viernes, 31 de mayo de 2013

¡Quítate!



La Bellita y Babo Alejandro de fiel guardián


He repetido como loro huasteco que no me gustan los viernes porque son tan largos como la agonía de un preso -no imagino como es pero así dicen- pero llegada la noche todo cambia porque tengo oportunidad de abrazar a la Bellita que llega a cambiar la soledad y silencio de mi casa.

Cada viernes trae algo nuevo. Alguna frase, algún gesto, alguna palabra. 
En días pasados tenía un ademán en el que nos ordenaba guardar silencio. Otros no me dejaba hablar poniendo su manita en mi boca diciendo ¡Shhh ¨buela¨!-no entiendo porqué si mi voz es tan linda como la de  una aeromoza o anunciante de super- y otros quería que la abrazara pero sólo fungía como puente para llegar con su Abuelo :(

La palabra aprendida la semana pasada fue ¡Quítate!

Tenemos que enseñarle a decir ¨Con permiso¨, porque tiene que ser toda una niña muy educada. No podría ser de otra manera si es mi nieta, lo que se hereda no se hurta. No lo parece pero yo lo soy y si lo dudan allá ustedes.

Yo mientras seré feliz para siempre, claro que el para siempre será hasta el lunes cuando la ¨normalidad¨ llega de nuevo a mi casa y la sonrisa de Natalia retumbre entre las paredes guardando su eco hasta el otro viernes y nos deje como lelos.

¡Ay que cursi me leo!














miércoles, 29 de mayo de 2013

De cosas de mujeres o taxistas

Platicando con nosotros un señor taxista que amablemente nos llevó a nuestra casita, nos dijo que no tenía quien le hiciera la limpieza de su casa porque su mujer había muerto. Lo que no me quedó claro era si la extrañaba por eso o porque la amaba. 
Si a mi me extrañaran por tener la casa limpia voy y "me suicido solita" ahogándome en mi propia risa, ni cruz en el camposanto merezco.

Luego un día, otro taxista dijo que las mujeres gastamos el dinero fácilmente porque no sabemos lo que cuesta ganarlo. Lo dijo porque tenían que ir a una fiesta de la alta sociedad ganadera y no tenían dinero para comprar trajes ni vestidos de noche ni comprar regalos en una tienda de la high. Él dijo a su esposa que alquilarían unos pero la señora dijo ¡Nel! ¡Yo vestidos usados no me pongo, quien sabe que pulgas traiga!  ¡Hasta chinche puede que haya! ¡horror de horrores! (eso lo dije yo que en cuestiones mamonescas soy extrema) Entonces el señor taxista dijo eso.

Yo digo, ¡Aquenocierto!, yo si sé el trabajo que cuesta obtener el dinero porque he acompañado a Barry en ocasiones cuando me lleva al médico y bla bla bla.
Si a mi me pagaran por el trabajo en casa lo desquitaría muy bien todos los días de lunes a domingo sin vacaciones ni nada, haciendo de madre hacendosa y mujer intachable, -bueno, eso no mucho porque tengo mis desacuerdos con la vida- teniendo mi casa como espejo, ¡Que caray!
El señor taxista no lo dijo por mi pero soy mujer y me puse el saco.

Habrá muchas mujeres gastalonas pero me queda claro que cada una sabe como manipular digo convencer a su marido. Seguramente el tipo terminará comprando un vestido que su mujer jamás volverá a usar, entonces no debía quejarse porque se habrá dejado convencer. Además iban a ir a una fiesta popof donde había que aparentar ser de alcurnia, pues peor. Eso de aparentar tener lo que no, no me gusta ni lo acepto, total si no tienen dinero para comprar trajes ni pagar algo de una mesa de regalos de tiendas soytotalmentehigh y tal pues que no vayan, así ni se pelean por hacer gastos no contemplados ni poner cara de circunstancia.
¿Qué tal si no saben usar los miles de cubiertos ni sepan beber champaña? La clase es la clase, un vestido puede engañar pero el porte habla sin querer.

Y bueno, eso es algo de lo que me entero cuando abordo un taxi y se los platico porque no tengo nada que hacer y estoy aquí fuera de mi casa esperando que Barry llegue de ganarse la vida para mantenerme en esta calma chicha y además platicando no pienso en el post de lo que son las cartas de amor deshabitadas y lenguajes entre lineas que mi cerebro no capta en un total estado de amor catatónico que no existe porque no, porque de amor yo no sé nada y porque hay días en que uno debía seguir soñando y eso de tener que abrir los ojos no debía ser prioridad.







lunes, 27 de mayo de 2013

Tesoros polvosos

De entre tantas cosas que han salido en este reacomodo de mi casa, han surgido tesoros arrumbados en el desván de lo olvidado. Unos cuantos libros guardados en una caja polvosa llena de libros y tarjetas de cumpleaños y de amor. Quien lo dijera, en mi familia nos daba por escribir cartitas de amor y de reclamos. Todas ellas guardadas por diferentes manos para no olvidar y hoy que las hemos releído nos han llenado de alegría por lo vuelto a vivir.

De entre todos los libros hallados, me ha gustado uno de Antologías porque me ha sumergido en un mundo diferente del que poco conozco.
Contiene poemas, odas, cantatas, cuentos, en fin, no termino de explorar sus páginas. Entre muchos autores de los que ahí vienen y que había oído pero poco leído está José Juan Tablada, poeta mexicano del que recuerdo un pequeño poema aprendido en mis épocas primarias.
Hoy supe que el poema es un haikú del que en mi vida reciente (cuatro años para acá) he querido escribir uno pero siendo mero aprendiz de cuentacuentos no lo he logrado.
Parece sencillo pero no lo es.
Bien dice el dicho: zapatero a tus zapatos. 
Así pues visto lo visto seguiré leyendo e intentando escribir quien quita y en una de esas hago un haikú y ni cuenta me habré dado. 
¿Se podrá hacer uno que hable de la amistad? 
Lo voy a investigar. 
Es mejor estar entretenida inventando haikús que pensando de qué quejarme digo yo.






viernes, 24 de mayo de 2013

Cuando no sepas que decir...

Algo de lo que me gusta de la mamá de Natalia es que conserva mucho de las costumbres de provincia.  La niña es feliz sin tantas comodidades ni extremos cuidados. Cuando le da fiebre le cura con remedios antiguos muy bien probados. Claro que si es algo más grave, el pediatra está a un click de llegar. El instinto materno sabe cuando hay que acudir al médico y obvio con la opinión de la abuela que sabe mucho de niños.

Nueris deja que agarre la tierra, el agua y si se moja la ropa se la cambia sin problema. Deja que sienta la textura de las plantas o el pelo del gato o de los chihuahuas. La niña agarra todo bajo su supervisión. Agarrar al cactus fue una llamada de atención porque ahora somos dos las que siempre andamos tras ella incluso cuando nos dice ¡No! para que no la sigamos.

La semana pasada -hacía mucho calor- La Bella andaba muy inquieta por la vacuna que le acababan de poner, entonces a su mamá se le ocurrió bañarla en el patio a pleno sol.

Me sorprendió cuando dijo que la bañaría fuera pero ver como Natalia estaba entusiasmada me quedé viendo como sin hacer drama le echaban el agua tibia en la cabeza. 

Todos veíamos como si de un gran espectáculo se tratara pero es que para nosotros lo era, perdemos tanta espontaneidad en aras de la comodidad que la vida nos da que disfrutar del baño de la Bellita nos hizo la tarde.

Natalia disfruta de la simpleza de la vida y eso me gusta. Sus padres le han comprado buenos juguetes pero ella prefiere jugar con su pelota o con un aro para hacer burbujas. Se entretiene jugando con los chihuahuas desdeñando el último juguete que le compraron.

Ojalá que siga así, aprendiendo a ser feliz con tan poco.










Orgullo

Hace diez años -un 15 de mayo- dejamos el departamento donde vivíamos para venirnos a esta casa en la que hemos sido muy felices, por eso cuando se vislumbra la posibilidad de regresar, me niego rotundamente. "Mis amigas" y la mucha gente que me conoce me vio irme de ahí sana y feliz y no voy a regresar ahora que la vida me dio un revés enfermandome. Conozco a esa gente, me conozco y estoy cierta que si regreso me voy a enclaustrar y morir de tristeza. Bruno pronto dejara el nido y comenzare una nueva etapa con Barry y no quiero empezarla allá. Dicen que para ser libres no debe afectarnos lo que opinen los demás pero estando en mis condiciones lo que alguien diga de mi -empezando por Carmela- me va a doler. No voy a regresar, no quiero regresar y si me obligan todo tendrá un mal fin. No puedo regresar, ¿No entienden que mi orgullo esta lastimado y tembloroso? ¿Es tan difícil entender que ya no soy lo que fui? Soy un saco de enfermedades y asi no hay quien viva y ya me voy a dormir porque esto no debí haberlo escrito y menos en viernes. Tengo el orgullo herido. No quiero, no puedo volver y esto es muy serio ¿Dudar? quizás.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Tiempo

Ayer: 
Volví a recibir una llamada para extorsionarme, he perdido la cuenta de cuantas van. Una voz de mujer llorando me dijo ¿Mama? Conteste - ¿Si?- pero al no reconocer la voz colgué de inmediato poniéndome a localizar a mi familia. Me asombra el que ya no me ponga nerviosa eso quiere decir que me estoy acostumbrando a ese tipo de llamadas. La extorsión telefónica a todo lo que da, ya no me sorprende. Mala señal. 

Hoy: 
Al rato viene de nuevo El gran Markus. Mi casa sigue hecha un caos, necesito alguien que me ayude a poner orden. Me estoy acostumbrando a vivir como si fuera a mudarme. Y luego no convenzo a Barry de cambiar el color blanco de las paredes. Esto va para largo, entre el No de él y el Si mío se está pasando el tiempo. 

Mañana: 
El mañana no existe, entonces no puedo hablar de lo que no ha pasado. 

Mi vida normal está muy lejana, no tiene para cuando volver. Encima el calor no me deja hacer nada. Parezco robot, tipi tipi tum tipi tum. Las lluvias no llegan como debieran eso quiere decir que el año que entra tendremos menos agua. No entiendo porqué la gente se queja de las lluvias si vienen a limpiar y refrescar todo pero no, así como se quejan de la lluvia yo me quejo del calor infernal que me mantiene amodorrada la mayor parte del día, sofocada y sudorosa. 
Los días duran mucho y no hay tanto que hacer. Ya quiero mi vida normal. ¿No saben dónde la perdí? Ha de estar empacada en la bolsa más grande que está en la recámara de Bruno y no quiero abrir porque tiene una sorpresa de las que no estoy segura querer recibir. 
Mientras me decido me voy como un robot, tipi tipi tum tipi tum. ¿Tu de que vas?






lunes, 20 de mayo de 2013

¡Oh oh!







Tengo un amigo -¿o tenía?- que dice que facebook es muy chismoso porque se entera uno de muchas cosas. Truenes, amistades nuevas, cumpleaños de sobrinos, nietos y demás. Puede uno hacer más cosas pero esta es la que me ocupa ahora.
Bien dicen que El ocio es la madre de todos los vicios.

Y si.

Si yo no estuviera de ociosa perdiendo el tiempo metiéndome donde no me llaman estaría haciendo algo productivo pero no, aí voy de curiosa en esta mañana floja y no ha sido más que poner el nombre de un cuate mio y de ahí pucharle a un enlace que me llevó a otro y a otro y de pronto ¡Oh!

El que busca encuentra y yo encontré lo que no estaba buscando pero que por lo menos me deja tranquila y creo que por fin esta noche podré dormir como angelito. ¿A quién me recuerda este nombre?

Después de ver lo que no debía me voy a ocupar en cosas más productivas que andar de fisgona. 

Buen punto.









Cambio de tono

Con un beso y un abrazo de La Bella ayer todo comenzó a ir bien. 

Salí temprano con mi familia a ver jugar a Bruno quien por cierto metió dos goles haciendo un festejo que a todos nos hizo soltar la carcajada.
Quise ir -cosa que casi no hago- porque no quería estar malhumorada y quejona. Entonces cuando preguntaron si iría dije Si.
El sol empezaba a calentar, como había llovido la noche anterior en unos instantes comenzó a ser asfixiante así que nos fuimos a desayunar.

Teníamos que hacer otras cosas pero quisimos caminar un buen trecho para llegar a casa y no tener que usar el automóvil. Fue muy bueno haber hecho eso porque encontramos dos parques en los que nos pusimos a jugar recordando los ayeres infantiles. Junto con Natalia que tiene mucha pila el día se nos fue como agua. No gastamos apenas para refrescarnos y nos divertimos subiendo a las resbaladillas y al tubo de bombero en el que Barry se raspó la pierna porque no supo bajar. Yo me raspé las pantorrillas y se me rompió el calcetín cuando se me zafó el zapato porque no pude detener una caída. 
Brincamos la cuerda, jugamos un partido de fútbol -que perdimos por más que hice la portería muy chiquita y no entrara ni el aire- metiéndome gol Bruno cuando yo estaba comiendo jícama. Les dije que era falta pero nadie me hizo caso. Perdimos 2-1. 
Fui portero ambulante pero jamás pude quitarle el balón a Bruno porque está muy grandote y con un empujoncito me quitaba del camino y me metieron otro gol, snif!

El sol pegaba muy fuerte, hace tanto tiempo que no me daba de lleno. La piel pálida tomó un color rosado, tomó color de vida.

Cuando me miré al espejo mi cara estaba coloradita como cuando era pequeña y mi madre me alimentaba bien para que no enfermase más. ¡Tengo color! No soy la paliducha de siempre.


Bien dice Barry que soy muy negativa, que debo cambiar el No por el Si aunque me cueste trabajo. Yo no sé si podré hacer eso algún día pero el haber dicho ayer que Si nos dejó el domingo más maravilloso de los últimos tiempos.

Lo malo que cuando llega la noche mi otro Yo insiste en ponerse a pensar cuando todos duermen. 

En fin, me quedo con las risas de ayer porque a pesar que todos quedamos muy cansados la pasamos como la verdadera familia feliz que somos gracias a que todos tienen un positivismo que me comparten. De esa manera ni el sol por muy fuerte que pegara nos desanimó.

Y ya, es todo, suficiente para comenzar bien la semana digo yo.










domingo, 19 de mayo de 2013

Escucha... escucha

Soñar quiero pero dormir no puedo. Escucha con atención al sonido de tus pensamientos. Entiende lo que te quiere decir ese insomnio permanente. Preguntate que sucede en tu interior. Cual es la causa de tus desvelos. Ahonda en lo que te esta haciendo pensar. Difumina todo rencor y olvida. ¿Que pasa? ¿Que hay en ti que no te deja dormir? Medita e intenta llegar a la verdad y si es que la sabes haz lo que debas hacer. Intenta dormir sin nada que te dañe. Piensa en cosas lindas. Para dormir puedes recordar el canto matutino del zenzontle o el trino de ese pájaro que por las mañanas inunda tu recamara. ¿Recuerdas al petirrojo haciéndole la corte al pájaro negro sin miedo al que dirán? Son libres, son pájaros. Tu también eres libre porque tienes la oportunidad de caminar por las calles sin que te lastimen las miradas. Asi lo decidiste. Recuerda la ultima vez que montaste a caballo. La sonrisa de tus hijos fue contagiosa. Duerme escuchando tu corazón, ¿Como suena eh? Evita los malos pensamientos y las ausencias que te hacen estar en una duermevela continua. ¿Donde te perdiste Flor de Maria? Busca tu paz interior en esa cara frente al espejo. Recuerda que todo es un ciclo y ¡duerme por dios! De todos modos la vida sigue y tus desvelos te están haciendo daño. Todo pasa y nada queda, ¿Recuerdas? Duerme. Mañana puede ser el día y todo habrá pasado. Hasta mañana,¡Ah! Y no tomes pastillas para soñar no funcionan para ti. Besitos, Bye.

Flor












Ya  no quiero estar enferma y para evitar bajones me salgo de aquí a respirar aire puro y convivir con mi familia o corro el riesgo de llorar y eso no vale en domingos familiares.















sábado, 18 de mayo de 2013

El gran Markus

Dicen que para escribir se necesitan musas, yo no las necesito. Lo que requiero son bichos para imaginar historias para niños que no son niños. Digamos que son para niños mayorcitos porque según esto el lenguaje que uso -sin ser grosero- no lo comprenden los pequeñitos. Los grandes puede que si lo hagan.

También invento historias muy tristes que a pocos les gustan pero no puedo evitarlo. Nací el día de las Ausencias en un invierno de neblina cerrada. Viví parte de mi infancia en ese lugar al que no me gustaría volver. Hay cosas y lugares que de tanto ser nuestros, se vuelven ajenos en el momento de la independencia natural dictada por la vida y las ganas de volver quedaron enterradas en el adiós lloroso de una madre.

Mis historias de bichos tienen mucho de mi infancia. Mis hermanos, mis padres, el monte, la casa grande con columpio, los hongos remiten a un pasado nostálgico que no hace más daño.

Es por eso mi afán de buscar insectos, de observarlos para crearles historias inverosímiles bautizándolos con nombres sui generis y poco ortodoxos. Todos mis protagonistas tienen dos nombres, igual que mis hermanos y yo. Costumbre que la nueva generación de Apellidos Ilustres ha desarraigado portando un solo nombre. A mi me da la idea que les falta algo. Es como llamarse Pájaro o planta o piedra. Siento que les falta algo que los distinga de los demás. No digo que sea malo pero de toda la vida, mi familia ha llevado dos nombres y por eso la costumbre no pasen ustedes a creer que es ofensa.

Pero bueno ya me desvié del tema de este post. 

Resulta que a mi casa ha llegado El gran Markus. Un sujeto de playera roja y pantalón caqui provisto de artilugios y polvos mágicos para matar bichos, materia prima de mis historias. 
Llegó el lunes con una mascarilla blanca y sus aparatejos fumigadores rociando un líquido blancuzco por todos lados.

Las lluvias que apenas comienzan han traído tal cantidad de bichitos provocándonos alergias y picaduras que nos llegaron a preocupar de tal manera que tuvimos que tomar medidas extremas.

Me da pena porque El gran Markus acabará en tres sesiones -una por semana- con toda la fauna nociva pero desgraciadamente también se llevará entre las patas a las hormiguitas, grillos y arañas inofensivas que habitan mi casa.

Con la primera sesión han emprendido la huida las hormigas del patio trasero, las arañas del rincón del baño de la entrada a las que yo invitaba a salir con la escoba. Los moscos de temporada, moscas zumbonas que cayeron -dos- frente a mis ojos y un ejército de hormigas rojas llegadas del lado norte de la avenida principal.

Ya no hay bichos, tampoco historias y yo señores tengo mucho sueño. Nada que ver con los bichejos pero es que de verdad tengo mucho sueño.

Y yo escribo dormida en este sábado cansino de ausencia de bichos.










viernes, 17 de mayo de 2013

¡Viernes que te quiero viernes!



Natalia La Bella

Es increíble lo que uno puede hacer en el día y que además sobren horas. 

Hay tanto por hacer que no terminaré en los próximos mil años. Reordenar la casa para salir de una rutina mortal incluye pintar y deshacernos de todo lo que sea posible. Aquí no vale conservar cosas inútiles hay que dejar ir los recuerdos. Es ahora o nunca. 

Hemos comenzado, no hay marcha atrás. Esta semana ha sido extenuante. Llegando el viernes hay que hacer paro obligatorio, debemos dejar por casi tres días todo más o menos habitable, llega Natalia y su "buela(abuela)ven". 

Esa niña es un remolino. 

La semana pasada tuvo el tino de agarrar un pequeño cactus y sino es porque decía: "au au mamá au" no nos damos cuenta de que estando en etapa explorativa, había llegado a mis plantas. Agarró el cactus clavándose varias espinas las que su mamá tuvo que quitar con mucho cuidado. ¿Y La Bella? nada de lágrimas, es muy valiente.

Hay que tener mucho cuidado, con eso de que le gusta tocar, esta aprendiendo y hay que andar tras ella todo el tiempo. 
Sigue sin querer estar conmigo pero bueno supongo que mi voz autoritaria la aleja de mi no así de su abuelo quien es su adoración. En fin que se puede hacer si los niños son tan sinceros y no mienten. Me conformaré con que me diga "buela ven", las veces que quiera que la rescate de no querer comer o de querer saludar al gato y me diga "mano" estirando su manecita para agarrar la mía. 

Hago lo que sea con tal que me quiera un poco más los fines de semana. Hay quien dice que soy un ser frío y sin sentimientos. Si así fuera no me dolería que estirando los brazos Barry y yo para cargarla prefiera irse con él. ¡Muero de envidia! 
Eso duele oigan y ningún consuelo vale. 
Mejor me voy a dormir porque lloro y eso no es saludable en las madrugadas ni en viernes en que a todos les da por ser felices. A mi también pero un poquito menos tampoco hay que alardear.










lunes, 13 de mayo de 2013

Todo es tan tan tan extraño

Desde los últimos días de abril todo ha sido extraño. Siento que estoy viviendo una vida que no es la mía. Las cosas que hago no tienen nada que ver conmigo. Estoy viviendo la vida de otra. Dicen que los cambios son buenos pero al mío no le agarro el gusto. Todo es tan diferente. La rutina no es la que solía ser. Hasta mi cama esta siendo otra. Las cosas ya no dicen nada de mi. Todo ha cambiado. Soy una extraña en mi propio cuerpo. Lo único afín con la de antes es mi necesidad de que vuelvas, a lo mejor eso es lo que necesito para que todo sea igual. ¿Qué me esta pasando? Ya quiero volver a ser yo, la de antes porque esta nueva no termina de convencerme. Quiero mi vida de vuelta con todo lo que eso implica. Sin importar que a nadie le guste la otra Yo. Épocas cambiantes vivo como estaciones del año que no encuentran acomodo en otros tiempos. Al paso que voy eso esta muy lejano. Mi casa, mi familia, mis amigos, mis mascotas todo es extraño. Mi computadora, la recámara, mis libros, el escritorio, todo habla del cambio de esta que no soy yo, del cuasi olvido al que las he confinado. Hasta mi forma de escribir ha cambiado. El sillón verde con muchos cojines y la sala son mi nuevo hábitat. Con poco vivo, con nada duermo. ¿Donde me perdí? Si alguien encuentra una Flor en mal lugar esa soy yo. Necesito a regresar a mi sitio. Elijo la opción de ser la que más me ha gustado, la de antes que sabía vivir con todo y su rebeldía innata, yo no nací para santa. Todo fue un sueño y ya quiero despertar de esta quimera de vida que no fue diseñada para mi porque yo no soy así. Intuyo que esa Flor -la de antes- no volverá y eso es -para mi- muy grave porque pierdo la opción de volver a ser lo que antes fui. Maldito insomnio que me introduce a mundos reflexivos y nada cuerdos en los que me sumerjo porque necesito pensar o muero de hastío nocturno. Continuemos con lo que hay que de eso se trata la vida y no hay más, sigues o te bajas en la siguiente parada.






domingo, 12 de mayo de 2013

Imaginarium

Necesito conseguir un amigo imaginario para que me acompañe a correr, mi alter ego esta un poco cansado de escucharme repetir lo que ya sabe en cada vuelta de pista. Emilio me dejo el primer día y Pepe insiste en no volver. Necesito alguien que corra a mi lado. Un amigo nomas que disfrute conmigo el placer de vivir por las mañanas cuando corro. De lo demás ya yo me encargo. Despues de eso todo pinta mejor porque habré hablado con mi conciencia.

viernes, 10 de mayo de 2013

¡Abre los ojos!

¡Y soy muy feliz!






Y tengo ganas de abrazar a todos y de ser feliz por siempre. Hoy amo a todo el mundo y morirme no está en mis planes. Tanta felicidad no me cabe en el pecho, si este estalla saldrán corazoncitos rosas por doquier.
Hoy amo más a Barry y a Bruno y a Laura y a Nueris y a La Bella y a Los Apellidos Ilustres y a los chihuahuas y a Calixto y a mi pez y a mi Ángel de la Guarda y a mis amigos y a mis amigas y a mi amigo secreto que miro de soslayo y que no sabe mi nombre y a mi profe y a Compi y a Fer y a José. Amo a aquel y a este y a ese y a los que se me olvidan y a los que no y a todos porque soy muy feliz y cuando eso sucede quiero que todo el mundo también lo sea sólo por hoy que mañana empezaremos de nuevo a vivir e intentar ser de nuevo felices como hoy y siempre.
Y olvidar los malos humores y las desesperanzas y esas ganas de morir que aquejan en ocasiones y desaparecen al despertar.
Hoy la felicidad inunda todo.










jueves, 9 de mayo de 2013

Tres viejos


Benito Tiki

Una de las cosas que creo fervientemente es que Barry es casi un santo por el hecho de tener que lidiar conmigo pero los santos también tienen sus defectos y el de él es ser muy intolerante a ciertas cosas. 
El que lo aguanta es Bruno. Los dos se han vuelto muy amigos. ¡Ay si quiero mucho a papi Barry! ¡Ay si quiero mucho a mi hijo Bruno!
Me gusta que se lleven bien pero cuando se unen contra mi me caen en la punta del dedo gordo del pie izquierdo. 
Barry se ha acercado mucho a Bruno, me da ternura como verte sus sentimientos en su hijo cuando antes no lo hacía pero cuando se enoja con él, arde Troya aunque luego los remordimientos le causan pesadillas y se levante por las noches a darle besos a su hijo dormido.

Estoy agotada. Quiero tirarme como rana en piedra. Me duele desde el dedo meñique hasta el cabello más largo de mi cabeza. Y apenas llevo tres días. ¡Ay me duele!
Me siento como coche viejo, todos me rebasan. 
Hoy toca clase de cerámica. Espero aguantar a la maestra con su perorata sino me saldré a media clase. No fui la semana pasada pero es que hasta los ángeles como yo necesitan un respiro a la paciencia.
Eso o me estoy volviendo vieja.

A Benito Tiki lo tuvimos que llevar al veterinario porque no podía caminar. Pensamos que eran las reumas pero no nos dimos cuenta que una uña se le había enterrado en el cojinete y eso le impedía dar bien el paso.
Tendrán que aplicarle tres inyecciones. El veterinario le tiene miedo porque le pone bozal para revisarlo. Ni siquiera tiene dientes mi perrito. Es muy bravo. Tiki me quiere mucho.
Eso o se está volviendo viejo.



Babo Alejandro


Pronto mi casa será un geriátrico con puro pinche viejito cascarrabias y eso es más temible que la intolerancia de Barry, mi impaciencia y la bravura de Tiki porque estaremos todos juntos añadiéndole claro los ladridos interminables de Babo Alejandro al que han dicho debemos llevar a arreglarle los dientes o sino...




Calixto


¡Ay y mi gato! Me falta lidiar con las mordidas de Calixto cuando no quiero jugar con él, ¡Auch!
¡Que Dios nos ampare! O el diablo en su defecto al fin que ya está acostumbrado a la locura.










martes, 7 de mayo de 2013

Los mil y un porqués

Porque ¿de qué sirvió ganar si voy a seguir amodorrada en el sillón mirando pasar la vida?
Porque debo moverme para sentirme viva
Porque la vida sigue
Porque estoy ahora y aquí 
Porque en mi lecho de muerte no quiero lamentarme de lo que no hice
Porque un día adopté el ¨No puedo¨ como bandera. Tanto me lo creí que estaba convencida de ello y arrastré a todos en picada haciéndolos partícipes de mi mentira
Porque el Si puedo nació de mis más grandes esfuerzos
Porque hoy me desperté pensando que sigue después del domingo
Porque lo que sigue es hoy
Porque hoy me levanté con ganas de caminar. Y me fui tempranito. Comencé a contar los pasos pero dejé de hacerlo porque a nadie interesa cuantos pasos doy para llegar a ningún lado
Porque empecé a tomar conciencia de lo que es estar viva escuchando a los pájaros, a los niños camino a la escuela, a la gente ejercitarse, a respirar aire puro
Porque dejó de darme pena cuando después de dar tres vueltas a la pista comencé a correr -sin comillas- y pude y me dije que los límites me los había marcado yo misma y sentí vergüenza
Porque corrí sin cansarme y me sentí orgullosa por haber vencido la barrera del No puedo
Porque sino sirvió tanto esfuerzo ya puedo irme al carajo sin ayuda de nadie
Porque el carajo no es mi meta
Porque después del domingo la vida cambió
Porque yo estoy aquí y tu allá
Porque sé que me lees y te alegras también
Porque estoy orgullosa de mi, algo que nunca pensé decir
Porque mis pies se dieron cuenta que pueden correr
Porque después de todo la vida sigue
Porque no debo quedarme al final de la vida admirando mis logros desde la comodidad del conformismo
Porque sino no sería yo.
Porque sino hago nada la vida sigue igual
Porque sino nada habría valido la pena.








domingo, 5 de mayo de 2013

¡Oigan, miren, vean!





No tengo idea de como compartirles que obtuve el quinto lugar en la Carrera de Pasos Lentos.
Hice mi máximo esfuerzo pero no pude vencer a tres hombres que con sus zancadas largas eliminaron cualquier posibilidad de colarme en los primeros lugares.
El cuarto lugar fue una mujer con bastón con la que mi objetivo final fue competir, pero me ganó ya ni modo puedo vivir con ello.
Gané dos medallas en mi primera participación, eso me deja muy satisfecha.
Laura terminó la carrera de 5km a pesar que empezó después. La abracé muy fuerte porque la amo mucho.
Toda mi familia incluyendo a dos de mis hermanos y algunos sobrinos llegaron de sorpresa a apoyarme. ¡Soy feliz!
Estuve un poco nerviosa pero vencí el miedo que me daba ver a gente que está más enferma que yo.
Seguiré entrenando todos los días puede que surja otra posibilidad de competir de nueva cuenta.
Sigo reacia a pertenecer a la asociación, no creo estar preparada aún para convivir con mis semejantes parkinsonianos.
Llegué a la meta y eso me hace muy feliz.

Gracias a todos porque sin su apoyo del otro lado del monitor, esta ¨carrera¨ no habría sido tan emotiva.
Estas medallas nos pertenecen a todos, yo soy suertuda al tenerlas en mi poder.
Las colgué a un costado de mi cama así cuando me despierte todas las mañanas será lo primero que vea y eso hará ver la vida de diferente color.

¡Gracias totales amigos!








sábado, 4 de mayo de 2013

De madrugada vienes

Los silencios de madrugada en esta casa son apacibles, como un bebe durmiendo. Durmiendo debería estar pero como sucede últimamente me despierto en la madrugada. Madrugada fresca que me ha despertado en cama ajena, junto a Laura. Laura es como yo, por eso peleamos mucho. Con caracteres similares nadie da su brazo a torcer. Las dos tenemos la razón. Razón que me trajo a su casa y en la que de camino a casa he contado los escalones que subimos y bajamos. Bajamos menos y subimos mas. Eso hizo que a medio camino empezara a arrastrar el pie. Pie necio que no quiere caminar al paso del otro. Otro día que vivi junto a Barry escuchando a Serrat y Sabina. Sabina le gusta mucho. Me da mucha risa que de oír sus canciones seguido no se las aprende. Aprende a escuchar me dijo cuando quiero que sea solo mi voz la que se oiga. Oiga, lo mire de soslayo hace ratito pero no ha escrito nada. Nada tengo que estar haciendo despierta asi que me voy a dormir. Dormir para levantarme temprano. Temprano para ir a Coyoacan. Coyoacan me gusta. Y ya me voy, las palabras en el iPad se acabaron. Hasta mañana o hasta al rato según sea su horario. Aquí no puedo usar imágenes ni firmas ni nada. Acaba de romper el silencio un avión. Ah tampoco hay acentos, el iPad no sabe escribir bien. Tengo fijacion por escribir correctamente ya que en mis años mozos escribir bien era un orgullo. Tenia una buena idea para rematar el post pero se me olvido, todo fue por culpa de ese avión que acaba de pasar. ¿Ya les conté de la vez que me subí a uno y que al asomarme por la ventana vi que algo nos perseguía y después del susto y un rato mas me di cuenta que era el ala del avión? Me sentí provinciana ante su primera vez. Bueno Bye ahora si ya me voy, debo dormir. Cuando es menester hacer algo por obligación ni al sueño se le da la gana llegar.

viernes, 3 de mayo de 2013

En solitario

(Bosquejo de carta a quien ya no está).

No pasa nada

Soltando mi mano me dejaste parada sin nada de donde asirme.
(Tuve pánico y me aferré a ti).

Nada debe mover tu paz interior, ni yo.

Me quedé quieta sin saber que hacer. Los pies se me hicieron pesados, como de plomo -entendí la frase- y sin saber nada me puse a llorar.
(Parada como muñeco de cuerda no pude moverme).

Lo siento

Dijiste y sin mirar atrás te marchaste.
Me dolió porque pensé estarías para siempre.
(No hay nada para siempre).

Todo pasa

Escondido detrás de la puerta esperaste mi reacción. Levanté un pie con mucho esfuerzo, luego el otro. Di un paso, dos, tres...
Sonreíste como cada día
(como todos los días).

Te quedé mal

Me puse a llorar porque me enseñaste mucho pero se te olvidó decirme como reír con lágrimas de soledad.  Eso no me lo enseñaste.
(Me sentí sola sin ti)

Eres mi mejor amigo

Te esperaré siempre
aunque el siempre tenga un fin
(¿hay un fin?)

Te fuiste.

Supiste que nada pasaría,
no había tiempo para más y sin miedo comencé a caminar.
(Eso ya no lo sabrás, ¿o si?)

¡Lo lograste! pero ya no estás para ver lo que siempre deseaste: Que aprendiera a caminar sola y con la cara sonriente.

Gracias por ser el mejor aunque ya no estés.













Flor de loto

Cuando escribir no puedo...







¡Felicidades Ángel de la Guarda!
Los ángeles de la guarda también cumplen años.












jueves, 2 de mayo de 2013

Vísperas del día que ha de ser





Este blog pronto dejará de hablar de la carrera, ya falta poco para que se efectúe. Ustedes disculparán.
Mientras tanto diré que me conflictúa el hecho de no saber si debo o no usar medicamento para ese día. Si tomo las pastillas soy ¨normal¨ en un 85%. Entonces competiré contra personas enfermas y eso es hacer trampa (según yo). Si no lo tomo estaré un poco a su nivel porque no estoy tan mal pero tampoco tan bien. Así pues competiré en ayuno de píldoras mágicas, no hay más que hablar.
Ya vi las playeras en facebook hace un momento. El corazón se me quería salir del pecho. Mañana comienzan los preparativos, tengo nervios o miedo no sé como llamarlo.

Mientras tanto sigo caminando con la vista puesta en el día que ha de ser.
Tengo mariposas en la panza. 
Siento sentir que estoy sintiendo lo que no quiero sentir: algo llamado miedo.
Voy a buscar la pulsera de la suerte que me regaló Noemí, amiga española que tengo en el olvido, perdón.

Toro Salvaje: Sé que correrás conmigo en el gran día, ¡Tenemos que ganar!

De algo estoy segura que si no pierdo, voy a ganar ;)
Y si gano seré la más feliz del mundo mundial y galaxias aledañas algo así como la cantidad (si se pudiera medir el amor) de lo que te quiero.
Y si pierdo habré ganado más.
Amanecí graciosita, después de haber dormido mil horas cualquiera ve el mundo de color triunfo.










Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.