jueves, 30 de enero de 2014

Otro ocupa tu lugar

¿Cómo le explico a Barry que gracias a que se la pasa siempre trabajando, otro ha ocupado su lugar?

Benito Tiki cansado de esperar por las noches a Barry y que este no llegue a su hora, ha agarrado la costumbre de meterse a mi cama y de ahí no hay quien lo mueva. Si alguien quiere bajarlo, lo atrapa con esas mandíbulas desdentadas que tiene.




Afortunadamente a Benito Tiki se le han olvidado las cosas del amor, el cachondeo y tal porque si fuera Babo Alejandro ya estaría yo esperando perritos.
Cansado de esta situación Barry me ha puesto a elegir, mi chihuahua o él. 

Veamos,
Tiki no patea, ni escucha música de Sandro de América. No descobija y tampoco ronca. No me despierta para tomar café a medianoche y me deja dormir todo el tiempo que quiera. Lo que no me gusta es que anda todo el tiempo tras de mi y no trabaja.

Barry me deja la mitad de la cama... mientras esté despierto porque dormido traspasa los limites. Me mima cuando tengo pesadillas y no corre a echarse a mis pies asustado. No me lame la cara ni se duerme en mi panza y cuando quiere comer él solo se sirve. Lo malo es que casi nunca está y trabaja mucho.

Que dilema señor, me siento como en una taranovela, dividida entre dos amores.















miércoles, 29 de enero de 2014

La nada en medio de la noche

Son casi las dos de la madrugada. Al otro lado de mi casa se escucha el sonido de dos objetos metálicos chocando entre si produciendo un ritmo inquietante. Me quedo quieta tratando de adivinar de dónde provienen dichos sonidos. Un tac tac tac tac llena la noche de incertidumbre. Cantos a la luna y a un lucero se difuminan entre ladridos de perros y el silbar de La Bestia con su cargamento de sueños imposibles.

¡Levántate! 

¡Levántate! Ordena una voz en medio del tac tac desquiciante. Llega el silencio traspasando la oscuridad. Mis ojos asustados miran la ventana temerosa que algo entre por ahí. Tengo miedo. El corazón se me quiere salir.

¡Levántate! 
¡Levántate! Sigue ordenando la voz. Una mujer grita, ¡Pedro! ¡Pedro! Junto con otras palabras que no logro entender. Imagino lo que esta sucediendo en la casa contigua y se me erizan los vellos. ¿Como fueron ellos a parar aquí? 

Silencio. 

Nada, ni la luna se asoma. Mi corazón quiere abandonar su cálido lecho. El temor estruja mi cerebro.
Los perros en la calle han enmudecido o quizá huyeron despavoridos al ver lo que los humanos no pueden. Gente del otro mundo buscando el sitio al que pertenecieron.
Quiero ir al baño pero el miedo me paraliza. Imagino están exorcizando a alguien y que el espíritu desterrado querrá meterse en mi. 

¿Dónde está mi perro? Si estuviera conmigo no me pasaría nada, ellos ahuyentan los malos espíritus.
¿Qué estará pasando? ¿Por qué de súbito se dejaron de escuchar la música y los cánticos? 

Nada. 

Me distraigo leyendo algo de José Emilio Pacheco recién fallecido. Dicen en las noticias que sus cenizas serán -o fueron ya- arrojadas al mar de Veracruz. Los habitantes que de ese mar coman pescado tendrán un poco de cuento y poesía en sus barrigas. Poesía reencarnada salida de las aguas profundas en forma de pez.

Silencio. 

¿Qué pasará del otro lado? Voy a ir al baño antes que empiecen de nuevo. Ya no quiero vivir aquí. Escucha... Gemidos de un hombre. Ruido estrepitoso de algo cayendo. De nuevo el silencio lastimoso. A lo lejos el chillar de un tren, ¿otra vez La Bestia? acaba de pasar. Ladrido de perro. ¡Dios tengo miedo! Se oyen ruidos en mi puerta. Voces ininteligibles. Están raspando algo. ¿Y si me asomo por la mirilla? Que bueno que cerré las cortinas. Aférrate a dios diría mi madre. Huele raro, como si estuvieran quemando algo. Necesito a mi perro. Ya no quiero vivir aquí.

Silencio, tengo miedo.











martes, 28 de enero de 2014

¿Bueno? o algo asi

Gracoas a que Emilio se quedp sim celuular yal nuevo no le halla, quise ver que puedo hacer con el mio. Que friega, mis dedkos chonchos aprietan otras tteclas y cpn esl que tengo arkinson uez vaya qie es imposoble ezcribir. So no me entienden lo que escribi no importax mi kimqu ez la uni a que entiende mi idooma por whatsapp. Sdguire con mi ipad sin acentos estp.fue uba prueba fallida para vet sk podia publli ar por. Celular.jaja ja ay. lizfo!




lunes, 27 de enero de 2014

Objeto de abandono

Hay momentos en la vida de las abuelas -yo- que hay que tomar decisiones sobre la marcha (cliché barato) y afrontar las consecuencias porque así debe ser (dicen los que saben).

Los vampiros hoy no chuparán mi sangre de abuela necia. 

Como si fuese telenovela tomas la mano de tu amado como en los viejos tiempos en que la vida era rosita, los angelitos tocaban el arpa, cupido enamorado lanzaba flechas de amor a diestra y siniestra y Emmanuel cantaba "Bella" para ti nomás. 

Sin ángeles ni querubines, Tropikal Forever cantando de fondo, Cupido rascándose la panza que se le ha puesto grande gracias a la vida chicha que lleva y un poco de resquemor en las entrañas. El tiempo no pasa en balde. Uno de pronto se siente objeto en desuso. De esos que ya no sirven para nada pero nadie decide tirar. Entonces revives la historia de amor que pensaste había terminado. Le dices a tu amado que están solos como cuando empezaron. Mirándote a los ojos, toma tu mano, te sienta pegada a sus chihuahuas fieles e inseparables y se duermen viendo televisión a plena madrugada, juntos (como en los viejos tiempos).

Todo lo que quieras te doy, incluso el tiempo robado a mi fastidio.

La vida sigue, te lo dice el colibrí que ha regresado a tu casa y el despertar a un día que pensaste no llegaría porque estabas sumida viviendo utopias inquebrantables. Fiel a ti sigue soñando junto a él, de cualquier forma algún día volverás a despertar, (la vida es así, tal como te sientes al amanecer en un día normal). Sonríe, que más da si de todos modos nada puedes hacer, ¿O si? 
Solitaria soledad de dos tomados de la mano. 
¿Oye?... ¡Shhh! no digas nada, duerme. 

Si pero... algún día el mundo ha de parar y habremos de confesar lo que nos faltó por hacer, igual nada importa si estaremos más allá de todo mal.










miércoles, 22 de enero de 2014

Natalia la Bella y las múltiples variantes de una palabra

Pasando a cosas más agradables, estaba pensando en cómo la llegada de Natalia nos ha transformado. A todos nos ha tocado con su varita mágica de inocencia y alegría.

Una cosa que ha cambiado es que no digo groserías. Para mi no decir majaderías es como quedarme muda en instantes valiosos. Es como ver a Enrique y no suspirar por él. 

En casa todos hablamos un poco guarro, le hecho la culpa (siempre hay un culpable de mis desatinos) de mi lenguaje procaz al régimen duro en el que crecí y a la mano dura de mi padre. Además, claro a que me salen sin esfuerzo. Soy malhablada por elección propia.

La cosa es que no decir majaderías delante de La Bella me cuesta un huevo y la mitad del otro porque ella como toda niña-esponja, absorbe y repite todo.

¨No mames¨, ¨Chinga¨, ¨Güey¨, ¨Pinche¨, ¨Mamón¨ por decir, son las más frecuentes.

Cuando llegan sus papás y les dice una palabra nueva -salida sin querer del ronco pecho de Barry o mio- tragamos gordo porque hay que explicar lo evidente. Lo bueno es que a veces no le entienden. Lo malo es cuando si. Sudamos aceite, ¡Gulp!

Sin ser grosería pero si un poco ofensiva -dependiendo a quien la digan- Natalia aprendió a decir ¨Tonto¨ -no sé dónde porque aquí no decimos lo evidente je- y la repite cuando se enoja y cuando no.

¨Tonto¨ le dice a su abuelo, ¨Tonto¨ le dice a su papá, ¨Tonto¨ le dice a Babo Alejandro, ¨Tonto¨ le dice a Calixto, en fin a todos. Nadie se salva.
A mi no me decía pero siempre hay una primera vez.

Para solucionar esta situación, sus papás le han prohibido decir dicha palabra -Pobres, están aprendiendo a ser padres y no saben que prohibir no es solución pero bueno, tienen que aprender ellos también- y no la tiene que decir y menos a su abuelo que se ha convertido en blanco de sus puyas infantiles.

Hete aquí que para obedecer, La Bella ha inventado múltiples variantes de ¨Tonto¨ que le salen en el mismo instante que recuerda lo que no debe decir.

Así pues cuando se enoja, a su abuelo le dice ¨Tontino¨. a su abuela amada le dice ¨Tonti¨, a su papá le dice ¨Tontono¨, a Laura le dice ¨Tontita¨, a Babo Alejandro le dice ¨Tonte¨,  en fin la que se le ocurra al instante.
 A su mamá no le dice nada porque sabe quien manda en casa.

Y es que obedeciendo a sus padres Natalia no dice ¨Tonto¨. Sobre sus variantes no le han dicho nada. Cuando lo hagan seguramente buscará otra forma de decir las cosas porque eso si, mi nieta amada no tiene un pelo de tonta (algo tenía que heredar de mi).













lunes, 20 de enero de 2014

Todo es cosa de ser diferente para terminar siendo igual

*Cuando en la mañana me haya ido
no tendrás mio ni un recuerdo
sólo un hueco en la almohada
donde meter tu olvido...

Dicen que hay personas que nacen con estrella. 
Dicen también que hay personas que nacen estrelladas. 
Yo prefiero pensar que mi estrella es diferente. Una estrella con las puntas redondeadas y de una luz ajena a todo, titilando sonrisas así muy quitada de la pena y con un toque de rocío en los ojos.

Hay personas a las que la vida se empeña en tirarles un golpe apenas se levantan para ver su capacidad de reacción.
También hay ocasiones en que esas personas quieren tirar la toalla y quedarse mordiendo el polvo.

En la mañana rumbo al hospital escuché en la radio que Lance Armstrong en algún momento de su vida daba gracias por tener cáncer porque eso le permitía valorar la vida, la familia y a sus amigos.

Hoy cuando el joven oncólogo dijo que la bola encontrada hace poco en mi pecho había crecido, hice un mohín de tristeza porque siento que la vida se ensaña conmigo pero igual me vale madre, a estas alturas de la vida he llegado a un punto donde ya no hay retorno ni valen arrepentimientos ni lloros vanos ni agradecimientos inverosímiles.

Bailé al ritmo que yo marqué, un vals de pasos cortos y dedos exquisitos, casi sin tocar.

Dicen que a mi todo me pasa. 
Yo digo que no porque sigo viva.

No creo algún día agradecer estar enferma, no me considero un alma buena que haga algo semejante.
Continuaré con mi vida normal enseñándole a la vida que soy más perra que ella.

El domingo al estar en contacto con la tierra que me vio nacer, me dije ahí mismo que bien vale la pena haber vivido lo que viví si al final vuelvo al lugar del que salí, un monte lleno de árboles, hongos y tierra fértil que guarda mis risas de niña y que junto con el frío que enrojeció mis mejillas está aguardando el día en que regrese para no salir más de ese lugar lleno de misterio.

El lugar al que pertenezco, donde corren riachuelos de agua clara, se oye el trotar de los caballos sobre la yerba húmeda y a lo lejos muy a lo lejos el canto de los pájaros llamando a la vida.

Lugar que en esencia pertenezco y al que toda mi vida rehusé volver con o sin cáncer.
No soy cobarde, sólo tengo un poquito de miedo.













*Lo olvidaba, la canción es Lejos de la tristeza de ¿Quién más? Enrique Bunbury.

viernes, 17 de enero de 2014

La manzana de Blanca Nieves y su color brujo








Que una manzana roja aparezca en el patio de mi casa no me preocuparía sino fuera porque tengo al lado a mi Vecino el Asesino, como es chamán y hace cosas brujas pues por eso. Y luego el color rojo como signo de maldad, ¡Ay dios!

No encuentro explicación a la aparición de tal fruta. Tal vez si fuese amarilla pensaría que ha sido a Natalia a quien se le cayó y no me avisó. -No compro manzanas rojas, sólo amarillas. Tengo una extraña aversión al color rojo hasta en la fruta- Igual La Bella tiene mucho que no asoma la nariz al patio trasero desde no sé cuando.
La única forma que hay de que esa fruta llegase a mi patio es que alguien la haya aventado, no hay de otra.
¿Travesuras de niños? No, mi vecino no tiene niños más que dos adolescentes tan diferentes entre si que ni parecen hermanas.

No soy supersticiosa porque es de mala suerte pero como toda señora pueblerina y asustada que no soy, agarré una bolsa de plástico y con ella envolví la manzana sin que mis hermosas, chonchas y regordetas manos la tocaran, no vaiga a ser el diablo y me convierta mi vecino -como ya dije antes-  en sapa o me haga dormir para toda la eternidad.

No me importaría dormir por un tiempo -de eso pido mi limosna- pero ya no hay príncipes y no habría quien me despertase con un lindo y tierno beso de amor jugoso y me llevara a lomos de su caballo bayo a corretear por las praderas, (Mi Alma Gemela tiene caballo bayo pero anda tan en su trabajo que ni se acuerda de mi).
Tragedia en tres tiempos, con el uno, con el dos y con el tres.
¡Tarán!
Croac croac croac.

Para alejar de todo mal mi casita, dejé la bolsa en la calle para cuando pase el camión de la basura se la lleve antes de que algún cuervo o perro del mal la saque y ponga en peligro el reino, digo el lugar donde vivo.
 
Estoy preocupada

¿Y si la Bruja, digo la vecina gritona me quiere hacer un mal? pero porqué si no le he hecho nada. Ni la veo, ni le hablo, ni la oigo y yo con este frío que hiela mis huesos. No creo que por su marido chamán.  El Vecino Asesino está feo -con perdón- o no feo pero si un poco incómodo de ver y por ese lado la Bruja puede estar tranquila, yo tengo mi amorcito y con él es suficiente. Para amores ando yo.
Lo saludo por precaución, y me sonrío con él porque no hay de otra. Si por mi fuera los ignoraría como a las piedras del camino, pero hay piedras que hacen caer. ¡Diosito líbrame de todo mal, amén!

Intentaré no pensar más en la manzana y su color brujo, iré a clase de cerámica a distraerme, lo que no creo muy viable porque la profe y su bla bla bla interminable me pondrán un poco así muy quien sabe cómo.

Barry dice que no piense más en ello porque voy a terminar sugestionándome y comenzaré a ver brujas por doquier.
Yo creía que ya las veía pero dice él que son mis vecinas que al igual que Natalia y yo han salido a la calle sin peinar.













miércoles, 15 de enero de 2014

2009 así tan yo

¿Qué ha pasado durante estos cinco años?
 
Inicié el blog un 16 de enero del 2009. Conocí a mi Alma Gemela y desde entonces somos inseparables. Me diagnosticaron Parkinson. Intenté publicar mi libro pero renuncié porque no soy escritora de altos vuelos, ni siquiera de bajos vuelos. Soy una escribidora sin sentido. Perdí muchos amigos, gané más. Vivo media vida sumergida entre letras de caras imaginarias. Sigo siendo tan yo.  Aprendí algo a redactar. Ya no escribo tanta pendejada. ¿Hay algo mejor que la muerte? Soy autosuficiente en algunas cosas pero en otras dependo de alguien más para seguir. Perdí al amor de mi vida. Conocí a Emilio comenzando una extraña amistad entre él y yo, tan extraña como él y yo. Nació Natalia viniendo a reactivar mi mundo solitario. Sigo amando a Enrique. El lazo que nos une a Laura y a mi es cada vez más fuerte. Me hicieron musa. Llegaron los españoles de la mano de Toro Salvaje. Aprendí a usar todos los artilugios de tecnología por mi misma. Bruno y yo. Yo y Bruno. Ya no me enamoro de mis amigos bloggers, no me da pena decirlo, quizá es porque tengo mucho amor para dar pero no sé cómo darlo y se lo doy a ellos así sin más. Emilio, José, Jesús, VickThor y el otro José, compañeros inseparables de mi vida diaria. Llegó Calixto una tarde de jueves. Amo a mi gatito. Perdí a Agnes. Ya no lloro. Elijo cómo vivir cada día. Sigo teniendo conflictos con la comida. Soy ejemplo de nadie. Cada vez menos triste, cada vez más seria. Tuya para el siempre inexistente. No he superado mi miedo a los gusanos. Tengo una capacidad nata para no desprenderme de las cosas materiales. Sara. Pende sobre mi cabeza el cáncer así como cosa normal. El destino está escrito. Unos se van, otros se quedan pero yo sigo inamovible en mi trono de Reina del País de los Hongos. He perdido el miedo a quedarme sola. Cuando te vayas ya no estaré aquí.  Cuando regreses vendré de tu mano. El abrazo en el aeropuerto nos sigue esperando. Igual voy a morir. Sé que Benito Tiki mi chihuahua viejo se irá conmigo. Como hace cinco años estoy escribiendo en mi computadora un post que no sé de qué va y del que no puedo poner punto final porque ninguna frase me parece lo suficientemente buena para serlo...

Cinco años y yo sigo siendo la misma que se refleja en el espejo pero que no es la misma que escribe porque así soy yo, un poco tan inexistente.
 
 


 










lunes, 13 de enero de 2014

Resultados fallidos

Dice la señorita médica que deje de suspirar porque altero los resultados del ultrasonido. ¿Cómo explicarle que no puedo hacerlo?
Es mi forma de dialogar con quien ya no está cuando lo pienso sin mesura.

Cándida forma de amar.

Suspiros al viento,
diálogos sin sentido,
mundo superfluo de amores viejos,
y miradas mudas.

¿Ya pasó una vida?

Yo que no vivo sin ti
y Tú ya no mueres por mi.

El amor no es una costumbre,
amor de día,
amores sin noche.

Caducidad del tiempo,
intentémoslo mañana.











miércoles, 8 de enero de 2014

Al que no le gusta el gusto tampoco le gusto yo*

Desinterés propio de principio de año. Todo me vale gorro. Escribir, leer, seguir mis tratamientos, arreglarme, en fin. Esto es normal, todo volverá a interesarme en algún tiempo, siempre pasa. Enero es un mes tan sin embargo como febrero y marzo. En tanto llega de nuevo el interés por lo que sea, me quedo mirando en lontananza mientras me rasco la panza, (verso sin esfuerzo) y me como los dulces que me dejaron Los Reyes Magos (esos si me interesan. los dulces no Los Reyes), ¿Gustan? Tengo chocolates, paletas, cacahuates, chiclosos, tamarindos, mazapanes, gomitas, chicles, barras de chocolate, frituras, etc. Estos Reyes me conocen muy bien. En fin, pongamonos gordos, hay que seguir honrando el primer lugar que tiene Mexico de obesidad en el mundo. ¡Ñam ñam ñam ñam ñam! ¡Delicious!* (*Hoy me robe dos frases, una de una canción popular mexicana y otra de Mochila de Dora la exploradora) ¡Dios apiadate de mi, que bajo he caído!

martes, 7 de enero de 2014

Sólo por eso






Porque entiendo perfectamente cómo se siente Natalia después de haber pasado varios días con sus padres de la mañana a la noche, por eso no digo nada ante sus berrinches y pataletas además de que con ella tengo paciencia de santo y además porque es mi nieta y porque la amo mucho y es la primera y porque me dice ¨Amo buela¨ y porque me mima cuando estoy enferma y porque es la muñeca más hermosa del mundo  y porque... sino fuera por todo eso y más no estoy parada de pestañas o colgada de la lámpara al oír sus lloros debido a que sus padres regresaron a trabajar. Sino fuera eso... sino fuera por eso. ¡Agghhh!

Fuera de broma, entiendo realmente cómo se siente y quisiera poder traerle a sus padres pero no me es posible así que vestida con mi armadura de santo, la acunaré en mis brazos hasta que se le pase la nostalgia o hasta que me vuelva mandar al carajo como ya me mandó mil veces desde que se despertó :(









Silbidos

Si nos ponemos a pensar que el invierno empezó el 23 de diciembre más o menos, sabremos que el frío no termina con la temporada navideña. ¡No señores! estamos comenzando recién el invierno así que nada de quejas. 

¿Qué hace frío? 
¡Obvio, es invierno! 

¿Qué en otros años las bufandas eran obsoletas? 
Si, en otros años. 

¿Qué parecemos osos? 
¡Seguro! Pero así es esto de los fríos. 

Cierto es que hace mas que en otros tiempos pero si las amigas cambian, ¿Por qué el clima no? ¿Que llovió cerca de diez meses? -según recuerdo, no hagan caso- Si ¿Y? La lluvia es buena pero eso sabemos se da por el calentamiento global del que todos somos responsables. Tirando basura, usando desechables indiscriminadamente, talando árboles, usando plásticos para todo, en fin, yo no soy quien para decir lo que hacen bien o mal. Yo nada más digo que no se quejen porque todos ponemos nuestro granito de arena cada día por destruir el mundo. 

Muchos nos quejamos -yo la primera- por el cambio climático pero pocos hacemos nada. Hay que buscar una solución. Mientras ustedes la encuentran -porque yo tengo gripe y tos de perro pulgoso- voy a calmar esta sinfónica de grillos que no sé en qué momento me tragué y que silban a la menor provocación en mi turgente pecho. A lo mejor no fueron grillos sino una bola de sssserpientes que ssssssilban cada que ressssspiro porque ando muy venenosssa. 

Por cierto, ¿Ustedes no odian los noticieros? ¡Caray! Acaban las vacaciones y ya están fregando con las fechas de las próximas. ¡No jodan dejen vivir! Martillan todo el tiempo conque pongamos buena cara cuando se la pasan fregando con malas noticias! Eso me pasa por querer estar al día, mejor me voy a enroscar digo a dormir y soñar con el mundo feliz en el que vivi en diciembre. Realidad absurda y costumbrista, aniquiladora de almas y espíritus libres ¡Caray! 
Y no digo groserías porque me leen amigos muy decentes que no conocen mi lado vulgar y prosaico, ustedes saben, hay que mejorar el estilo y guardar un poquititito las apariencias.










viernes, 3 de enero de 2014

¡Ay riata no te revientes que es el último jalón!

Nunca pensé decir lo que siento y quiero frente a todos. Mirando al suelo, buscaba lo que tenia que decir. En el piso no encontré nada pero si en mis manos hechas un manojo de nervios. 
Ya saben lo que siento, ya saben lo que quiero. 
De eso a que estén de acuerdo conmigo hay un mar de diferencia. Igual no significa nada pero lo dije y eso es mejor a que no lo sepan. Qué quiero en mi vida, qué pido en mi muerte. Ya está todo dicho, que cada uno siga su camino, cada uno en su lugar.

En otras cosas -no tengo mucho que decir- ayer cayó granizo, ¡En enero! ¡El mundo se va a acabar! Nunca habia granizado a principios de año. El nunca no existe. Hace un frío de locura. Como nunca antes en la vida. Todos estamos enfermos. Yo empecé con una tos de perro pulgoso. Se me salen los ojos cada que toso. ¡Ay! Como dice La Bella, ¡Help me, help me! Falta poco para que termine el Guadalupe Reyes, unos cuantos días y se acabo. Con la llegada de Los Reyes Magos termina la temporada navideña, a dios gracias necesito retomar mi vida normal. Seremos -Barry y yo- por primera vez los Reyes Magos de Natalia, veremos como le va. 

 Siguiendo con nada, me hará falta el árbol navideño pero ni modo, a lo que sigue. No aumenté de peso ni me excedí en nada, quizás un poco en Navidad que bebí tres vasos de cocacola pero con algo tenia que brindar y como no tengo el paladar educado como para hacerlo con vinos caros de la Ribera del Rhin o cosecha del nosecuando, o vino nosequetantasmadres, lo hice con coca, ¡Salú!

Esa noche conocí a alguien, un personaje cubano que me dijo cosas muy interesantes, veremos con el tiempo qué ocurre. Si habrá un acercamiento o lo dejamos en anécdota. La cosa es intentar todo para curarme. Todavia no me dicen que me lance al precipicio en pos de una cura milagrosa pero si lo hacen, ¿Quien dijo miedo? ¡Ya sé, ya sé! Tendré cuidado, aún no estoy desesperada por sanar... creo. 

Bueno, Chido. Bye, nos vemos, see you, auf wiedersehen. 

Por cierto, me regalaron el libro de Pantaleón y las visitadoras, veremos cuanto tardo en leerlo. Y no es por cuanto me tarde sino que sea digerible, no porque sea Vargas Llosa tiene que ser bueno. En fin, veremos dijo un ciego.





Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.