Páginas

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Una historia que no supe escribir.






Lo conocí cuando él tenía cuatro años de edad. Fue a mi casa con sus padres que llegaron de visita acompañando a un amigo de muchos años.
No me gustan mucho los niños y creo que eso se ve en mi cara porque no se me acercan. Eso sucedió con este niño.
Me resultó antipático desde el principio. Hay niños que son así. Como en todo, hay niños que me caen bien y hay otros a los que abomino.
Me empezó a aventar los cojines del sillón y a subirse al sofá con zapatos. Si hubieran sido mis hijos los hubiera bajado a nalgadas. Soy de las que creen que una nalgada o un manazo a tiempo hace que entiendan. Hay veces en que las palabras se agotan y no hay forma de hacer entender a los niños que se vuelven berrinchudos y caprichosos.
A mi me funcionó y sé que volvería a hacerlo si tuviera hijos. No es bueno pero es lo mejor. 

Así que este niño después de hacer su drama y hacerme enojar (pero enseñando mi mejor sonrisa), se fue junto con sus padres. Yo respiré tranquila. No soporto a los niños groseros y que no les enseñen a respetar a nadie.
No lo volvería a ver.

Este niño tenía una familia bien avenida que empezaba a formar su futuro. El padre tenía un buen trabajo. La madre atiende a sus dos hijos y su casa.
Salen de paseo. Visitan a la familia. Cuidan a sus hijos y les dan todo lo necesario y más.

Todo marcha normal.

El padre responsable y cariñoso tiene un único vicio -el alcoholismo- y es ese vicio el que se lo lleva a la tumba con apenas 35 años de edad. Hace un año que falleció, cuando todo iba bien en su vida. Muere dejando a su joven esposa y a sus pequeñitos sumidos en un amargo dolor.
La esposa queda con todas las deudas pagadas. Seguro de vida, pensión, coche, todo lo que pudiera ayudar a salir adelante lo tenía.y sin embargo no lo supo manejar.
Se vio de pronto viuda y con dos hijos sin saber que rumbo tomar. Decide dejar a sus pequeños con la abuela. La niña de tres años y el niño de doce.

Y se va a su casa, donde queda sola sin una brújula que le indique hacia donde ir. Va por la vida dando tumbos sin saber que hacer.

Ve a sus hijos los fines de semana y les compra cosas. Pero no está con ellos. No juzgo, cada quien sabe lo que hace, pero no me imagino dejar a mis hijos en otro lado que no sea conmigo. Tal vez la separación que sufrí de pequeña me marcó y por eso no dejaba a mis hijos en ningún lado.
No imagino no estar cerca de ellos. Estar atenta a sus clases, a sus juegos, a sus llantos, a sus primeros amores, a sus sueños, a sus pesadillas, no sé. No imagino estar lejos de mis hijos.

Y sin embargo ella se separa de sus hijos y vive su vida. No logro entender que una madre deje a sus pequeños sin saber siquiera si alguien los arropará si hace frío.

Cuanto sufren los niños la soledad de sus noches. Cuantas lágrimas se quedarán guardadas en su almohada sin que nadie sepa de ellas.
Cuánto sufrirá él el abandono de su madre.

Pero hoy lo que pasa no les deja tiempo pensar en qué pasará después.

Su mamá no se da cuenta que su hijo de doce años, gasta dinero que la abuela no sabe de donde lo obtiene. La abuela cansada de cuidar a los hijos en su tiempo y ahora a los nietos ya no pone tanto empeño en el niño. 

No dice nada.

Todo sigue su curso.

Un día se descubre que entraron a robar a la casa de una tía del niño. Investigan y van atando cabos. Dos mozalbetes de su misma edad junto con él, entraron a robar a la casa. Vendieron las cosas y se repartieron el dinero.

Se descubre el robo y lo acusan -los otros dos niños- de ser el cabecilla. Dicen que él les va indicando  donde están las cosas que sustrajeron de la casa. Les dice a donde llevarlas a vender y quien se las comprará sin hacer tanta pregunta.

El lunes volví a ver al niño. Ya pasaron ocho años desde el berrinche que hizo en mi casa. Sigue igual de taciturno. Un poco más pequeño de la estatura normal. Tiene una dulce sonrisa en los labios.Ya no hace berrinches, ni pone en aprietos a su mamá.

El lunes que lo vi en mi casa me sorprendió porque había pasado mucho tiempo desde la última vez que lo vi. Nunca pensé que regresara a mi casa. No es de mi familia así que no habría razón.

Y entonces supe todo.

Él -un niño de doce años- se anda escondiendo por el robo que cometieron él y sus dos amigos. Parece ser que no es el primer delito en que están involucrados. Se lo llevarán a un lugar muy lejos de aquí. Su madre ha aceptado que se vaya aunque llora pero es todo, no enfrentan las consecuencias. Cualesquiera que estas sean hay que pagar los errores cometidos. Si se les enseña desde pequeños que si las faltas que cometan son graves los castigos deberán ser fuertes. Él no enfrentara las consecuencias, la familia ha decidido que se vaya lejos y emprenda una nueva vida solo. Con otra familia que aunque sea parte de la de su papá no es la de él.
Se irá lejos de su mamá y su hermana. Me pone los pelos de punta pensar la soledad de un niño de doce años. Con su padre muerto recién. Sin su madre abrazándolo ni su hermanita jugando con él.
Me imagino la soledad cuando se vaya a dormir. Ver a través de la ventana un cachito de cielo que no es el suyo. Verá a otra madre dar unas caricias que a él no le pueden dar. Extrañará el olor de su madre. Su almohada, sus juguetes, su casa. Los árboles de la casa donde vivía.

Y me hago tantas preguntas y no encuentro respuestas. Pero la que más me taladra el cerebro es la de ¿cómo un niño de doce años puede robar y gastarse el dinero así sin más? ¿Acaso no tiene clara idea de lo que está haciendo? ¿Y su madre en qué momento perdió el rumbo y lo arrastró con ella? ¿y la niña? ¿qué va a ser de la niña?.

Un niño de doce años que robó cerca de 25 000 pesos de casa de su tía, ¿qué va a ser de él?. Lejos, tan lejos como el día que dejó de ser niño, porque al momento de robar dejó de serlo aunque tenga la cara inocente, robar no es cosa de niños.

¿En realidad dejó de ser niño? ¿creerá que fue un juego?... robar no es un juego y hay que pagar las consecuencias.

Él se irá lejos... un niño de doce años tendrá que enfrentarse solo a su vida.









36 comentarios:

  1. Entiendo que no puedes hacer nada para remdiar la situación ¿para que te preocupas? Robar empieza como una travesura y acaba siendo un hábito. Me imagino a ese muchacho, sintiéndose completamente solo y desubicado en el mundo, eso si es algo triste.
    A los doce años, no se puede tener consciencia plena para discernir entre el bien y el mal, menos si no cuenta con la guía y el amor de su Madre. Y aún contando con todo eso, algunos torcemos el camino, como si ese fuera ya nuestro destino, equivocarse continuamente y vivir con los remordimientos. Algunas partes de tu texto fueron como un espejo para mi. En fin.
    Cuídate, que estés muy bien y te vaya mejor cada día, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  2. Querida Malque:

    Aaaaauuuuggggggghhhhhhh, una historia escrita tan real, que es eso exactamente lo que estamos viviendo...

    Besos.

    Mariposa Errante.

    ResponderEliminar
  3. No sé qué decir. Estas historias de familias desestructuradas siempre tocan algo sensible dentro de uno, pero...

    Elma también se fué de su casa a los doce años, no sola, porque iba con su prima Isabel, de la misma edad, y no perseguidas, claro, sino a estudiar en la capital. Pero el caso es que lleva viviendo sola desde los doce años.

    Yo por mi parte me crié con mis abuelos, y no conocí a mi madre hasta los seis años.

    Quiero decir, que sé bien y de primera mano lo que es la soledad y el alejamiento familiar.

    Tanto Elma como yo somos "normales"
    si es que queda alguien normal en el mundo...

    ResponderEliminar
  4. Historias como la de ese niño se dan en macetas actualmente, la familia disfuncional, la media familia o ya de plano "sin familia" es el pan de cada día en la escuela donde doy clases. Desgraciadamente se van perdiendo los valores y no se vuelven a recuperar tan fácil.
    Vivo una historia muuy parecida a la tuya y da pena ver a unos niños solos queriendose adaptar a una familia que no es de ellos y en sus pequeños corazones empieza a abrigarse el sentimiento del rencor y la tristeza, el desconcierto de tener que vivir una vida con tanto desasosiego.
    Muy buena historia!
    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Realmente, estremecedora tu crónica. No extraña, ante tal desapego en la formación de los hijos, la sociedad que hoy se vive, carente de un norte ético, Es que sus hijos, no fueron formados en principios deontológicos y mortales. Como ocurre con el caso del niño de tu historia, que va camino del abismo. Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  6. muy interesante tu historia Malque, como siempre te hace reflexionar.. aunque siempre me queda la duda si no te afecta mucho todo esto...

    ResponderEliminar
  7. Es la dura realidad del mundo que vivimos. La inocencia se ha perdido demasiado rápida entre callejones, problemas y familias disfuncionales que no han sabido criar a sus hijos, un texto que deja mucho para pensar, sobre todos aquellos que estamos en el proceso de algún día traer hijos al mundo...

    Cuídate amiga, un gusto leerte de nuevo, un enorme abrazo!

    ResponderEliminar
  8. Siempre he pensado que los padres son 100% responsables de la educación de los hijos, pues al no ponerles un alto a tiempo, después cuando son grandes están las consecuencias.

    Es como los cachorritos al principio parece gracioso que destrocen alguna cosa, pero ya de grandes deja de tener gracia cualquier travesura que hagan.

    ResponderEliminar
  9. Qué triste historia!
    Quizás lo hizo por llamar la atención por sentirse abandonado; tal vez pensaba que nunca iba a ser descubierto. No sabemos lo que pasaba por su cabecita...

    Los padres son responsables de sus hijos, pero también la abuela que aceptó tenerlo a cargo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Cuando fueron a tu casa de visita y el niño se porto mal y los padres ni pio, es facil comprender donde comenzo la raiz del orgullo, la misma que no fue quebrada con una buena azotaina.

    un beso

    ResponderEliminar
  11. Hola Malque!!!! Más bien, yo le cogería grima a los padres y no a los niños. Ellos se están educando, formando y creciendo y los padres han de involucrarse en "su creación".Niños maleducados o caprichosos son producto de poco control parental. A Dios le doy gracias de tener unos padres como los que tengo. BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  12. Yo dejo a mi niña con su abuela cuando vengo al trabajo pero a las 5 que salgo vuelo por ella y nos quedamos en mi casa, y al siguiente día ahí voy a dejarla a las 6, muchos me dicen que es una gastadera de gasolina pero ni importa. Creo que lo más importante es estar con los hijos, criarlos uno misma. Ella aunque tiene 3 meses de edad me sonrié cada vez que me vé y se le ve contenta en mi camioneta, tal vez es mi imaginación pero me gusta creérmela.

    Pobre chico y apenas va empezando.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  13. Y como esa historia, hay tantas en este mundo, triste vida, triste realidad, tristes niños.

    :(

    ResponderEliminar
  14. Muy triste tu historia, Malque. Pero la madre tiene toda la culpa. ¿Còmo se le puede ocurrir abandonarlos donde la abuela acabando de perder al padre? solo los verdaderos padres estan pendientes de sus hijos, solo aunos les duele de verdad verdad. Espero que tu amiguito arregle su vida aunque sin unamadre al lados e ve un poco dificil.

    Besos.

    ResponderEliminar
  15. lo primero que me sorprende que solo tenia un vicio el alcoholismo.

    pues vaya enfermedad yo no la llamría vicio.

    Y que todo marchaba bien en la vida de ese hombrew, pues ya ves que no tan bien.

    Por otro lado cada uno vive su vida como puede, aunque te sorprenda es mejor no juzgara como bien dices.

    Ya ves que muchas veces la vida real supera a la mas truculenta de las telenovelas.

    Que cada uno apechugue con sus consecuencias y sus causas.

    No quuiero opinar de la madre por que sria juzgarla y ya bastante tengo conmigo mismo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. pues como bien dijiste malque... una nalgada a tiempo..
    que triste..

    ResponderEliminar
  17. ayyy ya ni lo termine de leer perdon ando muy sensible.

    Malquerida vamos a tener el convivio blogexco 2010 el 11 de dic escribame por favor a gabriel_indra@hotmail.com o paseme su mail para informarle, gracias.

    ResponderEliminar
  18. Historias semejantes se repiten en mi país por culpa de la emigración, los padres dejan a sus hijos y los hijos hacen lo q quieren, es muy triste pensar en la soledad de esos niños... yo pienso q un padre debería hacer lo q sea por estar cerca de sus hijos, para educarlos bien, esa debería ser la máxima prioridad.

    Saludos Flor.

    ResponderEliminar
  19. Qué historia tan triste, qué madre tan egoista al hacer a un lado a sus hijos cuando estos más la necesitaban, pobres, no sólo perdieron a su padre, también a su madre y es por ello que el niño se destruyó, ojalá y encuentre el camino, fuera como fuera el niño, no es padre saber que una persona viva tales situaciones :(

    ResponderEliminar
  20. ...changos! pinta q que no va a terminar nada bien, y menos en este pais..

    chale!

    ResponderEliminar
  21. ooo pues ¿quien sabe cuando se piede el rumbo?

    ResponderEliminar
  22. ooo pues ¿quien sabe cuando se piede el rumbo?

    ResponderEliminar
  23. que fuerte, aprender tanto en tan poquito tiempo. que le tiene preparado la vida, que clase de vida va a vivir...

    ResponderEliminar
  24. Demonios, los niños buenos no roban.Creo que es todo lo que tengo que decir, si mis hijas robaran, no ma... me las chingo, sencillo y hablo con ellas, me dejo perpleja esto que acabo de leer.

    ResponderEliminar
  25. AAy qué triste que por la falta de ambos padres, ellos terminen así... :(


    ... y todo por no haberles dado un manazo a tiempo!! jaajajajaja xD


    Saludos Malque!!

    xD

    ResponderEliminar
  26. Que triste que su propia madre los haya dejado ahí, aunque con la abuela los desamparo, si ella no sabía que hacer imaginate ellos que ya no tendrán a su padre, tampoco es que juzgue lo que hizo pero no encuntro explicación. No creo que yo perdonaría me hicieran algo así si lo que más necesitaré es estar con mi madre y ambas salir adelante.

    Sobre lo que el niño hizo tampoco es que vaya a justificarlo por no tener a sus padres pero es claro que lo que él quiere es llamar la atención de alguna manera, y que desafortunado que haya sido de esta y ahora en lugar de ayudarlo y hacer que cambie la forma en que esta creciendo lo vayan a alejar.

    Saludos malque

    ResponderEliminar
  27. Que historia tan triste y tan cotidiana al mismo tiempo. Por desgracia es el pan de cada día. Yo no imagino mi existencia si no es dando y recibiendo el cariño de mis hijos, a pesar de que a veces me pongan de los nervios.

    Gracias por tu visita malquerida, nos leemos!!

    ResponderEliminar
  28. PHERRO: Porque es un niño que conozco, porque soy madre, porque me duele su futuro, porque no puedo hacer nada, porque...

    Mariposa: Tan increíble que me parece irreal.

    Janton: Pero sus circunstancias son diferentes para cada uno. Hay que ver al paso del tiempo que es lo que pasa con este niño, ojalá que todo sea para mejor.

    Gaviota: Y muy pocas cosas que los de ¨fuera¨ podemos hacer por ellos.

    Saludos.

    Carlos: Ojalá encuentre el camino correcto, lo deseo de todo corazón.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  29. Raptor: Me afecta porque no sé como ayudar. Los niños solos siempre me dan mucha tristeza pero eso no sirve de nada porque no puedo hacer nada igual.

    P. Vargas: Hay que pensar muy bien para traer hijos al mundo y más en este mundo conflictivo en el que estamos viviendo.

    Saludos.

    Yo-Mero: Estoy totalmente de acuerdo contigo.

    saludos.

    Maribé: El caso es que el niño anda a la deriva sin nada ni nadie de quien asirse.

    Triste en realidad.

    taurómquico: Hay ye saber poner un alto a tiempo y ellos no lo hicieron desafortunadamente.

    Beso.

    ResponderEliminar
  30. Liova: Creo que también yo estoy agradecida por los padres que tuve aunque fueron muy estrictos pero me formaron bien creo yo.

    Beso.

    Kózmica: Está bien porque tienes que trabajar pero estás en su formación y en diario crecimiento.

    Saludos.

    Ángel: Así es Ángel.

    Antony: Yo espero que se pueda enderezar, es un niñito y es una lástima lo que le está pasando.

    Saludos.

    Ricardo: En realidad es una enfermedad lo escribí mal.

    Marchaba bien desde mi punto de vista.

    No juzgo es solo que me llama la atención el niño y lo que sucederá con él. Si tan solo tuviera cerca a su madre.

    Lo ves muy real y por lo mismo es muy crudo lo que dices.
    ¨Que cada uno apechugue con sus consecuencias y sus causas¨.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  31. Chica: Era necesario una reprimenda según yo.

    INDRA: Ya te escribiré.

    saludos.

    Carlobito: y cuando los padres no hacen lo que deben ocurre lo que platico.

    saludos.

    Gabriel: Espero encuentre el camino de verdad estoy segura que se puede hacer mucho por él.

    Saludos.

    reptilio: Espero que recapacite y pueda estar bien.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  32. frecuenciax: Hasta ahorita...

    ..Escribiendo corto....: No sé pero él lo está perdiendo y eso es muy triste.

    Ann: No tengo respuestas.

    Agnes Milk: Te las chingas y hablas con ellas, estás ahí desgraciadamente la mamá del niño no está.

    Pashmina: Así es Pashmina, un correctivo a tiempo hubiera resultado bueno según yo.

    Saludos.

    socias: Yo pienso que la mejor forma para que ese niño recapacite es quedarse con su madre, no veo otra.

    Así los tres pueden salir adelante juntos como familia.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  33. Marisa: Estar al pendiente de ellos es lo que debe hacer toda madre. Sé que hay veces que no se puede porque hay que trabajar pero si se puede estar al pendiente sin duda.

    saludos.

    ResponderEliminar
  34. Querida Flon,

    uff!, ando de perdido, mmmjjj, mas bien estuve ocupadillo, jeje!

    Mira, madre irresponsable y PIOR abuela tapadera!, que verguenza. Luego padre alcoholico!, que irresponsabilidad de TODOS JUNTOS. Bien dicen que Jirafas buscaran Jirafas.
    Chamacos mal educados, provienen seguramente de padres con educacion RESTRICTIVA y ahora ellos practicaron la eduacion TOTALMENTE PERMISIVA, ahi los resultados, niños educados por su abuela?, que poca!.
    No malque, a los niños perqueños no se les pega se les educa sin violencia, se que es dificil pero se puede!. Ahi esta la SUPER-SUPER NIÑERA, eh!. Igual lo dice
    Cesar Millan, primero disciplina despues amor, si funciona hasta con los perros, que no funcione con los chamucosdeldemoniosacacanasverdes!

    Un abrazo Flon!

    PD Fue grato platicar un poco contigo el 20, jamas lo imagine, escuchar la dulce voz de LaMalke por tel., uuuuuhhh uuuuhhh! =D
    Espero que Kiku este mejor.

    ResponderEliminar
  35. Rey H: Mira Rey, creo que una nalgada a tiempo siempre es mejor que andar llorando porque los chamacos se me subieron a las barbas.

    Prefiero eso a andar buscando hijos perdidos o yo que sé.

    Sé que se puede educar sin violencia, lo he practicado pero en los casos que lo apliqué, resultó mejor haber dado esa nalgada, te lo aseguro.

    Para mi también fue muy grato platicar contigo, sobre todo porque estaba segura que no iba a poder articular palabra cuando te viera. No te vi, pero para si alguna vez se da la oportunidad, ya sé que no me dará pena hablar con ninguno de ustedes tres.

    Un abrazo Rey.

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje