Páginas

domingo, 4 de noviembre de 2012

Difuminada style


(Cuento de domingo)




Erase que se era en un lugar perdido en el infinito valle de los cultos, cientos de demonios machos fueron soltados uno por uno para acabar con los habitantes de un lugar llamado La Tierra Conservadora de las Tradiciones.

Al atardecer del segundo día de noviembre bajo una copiosa llovizna, los habitantes del lugar salieron a lavar sus culpas con las miles de gotas que caían mojando sus cuerpos. Los hijos tomados de la mano de sus acompañantes, caminaban bajo el halo de la buenaventura sin saber que antes de caer la noche, los demonios aparecerían sin darles tregua ni suspiro para eliminarlos cual bichos feos.

Héte aquí que al meterse al sol, los seres malignos al mando de Mephisto -el Diablo Mayor- fueron esparcidos en las calles como semillas de yerbamala. Con  el viento de los desamparos y bajo la consigna de acabar con todo ser humano para apoderarse de La Tierra Conservadora de las Tradiciones, los malos cayeron por todos lados adueñándose del lugar donde azotaban porque eso si, los diablos eran medio torpes que digo medio, torpes completos y no sabían aterrizar sino que caían como fardos.

La consigna era encontrar la llave de la perpetuidad de la especie sin las odiosas mujeres o diablillas dependiendo el caso.
Por cada alma que atrapen, desaparecerán tres mujeres ¡Loor a Mephisto y sus ideas diabólicas!

Según la leyenda, debajo de la piedra del molino -ubicada en el centro de la tierra- se encontraba la llave que les daría el poder sobre todo el universo. El poder que residía en perpetuar su especie sin necesidad de mujeres. ¡La gloria en la tierra y en el infierno! Ya no habría más diablillas mandando sin tregua a sus maridos chocantes.
Los demonios podrían hacer lo que se les viniera en gana como ver el fútbol lo domingos sin tener que bañarse y apestando a diablos.

Así pues Mephisto habló a los demonios menores:

-El que me traiga la mayor cantidad de almas será el que ocupe mi lugar cuando el vaho de mis fauces deje de soltar el azufre de las profundidades y mis alas dejen de soplar tempestades- dijo con voz estentórea sin que nadie objetara nada.
Todos le temían porque de suyo era sabido que aquel que osara replicarle o tocar cualquier parte de su cuerpo sería convertido en mujer. Dado que los demonios eran muy machos, tal cosa era impensable.

-Tengan cuidado dijo Mephisto- porque El Hada Azul Difuminada hará todo lo posible por que no se lleven ni un solo habitante.
Esa hada es muy lista y todos le sacan la vuelta.

-Ella junto con su Gnomo Verde Gruñón, les harán la misión muy difícil- dijo moviendo sus grandes alas y cerrando los llameantes ojos mientras visualizaba al pequeñuelo verde- tendrán que ser muy astutos..


El Gnomo Gruñón poniéndose verde

-¿Por qué se llama Hada Azul Difuminada, su bajeza?- preguntó un diablo menor torpe y bobalicón.
-¡Asht!- dijo Mephisto- Lo que pasa es que como todas las mujeres, al hada no le gusta como sale en las fotografías, entonces para evitar ser reconocida pide a los demonios retratistas que difuminen su imagen sino les hará engordar todos los kilos del mundo en castigo por su desobediencia.


El Hombre sin piel queriendo comerse al Hada Difuminada

Al filo de la tarde monstruos descarnados salieron en pos de las almas débiles que llevarían al séptimo aro del infierno donde serían recibidos por El Hombre sin Piel quien con un cuerno de bisonte como trompeta,  daba acceso a las almas perdidas.

-¡Tuuuuuuuuuuuu!- retumbaba en las grietas la anunciación de una nueva alma que llega a engrosar los ejércitos de Mephisto porque él sabe que nunca nadie podrá ocupar su lugar y los  engaña de la forma más vil.

Pobres monstritos, tan lejos de Dios y tan cerca del Diablo.

-Una última cosa dijo Mephisto- el Hada Difuminada y su pequeño secuaz verde tienen un arma infalible, un enorme hongo bicolor que le da poderes omnipotentes.

-Como toda arma hecha por los humanos- continuó, esta arma tiene un punto débil y ese punto es el Gnomo Gruñón.



El Gnomo Gruñón antes de comer Hongo Bicolor


-Al Gnomo le gusta el hongo bicolor, entonces el hada tiene que cuidar que este no se lo coma porque al contacto de sus pequeños labios se pierde el poder y la derrota es inmediata. Los diablos menores acabarán con ellas en un dos por tres y los habitantes de La Tierra conservadora de las Tradiciones desaparecerá para siempre. 
Amén.



El Hada Difuminada con su hongote de azúcar

-¿Sabían ustedes que este hongo bicolor le fue entregado al Hada por la Calaca Tehuana? ¿No? Pues ya lo saben, cada día hay que aprender algo nuevo niños. Pues bien, la Calaca Tehuana era una hechicera venida de los tiempos en que las flores se agarraban de los vestidos de las mujeres y permanecían en ellos hasta que el tiempo o el cloro las hicieran desaparecer.



La Calaca Tehuana con el Hada 


-La Calaca conoció al Hada y se hicieron grandes amigas, he ahí la razón del regalo- dijo Mephisto.
-¡Así pues mis valientes mounstritos, a por ellas!

-El que gane será el ganador y tendrá la gloria eterna de tener descendencia sin necesidad de un ente femenino gritón y malhumorado y de ocupar mi lugar- muajaja río en sus adentros Mephisto- ¡Go!



¡A correr, el Gnomo Gruñón se comió el hongo!


¿Continuará? Puede ser el año que entra, si es que el Hada Difuminada no desaparece de la faz de la tierra en calidad de polvo y los monstruos salidos de la imaginación de unos seres extraordinarios conserven la tradición de convertirse en entes malignos los primeros días de noviembre en Coyoacán.














PDPLUS: Se agradece la valiosa participación de Natalia La Bella convertida en Gnomo Gruñón.
PD1: Participación involuntaria de los Monstruos de Coyoacán
PD2: Primera aparición del Gnomo Gruñón en los posts de la MaLquEridA
PD3: Ningún monstruo fue lastimado en la elaboración de este post.
PD4: La cámara con la que fueron tomadas las fotos aumenta de 10 a 15 kilos así que si ven al hada gorda es por culpa de la pinche cámara que aumenta de peso.




25 comentarios:

  1. jajaja Menos mal que la preciosa Hada Difuminada mantiene a raya a tanto ser maligno, aunque a decir verdad los niños no parecen asustarse a juzgar por las fotos...jajaja
    Lo que me preocupa es que se comiera el hongo, a lo peor ahora desaparecemos todos los humanos, como mínimo...jajaja
    Besos y salud

    ResponderEliminar
  2. Lo que mas me gustó fueron las PD , geniales !!!

    ResponderEliminar
  3. hahaha y como le avientas a la camara hahaha me gusto me gusto :D buen post para iniciar el dormingo hahaha

    ResponderEliminar
  4. hada difuminada...
    te invoco....

    ResponderEliminar
  5. Qué curiosidades!!!! diferentes culturas y cada una con su bonito color!!!!! Un placer leerte. Llevo unos días que intento dejarte comentario pero el sistema no me deja, brrrrrrrrrrrrrrrrrr maldito internet. Besos mil amiga, desde una España superlluviosa.

    ResponderEliminar
  6. Bien por el Gnomo!

    Buenazo el cuento dominguero.


    Saludos

    PD: que coqueta, el Hada.

    ResponderEliminar
  7. Anduve de viaje poético por tu Mexico lindo, espero poder regresar el año que viene, ya falta nada...

    ResponderEliminar
  8. Me quedo más tranquila sabiendo que el hada difuminada mantiene a raya a los esbirros de Mephisto

    Un besote y buena semana

    ResponderEliminar
  9. Waaaaaa! Un cuento justo para disfrutarse un domingo en la tarde.

    Genial,

    Sé feliz :)

    ResponderEliminar
  10. Genial!!!

    Me ha gustado una barbaridad.
    Que bueno!!!!!

    :)

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Para qué decir imaginación pudiendo decir malque.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. El Gnomo Gruñón, siempre nos salva...

    ResponderEliminar
  13. Que estas hecha toda inspiración Malque! Seguro que el hada Difuminada gana, el Gnomo Gruñón, es toda ternura, y a decir verdad a mí me encantan los hongos bicolor!, ni Dios quiera que caigamos en esto que puedan estar sin bañarse. Miles de abrazos y una bella semana, TQM

    ResponderEliminar
  14. xhale we, ese mal de sambito hace que salgas movida en todas las fotos

    #joeputaparkinson

    por logica matematica logro deducir que si cada camara aumenta entre 10 y 15 kilos, a ti te estaban tomando fotos con tres camaras al mismo tiempo!

    ok ya mucho troleo para una noche de domingo

    luego te awitas.

    xhaludos doña "difumada"

    ResponderEliminar
  15. jejejejeje una grandiosa forma de hacer la narrativa de un día de brujas ¡¡saludos y apapachos Malquerida!! :D

    ResponderEliminar
  16. Que imaginación, Malque.

    Que bonito es Coyoácan :D

    Precioso que logres construir historias a partir de imágenes. Verda de Dios.


    Pd. No tengas nunca Google+, porfis. Aniquila todas las imágenes del blog :(

    ResponderEliminar
  17. ¿Y de verdad La Bella andaba gruñona ese día o solo la llamaste así para coveniencia del relato?

    ResponderEliminar
  18. Me encanto!!! jajajajaa Saludos al hada difuminada? así era/? jajaja saludos al hada azul!!! y al pequenio gnomo!!!

    ResponderEliminar
  19. en la foto donde estas con el monstruo sin carne, sales como cuando llega o se va el superheroe Flash!!!!

    jajajajajja

    saludos

    ResponderEliminar
  20. Mephisto nunca podrá hacer nada contra los humanos mientras exista un Hada Dimuninada, ¡QUÉ IMAGINACIÓN, MALQUE!

    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Me encantan tus historias, es inevitable leerte...

    ResponderEliminar
  22. Bueniiiiiiiiiiiiiiisiiiiiiiiiiiimooooooo!
    Esta hada concede deseos ?
    Necesito como 100 !
    jajaa
    Que belleza ese Gnomoooo me la como a besos !
    :)
    Un beso Malque

    ResponderEliminar
  23. Adoro tus siempre coloridas entradas, mi Malque, benditos lares donde andas.

    Abrazo

    ResponderEliminar

Usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje