Páginas

lunes, 31 de octubre de 2011

En un día tan sin embargo me dieron ganas de hablar de mis manías y la ridiculez de su encanto





Héme aquí escribiendo manías en un día frío en que tu presencia se aleja de mi cada vez más. Lo quise hacer porque nadie me conoce -ni tú- y los que creen conocerme se llevarían un chasco al saber que ni por asomo soy lo que piensan. En las ocasiones -claro- en que me lleguen a pensar.

Y quién soy, más que una mujer llena de traumas y manías heredadas por la vida.

Manía de cortarme las uñas hasta el ras mientras cuento letras de tres en tres hasta que se me olvide en qué número voy y vuelvo a empezar en un conteo sin rumbo ni final. Rezar oraciones inventadas cuando le temo a dios. Cerrar mi puerta con llave y regresarme a ver si cerré bien. Tocar a los santos para que no me abandonen en las pesadillas que pueblan mis sueños. Mandarte mi fotografía una y otra vez esperando que un día me digas Bonita. Reconocerme todos los días en el espejo para ver si sigo siendo yo.
Manía de escuchar a Bunbury hasta la saciedad. Maniática de comer sal, tomar aspirinas hasta el punto de llevarme a un sin sentido.

Volver a contar de tres en tres hasta llegar al nueve y vuelta a empezar. Cortarme con los dientes los pellejitos de mis manos infantiles, que nunca han logrado ser femeninas. Jamás uñas largas porque los dedos me duelen y termino por castigar tal osadía cortándolas al ras.

¿Qué locura habita en mi que no termino de encontrar?

Soy mujer maniática que le pide perdón a las arañas por sacarlas de mi casa. Manías sin origen que sirven para llenarme de bolsos de mano que en la vida ocupo. Zapatos de mil colores regalados a la primera señora que pasó y de ahí jurar no volver a comprar más que las botas que corrigen mis pasos a esta edad en que los caminos deberían saberse de tanto recorrerlos.

Mirar en las noches la luna por si acaso la estás viendo-do quiera que estés- y nuestros ojos se unan en una amistad lejana como las estrellas que no termino más de contar.

Manía de hacerme la lista para que no piensen que estoy loca y me manden al manicomio. Manicomio, le tengo terror al manicomio. Mi familia sabe que si un día digo cosas sin sentido habré empezado a perderme y les he hecho jurar que nunca me llevaran con los loqueros a sufrir letargos onanistas.

Y en mis continuos desvaríos compro uno, dos, tres paquetes -los que sean- de calcetines blancos -nunca de otro color- blancos para recordar que así debía dejarlos en mi infancia. Sin mancha, como una recién nacida que ni siquiera el pecado de origen trae en su piel.

Manía de lavarme tres veces el cuerpo, tres veces el pelo, tres veces los dientes. Tres... siempre tres... tres tres tres.

He comprado perfumes al por mayor porque no me gusta el olor que el sol deja en mi cuerpo haciendo que me sienta así como ahora: Tan sin embargo pero perfumada.

Tan sin embargo, en un día de finales de octubre donde los muertos chiquitos -heredados de mis ancestros- han venido a darse cuenta que no... hoy no hay ofrenda porque me he deleitado recordando las manías culposas de una mujer así como yo... tan sin embargo adherida al número tres.














26 comentarios:

  1. Creo que todos tenemos algo que nadie conoce ... yo también tengo la manía de morderme las uñas y más cuando estoy nerviosa , realmente admiro el valor que tienes para describirte tal y como eres.

    Te dejo un abrazo enorme, feliz tarde y lindo inicio de semana :-))

    ResponderEliminar
  2. ¿Tres, siempre tres?
    ¿Tres orgasmos?
    ¡Que suerte!...jajaja
    Besitos y salud

    ResponderEliminar
  3. Las uñas de mis dedos también están al ras jeje (y también me muerdo la piel que está alrededor de ellas :S)

    Me gustó el post, en algunas partes me sentí identificado ^^

    Y si, creo que tienen razón cuando dicen que todos estamos "locos" de alguna forma u otra y en diferentes niveles... la ventaja que tenemos algunos es que estamos conscientes de eso y en ocasiones jugamos con nuestra propia locura :)

    ResponderEliminar
  4. ¿Cómo dices? ¿Maniática tú? Nooo...

    ResponderEliminar
  5. ¿al manicomio tú? ¡ja! tu te vas al manicomio y tu familia irá tras tuyo a los 15 minutos -si no antes- para que les alegres el día con tanta manía. un beso.

    ResponderEliminar
  6. Esas no son manias,
    yo si soy bien maniatico.

    ResponderEliminar
  7. "Son tres Treses paralelos,
    barbados de barba inmemorial,
    en marcha 3 3 3"

    Yo también miro la luna pensando que la mira en ése instante alguien necesitado de amor como yo.

    ResponderEliminar
  8. Querida Flor:
    Ayyyy mujer!!! Tú estás más cuerda que miles de personas que fingen tener una vida "normal"
    Sólo las personas sanas tienen la valentía de mostrarse como son y de contar sus partes buenas y sus lados flacos...
    Este post tuyo es de lo más honesto que he estado leyendo últimamente. No sabes cuanto lo aprecio!
    Se te quiere un mundo, amiga!
    P/D: Por cierto, hace 2 entradas que no podía publicar comentario, me encantó el texto sobre Natalia y su insomnio. Eres muy tierna y estoy segura que ella disfruta mucho de tu amor!
    Besos desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  9. Creo que todos tenemos manias, o mejor dicho las manias tienen a uno de nosotros atados hasta los pies y de ahí si que ni como safarnos ¿no?,algunas manias tuyas las comparto o ¿ellas nos comparten? jejeje

    La manía del 3, 3, 3 fue extraña por cierto

    ResponderEliminar
  10. POR TODO ESO A MI ME PARECES COJONUDA
    ABARAZOS AMIGA

    ResponderEliminar
  11. Malqueeeeeeeeeeee!!!! EStupendo lo que cuentas... lo importante es que tus manías son tuyas y de nadie más... por cierto, el numero 3 es mi número de la suerte y por el que siempre apuesto. BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  12. Malqueeee!!! de veras que cada vez te conocemos más y eres en verdad una personita muy interesante.. creo que lo que más me llamó la atención fue el que le pidas perdón a las arañas por correrlas de tu casa.. ¿qué será cuando pises un alacrán? supongo que les eregirás un altar de muertos... jajajaja

    Saludos Malque y no dejes de ser como eres porque en verdad todos estos traumas, complejos, manías y como quieras llamarlos, son tu ESENCIA,lo que te hace úNICA e IRREPETIBLE ;)

    ResponderEliminar
  13. Espero que tu fama de buena educación no se la cuentan las arañas a las serpientes, pues estas son traicioneras, je je je.
    Mi manía es comer y comer cuando estoy preocupado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué suerte conocerte y leerte!

    (O... ¿suerTres?)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. todo triplicado... que belleza y sutileza te regala la vida: tener una conciencia para contarnos a todos que 3 veces vives tus manías y que no, no eres como otra cualquiera.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Y al final, todas esas manias, hay manias buenas y malas?? hacen lo que somos, nuestras mas pura esencia eso que no quisiéramos hacer pero no podemos dejarlo, será lo mismo maña que manía? yo huelo los vasos antes de tomar en ellos, cuando estoy enojada me rasco la cabeza y también veo la luna, busco y recuerdo, platico mucho sobre el pasado y limpio el piso hasta 5 veces mientras estoy en casa. etc etc etc

    Muchas manías son resultado de nuestra niñez, otras simples caprichos que nos dan cierto placer.

    Tres besos a la ahijada!!

    ResponderEliminar
  17. que buena entrada malque me gusto mucho, de mis favoritas sin duda

    cuento letras de tres en tres

    tres tres tres

    ResponderEliminar
  18. yo llevo más de 30 años diciendo y escribiendo cosas sin sentido, creo que ya la libré del "manicure" jejejeje

    mis neuronas no dan pa' mas

    saludos malque

    ResponderEliminar
  19. Among that prayers... is there a PadreNuestro Remix??

    ResponderEliminar
  20. Quedate tranquila no son manias, son costumbres, jajaj Un brazo

    ResponderEliminar
  21. Malque, todos tenemos alguna manía!

    Hay una frase popular -muy cierta- que dice
    "De genios y de locos, todos tenemos un poco"

    Un abrazo
    Maribe

    ResponderEliminar
  22. Bueno, y mi manía de buscar la suerte del chance, o del cahito de lotería en el 69? Un abrazo. carlos

    ResponderEliminar
  23. Manías tenemos todos, querida.
    Esa tuya de Bunbury me preocupa...
    ¿Conoces Nacho Vegas?
    Busca esas tres cancionnes, para empezar:
    * El hombre que casi conoció a Michi Panero
    * Que te vaya bien, Miss Carroussel
    * En la ardiente oscuridad

    Si te gusta, te sugiero algo más para que varíes un poquito.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  24. Y así va pasando el tiempo, mi querida, entre canciones de Bunbury, cortes de uña...

    ResponderEliminar
  25. Querida Flon,

    Cual mania?, sabias que 3 es el numero perfecto para todo?, como para el tu-yo-y-aquella... eh!, si que si!, jaja.

    Saludos carnalita Flonecita, chaus!

    ResponderEliminar
  26. Tus manías no me parecen muy locas, y soy totalmente inofensivas, yo también tengo las mías.

    Me encantan los posts donde puedo conocerte más.

    Saludos querida Flor

    ResponderEliminar

Chiquita, de cabeza que cambia constantemente de color. De mirada triste con pestañas de burro. Vive donde puede haciendo lo que quiere. Todo se ve mejor desde un segundo plano.

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje