flor de María en su vigilia eterna.
    Besazo por la ironía y el humor que encierran tus letras.

    ResponderEliminar
  22. Me encanta como escribes ¡ Vaya con todo lo que puede dar de sí una noche cuando el sueño se ha ido de paseo!
    Yo he tenido muchas noches de insomnio y la verdad es que da tiempo para todo, hasta de aburrirte por dar con tantas vueltas sin encontrar posición.
    En tu escrito he encontrado una palabra que hacía muchos años que no oía: PERCUDIDOS. La empleas al lavar los calcetines y me has traído a la memoria los talones de aquellos calcetines blancos que llevaba, siendo no tan niña, y que siempre acababan desteñidos de los zapatos
    Ha sido un placer leerte.
    Te dejo cariños en un fuerte abrazo.
    Kasioles

    ResponderEliminar
  23. Hola Bienquerida.
    Siento andar siempre ocupada y llegar a leerte después de tanto publicado, pero voy muy lenta, ahora quedé ausente pero he vuelto a quitar lo del cumple, esto quedará por un tiempo, pero desde mi ausencia, siempre que me sea posible pasaré para leerte saludarte y darte unos minutos de compañía en este tu espacio, pues en mi memoria estás siempre y en mis oraciones también.
    Recuerdos y más recuerdos que acuden en cadena en noches de insomnio.
    Por fin llego aquí mi bien querida, a veces las promesas no se pueden cumplir al pie de la letras por razones varias, pido que tu caminar sea lo más confortable posible.
    Memoria de todo lo vivido acude a tu mente y no creo que yo, pudiera compartir tanto y tan bellamente escrito.
    Un abrazo
    Ambar

    ResponderEliminar
  24. ¡Hola amiga! cuántas cosas tenemos en nuestro particular disco duro... a veces, parece una batidora y otras un flan que no endureció suficiente y se desparrama por el plato.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  25. ¡Hola amiga! cuántas cosas tenemos en nuestro particular disco duro... a veces, parece una batidora y otras un flan que no endureció suficiente y se desparrama por el plato.
    Un abrazo cálido

    ResponderEliminar
  26. Estos caleidoscopios tuyos son de lo más democráticos: aquí están los cristales, elija usted el color con que quiere ver el mundo; rojo si se quiere fijar en el poder oculto en la entrepierna; gris si quiere reflexionar sobre la pobreza; azul para los pajaritos... ¿y las memorias?... yo no sé de qué color son las memorias.

    Un besito, disfruté la lectura. Feliz finde!

    ResponderEliminar
  27. Aunque escapo de los ismos y los istas... creo que humanista es un gran piropo, casi digno de obra.

    Abrazotes.

    ResponderEliminar
  28. Queridisima y hermanisima Flon,

    Como siempre, me atrapan tus primeras lineas, y despues no puedo parar de leer, es un privilegio leerte y saberte viva, aunque sea despierta!

    Abrazos y besos de mil colores para vos.

    ResponderEliminar
  29. La conjunción de las cosas que se suceden desde el antes al ahora
    forjar a seres humanos ...y cada quien desteje su vida ...quizás al fin comprendiéndola...no le queda otra...

    ResponderEliminar
  30. Empiezo a leer y no hay poder que me distraiga, eres maravillosa. TQM !

    ResponderEliminar
  31. Querida, un abrazo bien apretado. Sin darte cuenta...
    Me sigues ayudando taaanto.

    ResponderEliminar
  32. Y sí, Malquerida, no sabías que las manchas caminan?
    Y los pájaros saben que es de noche por los golpes que se dan...
    Y los vivos también, a fin de cuentas aunque no lo parezca, no somos tan diferentes ricos y pobres, y almas inquietas.
    Saluditos, linda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ufff, empecemos nuevamente:
      que son las manchas?
      pajaros que se le impregnan a la ropa?
      miss you soooo much!

      Eliminar
  33. Los pájaros de la noche te traen inspiradas palabras,
    sombras y luces de una vida, como la de tantas insomnes
    un abrazo

    ResponderEliminar

Soy un ser navegando en la incomprensión de sí misma.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje