sábado, 31 de mayo de 2014

Estrategias aplicables para regalar muñecas feas hechas por usted






Esta táctica sirve solamente si usted es abuela con una sola nieta -de preferencia- y tiene un día de esos donde no hay nada que hacer.

Primero:
Vea usted, sube a su recámara, baja del ropero la caja blanca que contiene retazos de tela, botones, agujas, alfileres, rellenos, todo lo que crea necesitar para hacer una muñeca. Si no cuenta con esta caja usted no puede seguir adelante o aí usted sabe, yo no sé qué tenga arriba del ropero.

Después va y se sienta junto a su esposo quien mira televisión. Él le hará el mismo caso que le hace Babo Alejandro cuando le pide que deje de ladrar o sea nulo. Igual le cuenta el proyecto poniendo manos a la obra en menos de lo que canta un gallo.


Comienza por cortar el tamaño de las patas digo de las piernas de la muñeca y de los brazos. Corta el círculo para la cabeza y un rectángulo para el cuerpo. 
Como dios le da a entender cose todo eso, después lo rellena con guata o algodón, según lo que tenga a la mano.

Despuesito une las patas y las manos al cuerpo. 

Por último busca dos botones iguales que sirvan de ojos. Si a usted le pasa como a mi que sólo tenía dos botones del mismo color pero diferente tamaño, no le aunque, usté pégueselos. Aí después verá que explicación se le ocurre para que la niña quede conforme con lo que le diga. A mi por ejemplo se me ocurrió decirle que la muñeca estaba guiñando el ojo y por eso uno estaba más chiquito que el otro.

Si usted obtuvo un Ah, como respuesta, ya la hizo, siga adelante.

Ora si por último último, haga la boca con hilo rojo y un pespunte cuidadoso como le enseñó su madre. No importa si por culpa de sus manos temblorosas se pinche y vuelva a pinchar, créame que el trabajo lo vale. Tampoco se desespere si no le atina pa´ensartar el hilo a la aguja, total prisa no hay. Roma no se construyó en un día. Recuerde también que usted necesitó nueve meses para formarse en la panza de su mamá.

Luego...

Cuando tenga terminada la cabeza, agréguele un moñito que tenga por aí guardado -seguro tiene, búsquele bien- cosa la cabeza al cuerpo y listo, su muñeca está terminada.

Ahora ponga atención porque viene la parte más difícil.

Coloque a la monita en la parte más visible de la casa para que cuando su nieta llegue sea lo primero que vea. 
No pierda de vista sus reacciones, ahí se dará cuenta si su trabajo tendrá éxito.

Si le gustó, correrá a por ella -como dicen los españoles- y con esa vocesita tan suya le dirá: -¡Gracias abuelita, te extrañé!- Usted se pondrá feliz y lanzará un suspiro tan profundo que se oirá hasta la cochinchina.

Si no le gustó, tome la muñeca y llévela a su recámara. Colóquela en la parte más alta del ropero y espere a que la niña la pida. No pierda la esperanza, algún día lo hará. Por favor no vaya a llorar eso es obsoleto, además a nadie le gustan las abuelas chillonas.

Ah, se me olvidaba, antes de todo muéstrele su obra a su bendito esposo pero recuerde no hacerlo cuando esté viendo tele porque cuando hacen eso los hombres, tienen la mirada perdida y su mente está en otro lado y nomás le van a decir:

-¿Eh?- ¿Cuál muñeca?



Cuídese, chaíto. Suerte.

















miércoles, 28 de mayo de 2014

Tum tum tum

Por la forma en que me vio las dos ultimas veces mi Vecino el Asesino y la manera tan fraterna de saludarnos, tengo la ligera sospecha de que pronto nos ofrecerá sus servicios chamanescos y no creo aceptar. No es que dude de el pero si no pudo ver en su futuro inmediato que los cacos robarian su coche pues ¿Asi como? Supongo seria una buena experiencia pero ¿Y si me gustan sus ritos y sus bailes? ¿Y si despues me vuelvo chamana? ¿Y que tal y aprendo a bailar al son del tum tum tum cubano? Digo, el ritmo ya lo tengo pero, ¿Y si...? Mejor no le buigo. Barry dijo que ya no lo nombre como mi "Vecino el Asesino" ni que le diga "Chamana" a su señora esposa, segun el debo respetar, ¡Achis! Si estoy diciendo la verdad. Yo le llamo "Mi vecino el Asesino" porque de verdad es mi vecino y le digo "Asesino" porque el otro dia oi de su propia voz que mato un perrito. Ai sta yo no miento. A su esposa le digo "Chamana" porque ella hace los ritos, todos lo saben. Yo no digo mentiras, a las pruebas me remito. Retiro lo dicho, no me remito a nada. Igual son meras suposiciones -de que quieren ofrecerme sus servicios- y ya me estoy inventando toda una historia. A lo mejor ese dia nos saludo porque estaba muy feliz y solo queria compartir su dicha. Por si las moscas no asomare la nariz cuando vea su coche afuera, capaz que nos convence ¿Y luego? En fin, dejare de jugar con esto, los voy a dejar en paz pobrecitos, si hasta eso ya me estoy haciendo amiga de las chamanitas digo de sus hijas por si algún dia se ofrece tengo quien me ayude. No se en que pero algo habrá y si no nada quita sonreirme con ellas. Mejor iré a dormir, en lugar de escribir sandeces. Esto de cenar a medianoche despertó mi insomnio y mi imaginación absurda pero muy jocosa. Ademas pronto serán las cuatro de la mañana, hora de Lucy y a ese si le tengo miedo. Me voy, abur. Chaito. ¡Ay mis acentos!

domingo, 25 de mayo de 2014

Por un si acaso

En raras ocasiones me pongo a reflexionar sobre el rumbo que lleva mi vida. Vivo sin pensar. No me detengo a reflexionar en nada, menos en mi familia ni en nadie más. Morirme quiero sin pensar en el dolor que esto les provocaría. Me olvido de los momentos felices como los de hoy en que disfruté a pesar de mi malacara porque me siento araña al no poder caminar y tenerme que detener de las paredes hasta que la pastilla haga efecto.

Maldigo mi suerte pero pienso en lo que alguien me dijo: No te fijes en lo que no tienes, fíjate lo que tienes. 
Hoy por hoy tengo a la familia que es mi sostén, sin ellos hace mucho habría chupado faros. Tengo a mis amigos a quienes nunca agradezco que estén ahí. Quisiera cuando me siento muy sola oír sonidos de voz de aquellos que están lejos. 

Hace poco le dije a Barry: Algo muy grave debo haber hecho en la otra vida para estar pagando esto pero tu hiciste algo aún más cabrón porque tienes que cargar conmigo. Paciencia de santo tiene él para conmigo y un amor a prueba de fuego.

En ocasiones vivir en silencio me lastima, me siento como la hoja elegante de mi jardín, tan sola pero no me fijo que está rodeada de hojas. Como agua de río y piedritas a los lados recorro mis días sin salirme de mi cauce.
Como sea muchos me alientan. Por eso cuando me dicen que soy muy valiente les digo que no porque soy muy requetecobarde al no querer seguir así. 

Soy de un barro que se rompe a las primeras de cambio.

Ya estoy grande para dar un giro contundente a mi vida como lo es ser feliz a pesar de los pesares, querer cambiar a estas alturas de la vida es como querer tapar el sol con un dedo. Cada día tengo que luchar contra mi misma quien termino siendo mi peor enemiga y el juez más implacable. 

¿Aprenderé algún día el arte de vivir? Npi. Para el tiempo que llevo estaría reprobada.

Veo la casa sin mí y no la concibo, me falta mucho aún. No hago planes pero tampoco quiero ver el fin al instante que sigue. 

Mi casa sin mí es como yo sin ti.

Debo pensar que lo mejor está por venir como el día de hoy. Si hubiese muerto como quise me habría perdido las sonrisas de La Bella, de Barry y mis hijos. Me habría perdido el agradecimiento del perrito hambriento al que dimos de comer, las caricias de Calixto y muchas tantas otras cosas.
Aún cuando el domingo termina con una mala noticia esta es acallada con otra mejor. Esta vez la vida me muestra su mejor cara y hoy por hoy me duermo agradecida porque sigo aquí.

Y ya me voy porque me dicen que no son horas para estar escribiendo.












viernes, 23 de mayo de 2014

Sinceridad





Escuchar la voz de La Bella en las mañanas y ¨correr¨ a abrazarla es lo que hago cuando llega. 
Abro la puerta, 
me mira,
la miro...
Sonríe,
yo también...
Me arreglo el pelo no vaya a ser el diablo y se asuste con mis pelos parados.


-¡Hola mi amor, ¿cómo amaneciste?, dame un besito- digo yo con la mejor de las sonrisas y mis brazos abiertos

Ella se sigue muy quitada de la pena diciendo:
-Espera, déjame saludar primero al abuelo.


¿Guau?













sábado, 17 de mayo de 2014

Siempre te llevo encima como la suerte o el destino

Los espacios se van reduciendo. Caminar casi no puedo. Mis pies dudan si correr o quedarse tiesos. Mi cuerpo sucumbe al cambio. -Me adelanto- dices. ¿Para que?, no tenemos prisa pero ya no me escuchas, te han alejado de mi esos pies tan tuyos tan sin miedo. ¡No me dejes sola! Nadie me escucha. ¡No quiero que salgas con la niña! Un abuelo asesinado por no dejar que le robaran a su nieta. ¿Me esperas? Ya no puedo casi caminar. Necesito un asistente personal que haga todo lo que mis pies no me dejan. Si si si estoy viva y bla bla bla. Dame la mano abuelita. Mis espacios se reducen. ¿Que somos? Me adelanto para llegar mas rápido? Para que correr si de todos modos vamos a llegar. Los pies inseguros reducen los caminos. Ese tipo se me queda viendo. No, espera me esta dando el asiento. Gracias señor. Mueve tus pies así abuela, camina como yo. Es como volver a empezar. Mi casa dejo de ser el nido de ideas ahora será funcional con pasamanos por doquier. ¿Quieres un cafe? Apoyate en mi. ¿Donde estas que no te veo? Tengo muy claro hasta cuando quiero vivir. "La opinion general es siempre la peor tiranía". Quiero unas alas para mis pies. ¿Eso que? Eso, caminar como señora -dama nunca he sido- no como bebito dando sus primeros pasos. ¿Y si pones música? Mis espacios se reducen. ¿Y los acentos? ¡Que se vayan al diablo! Estas muy densa. Y tu muy pendejo. ¿Como dices que te apellidas! Jaja ¡Te gane! Oye, ¿Me llevas a caminar? Ya solo somos tu y yo. ¿Y los chihuahuas que? ¡Ah si! Mejor vamos al cine. Nel, no me gusta. Es de verdad, no quiero que salgas con la niña. Esta bien, tu mandas. Igual no puedo caminar. ¿Esto es una apologia a tus pies? Escribe y deja de dar lata. ¿Tu no vienes abuelita? Yo queria que ya no lo pusieran para olvidarme de todo, quiero ser libre. Volvamos a vivir al departamento. Para volar solo tengo el cielo. ¡Listo! ¿Te gusta? ¡No! A mi si y es lo que importa. Oye... de verdad, ¿No le puedes decir a tu dios que me eche una manita? Total pa' lo que me falta. ¿Sabes que me da miedo morirme antes que tu? ¿Quien te va a cuidar? No se. Mejor no te mueras y asunto arreglado. Oye perdona ser un lastre. ¡Shhh calla y camina! ¿Y si volvemos a descubrirnos? Yo no quiero que me veas en este estado. ¡Sorpresa, vivo contigo! Mis espacios se están reduciendo y el cielo tan lejos de mi.

jueves, 15 de mayo de 2014

Terreno fértil


La Bella por los aires


Ver como cada día que pasa La Bella aprende algo de mi a veces me pone mal. Quisiera ser ese ser perfecto que la ayudara a mantener su alma blanca pero no puedo. Olvido que está cerca mío y que debo portarme a la altura. 
Sin querer le enseño cosas, actitudes mías y después darme cuenta que es una mini yo me asusta. Me arrepiento de no ser mejor de lo que soy, digo algo bueno he de tener porque cuando llega me abraza con mucho amor. 
Ella merece vivir en un mundo feliz pero ¡que caray! le tocó ser nieta de una abuela castrante y enojona que la ama con locura.

Mantener su mente sana quisiera pero soy un ser imperfecto provisto de vicios y otros defectos. No me agobio pero a veces me preocupo. 

Evito en lo posible meterle miedos y ataduras. Fantasmas, cocos, brujas y muertos no le asustan. Lo mismo agarra un gusano -brrr- que una cochinilla o una lombriz. Acaricia a Benito Tiki sin miedo mientras nosotros la pensamos para acercarnos dado el mal carácter del perrito.

Natalia no sabe de dios ni de racismos, malinchismos ni de clases sociales. Habla con todos por igual. No escatima sonrisas ni saludos. No le teme a la oscuridad ni teme a su padre como figura de autoridad pero ya empieza a tener consciencia de lo ¨bueno y malo¨ de la vida según nosotros. Mortales débiles y obtusos queriendo sembrar necedades en un alma sana.

A veces quisiera dentro de una utopía sin sentido permaneciera libre de toda maldad existente pero al ir creciendo conocerá lo que es la vida y tendrá que abrir los ojos a la realidad del mundo donde vivir no es lo mejor pero es la única opción.

En tanto eso llega inevitablemente, juego con ella a andar por las alturas sin miedo a nada. Obvio yo con los pies muy bien puestos sobre el suelo porque no se me da volar más que en mis sueños mientras disfruto lo que es ser niña con el alma limpia.










martes, 13 de mayo de 2014

No no no no

Uno no se levanta los martes 13 pensando que algo malo le va a pasar. No no no no no. Uno va por la vida como quien no quiere la cosa. Según dicen este día es de mala suerte, no creo en eso. No atribuyo a la mala suerte que la lavadora se quedara a mitad del ciclo como esperando algo que nunca llegó y yo ni en cuenta o que el coche se quedara parado a mitad del tráfico infernal de esta ciudad con nosotros dentro sin poder hacer nada y que Barry haya explotado por su mala suerte con ese coche. Tampoco que por eso La Bella siempre tan buena niña, haya hecho un berrinche de órdago y que no hubiera modo de calmarla, de tal modo que tuve que subir unos cuantos decibeles el tono de voz para que entendiera que hay cosas que nomás no se pueden hacer.

No creo que por mala suerte de mi gato, este se haya mojado por la lluvia torrencial que cayó y no estuviera como siempre para protegerlo de los granizos del tamaño de una canica que lo asustaron. Perdón Calixto.
Tampoco es mala suerte que debido a esa lluvia se inundaron lugares que ni remotamente se habían inundado y que nos dejara varados un buen rato. No es mala suerte que no tenga agua ni para bañarme. No es mala suerte que haya tenido un accidente en la mañana y que nadie se diera cuenta, ni es mala suerte que mi teléfono deje de funcionar precisamente hoy, ¡Maldición! Tampoco es mala suerte que el iPad se haya caído y que esté vivo a pesar de eso.

No es  mala suerte que la lluvia haya roto el techo del jardín trasero ni que el coche no esté donde lo dejamos. No es mala suerte que Barry le haya atrapado la cabeza a Babo Alejandro con la puerta porque este insiste en buscar la calle cada que tiene oportunidad ni tampoco es mala suerte que yo haya agarrado precisamente hoy una infección en los ojos. No es mala suerte que La penosa haya muerto ni que se hayan cambiado a mi calle unos vecinos con mala pinta. Tampoco es malo que hoy a Bruno se le olvidaran en mi casa sus zapatos de mañana, ¡Chin Bruno!

Nada de eso es mala suerte, no no no no son circunstancias que están en nuestro sino y que se nos juntaron el mismo día. De mala suerte nada. Sólo espero que no tiemble como estos últimos días porque si no... pues nada. Si tiembla me echo a correr al fin ya me acostumbré y tengo muy estudiado el caminito de salvación.

Como sea ya quiero que acabe este día porque si pasa otra cosa muero y eso si será de muy pero requete muy mala suerte para mi.
Pensaré seriamente en ir a darme una limpia -y por aí a mi familia- de pirul y yerbasanta por aquello de las dudas malditas de mi destino que no sepa si hacerme feliz o llorar conmigo. Mientras, ¡Alabado sea el señor!, agradezco que todo fue leve y no hubo nada que lamentar.

Hasta mañana, ora si como dicen en mi rancho, ¨Si dios quiere¨ y si no, pues no. Aí se lo haigan, yo hago mutis.

Abur









lunes, 12 de mayo de 2014

¡Cha cha cha man-a!

No es que me de miedo escuchar a mitad de la madrugada -a las tres para ser exactos- a mi vecina la chamana -esposa de mi Vecino El Asesino- rezar a grito pelado. Lo que me da miedo es no saber qué dice. Habla un idioma extraño. 
Debería tener consideración con sus vecinos -nosotros- ya que si va a rezar a gritos por lo menos que sea en español, así no me daría temor porque pienso -tengo una gran imaginación- que invoca a los diablos y todas sus huestes malignas. 
Gracias a dios no soy supersticiosa -es de mala suerte- si no ya habría contratado a un chaman para que proteja mi casa de las malas vibras que expulsa de sus clientes. Por si las moscas dejaré que los chihuahuas velen mis sueños y no permitan que ningún ser sobrenatural se me acerque, -ya saben ustedes, los perros protegen de fantasmas y seres tremebundos- ¡Ay! Ojos que te vieron ir, jamás te verán volver. 
Será mejor taparme los oídos e irme a dormir, no vaya a ser el diablo y mi espíritu débil sea huésped de un ente maligno. ¡Cruz cruz, que se vaya el diablo y venga Jesús! ¡Diosito ampárame! Ten piedad de mi y de todas las almas puras y santas que habitamos los alrededores. Amén. Gracias. Hasta mañana.




viernes, 9 de mayo de 2014

En las escuelas no quieren a las mamás el 10 de mayo

Digo esto con conocimiento de causa porque miren ustedes, nos hacen pasar las de Caín consiguiendo tela,  zapatos y todo lo que piden para que ese día merito nos bailen el Cerro de la Silla, el Jarabe Tapatío, el Son de la Negra y más.

¿De dónde sacamos dinero para comprar el ajuar de vaqueros, abejitas, inditos, etc. a los hijos? Su madre sabe. Buscamos hasta debajo de las piedras, pedimos prestado, lo que sea pero aí tá, los niños bailan y nos hacen muy felices aunque después veamos qué hacer para pagar 

Y luego, nuestros hijos, al que sea que le toque nos recitan un poema acorde para la ocasión:

Cubierto de jiras,
al ábrego hirsutas 
al par que las mechas
crecidas y rubias
el pobre chiquillo
se postra en la tumba
y en vez de sollozos
revienta y murmura:
Mamá soy Paquito no haré travesuras...

Puede que muchas no entendamos lo que dicen, pero qué importa si se oye tan bonito
Y luego...
Los niños con cara de circunstancia nos cantan con voces de mil colores:

A ti que me diste tu vida, tu amor y tu espacio,
a ti que cargaste en tu vientre dolor y cansancio,
a ti que peleaste con uñas y dientes
valiente en tu casa y en cualquier lugar
a ti rosa fresca de abril
a ti mi fiel querubín....

¡Muero! ¡No me toquen esa porfis!

Todas llorando a moco tendido, ¡Pinches chamacos! nomás porque son mis hijos si no... piensan mientras se limpian los lagrimones escurridos sobre sus chonchas mejillas.

Llorar, llorar, llorar parece ser la consigna.

Y se viene El Brindis del Bohemio, Caray, quien lo escribió debe haber hecho sufrir mucho a su mamá.
...
por la anciana adorada y bendecida
por la que con su sangre me dio vida
y ternura y cariño,
por la que fue la luz del alma mía,
y lloró de alegría
sintiendo mi cabeza en su corpiño.

Por esa brindo yo, dejad que llore
que en lágrimas desflore
esta pena letal que me asesina,
dejad que brinde por mi madre ausente
por la que llora y siente
que mi ausencia es un fuego que calcina.

¿Así o más triste el festival? y encima aplaudimos porque tenemos unos hijos muy chingones pa´declamar, pa´que es más que la verdad.

Va  terminando la ceremonia, los poemas se van haciendo más intensos. Cuando sentimos que ya no podemos llorar más, llega un poema duro que nos llena el alma de dolor. No es que nos pase lo que dice sino que es tan triste que nomás de acordarme sufro.

No es por hacerles desaigre
es que ya no soy del vicio
astedes me lo perdonen
pero es que hace más de cinco años que no tomo copas
onqui ande con los amigos.

¿Que si no me cuadran?
¡harto! pa´que de di hacerme el santito
si he sido reteborracho
¡Como pocos lo haigan sido!
Per´ora si ya no tomo
manque me lleven los pingos.

Dendi antes que me casara
encomencé con el vicio
y aluego ya de casado, tamién le tupí macizo,
¡Pobrecita de mi vieja!
tan güena siempre conmigo
por más uqe li´hice sufrir nunca me perdió...

¡Ya no puedo más! pido en mi mente que no sigan declamando tanta tristeza porque mi corazón está muy compungido, de por si, soy triste de morir como diría de soslayo.

Si tienes una madre todavía
da gracias al Señor que te ama tanto,
que no todo mortal contar podría,
dicha tan grande ni placer tan santo.

Lo bueno que al terminar, y después de recibir los obsequios que nuestros retoños hicieron con sus sacrosantas manos, con el material que muchas veces nosotras mismas compramos y ayudamos a hacer, sonreímos porque lo mejor que nos ha pasado es haber parido a esos hijos de suchi -los míos ¿Eh?- al final son lo mejor de la vida con todo y las canas verdes que nos saquen, sus celos infantiles y sus ¨A mi me quiere más¨, ¨No, a mi¨, ¨Que no, es a mi¨, ¿Verdad que a mi me quieres más mami?. Como si en el corazón de una madre hubiese categorías para acomodar a los hijos, ¡ vaya!

¿O no?

Bueno, ya me voy a preparar porque mañana es Día de las Madres y aunque pareciera que no, si tuve alguna vez una a la que amé con toda el alma pero nunca se lo dije porque me enseñaron a querer quedito y sin palabras y lo único que me queda es llorarle porque quiero abrazarla ya no puedo.

Madrecita del alma querida
en mi pecho yo llevo una flor
no te importe el color que ella tenga
porque al fin tu eres madre una flor...

Allá ustedes si no abrazan a su mamá, después no anden chillando ni escribiendo posts tristes como los que hago cada 10 de mayo.


Abur











domingo, 4 de mayo de 2014

Espacios vacíos

Un buen día, -¿cuál?- el que sea -miércoles, jueves, ¿qué más da?-  te levantas y decides poner en orden tu vida. No es que te vayas a morir pero uno nunca sabe. Tras mucho pensarlo escribes un correo de última hora a tu mejor amigo deseándole feliz cumpleaños y comienzas a maquinar tu plan de heredar tus ¨cosas¨ a quien tanto amas.

Después...

Charlas con otro de tus amigos -voy, voy ¿A poco si?-, 
desayunas, 
miras televisión, -no hay nada interesante- lees a Juan Rulfo -otra vez- y te echas en el sillón. Piensas en cómo se pone en orden una vida.

No lo sabes...

Sábado de nubes grises y gordas cayendo sobre la noche. Revisas al gato -que no es tu gato pero si porque vive en tu casa- que no se moje. Lo acaricias, correspondiendo él con mordiditas en tus manos. Vaya forma de demostrarte cariño. 
Los chihuahuas duermen acurrucados pendientes de ti.
La noche corriendo las horas oscuras y solitarias maldices el no querer plasmar tus ideas en el papel imaginario de tu escritorio. 
¿A quién le puede importar después de muerto que uno tenga sus vicios?

Domingo flojo...

Calor húmedo impregnado en tu pelo, en tu cara, en tus labios, en tu piel marchita, en toda tú. No has dormido nada, 
¡estúpido insomnio, lárgate de mi!

Lees viejos posts, no puedes creer seas la misma que escribió tantas depresiones. Lamentas haber puesto triste a quien te leyó. -Nada se puede hacer ya- te dices apagando el iPad, así matas el deseo de querer borrarlos.

Revisas memorias de otros tiempos presas en paredes de barro viejo, al tiempo que te bebes un café. Piensas desde qué momento caminas con la brújula descompuesta. Ni tú lo sabes. El tedio delimita tu ternura y te revelas haciendo lo impensable. Regalas a tus hijas -la propia y la esposa de tu hijo- la colección de tazas que te llevó mucho tiempo juntar. Haces lo mismo con los platos de colores exquisitos -¿recuerdas cuando los compraste y cuánto los cuidabas?- no te pesa, son objetos no más -te dices a ti misma.

-¿Por qué te deshaces de tus cosas mami?- pregunta tu hija con un mohín de tristeza.

Sonríes.

Harás lo mismo con lo poco que tienes. Te desharás de tus libros, zapatos, ropa, cosas materiales porque sabes es el primer paso a tu -ora si de a deveritas- redención.

La brújula descompuesta comienza a funcionar -¿Pa' onde esta el norte?- vas encontrando el rumbo mientras allá a lo lejos, en el fondo de los espacios vacíos se escucha a Sabina...

Siempre voy a tenerte que agradecer
que hayas sido conmigo tan embustera 
y que hayas enseñado lo que es querer,
bailar mientras rodamos por la escalera...

Sabina, ah Sabina y su canto llegando del otro lado del mar donde nacen las olas y las rosas impregnan los cajones ahora vacíos de mis hijos.
















Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.