Páginas

sábado, 7 de febrero de 2015

Búfalo en estampida

Mire usted yo es que no entiendo a la gente. Toda la vida le recitan que no, que una no puede andar con el ceño fruncido. Hay que vivir contentos. Duro y dale todo el bendito -¿ya vio que no dije maldito? Bien ¿no?- decía -no me distraiga- que mi problema problema problema es el carácter de los mil diablos que me cargo. Si hubiese sido menos amargosita la vida habría sonreído conmigo. Pero ¿cambiar? -dije yo- ¿dije yo es pleonasmo? Si digo dije es porque fui yo. En fin deje de distraerme por favor. La cosa es simple. Mi carácter es mi castigo. Igual nunca será mi redención. ¿Sabe lo que pienso? no entiendo ni jota a la gente. Dejo a un lado el mal carácter. Visto de alegría mis días -¡Por dios que cursi me leo!- Me armo de lugares comunes, digo de paciencia. Los celos los boto al cuarto de trebejos. No los tiro, los conservo por aquello de las malditas dudas. Olvido las blusas autóctonas -mi sello personal- y las botas de gamuza café. Soy otra ¿no? Doña vestida de cordura. ¡Uyuyuy tú las trais! Queda en el fondo del alma algún vestigio del Yo que fui. Fíjese usted. Un día me levanto en buen plan. Saludo a todos. Hola Señor Sol. Buenos días estrellita mañanera. Hola perritos. Buen día gatito. Hola plantitas. Hola mesa. Hola silla. Hola escaleras perdonen que las pise. Hola dulce amor mío digo, hola Barry. Y así. Esto de ser feliz y amable es un poco cansado. Corto corto, largo largo. Mi manecita enjoyada con pulsera del 0.720 y un anillo con escasas pretensiones de querer ser envidiado, es agitada a diestra y siniestra. Mi carácter es afable. ¡Viva la felicidad! ¡Viva tres veces! Un buen día -¿se fija? no digo mal día- sucede algo de lo que muy pocas pueden vanagloriarse de salir airosas y no hablo del pp ¿eh? no. Tampoco es que me sienta heroína, soy una señora x. El carácter adoptado para que los demás dejen de sufrir mis amarguras sigue dormido. No grito ni lloro. Ah si lloré poquito, ai cualquier cosa. Dos-tres lagrimitas pasan desapercibidas para quien acostumbrados a verla fuerte no les cabe la idea de que los fuertes también sienten. Entonces reacciono como nunca se esperó lo hiciera. Me sorprendo de mi misma. Y mire, aquí viene con lo que empecé: no entiendo a la gente. Tanto cambiar para que ¡maldita -¿ya vio? dije maldita- maldita la cosa me salgan con que "prefiero a la de antes" "la que gritaba y se enojaba y nos mandaba al carajo, a esa la quiero de vuelta". ¡No mamen! Por eso le digo como amiga suya que no soy, si le dicen que es amargosito como un limón no se preocupe, usté sea como quiere ser. No se deje convencer. De todos modos nunca se es del todo como quieren que sea. Igual me dirá que a usted nadie lo ha cambiado, que es aceptado en todos lados con ese carácter de perro rabioso y que usted ni maíz palomas, acéptenme como soy y patatí patatá. Todos ocultan un poco de vergüenza para hacer creer a los demás que uno es gallo en cualquier lugar. Blah. Después de todo, a mi ese carácter de búfalo en estampida -así me siento cuando me enojo- poco menos que abominable me salvó de haber perdido la razón. Cierto que me llevó a terapia pero pus ya sabe, los locos necesitamos que nos inyecten un poco de cordura para soportar tanta lucidez abyecta. Exabruptos en ocaso. Celos nomás pa' los amigos. Fortaleza, amigo mío que no es. Esquivo placer de no ser lo que quiero. ¿Qué quiero ser si no es que ya soy? Bienaventurados los hombres ecuánimes porque de ellos será el reino de los desjuiciados. Game over.

17 comentarios:

  1. **porque ser como ser/se, ni remedios da ni arreglar más que hubiere la felicidad esa, más sana que insania ...

    ay, señor, pa qué cambiar, virgencica, que me quede no peor de como soy!!!!!


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Virgen del Chongo Parado acéptame como soy.

      :D

      Eliminar
  2. mientras a la bella no le afecten sus cambios de humor, todo va muy bien.

    besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, La Bella tiene una burbuja repelente de abuelas malhumoradas. De cualquier forma ya no soy lo que antes fui ni lo que solia ser, soy un cuadro de tristeza arrumbado en la pared jaja.

      Besos Pirata DRACO.

      Eliminar
  3. Para cambiar habrías de cambiar de entorno, el que tienes te acepta como has sido, que no se van a confiar ni contentar con ningún cambio logrado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. No, no cambié mi entorno, cambié mi forma de ser y dime si no ya estoy contestando comments ja. Claro nomás hoy que soy una marmota.

    Besos mana.

    ResponderEliminar
  5. Por eso yo procuro escribir y darme a conocer como realmente soy, de lo contrario te idealizan y te aprecian como no eres, por lo tanto no le quieren a uno porque no es así, por tanto, cuanto mas sincero sea uno con el prójimo y les cuente la verdad de como es uno, mucho mejor, engañarlos es como engañarse a uno mismo, lo cual me parece una mayúscula pendejada :)
    Yo te quiero como eres... o como creo que eres...jajajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así como crees que soy Genin, así merito es. Ni más ni menos. Igualito a como pienso que eres.

      Un abrazo

      Eliminar
  6. Lo rematas con una paradoja, que recoge el sentido de tu escrito. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Carlos, siempre tan tú, tan poeta, tan amigo.

      Un abrazo

      Eliminar
  7. Yo tampoco entiendo ni jota a la gente.
    Pero ya no me importa.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ando en eso, en no dejar que me importe.


      Beso Torito loco.

      Eliminar
  8. Es como querer cambiar el cauce a un río. Al final se termina encabronando, vuelve por donde tiene que ir, arrasa con todo lo que han puesto en el que debía ser su camino y la gente se lamenta.
    Beso, chamaca.

    ResponderEliminar
  9. Si París ya no es lo que era, ¿qué nos queda? Con perdón. Beso.

    Salud.

    ResponderEliminar
  10. La verdad es que no sabemos lo que queremos, por lo general. A la gente hay que quererla como es. Un besote!!!

    ResponderEliminar
  11. Eres mi Búfala preferida jajajaja. Besos, querida amiga búfala.

    ResponderEliminar
  12. "que nunca se convence del todo, a nadie de nada".

    ResponderEliminar

De reina a plebeya en tres pases mágicos. Eliminada por sí misma un día que el carácter le comió el entrecejo. Sin amores extraños palpita la vida entre Enrique y con el que la vida premió. No es coleccionar derrotas a punta de rencores se absuelve a sí misma con sus letras por encima.

Egocéntrica, pagada de sí misma escribe cuando la gana se le da miren que en eso de hacer berrinches se dibuja sola. Lenta que no lerda, callada flagela todos los días las ganas de escribir con latigazos de silencios.
Siendo dueña completa de su mente -que no de su cuerpo- regresa comentarios en cuanto el off lo permita.

Ai se lo haigan, Sobre advertencia no hay engaño.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje