domingo, 31 de octubre de 2010

Caricias a mi calavera cachetona.






Me gustan estos días de muertos porque contrario a lo que se pueda pensar que son días de tristeza por recordar a los que dejaron la vida, en casa no es así.
No sé porqué pero somos más felices empezando noviembre. Se empieza a sentir el ambiente festivo de fin de año y eso nos hace ser más optimistas.

El año pasado Germán Diego un compañero blogger, me sorprendió mucho porque casi sin conocerme me escribió una ¨calaverita¨ y le agradecí mucho el tiempo que se tomó para hacerla.


Este año, tuve la fortuna de que tres compañeros me hicieran una composición poética que me ha matado... pero de risa.
Las transcribo aquí en el orden que las publicaron y agradezco infinitamente el que se acuerden de mi.
Muchísimas gracias a los tres.
La primera es de alvaro Locx.

MaLquEridA.

La más grande entre las malas, 

la mala más querida

a la muerte desagrada

por comentarnos todo el día

ya no será consagrada
como madre no se fía
de calacas traicioneras

por eso ella les comenta

de nadie es prisionera

y ella nunca se lamenta.

Gracias  Álvaro, me gustó mucho.


La siguiente de de Germán Diego.


MaLquEridA.



la MaLquEridA entre inciensos y alebrijes
viene contenta de su reposo a visitarnos

siempre dispuesta a leernos uno por uno

y con muy sabios consejos comentarnos.



Se nos fue solo de cuerpo hace un buen tiempo

pero todos aquí en el blog la recordamos

y hasta parece que fue ayer cuando supimos

que de un orgasmo se nos había adelantado.



Mi MaLquEridA, tu travesía al otro mundo fue muy contenta
y aunque nunca te imaginaste que la catrina así lo haría
todos los blogs que tu visitas ya lo comentan como chacota
quien como tu dejar la vida con semejante Sonrisota!!!.
...


Me hizo reír porque dice que morí de un orgasmo jajajaja
Emmm... ¿qué es orgasmo?, jajajaja.

Gracias de nuevo Germán.



La siguiente y que además me sorprendió gratamente porque es de una amiga que me lee recientemente pero no tiene blog.
Muchísimas gracias Perra Brava, un honor recibir tu ¨calaverita¨. 
Tiene una dedicatoria aparte esta composición. 

Para tu blog desde mi noria
te la mando MaLquEridA

y le cambies ya de historia

porque casi-siempre estas herida.


Esta es la buena:

CALAVERA.

A las afueras de un panteón
la Parca estaba sentada
quería llevarse de un jalón
a una hija de la fregada.

La Catrina conoció a Flor
mujer de mucho sufrimiento
la muerte no conoce el amor
y se la llevó en un lamento.

la MaLquEridA toda aterrada
se veía en su velorio
ya me cargó la chingada
gritaba en el purgatorio.

Cruel será su penitencia
la huesuda bien que lo deseaba
y que no le tuviera clemencia
se lo exigió La Perra Brava.




Me mató de risa, ya no lloraré tanto ni me quejaré jaja.
Gracias Perrita.

Y por último la mención de Frecuencia X que se acordó de mi en su post de ¨Calaverita al vuelo¨. 
Muchas gracias, estamos en frecuencia X, jeje.

Y ya para terminar con esta celebración de muertos, mañana postearé mi propia calavera.

Muchas gracias a todos, me han hecho muy feliz.

















viernes, 29 de octubre de 2010

De vuelta a la eternidad.






Con los ojos cerrados, escucho a lo lejos el sonido insistente del timbre. Veo a mi madre que presurosa se acerca a la puerta no sin antes verme acostada en el sillón. Abre la puerta pero el timbre sigue sonando. Me levanto y soy yo la que abre. Veo a mi hijo que empezaba a deseseperarse más de lo que ya estaba y pregunta qué pasa que nadie acude al sonido del timbre.
Le digo que mi madre estaba ya en la puerta pero....
Esto parecería normal sino es porque mi madre lleva 23 años de muerta.

Se asoma noviembre y con él, los ruidos extraños en casa se hacen cada vez más frecuentes. Sombras que se esconden tras de mi y a las que no hago caso. Tal vez en otro momento me ponga a investigar. 
Tal vez después cuando el terror no me tenga paralizada y vea sombras donde no las hay. Ni oiga ruidos que toman por asalto mi corazón.
Dejaré que Benito Tiki duerma conmigo aunque me muerda, así me aseguro que mientras él esté cerca mío, mantendrá alejados a los difuntos que no encuentran su camino y que buscan en nuestras caras algún vestigio familiar.
Fantasmas etéreos deambulando sitios desconocidos en el que nunca estuvieron y en el cual ahora no saben que hacer. Sus llantos lastimeros desgarran la noche cortándola en mil pedazos.

Se asoma noviembre y con él llegan las sombras del pasado buscando sus querencias. Los muertos que han traspasado la barrera del tiempo para venir a ver a sus familiares y saber como están.
Los muertos que se cuidarán de las ráfagas de viento para que este no les arranque el poco pasado que recuerdan.
Los que tienen suerte, tendrán una veladora prendida para alumbrar el camino que los guíe sin perderse con las sombras de otros muertos.

Mis muertos encontrarán en casa, una mesa con un vaso de leche, dulces y una poca de sal. Esto será para Miguel Alejandro, el bebé que murió porque fue el más débil de los mellizos, dándole oportunidad a su hermano de saborear la vida no sin antes robarle un trozo de labio para que no se olvide de él. Miguel Alejandro, el primer muerto en mi familia.

Después llegarán mis padres, mis tías, los abuelos que ya no se acordarán de nosotros pero vendrán guiados por los pasos de mi madre. 
Ellos encontrarán un jarro de café muy caliente, un vaso de agua para remojar sus labios en el difícil camino de retorno al más allá. También encontrarán un bolillo, una manzana, una mandarina, sal, azúcar, chocolate, pan de dulce, una guayaba que será quitada casi de inmediato porque las hormigas pueden acabar con la ofrenda antes que los muertos lleguen.
Habrá un vaso de cerveza para mi padre y un tequila doble, con el que brindará a la salud de los que quedamos.
Habrá rosas para mi madre y nube para recordarle las flores que comprábamos para rellenar los frascos que servían de floreros cuando había fiesta.  
Nube que rellenaba el vacío de las flores solitarias tan caras que no se podían comprar más que unas cuantas..

Vendrá mi gemela. Aquella tía en la que renací. A la que nunca quise parecerme por más que traté de ser diferente a ella. La tía que para asegurarse de que no la olvidara, el destino quiso que muriera el día de mi cumpleaños.

Los muertos que nos visiten chuparán el sabor de las frutas y los líquidos. Dejaran los despojos de lo que alguna vez fueron. El bagazo chupado por mandíbulas desdentadas.
La veladora quedará prendida por si acaso alguno llegó tarde o perdió el camino de regreso a donde ya no hay nada más que suspiros exhalados por el viento frío del mes de noviembre.

Los muertos que no tengan la suerte de que alguien les haya prendido veladora, su dedo será el que lleve la llama que los alumbre en la oscuridad de sus recuerdos.

Y llegará el día en que retornen a las sombras, allá donde otros iguales regresaran platicando sus novedades. Irán contentos porque habrán encontrado nuevos familiares pero también irán olvidando poco a poco quien es quien. Los menos afortunados regresarán tristes sin haber encontrado a nadie ni el lugar al que pertenecieron. Y llorarán sin consuelo sin comprender porque aún después de la muerte las lágrimas siguen apareciendo, lavando sus huesos descarnados y llegando al lugar donde alguna vez estuvo el corazón.

Yo mientras tanto, cuidaré que a mis muertos no les falte nada de lo que tanto les gustaba.

Ha amanecido ya y debo dormir ahora que el sueño está llegando a mis ojos. Últimamente estoy viviendo al revés. Duermo cuando llega la hora de levantarse.

Muero un poco cuando el día empieza a vivir.






jueves, 28 de octubre de 2010

Breve.






Breve...
Como mi nombre en tus labios
como el tuyo en los míos.

Breve...
Como tu beso en mi mejilla
y tu mirada huidiza.

Breve...
Como el último suspiro
del amor que nos tuvimos..

Breve...
Como el beso de los amantes
en el adiós definitivo.

Breve...
Como tu paso en mi vida,
como nunca lo será,
tu vida en la mía.

Breve...
como tu nombre y el mío.








martes, 26 de octubre de 2010

Arma infalible.




Levanté mi manecita y le pedí al Profe de compu si se podía acercar.
Puse la mirada más triste de la que soy capaz. La mirada que hace que casi todos se rindan a mis pies cuando la pongo. Casi a punto de llorar y con la voz apenas audible (esa que nunca me falla) le dije al Profe que iba a reprobar. 
Él dijo: No con voz tierna. Acercó una silla y se sentó junto a mi. Le dije que no podía con las diapositivas. El paso... (el maldito paso que siempre se me olvida) no sabía donde ¡maldita sea!, se había escondido. Siguiendo con mi carita triste, los codos en el escritorio y las manos en las mejillas, me quedaba viendo el monitor esperando que una señal apareciera y pudiera recordar el maldito paso que siempre se me olvida, ¡maldita maldición!.

Tenía examen así que no podía hacer preguntas pero mi mirada triste hizo que el Profe me ayudara sin decir nada. Vió lo que no podía hacer (siempre me atoro en lo mismo, ¡maldición!), Agarrara el mouse y pusiera el cursor donde debía haberlo puesto yo antes de pensar en hacer mi drama.

¡Y el paso apareció!, maldita sea, ¿cómo se me puede olvidar?. 

Mis ojitos se iluminaron. La lágrima que estaba a punto de salir de mis ojos  de perro triste, desapareció de entre mis pestañas.
Mi cara se iluminó. Mi corazón empezó a latir a mil por hora.
Voltee a ver al Profe con mirada agradecida y seguí haciendo las diapositivas. Él me sonrió y se dirigió a su escritorio.
Seguro obtendré un 10 hermoso.

Terminé casi de inmediato y fue cuando el Profe dijo: Bien, veo que ya terminaron así que si no lo hicieron bien no se preocupen, esto no cuenta como examen. Háganme saber sus dudas.

¡Toing!.

Y yo malgastando mis armas en infiernitos.













lunes, 25 de octubre de 2010

No hay nada para siempre.


.





-Quisiera quedarme abrazado a ti para siempre.
-¿Para siempre?, no hay nada para siempre.

-Tengo miedo morir y dejarte desamparada. he pensado mucho eso últimamente.
-No lo pienses, eso no va a pasar.
-No se que sería de ti enferma como estás.
-Shhhh! no pasa nada. Recuerda que tenemos un pacto Yo moriré antes que tu.
-Es que me preocupas.
-No pasa nada. No te preocupes por mi sabes que no sobreviviría a tu muerte. Son tantos años de quererte de amarte... Eres mi vida y sin ti moriría.
-Shhhh! no digas nada, mejor abrázame.

-¿Sabes?, cuando vi como inyectaron a Tiki para aliviarle el dolor y la manera tan rápida en que se recuperó, pensé en porqué no hay una medicina igual para ti, para que te alivies por completo. Que no fuera solo un calmante, sino algo que te aliviara para siempre.
Ven... déjame verte, quiero verte como hace mucho no lo hago.

-No hay nada para siempre, recuerda. Además no me gusta que me veas. Ya no soy de la que te enamoraste. Mi piel está reseca. Mira mi nariz pelada por la gripe. Las canas que no puedo ocultar. Mis pechos que se quedaron secos. Mi vientre ya no está firme. No soy ni por mucho la muchacha con rizos negros de la que te enamoraste. La de ojos tristes que nunca sonreía.
-Yo tampoco soy el mismo. Hemos cambiado mucho. Lo que me gusta es que seguimos juntos y así seguiremos para siempre.

-¿Sabes algo?. Si volviera a encontrarte en mi camino, me volvería a casar contigo.
-Yo también pero no se lo digas a nadie.
-Nuestro amor será para siempre.
-Para siempre. Siempre no tiene final.

-Algunas veces pienso en como será nuestra vida cuando estemos viejos. Me imagino cuidando a mis nietos. Jugando con ellos fútbol. cargándolos sobre mis hombros. Llevar a una niña caprichuda como la abuela a hacer su santa voluntad. 
-Jeje yo prefiero no pensar.
-Pienso que no me va alcanzar el tiempo para verlos.
-Shhh! no pienses eso mejor abrázame.
-Quiero quedarme junto a ti para siempre.
-Para siempre... 
¿Y si no hay nada para siempre?.

















sábado, 23 de octubre de 2010

Ladrón.

.






Le dije que si
y me dio un beso.
Cuando le dije que no,
se robó mi corazón.








viernes, 22 de octubre de 2010

Doña Quejumbres y sus lamentos.

.







Tuve a bien leer el blog del  Lic. Carpilago donde hablaba sobre la lluvia de estrellas que empezaría cerca de la medianoche de anoche, je.
Preparé mi reloj biológico para despertarme a la una de la mañana para que las estrellitas tuvieran tiempo de bajar si es que se habían retrasado.

Así que desde mi ventana me dispuse a ver la lluvia. Preparé mi deseo que tuve que escoger de entre tres, el que más me urgiera, pero mi sueño fue mayor y me regresé a mi camita no sin antes sentir el jalón de Tiki que insiste en probar la carne de mi cuerpo.
El deseo lo atoré en la ventana con un trocito de corazón en lo que regresaba.

Volví a despertar sin mirar el reloj. Esta vez salí al patio sin prender la luz ( soy muy valiente ). Dirigí mis ojitos somnolientos al cielo. Exploré el universo medio negro-medio gris.
Vi la luna blanca muy brillante rodeada de un aro marrón, seguro era para que no se la robara ningún enamorado porque estaba muy bonita.
Vi muchas estrellas que no titilaban seguramente porque estaban sorprendidas de verme a esa hora de la mañana. No es que no esté despierta a esa hora, es que nunca me asomo a ver qué pasa.
Seguía viendo al cielo sin que ninguna estrella viajera apareciese.

Nada... los minutos pasaban y no veía nada. Lo único que vi fue una banda de grillos borrachos que guardaban sus instrumentos para ir a descansar.
Uno que otro aún le sacaba un acorde desafinado a su violín. Otro más se cayó de la pared porque no calculó bien el brinco y cayó cerca de mis piecesitos fríos. Dejé que se levantara y se fuera a la maceta del malvón.

Nada pasaba en el cielo.

Los ladridos de un perro vecino chillón - el perro, no el vecino-  tocaban el silencio de la noche.

A lo lejos oí el silbato del Tren del Olvido... oh oh. Mi mente empezó a trabajar inmediatamente al oír el silbato. Mi cerebro carburó las ideas y de pronto recordé que el tren pasa a las 4 de la mañana.

¿QUËËË?

¿Las 4 de la mañana?.

Crecí con la idea de que a las 4 de la mañana el Diablo, Satanás, Lucifer, Luzbel, Belcebú o yo que se cuantos nombres tenga, se va a dormir al infierno y se lleva a las almas que encuentre a esa hora. Como los únicos que andan a esas horas son los perros, entonces... nah! esa es otra leyenda.

Más rápido que lo que canta un gallo, me metí a mi casita y vi el reloj de la cocina: 4.05 de la mañana. ¡Válgame el señor! como diría mi madre. Estuve a un pelo de rana rasurada de que me llevara el Diablo, literal.
Lo bueno que no creo en eso. Pero en circunstancias normales, no hay poder humano que me haga salir a esa hora. Es lo bueno de no creer en eso, ufff!.

En mi inocencia o más bien estupidez, me asomé a la ventana - otra vez - ¡Válgame el señor, como volvería a decir mi madre. No debí asomarme porque eran pasadas las 4 o sea no debo asomarme por si las moscas. Y aí voy otra vez, eso indica que andaba en calidad de zombie. 
Vi al cielo, apagué la luz o al revés ya no me acuerdo pero no vi nada de nuevo. El deseo que iba a pedir tendría que esperar.

Y para no hacérselas larga - la historia - me regresé a dormir no sin antes empezar a estornudar 18 000 veces.
La vena de la sien empezó a palpitar tan fuerte que parecían tambores.

El insomnio hizo su aparición, así que tomé un cuaderno de notas y empecé a escribir esto. Debo descifrar que escribí porque además lo hice con letra manuscrita y sin prender la luz.

No vi las estrellas, entonces el deseo que tenía pensado pedir, lo guardé en la cajita de sueños en proceso.
Pesqué un refriado marca diablo - después de todo si hizo su aparición Lucy-. 
No he dormido. Me duele la cabeza y tengo unas ojeras tan profundas como el latir de mi corazón.

Mañana o mejor dicho a medianoche probaré de nuevo suerte, pero me aseguraré de programar el otro reloj pa´ no tentar al Demon, no vaya a ser que ora si me lleve.





jueves, 21 de octubre de 2010

Se me olvidó el título de este post.










Es increíble la facilidad que tengo para perderme en laberintos de los que no se como salir, por más que la salida esté frente a mi. 
Que difícil  buscar lo simple de la vida.
Y que fácil es meterse en terrenos difíciles con los ojos vendados.

Esto que quiero me llevará lo que me queda de vida intentar siquiera hacerlo y aún así puede que nunca lo logre. Pero, ¿qué es la vida sino un laberinto en el que la muerte puede llegar antes de salir?.

Antes de que esta llegue habré encontrado la salida... siempre la encuentro.









miércoles, 20 de octubre de 2010

... che madre.








Después de estar casi dos días en el limbo gracias a Enrique Bunbury y el concierto que dio en el Auditorio, debo bajarme de mi nube y continuar con esta vida de estudiante que me busqué.

En una tarea de computación, debo hacer una gráfica y como no tengo ni pinche idea de donde sacar datos, recordé que el Rey Hidrógeno  me dijo que podía contar las veces en que Benito Tiki (mi chihuahua),  me muerde. 

Así que aí va el recuento de la semana pasada:

El domingo me mordió dos veces. Mis deditos probaron su lengua tibia y alcanzó a apretarme el dedo chiquito con el único colmillo que tiene.
Ni siquiera porque soy la primera que corre al veterinario cada que le da el dolor, ni por eso me salvo de su amenazadora mordida.

El lunes estuvo a punto de morderme mi pompita suave y bien formada. Esponjadita y con piel de durazno que al tacto se... ah no de eso no estamos hablando.
Bueno, sino es porque mis reflejos son muy rápidos o porque Benito ya está senil, me la hubiera perforado.

El martes solo alcanzó a jalarme el chaleco que ya no sé si los hoyos que tiene son del tejido del mismo chaleco o de las mordidas que me ha dado.
O que debo cambiar de chaleco.

El miércoles al querer acariciarle su cabeza (sin albúr), me tiró una mordida que hizo que mi corazón casi se saliera de mi turgente pecho. Afortunadamente no pasó nada pero el pinche susto quien me lo quita.
Mi corazoncito regresó a su cálido sitio.

El jueves le quise cambiar su suetercito y me gruñó pero no le hice caso y me mordió mi dedo pequeñito, snif!.
... che perro jijo de su chihuahua madre.

Benito Tiki es igual de bipolar que su dueña ( o sea yo). Nunca se sabe cuando está de buenas ni cuando hay que mantener una prudente distancia de sus fauces.
Y a pesar que lo conozco, siempre me asusta.

El viernes al darle su medicina (pinche perrito tiene cálculos en el riñón) le quise dar la suspensión y me mandó muy lejos. Bueno no pero con sus gruñidos eso entendí. Y como no le hice caso a su bipolaridad, me agarró mi manecita. Tuve que inyectarle la suspensión en trocitos de pan para que se la tomara.
Otra vez snif!.

El sábado al darle su pastilla para el dolor, me soltó tal mordida que si hubiera tenido huevos, se me habrían subido a la garganta.
Afortunadamente estaba Barry y él me ayudó. Después de darle la medicina la que necesitaba que la acariciaran era yo.

Así que ya tengo mis datos para hacer mi gráfica.
¿Pero, cómo chingados voy a poner los datos a la gráfica?, sepa la madre. Pero como el profe dijo que si teníamos dudas se las hiciésemos saber, pus aí stá. Una duda que resolver.

Y ya me voy, Benito me está viendo feo y no quiero hacerlo enojar. Me voy antes que me deje en calidad de calavera cachetona.













lunes, 18 de octubre de 2010

Plenilunio.

.







¿Qué hago con los besos que llevan tu nombre,
con las caricias que no te di,
con este amor que guardo en el pecho
y no me deja vivir?
trastornando mis deseos
en una agonía sin fin.




domingo, 17 de octubre de 2010

sábado, 16 de octubre de 2010

Snif!, buaaaa!, snif!.


No quiero ir a la escuela,
tengo frío,
tengo sueño,
estoy cansada,
no hice la tarea,
yo lo que quiero es seguir durmiendo.
Si digo que NO quiero ir, es NO quiero ir.
Snif!, no quiero ir tengo frío, snif!.

¿Porqué no puedo ser irresponsable?.

Snif!.








viernes, 15 de octubre de 2010

Sin motivo aparente.









No hay algo que me aterre más que los ruidos inexplicables que se han dejado escuchar últimamente en mi casa. Cosas que se caen sin motivo aparente. Cuchicheos en la recámara cuando el único ser vivo que hay en ella soy yo.
Sentir que Barry está detrás mio cuando ni siquiera ha llegado de trabajar. 

Sueños raros que llegan de personas que conocí  y hace muchos años dejé de ver. Personas que pasaron por mi vida tocándola con buenas acciones. 
Gente que sigue viva y que se fue hace tanto tiempo de mi vida que solo los sueños los traen de regreso sin motivo aparente.

Cuando pasan cosas raras en casa aunque este muerta de miedo, investigo que sucede no me quedo con la duda.
Muero de miedo pero prefiero buscar una solución explicable a lo inexplicable.

Tendré noticias pronto de la persona que llegó a mis sueños esta noche que pasó. Así ha sucedido otras ocasiones.

Así pasa siempre.

Hay sueños que no deberían ser soñados.












jueves, 14 de octubre de 2010

Las consecuencias.






Cuando le dijo a mi hijo que tenía escrita la carta de despedida y que no se sorprendiera cuando le avisaran que se había suicidado, me quedé impactada.
El mal carácter, la enfermedad y el no encontrar trabajo lo están orillando a eso y está pidiendo a gritos una mano que lo salve.
No se ha casado porque tiene miedo a formar una familia y no poder mantenerla debido a la enfermedad que sufre.
Mi hijo y mi esposo han estado con él pero ¿y cuando esté solo?.

Pensé en su madre enferma, en el dolor que le causaría. 

Pensé en sus hermanos. 

Pensé...

Cuando llegó Barry y nos dijo que alguien muy cercano tiene delirio de persecución ocasionado por un asalto que sufrió y que ha intentado suicidarse aventándose al metro, me deja pensando en qué pasará con su familia si esto llega a suceder.

Es trabajador y muy alegre, pero eso no ha evitado que piense que alguien lo persigue para asaltarlo. Se pone muy mal y su familia le tiene miedo cuando esto pasa.
Tiene que estar en terapia para ayudarlo a salir adelante y que esa idea se vaya de su mente confundida.

Su esposa, sus dos hijos. ¿Qué pasará con ellos si su padre se suicida?. Nunca pensé que él quisiera suicidarse. 

Nunca pensé... 

nunca.

Cuando yo le decía a mi familia que quería suicidarme no me ponía a pensar en el dolor que les causaba al decírselos. Veía como sus caritas se entristecían pero yo seguía con mi tonta idea.
He encontrado mucha gente buena que me ha ayudado a que esa idea se vaya de mi cabeza y le he encontrado sentido a la vida aunque esté enferma.
¨Puedes estar peor¨, me ha dicho Barry y así lo he entendido.

Yo tengo una familia muy buena que siempre me ha cuidado y me pongo a pensar realmente en lo que hubiera pasado si me hubiése suicidado.
El dolor que le hubiera causado a mi familia.
Nunca pensé en las consecuencias. Ahogada como estaba en mi dolor, nunca pensé en ella.

Pienso... y creo que hubiera sido el peor error de mi vida. 

Ojalá ellos dos piensen... ojalá.







miércoles, 13 de octubre de 2010

Hasta yo.







Si bien es cierto que el rescate de los mineros chilenos se ha convertido en un show mediático, tanto que muchos hablan de ello, las lágrimas del hijo del primer rescatado me hace pensar que los milagros existen... pero en otros países, porque lo que es en México a lo más que aspiraba mucha gente es que la selección de futbol le ganara a la de Venezuela... de milagro. Y no, no ganó.

Ya pedir que se acabe la delincuencia o la corrupción sería un verdadero milagro y esos aquí... no existen.

¿Así o más jodidos?.







martes, 12 de octubre de 2010

Post un poquitititititito grosero.






Hace cerca de 300 años que dejé de ir a la escuela. 300 años que dejé de saber de matemáticas y de los números. 300 años en los que los únicos números que conozco, son los números rojos.

Así que empezar de nuevo la escuela es como si acabara de nacer en cuanto a matemáticas de refiere. 

El objetivo que me he planteado ahora es obtener mi certificado de preparatoria. 

Terminé el bachillerato pero no obtuve certificado por tres méndigas materias que no pude aprobar, entre ellas estadística.
Bah! para lo que me ha servido estadística en mi vida cotidiana, a no ser que cuente las veces que tropiezo con los escalones. O sacar una gráfica de las mordidas diarias de Benito Tiki.

Llegar al salón de clase me causa un poco de conflicto porque la mayoría de estudiantes son jovencitos, se me quedan viendo raro y me cohiben pero me vale madre.
Así que muy mona saco mi libreta y me dispongo a anotar lo que la profesora -muy joven por cierto- nos dicta:

¨Conjunto B es igual a equis que pertenece a los números naturales tal que equis más tres igual a siete¨. 

¿QUÉÉÉ?.

¡En la madre! ¿ y ahora cómo chingados se escribe eso?.

Mi cara se puso muy roja.
Me quedé viendo lo que había anotado pero no pregunté a nadie. Digo, mi orgullo es más grande que mi vergüenza, así que traté de resolverlo sola.

Chingada madre, esto si que está pelón. ¿Quién me manda estudiar?, si tan feliz que soy escribiendo en mi blog y cuidando a mis perritos y a Jason.

A ver... entonces:

B=[xeN/x+3=7].

Algo más o menos así.
No pude escribir exactamente el signo de pertenencia porque no lo tengo en mi computadora y si lo tengo, nunca lo he usado.

A ver Flor de María -me dije a mi misma- solo razona. MMMta eso si que está difícil, hace mucho dejé de razonar, en fin.
Miro fijamente los números y voy recordando lo que en su tiempo me enseñaron:
a ver....

mmm...

x....

/...

+3...

ajá, es 4.

el resultado es 4.

Así que: B= [xeN/x+3=7]

B=[4].

¿Cómo llegué a ese resultado?, no tengo ni pinche idea, pero acerté jeje.

Otros cinco ejercicios más o menos igual y de cinco tuve tres aciertos, así que tan mal no estoy.
¡Oh oh!, o sea que sacaría 6?. Uy!. Bueno como dice mi hijo después de 6 todo es vanidad.

¿6?, caray si que se ve feo el 6. No tengo nada contra el 6 pero... bueno, el chiste es pasar. Ya después veré la forma de mejorar la calificación y si no se puede no importa al fin que no quiero quedar bien con nadie. Pero... ¿un seis?, en fin.

Todos terminan rápido. Claro, todos menos yo que soy la última en pasar a revisión. ¿Y qué?, al fin no son competencias y no importa el lugar en el que llegue.

Ya que hemos terminado, la joven profesora empieza de nuevo su letanía: A ver, anoten en su cuaderno - me pregunto ¿donde más podríamos anotar?- y hacen los siguientes ejercicios:

Conjunto A, abren llave, equis pertenece a los números naturales tal que 1 es menor que equis que es igual o menor a 9, cierran llave.

¿¿¿QUÉÉÉ???

¿Me lo puede repetir por favor?.

Ahora tengo claro porque reprobé matemáticas.

Y sigue:

Conjunto B, abren llave, equis es un dígito primo de la cifra 7. 296, 341, cierran llave. Ora hasta a los pinches primos debo buscar. ¿Y cuáles son los primos?, mmmta madre, debo buscar un libro, es más fácil que buscar a alguien que me explique.

¡Ay por dios! ¿y ahora cómo chingados se hace esto?.

Mejor me voy a dormir, al fin que nadie sabe que tengo tarea.
















lunes, 11 de octubre de 2010

Enamorado de la luna.








¿A quién le dedica su canto taciturno?.

Lo escucho todas las noches, desgarrando la guitarra y cantándole muy quedito a alguien que no imagino. Es un joven solitario. 
Él y su guitarra hacen la pareja perfecta para mis noches de introspección.

Vive a dos casas de la mía.

En el silencio habitual de las noches, se puede escuchar como empieza a entonar una triste melodía.

Su voz es  interrumpida para tomar aire. Las notas empiezan a salir poco a poco inundando la oscuridad de la calle. Puede ser que le esté componiendo algunos versos a su enamorada, si es que tiene.

Quizá le esté cantando a la luna de octubre.

Lo veo caminar solo por la calle, cargando su mochila y con la mirada triste. Algunas veces es acompañado por su padre o por su madre y hermano que revolotea alrededor pidiendo una poca de atención.
Cuando me ve, agacha la mirada o voltea para otro lado. 

Lo he escuchado en el día. Su voz se oye clara pero no entiendo lo que canta. Lo acompaña el gorjeo de algún pajarillo o el grito interminable del gasero. De vez en cuando el ladrido de su perro le hace coros.
Me acerco a la ventana para escucharlo pero entonces deja de cantar como si supiera que hay un público oyéndolo.

Ta ra ran  tara ra ran.

Su voz se oye cada vez más triste. 

Anoche hizo llorar a la luna quien se ocultó detrás de una nube para que nadie la viera derramar lágrimas de amor dejando todo en penumbras. Las nubes también lloraron después de mucho tiempo de no hacerlo.

Es tan joven que no entiendo como puede ser alguien triste a esa edad. Recuerdo que en la secundaria era muy alegre, le gustaba Belinda y ponía sus canciones todo el día.
Jugaba en la calle futbol con su hermano y su padre. Entonces podía oír su risa alegre.

Pero eso se acabó. Ya no ríe ni juega. Ya creció. Tal vez sea eso. Está conociendo el mundo de los adultos y puede ser que no le guste. 
O puede ser que ya conoció el amor y está desilusionado... o enamorado.

Quizá sea eso lo que le robó la alegría infantil, no sé. 

Lo que él no sabe es que todas las noches, su canto triste arrulla mis noches de insomnio cruel.














sábado, 9 de octubre de 2010

Tomadas de la mano.







Por un lado enterarnos de la muerte de un familiar lejano al cual las balas de la delincuencia alcanzaron. Su joven esposa y su pequeñita lloran por la ausencia del hombre que las acompañaba en su vida y que desde hoy ya no estará más.

Por otro lado, la fiesta de un pequeñito que celebra su cumpleaños rodeado de toda la familia que lo quiere mucho y con la cual estuvo desde que nació debido a los problemas que presentó en su primera infancia.

Dos sucesos celebrándose el mismo día. Dos sucesos en los cuales la familia alrededor no sabe como actuar.
Dos sucesos opuestos afectando nuestro entorno.
¿Cómo reír si las lágrimas se asoman?.
¿Cómo llorar si la alegría de un niño te contagia?.

La alegría y la tristeza tomadas de la mano.

¿Y que es el transitar por este mundo?.

La vida y la muerte en el mismo camino.














viernes, 8 de octubre de 2010

Como un violín.








Quiero aprender a escribir. Decir y que se entienda lo que realmente quiero. Darle el énfasis adecuado a cada palabra. Acomodar puntos y comas en el lugar exacto. 
Como cuando se toca un violín. El artista poco a poco va sacando las notas tristes y melancólicas al instrumento. Hace que la gente sienta lo que está tocando hasta arrancar lágrimas de sentimiento.

Transmitir emociones a través de las notas y tocar el corazón. Que sienta que algo dentro del pecho quiere estallar.

Yo no es que quiera hacer llorar a nadie. 
Yo quiero escribir un cuento que se llame ¨Cuando el cielo envejece¨.
Pero apenas si puedo hilar dos ideas y darles un contexto.
Nunca pensé que fuera muy difícil contar como está envejeciendo el cielo. 

Tal vez el tiempo no me alcance. Quizá ni siquiera aprenda a escribir.
Es solo que... se me metió la idea de como será el cielo cuando esté viejito pero no encuentro palabras para decirlo.

















Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.