domingo, 28 de febrero de 2010

Experiencia arrinconada.





Habla muy poco a pesar de ser muy alegre.
Le gusta el baile aunque ya no pueda hacerlo. Es alegre pero su cara ya muestra el cansancio de la vida. 
Tiene muchos nietos, todos la quieren mucho. La besan, la abrazan y juegan con ella.
Todo el tiempo su casa está llena de nietos, hijos, nueras y personas que la quieren.

Desde pequeña empezó a trabajar.
Quedó huérfana a los 4 años. Su padre se volvió a casar pero ella fue una niña muy retraída y no tuvo mucho acercamiento con su madrastra.
Aprendió de muy niña a hacer de comer para darle a su padre y hermano cuando llegaban de trabajar. Nunca fue a la escuela, no hubo interés de mandarla. Antes se acostumbraba que las mujeres no íban a la escuela porque su misión en la vida era atender al marido y a los hijos, ¿de qué servía estudiar entonces?.

Así creció.

Se casó y tuvo muchos hijos. Hijos que ahora tal vez no sean lo que ella hubiera querido pero que de alguna u otra forma son buenas personas, tan buenas que a veces la gente se pasa de lista con ellos y eso hace que me enoje por su candidez en ciertas cosas.

Formó buenos hijos pero algo faltó para hacerlos triunfadores, algo faltó que ella de alguna manera  los sigue protegiendo porque piensa que debe hacer más por ellos, aunque sus hijos ya estén grandes.
¿Qué faltó?, ni ella misma lo sabe y se arrepiente de no haber hecho más por ellos.

El día de su cumpleaños, el día de las madres, en fiestas de sus hijos su casa está llena de gente. Hacen comida suficiente y bailan hasta el otro día.
Son una familia muy alegre y bailadora.

Solo que ella... siempre está sola en su sillón o en su mecedora.
Alguien se acerca a abrazarla, a ofrecerle de comer, a darle su medicina. Cualquier cosa que necesite se la ofrecen... pero no platicar con ella.

Y eso es lo que ella quiere. Que alguien la escuche.
Tiene tanto que decir y me he dado cuenta  de eso porque cuando hablo con ella, me empieza a contar cosas y anécdotas inverosímiles.

Me cuenta como sufrió con su esposo, con la crianza de sus hijos, con el escaso dinero que no alcanzaba para nada.
Me cuenta como sufrió en el temblor del 85 en el que su vivienda se vino abajo.
Lo difícil que fue vivir en la calle primero y después en campamentos.

Los guantes que tejía para poder ayudar a su esposo en la manutención del hogar. Los negocios que emprendía sin mucha suerte debido a que no sabía leer ni escribir y la gente se aprovechaba de ella.
Lo que batalló con Barry por el hecho de ser muy diferente a todos sus hermanos. Diferencia que hace que todo el mundo lo respete.

Tantas cosas que tiene guardadas y sin embargo nadie la oye.

Yo voy poco a visitarla, no soy muy afecta a ir a su casa  pero cuando voy trato de hablar un ratito con ella, pero con el paso del tiempo su voz es casi inaudible y no le entiendo mucho. Es muy risueña.

Su sonrisa no se le borra y Barry su hijo del cual ella está muy orgullosa la hace reir mucho. Se pone a jugar con ella, le cuenta chistes, la regaña incluso porque es diabética y quiere comer de todo, pero  a él es al único que le hace caso. A él no le importa que ella lo mande muy lejos cada que le prohibe comer algo.
Es por su bien y no importa que se enoje.

Su casa está todo el tiempo llena de gente pero ella siempre está sola.
Es la abuela más consentida del mundo, pero...
Nadie habla con ella, es como tener una joya y que nadie sepa el valor que tiene.
Es un tesoro y nadie se da cuenta de ello. Es la experiencia y la belleza de la vida encerrada en el silencio.

Yo nunca pude convivir con mis abuelas. Solo conviví con una cuando era pequeñita y no la quería porque nos regañaba mucho.

Pero si la mamá de Barry hubiera sido mi abuela seguro la habría querido mucho. Es de esas abuelas que dan ganas de agarrarle los cachetes y sentir lo blanditos que están. Darle besos y abrazarla. Llevársela a pasear y oirla contar esas historias que solo las abuelas pueden contar. 
Pero no es mi abuela.

Ella está cansada de luchar y lo hace cada vez menos, ya no le pone tanto empeño a la vida.
La abuela está enferma, se la han llevado al hospital, ya son seguidos los sustos que les da a sus hijos. Tal vez porque ya está cansada no luche con tanta fuerza como antes.

Lo único que sé es que cuando ella se vaya Barry no tendrá consuelo y no habrá nadie que pueda ayudarlo a pasar ese difícil momento, ni siquiera yo.

Y yo... yo no sé que voy a hacer porque siempre le he recriminado que pase mucho tiempo con ella.

Mi madre murió a los pocos años de casada así que ya no estuvo en mi nueva vida. Nunca tenía a quien visitar los fines de semana, ni a quien darle besos o abrazos o llevarle regalos el día de las madres. 
Mi madre murió joven, tal vez por eso no me dió tiempo de extrañarla en mi vida de casada, me aferré a Barry como a un clavo ardiente.
Me gustaría haber sabido que se siente tener una madre a quien acudir cuando se enoja uno con el esposo o esposa.
No me dió tiempo de extrañarla y sin embargo cuando me acuerdo de ella, quisiera tenerla y volver a aspirar su aroma de nardos.

No sirve de nada el que me arrepienta de celar a Barry con su mamá, no sirve de nada.
Lo único que puedo hacer es no decirle nada cuando esté con ella, es su madre y yo haría lo imposible por estar con la mía.
Puede ser demasiado tarde pero mientras su mamá esté viva nunca será demasiado tarde.



And the winner is...





Lo prometido es deuda.

Hace poco prometí otorgar un premio al visitante No. 25 000 que resultó ser Víctor Victoria del blog Paginas Calladas.

En su blog Víctor escribe poemas y transcribe canciones del cantante Emmanuel.
Víctor tiene otro blog alterno junto con El Rudo, un compañero y amigo de él. Su blog se llama Dos tipos de cuidado. 


Víctor Victoria es un joven filósofo que da clases y enseña a sus alumnos a ver la vida desde otra perspectiva.
Él ha estado en muchos momentos difíciles y me ha ayudado con su charla a ver  las cosas de otra manera.

Sería difícil escribir todo lo que los compañeros del blog han hecho por mi, no habría con que agradecerles a todos el apoyo recibido.
Si pudiera dar un premio a  cada una de las personas que me han ayudado, tendría que otorgar 25 000 premios porque de alguna u otra manera todos han dejado una huella en mi preciada vida.

Tuve la fortuna de que Víctor me regalara el libro El Hombre en busca de sentido. Libro que aún no termino de leer pero estoy en proceso.

Él es el culpable de que los libros volvieran a interesarme.

Pronto me pondré en contacto con Víctor para ponernos de acuerdo en lo que respecta al premio.


Así que Víctor esta reinita pronto te dará tu galardón, je.

Quiero agradecer a Pelusin del blog Diario de la Pelusa el haberme regalado junto con G las firmas que engalan los escritos de la reina y de la MaLquEridA.
Y también agradecerles todas las atenciones que han tenido con esta alma perdida en el mundo bloggeril y a la cual le han prestado mucha de su atención.

Gracias a ellos la hermosa reina se ha quitado muchas interrogantes de su cabeza loca y se ha sensibilizado un poco con respecto a viejas ideas que traía en mente.


Les dejo a todos un abrazo y el agradecimiento por seguir conmigo.





viernes, 26 de febrero de 2010

¿Humanos?.




Tengo casi un año de ayudar a una fundación que rescata perros de la calle o que son maltratados por sus dueños.
Perritos que han sido atacados, mutilados, violados, drogados, en fin, un sinnúmero de atrocidades cometidas en contra de seres indefensos que el único pecado que cometieron fue haberse cruzado en el camino de personas sin sentimientos.

Esta fundación se llama Milagros Caninos y al frente de ella está Patricia España esposa de un futbolista  que perteneció a la selección nacional en 1986 y al equipo de los pumas de la UNAM,  Miguel España.

Ella sufrió un ataque de manos de la delincuencia el año  pasado que la mantuvo alejada del albergue por un buen tiempo.
En ese entonces no pudo contestar mails ni estar muy al tanto de lo que pasaba en el albergue por las lesiones que tenía, por lo tanto las personas que ayudamos no recibíamos información de los perritos de los que nos encargamos a la distancia.

Al no recibir ningún tipo de información, suspendí mi ayuda hasta no saber que pasaba.

Me he enterado que el albergue está cerrado porque no hay dinero para mantenerlo y ya no se pueden recibir más perritos.

El perro al que ayudo se llama ¨Laurel¨, no sé que raza es solo sé que se llama Laurel, lo conozco por foto y porque lo ví cuando lo escogí.
En Milagros Caninos cada quien puede elegir a que animalito ayudar. Me decidí por ¨Laurel¨ por su historia.
Una historia muy cruel y dolorosa.





A él sus dueños lo amarraron de la mandíbula y la lengua a la defensa de un carro y así se lo llevaron. Lo tuvieron que operar pero no le pudieron salvar la mandíbula, la lengua si aunque le quedo partida a la mitad.
Es una crueldad si es que se le puede llamar así porque a mi me parece que no tiene nombre esa canallada.
Sus dueños fueron los que le hicieron eso, me pregunto como es que existan personas de tal calaña que puedan lastimar a un ser indefenso.

¨Laurel¨ está bien dentro de lo que cabe. Es un perro feliz y come bien aunque es muy latoso. Puede comer y con los pelitos de la barba se le tapa la parte donde estaba la mandíbula.

En el albergue hay infinidad de perritos con historias tan cruentas que es increíble saber que fueron hechas por humanos.

Es una pena formar parte de una humanidad tan deshumanizada, porque aunque no lo quiera formo parte de ella.

Yo no haría semejante barbaridad, de eso si estoy segura. No me gustaban los perros pero ahora con mis chihuahuas he aprendido a quererlos y repetarlos. No importa que Babo Alejandro me saque de mis casillas porque ladra mucho y es muy nervioso pero no por eso voy hacerle daño.

No podría... no está en mi naturaleza.












jueves, 25 de febrero de 2010

¡¡¡ 25 000 !!!






Revisando mi blog me di cuenta que en poco más de un año, voy a tener 25 000 visitas.
Puede parecer un número pero para mi ego son demasiados. Ni siquiera pensé en algún día tener tantas visitas, es más ni siquiera me fijaba cuantas iban.
Puse el contador cuando mi blog estaba casi vacío pero no le ponía atencíon y eso que lo puse tiempo después de haber creado el blog de la MaLquEridA.
El contador de visitas me sirve para darle apapachos a mi ego.

Hoy vi el contador y casi son 25 000 de ustedes que me han visitado.
Es un madral, no lo puedo creer.
Pensaré que hacer para el visitante No. 25 000.
25 000 que han leído las aventuras de la Reina del País de los Hongos.
25 000 que han leído a la MaLquEridA.
Son ustedes muchos.

Está difícil ofrecer algo a tan ilustre visitante, pero pensaré en algo.
Mientras tanto...
pienso...



tá difícil.


Mi ego está inflado el día de hoy.




Entonces pensé...



Las depresiones no han aparecido desde hace tiempo. He estado tranquila y eso es bueno para mi y para todos los que me rodean.
Espero seguir así por un buen tiempo haciendo un gran esfuerzo.
Me estoy acostumbrando a dar más de lo que puedo y eso me está funcionando para no caer en depresión.
Lo estoy controlando.
Hoy tuve un sueño, esos no los puedo controlar. Ojalá pudiera.
Abrí los ojos lentamente como siempre hago.


Recorro mi habitación para ubicarme en el tiempo y en el espacio.
Mi mano derecha descansa a mi costado.
Silencio total, no hay ruidos en casa. Todos siguen dormidos.

Estoy muy quieta, desde que abrí los ojos no me he movido.
Sentí algo extraño. Algo raro pasaba en mi.
Mi mano izquierda descansa en mi pechito ... no se mueve tampoco.

¿Qué pasa?, me siento extraña algo me falta.
De pronto caigo en cuenta.
La mano izquierda no tiembla. ¡No lo puedo creer!. Me quedé muy atenta para ver si era cierto que no temblaba nada en mi cuerpo y así era. ¡No temblaba nada en mi!.

Entonces pensé:
Fuen un sueño... una pesadilla.
El Parkinson fue un sueño, una pesadilla espantosa y he despertado por fin para darme cuenta que estoy bien.
Que soy ¨normal¨ como toda la gente. Todo había sido un mal sueño y el temblor que iba a ser permanente en mi vida se ha ido.

Quería gritar de contento.
Despertar a Barry que dormía a mi lado para decirle que estaba bien y que todo iba a ser ¨como antes¨.
Quería despertar a mis hijos para decirles que ya no se inquietaran que todo estaba bien.


Pero
no
fue
así.


El dedo índice empezó con un pequeño jalón.
Después el dedo medio.
Siguió el anular y así hasta terminar con los cinco dedos. Mi mano descansando bajo mi pecho empezó a moverse involuntariamente.

Estaba despierta.
Vuelvo a la realidad y me doy cuenta de que si estoy enferma.
Mi mente estaba relajada y por eso no temblaba, lo ha dicho el neurólogo.

Ni modo...
por
un
momento
pensé
que
el
Parkinson
había
sido
una
pesadilla.

A casi un año de diagnosticarme...
aún me duele saber que toda mi vida voy a temblar pero no por miedo.

No
tengo
miedo.



Ya
no
tengo
miedo.

Aunque llore.



miércoles, 24 de febrero de 2010

La más bonita del mundo.



No, hoy no voy a escribir otra vez sobre mi.

Hoy voy a escribir sobre la bandera de México que es la más bonita del mundo según una encuesta que no sé quien hizo pero en la que estoy de acuerdo.

Tampoco voy a decir quién instituyó el Día de la bandera que obvio si sé quien fue pero es mejor que ustedes investiguen si es que no lo saben.

Hoy voy a escribir sobre como una señora como yo ve la bandera de su país.

Pocas son las ocasiones en que mi piel se enchina al sentir una emoción tan grande. Una de esas ocasiones es cuando veo la bandera ondear en lo más alto de los edificios o en el zócalo de la ciudad.
Me impresiona como se ve desde abajo. He visto como la izan en las mañanas y es una emoción que no se puede describir. La piel se me enchina de solo verla remontar al cielo.
El redoble de los tambores y los soldados muy bien formados para irla ayudando a levantar el vuelo hacia la gloria.
La gente no se mueve al igual que yo, estamos con la vista fija en el camino que va tomando hacia las alturas.

No quiero parecer patriotera por hablar de esto solo por ser Día de la Bandera, pero pensé que era buena idea escribir lo que siento. Lo que piensa una señora como yo.

He visto en el asta que hay por la avenida grande del municipio donde vivo a la bandera moverse al compás del viento.
La he visto ondear airosa. La he visto mojada por la lluvia, la he visto pegada al asta casi sin fuerzas para moverse.

La he visto rota... desgarrada.

Así es como siento que se encuentra el país.
Roto... desgarrado, hecho girones y es una pena.

Los gobernantes han saqueado México con el benéplacito de sus habitantes que poco o nada hacemos porque esto no suceda. Preferimos ver la televisión o hacer como que no pasa nada.

La delincuencia está matando a los jóvenes. México se está quedando sin futuro.

He visto como los delincuentes azolan las grandes ciudades y los más bajos barrios. Por todos lados están  infundiéndonos miedo hasta para siquiera asomarnos a la puerta.
Hemos sido sus víctimas pero no hemos denunciado porque ellos tienen todos nuestros datos al quedarse con las credenciales o carteras que nos roban y eso nos infunde miedo.
Ese miedo no se supera. Nos tienen en sus manos.
Ellos lo saben.

Y poco o nada hacemos.

Pero sé que algún día... muy pronto esto dejará de suceder. Ya se oyen voces cansadas de tanta injusticia y violencia.
Ya se empiezan a escuchar. No importa que parezca político de segunda pero así es. Ya no podemos quedarnos a solo mirar.

La bandera más bonita del mundo está rota.

Llegará el día en que todos cambiemos esa bandera por una entera... completa, sin remiendos. Yo estaré ahí para ayudar a cambiarla porque no me puedo quedar al márgen. Nadie puede ser espectador.

Porque me importa mi país.
Porque quiero que mis hijos y nietos vivan en el lugar más hermoso del mundo en el que yo alguna vez viví.
Porque quiero envejecer en un lugar seguro y tranquilo.
Porque quiero vivir sin miedo. Quiero salir en las noches a caminar sin necesidad que alguien me acompañe por miedo a que me asalten o me hagan algo peor.
Porque quiero hablar y que el miedo no me calle.
Porque quiero ser LIBRE como hace mucho lo fuí.

Por eso y mucho más voy a ayudar a cambiar la bandera rota por la mejor... la más grande... la más bonita del mundo.

No importa que sea una señora quejona y remilgosa, de algo he de servir. Las señoras como yo también tenemos miedo.
Las señoras como yo también tenemos conciencia.

Y ya... me voy a hacer de comer que es lo que debía estar haciendo desde hace rato una señora como yo.



martes, 23 de febrero de 2010

¿Ton´s?...




Los príncipes y el Rey voltearon a verse al oir a la reina decir que ya se quería ir y no entrar a la feria después de ver la cantidad de gente que había al interior del Palacio de Minería.

Se quedaron en la puerta, una ola de calor humano los recibió dándoles de lleno en la cara. La hermosa reina quso huir pero la Princesa la detuvo. El calor era agobiante y no habían entrado aún.

Kiku  la tomó firmemente de la mano conducíendola al primer stand en donde vieron que iba a ser difícil encontrar el libro que la reina quería.
¨Kiku me lastimas¨ dijo quedito la reina pero la mano firme de la princesa no la soltó. Ella no cedía tan facilmente a su voz como lo hacen los hombres del castillo.

Su majestad preguntó a un guapo mozo que daba indicaciones, en donde era que podía encontrar un libro. El buen mozo haciendo una reverencia le pidió el nombre ( del libro, porque la reina siendo tan famosa no necesitaba presentación, todos la conocían). 
La reina se lo dió y el muchacho haciendo varios clicks en su computadora, le dijo a tan excelsa visitante que el libro no lo estaban manejando en la Feria.

Fue suficiente. 
Perdió todo interés y se fue a refugiar a un muro cercano a una puerta en donde no era molestada más que por el aire que circulaba. El Príncipe Muny la acompañó, él también estaba desencantado por la cantidad de gente que no les permitía hojear ni siquiera un folletín.

El Rey y la Princesa siguieron buscando algún título interesante mientras al Príncipe se le íban los ojos tras las ladies que pululaban por doquier. Había una que otra plebeya de no malos bigotes pero la reina le daba un golpecillo en el pecho o el hombro cada que veía que al Príncipe le guiñaba el ojo cualquier mozuela. Ella cuidaría que el príncipe no estuviera de coscolino, se lo había prometido a la princesa Nueris.

El Príncipe al igual que el Rey son muy ojo alegre, hay que estarles jalando la rienda para que se aplaquen o darles un pequeño golpecillo que a la reina se le dan fácil o ya de perdida un bolsazo que duele debido a la cantidad de objetos preciados que carga la reina en la bolsa que es casi del tamaño de ella.

Se dirigieron a la parte alta que no estaba tan visitada, ahí más o menos pudieron buscar. 
A la reina le llamó la atención un libro llamado ¨Flor de Adrenalina¨, le pidió a la Princesa que se lo comprara, pero siendo media quincena la nena no podía gastar más, con la mirada le dijo que nel.
Haciendo un mohín de contrariedad volteó a ver al Rey, este se hizo el desentenido, pero la reina es la reina y  aún no nace quien se resista a sus encantos menos el Rey al que le tiene bien tomada la medida.

La reina lleva su dinero pero agota todas las posibilidades antes de pensar siquiera en sacar su cartera.

La preciosa reina se dirigió al Rey y con voz melosa le dijo:
Barry, ¿me lo compras?,
¿me lo compras?, 
¿me lo compras?.
El Rey con tal de que no estuviera chingando, digo con tal de que su reina estuviera feliz dijo que si.

Con libro en mano, la reina decidió que era suficiente, quiso entonces ya irse. Esperaron a la Princesa que adquiriera otro libro y se dirigieron a la salida de Palacio. En la parte de abajo seguían pululando los chamacos como hordas destructivas. Tiempo después la reina se enteró que el Hijo de &%%&'# del Santo se encontraba autografiando su libro, blah!.

Todos contentos... no, en realidad íban frustrados porque la visita no había sido fructífera. Ya fuera de Palacio no supieron a donde dirigirse. Les sobraba mucho tiempo, aún no querían regresar a su acogedor palacio.

La Princesa quiso ir a ver más libros pero el Rey dijo que no quería saber más por el momento de  ese tema. Decidieron buscar un lugar para comer.
Compraron algunas viandas para aguantar porque cuando el Rey dice ¨vamos a caminar¨ lo dice en serio.
En el camino encontraron a un cliente del Barry, digo, del Rey que les invitó a pasar a su hostería en la cual se servían ricos platillos y vinos exquisitos.
La presencia de tan regios visitantes atraería clientela a la hostería que se encontraba semi-vacía.

Pidieron crema de cilantro, arroz blanco que estaba batido y sin cocer, la reina quiso reclamar pero su familia le dijo que no.
Ahora entendía el letrero de la entrada ¨Se solicita cocinera¨. Si lo hubiera visto antes otra cosa hubiera sido.

La preciosa reina pidió carne a la tampiqueña que de verdad era tan piqueña que apenas si le calmó el hambre. De todos modos estaba muy fea la carne y apenas si probó bocado.

Estuvieron muy a gusto aunque la comida fue malísima en el restaurante ¨Bicentenario¨ , hoy todo se llama bicentenario. 
A ese lugar no volverían más.

Siguieron caminando para buscar algunas blusas para la reinita pero la comida y el calor hicieron estragos en  ellos, no podían dar un paso más.
Decidieron tomar un carruaje extraño donde cabe mucha gente, parece que se llama microbús, la reina no lo sabe, nunca se había subido a un carromato de esos y menos rozarse con la plebe, pero algo había que hacer para llegar a su coche que se encontraba ya muy lejos de donde estaban.
No quisieron tomar taxi porque había mucho tráfico, además no tenían prisa. Se subieron al microbús para ver que siente la gente del pueblo subirse a esos artefactos conducidos por un ente maligno.

Al ir a buscarlo encontraron en el camino más libros. La reina adquirió ¨Si yo fuera  presidente, el reality show de Enrique Peña Nieto¨ que le pareció interesante.

El Príncipe compró ¨La Biblia del Diablo¨ título un poco aterrador para la reina. Y es que desde que hizo la investigación para su tesis, al Príncipe le llaman la atención los títulos oscuros.

El rey le compró algunas cosas más a la hermosa reina para tenerla contenta , también le compró cosillas a los príncipes.

Regresaron a casa cantando y la reina bailando en el carruaje con el benéplacito de su familia que le gustaba verla contenta y no con el ceño fruncido. Iba bailando ¨La macarena¨ pero se cansó pronto y cambió de melodía, además era una canción viejiiiiisima.

Así llegaron a palacio.

Los chihuahuas los recibieron ladrando y corriendo encantados de ya no estar solos. 

Se dispusieron a ver una película para terminar el domingo familiar que después de todo no había sido tan malo.
La reina había tenido solo un connato de furia pero la habían aplacado sin dejar que les amargara el día.
De cualquier forma, lo pensarían bien para otra vez que la reina les diga que quiere ir a algún otro lado.

¿Ton´s? preguntó la reina, ¿a dónde vamos el próximo domingo?.


¡¡¡TOING!!!.


La reina del País de los Hongos está de regreso.











lunes, 22 de febrero de 2010

La Reina is back.





Se enteró por medio de internet. En Palacio de Minería se iba a efectuar una exposición de libros y no había sido invitada.
A la Reina Hongo la habían dejado fuera de dicho evento y eso la enfureció, no sabían en la que se habían metido no señor!.

Se trataba de la Feria del Libro que cada año se efectúa en el centro de la ciudad.

La reina empezó a fraguar sus planes, ya verían lo que era ignorarla.

Al llegar el Príncipe de una cacería de muñecas, er... perdón de su trabajo, la reina le dijo que quería ir a la Feria del Libro.
Él dijo que si quería  íban y aprovecharia para preguntar algunas cosas que le faltan para la tesis que tiene que entregar por fin! después de tanto tiempo en que la ENBA no más no da el visto bueno por exceso de burocracia.

Cuando llegó la princesa Kiku,, la reina le preguntó si quería ir con ellos, ella de inmediato dijo que si, es una gran devoradora de libros y aprovecharía para comprar algunos.
Solo faltaba el Rey que era el más difícil de convencer pero la reina sabía como hacer para que él accediera.

En la noche que el Rey llegó de Villa ... ( así le dice el Rey a la casa de su mamá donde pasa cuando termina temprano... pasa a ver a mami-suegra, grrr...).

Después de trabajar y descansar un rato el Rey se acomodó en su sillón pera enterarse como iba el marcador del partido de quien sabe quien contra quien sabe cuantos.
La reina con la voz más dulce de la que puede ser capaz preguntó al Rey: 
¿Querido Rey ¿podemos ir al Palacio de Minería?
Y el Rey: Ah! chinga, ¿a qué?
La reina: Es que hay una exposición de libros y quiero ir.
El rey: ¿Cuándo?.
La reina: Cualquier día pero si quieres vamos el domingo.
El Rey: Mta... ¿en domingo?.
La reina: Si querido Rey precioso el domingo mi querido.
El Rey: Está bien pero no hagas esa voz si quieres ir.
La reina: Gracias querido Rey bienamado.
El Rey: Y ya, ya déjame ver el partido.
La reina se volteó para que el Rey no viera la sonrisa de satisfacción en su cara angelical y siguió chateando con sus amigos.

Llegó el día esperado.

Se vistieron con sus mejores galas, en realidad se vistieron cómodamente, íban al centro de la ciudad y además era domingo.

La reina preparó su gran bolso que carga para tales eventos, se puso la sudadera favorita de Bunbury, agarró sus compactos y se subió al carruaje real donde ya la esperaban el Rey y el Príncipe.

No pudo poner ningún compacto ya que el Príncipe Muny le había ganado el stereo y estaba escuchando un disco de The Doors. A la reina no le molestó porque le gusta el grupo, mientras Muny no pusiera a Porta Z Pu o al Cartel de Santa todo iría bien.
Durante el camino se fueron cantando y riendo como debe ser en un paseo dominical. La princesa Kiku no iba porque tenía programa y los alcanzaría en la entrada de la feria. Íban muy felices.

Faltaba poco para llegar al Palacio de Minería cuando se encontraron con un tráfico impresionante, el presidente de Bolivia Evo Morales al enterarse que la reina Hongo asistiría a la feria, había decidido hacer una escala en el DF y pasar a saludar a su amigo Marcelo Ebrard para boicotear la visita de la reina o por lo menos amargarle el día.
habían cerrado calles aledañas y no se podía pasar por ningún lado. El centro era un caos, el objetivo de boicotear la llegada de la reina a la Feria se estaba cumpliendo.
Pero no lo logró, la reina se mantuvo ecuánime, no se molesto aunque si le recordó su mami a una policía que estaba hecha un lío con los automovilistas y con los ciclistas que dan mucha lata los domingos.

Las mujeres policía se encontraban descontrolando el tráfico porque en realidad estaban muy sopes, solo hacían enojar más a los conductores y no sabían que hacer cuando estos les reclamaban su falta de pericia para controlar los semáforos.

El Rey Barry que es un as del volante, conociendo todas las calles de la ciudad y los recovecos de cada callejón, tomo un atajo logrando salir del atolladero antes de que la reina empezara con su letanía.

Dejaron el carruaje real ante la mirada atónita de la gente que se inclinaba al ver pasar a una reina tan hermosa.
Caminaron hacia palacio encontrando cada vez más gente.

La reina preguntó al Rey a que se debía y este le contesto que eran los invitados a la feria del libro.

¿Qué? dijo la reina, ¿cómo puede ser?... ¿de dónde sale tanta gente chingada madre?.

El príncipe Muny le dijo que recordara que era domingo y la mayoría de la gente sale a pasear y que no empezara con su genio.
La reina le lanzó una mirada furibunda y se volteó a ver la fila interminable..
Se le hizo el gesto característico en la frente que anuncia que ya no estaba tan de buenas.

La realidad es que a la reina Hongo le asustan las multitudes y estaba ante una. No pensó que por ser domingo asistirían muchos invitados.
Hasta a las reinas tan inteligentes como ella se le escapan algunos detalles importantes.

mmta! dijo la reina ¿y ahora? le preguntó al Rey.

No te preocupes contesto este,  la princesa tiene ya los boletos.

¡Vientos! exclamó la reina, viendo de arriba a abajo a la gente que estaba en la fila castigándolos además con el látigo de su desprecio.

Así que se dirigieron a la puerta pero se detuvieron atónitos ante lo que sus ojos les mostraban.

Había tanta gente que  no se podía caminar., se quedaron paralizados de ver  a tantas mujeres, niños, hombres, niños, niños y más niños, por dios!, ¿de dónde salen tantos?, ¿acaso los hacen por mayoreo?. ¿Se reproducen con el agua?... por dios!!!.

La reina entonces pronunció las palabras mágicas ante las cuales todos se ponen a temblar:

¡¡¡Ya me quiero ir!!!...

Los príncipes y el Rey voltearon a verse impávidos...




to be continue...
















sábado, 20 de febrero de 2010

Él y yo no somos amigos ni compañeros ni nada. ¿Qué somos Tiki?.




No entiendo como pasó, era muy temprano. Acababa de dejar a Benito Tiki mi chihuahua en la parte de arriba en su camita y bajé las escaleras.
De pronto oí un ruido que no supe identificar venía de la parte alta de las escaleras, volteé a ver y ví como Tiki venía rodando escaleras abajo sin control, golpéandose en cada escalón.

Me sorprendió tanto que me quedé mirando sin hacer nada, ví como cayó hasta mis pies y seguía dando vueltas en el piso.
Aventé lo que traía en las manos al sillón y grité tan fuerte que mi hijo se levantó corriendo a ver que pasaba. Él estaba dormido en su recámara.
Me pongo muy nerviosa cuando le da un ataque porque lo que hago no es suficiente para controlarlo y me pongo a llorar solo de verlo.

Levanté a Tiki como pude ya está muy gordito. Empezó a  subir de peso desde que le administramos medicamento para su riñón. Se puso muy mal, no caminaba solo se arrastraba, no comía y lo teníamos que sacar al baño porque no podía tenerse en sus cuatro patas.

El veterinario nos explicó que se le podían hacer exámenes para saber porque le dan ataques, nos dijo que podía quedarse en la plancha al hacerle cualquier estudio así que decidimos que no le hicieran nada,  solo medicarlo.
Lo dejaríamos con medicamento hasta que su cuerpecito aguante pero al menos estaría feliz. Además había que llevarlo hasta CU que se encuentra al lado opuesto de donde vivimos, no podíamos llevarlo y quedarnos allá para cuidarlo porque no tenemos corazón para dejarlo solo en un lugar extraño.

Cuando cargué a Tiki después que cayó, lo sentí muy duro, le estaba dando un ataque de los que le daban antes.
No podía controlarse, mi hijo me lo quitó de las manos para darle masaje como nos ha enseñado el veterinario.
Le duró mucho esta vez,
Por lo general cuando le dan este tipo de ataques le duran cerca de 5 o 6 minutos, pero esta vez le duró una eternidad.

Babo Alejandro mi otro chihuahua se pone nervioso cuando lo ve así, se acerca a olfatearlo, le gruñe y debo cargarlo para que no lo lastime durante el ataque de Tiki. Le ladra quedito, nervioso intuyendo que algo le pasa a su hermano.

Mi Tiki  no podía pararse, la vista la tenía perdida.

Cuando al fin pudo recuperarse se paró primero en sus cuartos traseros con mucho trabajo, Muny lo cargó para que no hiciera esfuerzo, aún tenía la mirada un poco perdida.

Me senté en el sillón y se fué a acurrucar conmigo quedándose dormido. El ataque había sido muy fuerte, estaba exhausto.
No se queda conmigo y esta vez lo hizo, estaba tan cansado que no supo con quien estaba.

Tiki y yo no somos amigos... tenemos una relación de amor extraño. Ni siquiera somos compañeros pero él me cuida de una forma rara y yo lo cuido aunque él no me quiera. No me deja que lo acaricie como lo hace con los demás, por eso mejor no lo toco a menos que él me lo pida echándose junto a mi y abriendo sus patitas para que le rasque la panza.

Me he dado cuenta que cuando Tiki se enferma o le da un ataque a mi me pasa algo. Me enfermo o sucede algún hecho extraordinario que no pasa cualquier día.

Espero que esta vez haya sido lo del pre-infarto y no suceda otra cosa. Tiki estuvo cuidándome tres días seguidos todo el día, ahora se ha despegado un poco de mi, supongo que ya se siente mejor o yo estoy segura.

Algún extraño lazo nos une.
Hay algo entre él y yo lo dije desde que llegó a casa, como si fuera alguien metido en el cuerpecito de mi Tiki.
Alguien que me cuida.

¿Hasta cuando permaneceremos unidos?.

El  tiempo como siempre lo dirá, hasta que uno de los dos tenga que irse.

O nos vayamos los dos juntos, viviremos en otro lugar mejor y ahí si seremos amigos.




miércoles, 17 de febrero de 2010

¿Y qué pasó en Caborca?.



En mi blog frecuentemente digo ¨No vaya a pasar lo que en Caborca¨ cuando advierto que algo  malo puede pasar y me preguntan ¿qué pasó en Caborca?.

Empezando les diré que Caborca es un lugar que se encuentra en el noroeste de Sonora.
Sonora es un estado al norte de la República mexicana que es muy lindo y me gusta mucho.

Siendo parte de una familia a la que le gusta el deporte entre ellos la lucha, la que veíamos los sábados por televisión o yendo a la Arena Coliseo que es donde se efectúa este tipo de espectáculo.

Mi hijo era fanático de la lucha libre y su papá le compraba máscaras y capas del Santo, Blue Demon, Mascarita Sagrada, Octagón, Espectro, La Parka, Atlantis,  tenía su colección de máscaras de sus  luchadores favoritos.
 La última que le compraron fue la del Místico.

Le siguen gustando las luchas ahora que ya es mayor pero no tanto como antes aunque hay veces que lo desespero y me quiere hacer un RKO o un martinete o ya de plano en última instancia me agarra a besos, ahí si ya dejo que me haga lo que quiera.

Un luchador de hace tiempo llamado Emilio Charles me dió su autógrafo al igual que el comentarista Leobardo Magadán, osht! hasta me da pena que algún día me atreví a pedírselos. (El autógrafo claro).

Tengo también un autógrafo de Brozo cuando aún no se vendía a televisa e Isabel Madow cuando era su secretaria y no hablaba, se hubiera quedado así antes de decir tanta tontería pero no, pensó que con su cuerpo podía ganar un lugar en el espectáculo pero no hizo más que el ridículo.

Pero ellos no son de la lucha y es de lo que hablo en este post... la lucha libre.

Llevábamos a Muny a las luchas y nos emocionábamos con él al ver su carita expectante. Kiku y yo decíamos muchas groserías cuando los rudos le daban sus mandarriazos a los técnicos, nos enojábamos y más si era a Octagón al que se estaban surtiendo o a Místico, les decíamos majaderías y nos reíamos mucho. No nos daba pena, a esa clase de espectáculo no se va a rezar y además hacíamos reir a los que nos oían pues estaba más que divertido todo.
Íbamos a divertirnos y vaya que lo lográbamos.
Al salir Barry nos compraba de todo y éramos muy felices.

Hay un comentarista de televisión y ahora ya está también en radio, que se llama Arturo Rivera ¨El Rudo¨ , él narra las luchas. 
Él dice ¨No vaya a pasar lo que en Caborca¨ muy seguido, es su frase característica y se me quedó grabada desde que veía las luchas.

Y a todo esto... ¿qué pasó en Caborca? me pregunto al igual que muchos de ustedes je.

No sé, ni él lo sabe o tal vez no quiera decirlo porque no le conviene no vaya a pasar lo que en Caborca.






Si... no... bueno si... bueno mejor no... ¿o si quieres ir?.


El  sábado cenando en un café, Barry dijo que iríamos al concierto de Mijares y yo estuve muy contenta por eso, dormí muy feliz además de que la pasamos bien con Kiku y mi cuñado, su esposa y su bebé que es un bebesote porque pesa más que mis culpas, ¡por dios! que lo pongan a dieta o no podré cargarlo la próxima vez.

El domingo Kiku llamó desde su trabajo para decirnos que los boletos para el concierto debíamos comprarlos en la taquilla, ya no se podían comprar por teléfono, así que quedamos Barry y yo de irnos temprano, pasar a comer y después entrar al concierto.

Así quedamos.

Un cliente llamó y Barry decidió atenderlo aunque fuera domingo, si es trabajo no importa el día que sea así ha dicho siempre.

Mala señal, debí darme cuenta a tiempo.

Y así fue.

Lo esperé hasta casi las 3 de la tarde.
Llegó un poco fastidiado, hacía mucho  calor y había pasado un buen rato manejando, lo entiendo. Sé que es pesado andar en la calle manejando y con tanto calor pero yo no tengo la culpa y ya habíamos quedado.

Yo me alegré porque nos iríamos al concierto, por fin.

Pero, oh oh! Barry preguntó: ¿Si quieres ir? y yo me quedé viéndolo con cara de sorpresa, ¿qué no ya habíamos quedado?.
Me volvió a decir: Si me dices que si, vamos.

Toda la furia se subió a mi cabeza y le dije que no.

Cuando quedamos en algo y Barry pregunta quiere decir que ÉL ya no quiere ir.

No me gusta que sea indeciso, si yo digo algo me sostengo en eso y ya. Pero Barry no, de pronto dice si, después no y así.
Entiendo que es bueno pensar las cosas porque luego salen mal, pero no tanto. No hay que quitarle la emoción a la vida.

Yo hago las cosas sin pensar porque si las analizo no las hago. Él si las piensa.
Me desespera mucho y me hace enojar.

Así pues, el domingo se juntó su indecisión con mi furia y el resultado fue un domingo enojados y un concierto al que no fuímos.

Y no conocí a Mijares, snifff!!!

Al fin que ni quería...Mijares ya no me gusta, snifff!!!





lunes, 15 de febrero de 2010

No quiero ser gorda, yo quiero ser flaca.






De pequeña sufrí frecuentemente de hemorragias nasales que me mantenian al borde de la anemia.
Desde mi más tierna infancia me daban vitaminas, hígado de res ( uac!!!), caldos de verduras, jugos de zanahoria, jitomate, betabel, en fin, infinidad de cosas para que me repusiera de la pérdida de sangre.
Puede ser que por eso no me gusten las verduras ni las frutas.

La mejor ración de carne era para mi.
La más grande pieza de pollo, todo lo mejor era para mi.
Y debido a eso me fuí poniendo llenita, eso si nunca fuí gorda. Pero tuve la mala fortuna que por ser la mejor alimentada a mis hermanas les tocaba poco y se quedaron flacas.
Ah! también me daban cápsulas de hígado de tiburón que según eran muy buenas para el crecimiento de los niños y algunos otros complementos alimenticios.

Estoy muy bien formada... pero en la fila de las que quieren adelgazar, buuu!!!

Yo soy la ¨Gorda¨de la familia blah! aunque no esté gorda, un trauma que gracias a mi carácter no creció conmigo.
Cuando era bebé mis manitas eran muy chonchitas y mis mejillas estaban tan infladas que parecía que estaba comiendo algo, Kiko me quedaba corto, osht!
Mi suetercito se abría entre los botones porque mi voluminosa pancita se quería salir, buaaa!!!

La ropa que me compraba mamá siempre era de una talla mayor que la de mis hermanas. Ellas tenían la misma talla, les quedaba todo... menos a mi, Snifff!!!
Lo único bueno de eso es que no la tenía que compartir. Algo bueno debía dejarme ser llenita.

No fué trauma para mi pero si era una gran preocupación, tanto que toda mi vida he hecho ejercicio y he estado a dieta para no estar gorda.
Hasta hace algunos años debido a que casi me muero, dejé de tomar cosas para adelgazar. Tomé una pastilla que me aceleró el corazón y estuve a un paso del infarto.
Me llevaron al médico y me dieron una regañada que aún recuerdo. Desde entonces no tomo nada para bajar de peso.
Mejor hago ejercicio.

Mi corazón, las pastillas y los médicos son la trilogía del horror.

Tengo dos hermanas talla cero, ¡No puede ser! a mi me da pena decir mi talla cuando me preguntan.
Ellas pueden comer lo que sea y no suben de peso y yo como unas papitas y tengo que hacer tres años de ejercicio para que no se me noten, nunca han hecho ejercicio y están tan flacas como un palo y yo... mejor no digo nada, no se enferman nunca, yo me la vivo con el médico.

Barry dice que así estoy bien porque a él no le gustan las flacas, ¿le creeré?.

Creo que ni cuando esté cadáver seré flaca, seré una calavera gorda y los gusanos tendrán mucho que comer.
Ah no! me van a incinerar ya recordé, así que no les daré gusto a los gusanos alimentarse con mi bien nutrida carne.

No me trauma ser llenita pero tampoco ser flaca me incomodaría.

A las flacas todo les queda bien. Atraen las miradas de los hombres, cualquier ropa la lucen y no sufren de nada.

Por eso y por mucho más No quiero ser gorda yo quiero ser flaca...
¿se podrá?...
nop... es demasiado tarde, necesitaría nacer de nuevo y eso no es posible.

Me acepto como soy, pero ah! que mundo tan ingrato que solo ve bien a las flacas y las gordas solo son simpáticas y buena onda.
Yo ya estoy en otro nivel, ya no me hace daño que me digan ¨Gordita¨, pero he visto como las llenitas son víctimas de discriminación y no me parece justo porque de mi alguna vez se burlaron y nunca lo soporté, porque peleaba en el momento en que alguien me decía ¨Gorda¨.

Pero, ¿y las demás que no se defienden porque no tienen carácter para hacerlo?. Eso es feo y quisiera que la gente cambiara su forma de ver a las personas.
Todas las mujeres y los hombres somos PERSONAS lejos de ser flacas y gordas o flacos y gordos.

Y pensar que yo también he formado parte de esa discriminación.

Eso me da mucha pena.





domingo, 14 de febrero de 2010

Hablando de posibles e imposibles. ¿Imposibles? para mi no hay.



Me gustó desde que lo conocí con ¨Baño de Mujeres¨, me pareció atractivo y moría por él . Después con ¨Corazón salvaje¨ me mató.

Incluso hasta soñé con él alguna vez, era mi amor platónico de adolescente no tan adolescente. Pero se tuvo que casar con ¨Lucerito¨y entonces si terminé con él. Me dijo que andaba con ella y me dolió mucho... mucho jeje

Le dije: ¨Ya no te quiero Mijares, no quiero saber nada más de ti ¨. Lloro y me suplicó que si yo quería no se casaba pero le dije que no, que se fuera al infinito y más allá.

No quise saber más nada.
Hasta ahí llegó mi amor. Me  traicionó por ¨Lucerito, hubiera podido ser Chencha la del 18 y no me habría importado pero ¿¨Lucerito¨? eso si duele.

Así que estuve mucho tiempo sin nadie que endulzara mis oídos hasta que llegó Enrique Bunbury y desde entonces no sé de nadie más ni me interesa nadie más que él... hasta hoy.

Enrique Bunbury es dueño de mi corazón soñador.





Ayer celebrando un día antes el Día del amor y la amistad, Kiku mencionó que Mijares estaría en el Auditorio y Barry dijo que comprara los boletos para ir a verlo.
¿Qué?... ¿en serio?, pregunté perpleja (que no es lo mismo que pendeja).(Por cierto, prometo no decir groserías).

Ya tenemos los boletos, Yupiii!!!

No importa que Mijares esté pasado de moda y sus canciones ya no se oigan. Para mi era casi imposible verlo en persona, hoy lo haré gracias a Barry.

Alguna vez Manuel Mijares fue un sueño imposible, hoy dejará de serlo.

Iré al concierto de Mijares en el Auditorio Nacional y me ha llenado de alegría, aunque ya no lo quiera no dejo de sentir algo por mi primer amor platónico, jeje

En realidad él no fue el primero pero si el más conocido.
El primero fue José José

¡¡¡TOING!!!

Bueno uno también tiene sus tropiezos en esto de los amores platónicos.

Así que , ¿qué importa que el corazón esté un poquito adolorido por mis inconsciencias?, Barry ( como siempre) está aquí para restañar las heridas sufridas en la batalla diaria.

Hace mucho no celebro el 14 de febrero.

Hace un año le grabé un disco a Barry con las canciones más románticas y lindas del mundo y él no le hizo caso y sufrí por eso.
Ya lo olvidé con la sorpresa de hoy.

Hoy solo existiremos Barry y yo.

Será como en un cuento de enamorados... Barry y la MaLquEridA...

Barry y Flor...

vivieron felices para siempre o al menos son felices en lo que va del día de hoy.

Barry es dueño de mi corazón real.

AAAHHH!!!










sábado, 13 de febrero de 2010

Me duele el corazón y no es por culpa de Cupido.





El fuerte dolor que tenía en el pecho me hacía sudar. Se extendía a lo largo del brazo y me estaba asustando.
La angina de pecho y el pre-infarto que sufrí hace algún tiempo me hace estar alerta ante cualquier síntoma por pequeño que sea.
Esta vez me confié y no hice nada a pesar de que unos días atrás el dolor me estaba avisando que algo no andaba bien. Se lo achaqué al ejercicio que estoy haciendo en casa.

Anoche el dolor se agudizó.
Estaba sola y debía pensar como actuar, todo lo tengo previsto después de lo que había pasado.
Si estoy sola le hablo a mi médico de cabecera. Le marco a algún familiar cercano o ya de plano a algún vecino.
Y si no puedo hacer nada de eso me salgo a la calle y pido ayuda, eso solo en caso extremo.

Parecía que ayer eso era lo que iba a pasar.
Estaba sola y el dolor se estaba haciendo cada vez más fuerte, al médico no lo podía localizar y me estaba deseperando... debía quedarme tranquila pero no podía.
Afortunadamente llegó Barry.
Al saludarme se dió cuenta que estaba muy fría, me preguntó que pasaba y le conté del dolor.

Me llevó al médico de inmediato, pero siendo viernes y en quincena me puedo morir sin problema porque no hay médico en ningún lado, Barry solo consiguió que me tomaran la presión para saber como estaba y nos regresamos a casa.

Llamé de nuevo a mi médico y al fin pude localizarlo, me dijo que pastilla tomar. Una sublingual que hace que el estómago se me revuelva pero en esas circunstancias no podía ponerme mis moños.
Además de otras dos pastillas que contrarrestan los efectos de la sublingual en el estómago.

No debo dormirme para que no permita que el dolor se apodere de mi y me vaya directo al cielo o al infierno sin escalas... pero me quedé dormida, Barry no se dió cuenta.
Fueron cerca de 20 minutos los que me quedé quieta.

El dolor estaba pasando y me conecté al msn para ver si encontraba a mi médico.
No lo he dicho pero mi médico de cabecera es mi hermana y las veces que me ha pasado esto siempre es a la que acudo. Ella me regaña porque dice que no me cuido, así que evito llamarla pero ayer fue necesario... aguantaría los regaños.
Lo mejor es que me oyó mal y no me dijo nada pero seguro hoy no me salvo.

Toda mi familia dice que no me cuido.
No como a mis horas o no como mejor dicho. Como solo lo que me gusta que por supuesto no es nada sano. No nutro bien mi cuerpo y además tomo mucho medicamento.
Tengo el estómago hecho polvo por todo eso y más.

No me gusta comer sola. Me quedo sin comer hasta que alguien llegue a acompañarme o me como un sandwich. He prometido muchas veces que voy a  comer si estoy sola pero no puedo, por más que quiero la comida no me entra.
Recibo muchos regaños de todos por eso pero pasado el susto se olvida.
Dejaré de nuevo de comer sal y refresco al que he dejado casi por completo. Café que casi nunca tomo y grasa.
De nuevo a dieta.

Aún falta que llegue Kiku y que me regañe después de que Barry le diga lo que pasó. Aguantaré como valiente los regaños que merezco.
Debo reposar, pero he dicho hasta el cansancio que solo reposaré hasta que esté en mi ataúd y eso si me dejo morir.

Amanecí como si me hubieran dado una paliza. Tengo resaca de medicamento.

Mi corazón está herido y no es por causa de Cupido que anda muy atareado en estos días.
Preferiría eso a morirme de un infarto.
Ayer si me asusté.







Pero aquí estoy otra vez escribiendo... estoy viva que es lo que importa.
Mala yerba nunca muere.

Y ya... me voy antes que pase lo que en Caborca.














viernes, 12 de febrero de 2010

La leyenda de la Gritona, una historia chafa.




¿Quién no conoce la leyenda de ¨La Llorona¨, la mujer que ahogo a sus hijos y anda vagando por los lugares más oscuros del país?.
¨Ayy mis hijos¨ se le oye lamentarse en las noches y vagando sin rumbo.
Muchos cuentan haberla visto.
En el lugar donde la MaLquEridA vivía ( recuerden que es de pueblo), se decía que vagaba por las madrugadas ( La Llorona, no la MaLquEridA).
Una vez yo la escuché pero gritaba algo ininteligible y me asusté mucho, me armé de valor, me asomé a la ventana y vi a una mujer que andaba sola en la calle. Era una mujer que estaba loca y no tenía donde vivir.

Gritaba porque estaba loca de remate. Era la loca del pueblo.
Recuerden que en los pueblos o colonias siempre hay alguien loco o loca como sucede en las telenovelas venezolanas y mexicanas.

No sé mucho de ¨La Llorona¨, sé que ahogó a sus hijos porque su esposo la abandonó y los mató para vengarse de él. Después se arrepintió y su castigo fue vagar sin rumbo en busca de sus pequeños.

Recientemente se ha escuchado hablar de la leyenda de ¨La Gritona¨ . Antes vivía en un departamento, pero ahora ya vive en una casa, es lo poco que se sabe.

Es una historia reciente y aún no se hace muy famosa, dejen que pase el tiempo y su leyenda opacará a la de ¨La Llorona¨.

¨La Gritona¨ es una mujer que la mayor parte del tiempo se hacía escuchar a base de gritos. Casi nunca hablaba en tono normal, era gritando como se hacia oir y obedecer.

Los niños a su alrededor le tenían miedo porque su voz fuerte asustaba hasta al más plantado, pero eso a ella no le importaba, de alguna manera había que hacerse respetar y si era a base de gritos pues así sería.
Gritaba para que le ayudaran a lo que fuera necesario.
Para todo gritaba. 

¨Eres muy gritona¨ le decía su esposo que nunca grita a menos que sea cuando las chivas fallen o metan un gol. A él es al único que no le asustaban sus gritos. Él no le decía ¨La Gritona¨, no.
Él le decía ¨pinche loca¨.

Los niños al oirla pegar semejantes gritos se ponían a temblar e inmediatamente se quedaban quietos esperando una orden a obedecer.

Sus hijos han crecido y los gritos han bajado de intensidad, no grita a menos que sea a sus chihuahuas que se alborotan por cualquier cosa.

Los gritos ya no son necesarios, la forma de hacerse respetar ha cambiado.
Ahora hace pucheros y chantajea a sus hijos con su carita infantil y su mirada tierna.
Eso es mejor que los gritos, digo yo.

Habla ya no grita.

Hace poco su esposo le dijo que si existiera una leyenda que hablara sobre ella, en lugar de ser ¨La Llorona¨, sería ¨La Gritona¨.

Y en lugar de gritar ¨¡ Ayy mis hijos!¨ como grita ¨La Llorona¨. ella diría: ¨Órale cabrones, vengan a  ayudarme ahorita mismo¨.

¡¡¡PLOP!!!

Les dije que era una historia chafa.

TAN TAN.




















jueves, 11 de febrero de 2010

Entre un Anarkista, un Capitán y una Reina.



¿Qué puede ser lo que une a estos tres personajes tan disímbolos?.  
Nada.
Pero son amigos a la distancia.
Se conocen de manera virtual, se extrañan de igual forma y viven tan lejos uno de los otros que puede ser que nunca  en la vida se reúnan.
¿Qué los une?... las letras y su blog respectivamente.

El Anarkista perteneció en su momento a los 4 Fantásticos, siendo el primero que se separó del grupo virtual.
Ahora está lejos, pero nunca se olvida de la MaLquEridA.

El Capitán Seichiro , pertenece a las fuerzas armadas de la Reina de los Hongos, demostrando siempre su valentía en aras de la seguridad de la reina.

Él ha tenido que atender su vida real al igual que muchos de nosotros pero nunca se ha ido del todo y tampoco se ha olvidado de la reina.

Los dos se han acordado de la MaLquEridA y le han escrito un post... solo porque si.
Porque ellos lo sintieron así.
Escribirme algo que salió de ellos.

Gracias a los dos por acordarse de esta reina virtual que tampoco se olvida de sus primeros seguidores.









miércoles, 10 de febrero de 2010

¡Chiquita mmmamá!.




Ultimamente he recibido muchos piropos, ay bueno no tantos pero si más que de costumbre. No salgo mucho de casa así que por eso los piropos se reducen, contando también conque siempre salgo con Barry o con Muny y eso espanta a mis fánseses, obvio.

Los piropos siempre han girado en torno a una parte de mi bella anatomía que es un poco voluminosa y muy turgente...
Mi pechito por el que mueren unos cuantos. ¿Qué le voy a hacer?, la madre naturaleza me dió dos muuuuy buenas razones para atraer las miradas masculinas.

La fijación de los hombres por los senos femeninos y por las madres.
¿Porqué la mayoría de los hombres les dicen a sus esposas o a sus novias: ¨ mamita, mamacita, mamá, mami¨,  etc?.
¿Tendrá algo que ver con el Complejo de Edipo?:

Dos grandes incógnitas que debo resolver pronto o no podré dormir en muchos días.


¨ Si así está el caminito, ¿cómo estará el pueblito?¨ , me decían en el metro o en el autobús, osht! nacos y los veía con cara de ¨ no me mires tipejo¨  viéndolos de arriba a abajo.
Se quedaban mirando al escote de mi blusa, jumm.

Esta reina no es para ustedes, palurdos!

Los piropos que me decían casi nunca fueron ofensivos, incluso los que me dicen ahora ( porque me dicen, no crean que no), no me faltan al respeto y son decentes.

En mi caso los piropos van siendo cada vez menos porque algunos hombres solo se contentan con mirar al objeto de su deseo ( o sea yo ) y en seguida voltear para otro lado, cuando han satisfecho la necesidad de verme y porque Barry ya se fijó en sus malsanas intenciones.

Otra cosa que ha reducido los piropos a esta bella dama, es que casi no salgo de casa y cuando lo hago, salgo en las mañanas cuando mi aspecto no es el idóneo para arrancar flores del jardín de mis admiradores.

Y menos si salgo con el cabello peinado para ningún lado. Debo salir con sigilo, mirando para todos lados y cuidándome que no haya ningún admirador cerca.
Ufff! que trabajo es pasar desapercibida siendo yo.
Debo salir aunque no quiera. Es una orden del Rey,  ( bueno me lo pide por favor, bueno pues, en realidad me ordena ) que vaya a hacer alguna compra de última hora.
Debo ir porque él está preparando el desayuno así que hay que aprovechar eso.

El único hombre que me conoce despeinada además de los de la casa, son el tendero ( que siempre me regala una paletita de dulce, claro cuando no está su esposa ), el carnicero ( ah no, el no me conoce despeinada ), el del agua, el cartero, el del gas... uy! no me había puesto a pensar y me conocen muchos despeinada, ¡recórcholis!.
Tendré que tomar cartas en el asunto, así que me pondré una gorra del Barry cuando me asome a la puerta o tenga que salir por las mañanas.

Las blusas que uso son autóctonas, soy algo así como Lila Downs región 2, porque tampoco estoy mal como para ser región 4, tengo clase y eso me ayuda. Así que de cualquier forma siempre atraigo las miradas además de por mi hermosura y seguridad en mi misma.

Los admiradores que tengo se ponen nerviosos al verme y no saben que hacer. Y para ponerlos más nerviosos me les quedo viendo y entonces puede pasar todo, hasta que como en comercial, choquen con el poste.
Así pasó la última vez.
Alguien me vió, se puso nervioso y no se fijó que delante de él estaba un poste... Toing!!!, ¡Qué madrazo!.
Lo único que hice, fue voltear rápido para otro lado sin dejar ver la sonrisa que brotó cuando el susodicho estampó su cara contra el poste. ¡Pendejo!, no perdón, diré... fíjate lindo, mira no me veas gordito que ahí delante hay un poste y te vas a estrellar corazón. Anda, deja de verme y ve a casita... anda, ve con tu mujercita a que te sobe guapo, ella te espera rey... anda, ( todo esto dicho con ternura ).

Y eso pasó porque cambié de look y me veía sensacional, ¿hay otra forma de verme?.

La mayoría de los hombres de hoy no son tan creativos como antes. Muchos dicen majaderías o cosas burdas, no todos por supuesto.
Ya no son tan educados ni caballerosos, además de que a muchas mujeres no les gusta que les digan piropos.
A mi si me gusta, pero también hay que ver quien los dice. Hasta en las combis hay rutas o sea jelouuu!!!.

Me han dicho: ¨ Sabrosa ¨ , ¨ macitaaa ¨ , ¨ chiquitas pa´ amansarlas fácil ¨, ¨ güerita ¨ ( que original ), ¨reinita¨ ( pufff),  ¨ pechugonaaa ¨, ¨ en esa cola si me formo,  ¨ por dios!!!, habrase visto con los patanes.

Un piropo que recuerdo mucho y que me dijeron en Sonora fue: ¨ Desde que te vi venir le dije a mi corazón, que bonita piedrecita para darme un tropezón ¨ ahhh!, así hasta se disfruta que le echen flores a uno, caray!

El piropo que más me gusta de los que me han dicho últimamente es el de ¨ Chiquita mamá ¨.
Me lo han dicho mucho.
Pero no sé si me lo dicen por chiquita o por mamá o porque estoy muy BIEN.

Me quedo con esta última opción y es que de verdad... ESTOY MUY BIEN.




















lunes, 8 de febrero de 2010

Nunca te lo he dicho, pero...





El fin de semana tuve la suerte de ver a dos de los sobrinos de los seis que cuide desde pequeñitos. Muy amables y muy atentos conmigo.
Sobra decir que al menos cuatro de ellos me quieren tanto como si fuera su propia madre.

Salieron de fiesta y vinieron por mi hijo y por su otro primo que vive cerca.

Me quedo con la preocupación de que salgan por la inseguridad que hay en todos lados pero no puedo tenerlos encerrados en la casa y dejar que no vivan, eso es imposible.
Solo me queda decirles que se cuiden mucho y que traigan siempre el celular prendido. Les doy la bendición  y les pido que regresen pronto. Que no beban mucho. Que no se vayan a ir con mujeres. Que no beban de botellas abiertas. Que por lo que sea carguen siempre un condón,
Que no hagan esto...
Que no hagan lo otro...
Que no...,
tantas recomendaciones que les doy que terminan por reírse de mi.
Después de oir toda mi letanía se van, mientras tanto yo me quedo despierta un rato esperándolos.

El hermano de uno de estos jóvenes que vinieron a casa el sábado, llamó por teléfono para asegurarse que  su hermano había llegado ya.
Platiqué un poco con él y le pedí que me diera su correo eléctronico e inmediatamente me agregó al msn y nos pusimos a platicar quedándonos casi hasta la 1 de la mañana.
Vaya que teníamos que decirnos, pero ahora es la única manera de saber de ellos.
A través del msn.

Polo que es como se llama mi sobrino se puso a platicar conmigo y me dijo algo que nunca me había imaginado. Tal vez porque tengo la costumbre de pensar por los demás. Tengo ideas erradas de lo que piensan de mi. Más con mis hermanos.
Si siempre ando preguntando y cuestionando todo, no sé como es que no se me ha ocurrido preguntarles  que es lo que piensan de mi. Me gustaría saberlo.
Me armaré de valor y les preguntaré. Es algo que he ido posponiendo y que Kiku  me ha aconsejado que haga pero nunca me he atrevido.
Debo hablar con ellos.
Pronto lo haré.

Polo es un muchacho muy sensible, trabajador y estudioso. Casi nunca lo veo y por lo tanto ya no sé muchas cosas de él ni él de mi.
Estamos distanciados más por sus actividades que por la misma lejanía.

Él me dijo que me admiraba por como soy.
Porque soy fuerte, porque no soy la típica tía, porque me siente sensible. Pero lo que más me sorprendió fue que me dijera que no me gusta quedarme en la ignorancia, que siempre estoy buscando más por saber y no quedarme con la duda sobre tal o cual cosa. Busco nuevas formas de entretenerme y de aprender.

Nunca te lo he dicho tía Flor pero me gusta tu forma de ser y  lo jovial que eres. Me gusta la actitud de no ser como mis demás tías, me gusta como eres tía Flor.
Me gusta tu inclinación por el arte ( ahí fue donde me sorprendió porque de arte no sé nada). Pero si sé cuando me hablan de él y puedo emitir mi opinión. No me quedo callada.

Polo...

¡¡¡Me dijo que me admira!!!.

No supe que decir y solo me reía nerviosa. No estoy acostumbrada a que alguien de mi familia me diga que me admira y el que él lo haya hecho me hizo sentir pavoreal.

Claro que yo siempre me azoto y le empiezo a decir ¨cuanto he sufrido en la vida¨, ¨ y la enfermedad me va deteriorando¨ , y ¨que tu mamá ¨ , en fin miles de cosas y haciéndome la víctima.

Él me dijo que debo sentirme bien conmigo misma.
Y tiene razón.

Pasé un buen rato hablando con él y me gustó haberlo hecho. Incluso me dió pena porque a través del msn terminaremos por conocernos.
Están la mayoría de sobrinos en la edad difícil y me preocupa. trataré de estar cerca de ellos.
Y ahora más lo haré porque sé que todos piensan casi lo mismo que Polo. Me tienen un gran cariño y amor como si fuera su madre.
Me quieren mucho y son agradecidos.

Seré alegre con ellos  cuando sea necesario y cuando tenga que fajarme los pantalones lo haré, que para eso los cuidé en su tierna infancia.

Quiero pensar que cuando ya no esté, ellos serán personas de bien.
Me gustaría que me recordaran como la mejor tía que pudieran haber tenido. No quiero que pase por su vida como si no hubiese existido.
Me gustaría que se acordaran de mi y que su rostro se les ilumine cuando lo hagan.
Quiero que me recuerden con una gran sonrisa y que suspiren cuando se acuerden de mi.

Empecé bien la semana y eso me gusta.


















domingo, 7 de febrero de 2010

¿Qué dice por dios?.







No sé si es música de banda, duranguense no sé, pero este video que ya es viejo me llamó la atención porque no dice NADA la letra de la canción.

Ó sea NADA de NADA.

Me imagino que solo es para bailar porque si fuera de reflexión pues...
Aunque viéndolo bien, si serviría para reflexionar, para preguntarse si ponemos atención a la letra o solo nos movemos para seguir... ¿el ritmo?.

Mientras tanto me da mucha risa, porque no entiendo siquiera ¿que tiene que ver el tubero, los limones, las mulas, con nada?.
¿Ayer pasé  por tu ventana y me tirates un limón si yo te tiro con otro, ¿qué necesidad hay d´so?, ¿wtf?.


¡¡¡NO ENTIENDO!!!

¿Y el baile?, dejen veo si puedo hacer el pasito del de la camisa café de cuadros o cualquiera es igual...

Lo peor es que ahora no me puedo quitar la tonadilla de la cabeza por dios!!!

Very good, very good, very good.
very very very good.



Musa de un Toro Salvaje

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje

Hey si de cuando en cuando nos preguntamos qué demonios hacemos aquí.