Páginas

jueves, 2 de septiembre de 2010

En mil pedazos.




Todas las mañanas, la mujer se iba al punto más alto de la colina a ver el vuelo de un águila que le había robado el corazón.
El vuelo que el pájaro emprendía sin ningún temor, la tenía maravillada. Veía como las grandes alas se abrían majestuosas retando al cielo a parar su vuelo. Veía como las alas eran limpiadas con el pico quitándole todo aquello que las hiciera verse feas. Las garras eran afiladas para tenerlas listas en el momento en que se necesitara.
El pájaro se sabía observado. Lucía su fuerte cuerpo poniendo énfasis en las garras. Mostrándoselas sin mostrar a la mujer para que esta viera las armas que tenía.

Los ojos se movían inquietos de un lado a otro sin perder nada de vista. Cuando se encontraban con los de la mujer, sostenía la mirada retadora haciendo que esta agachara la cara.

La mujer veía el peligro de enamorarse de un águila pero no le importó. Asumía las consecuencias. Quería probar las mieles de un amor imposible.

Pasaban los días sin que cambiara la rutina de observar al águila.  Pasaban los días sin que el águila cambiara su rutina.

Una mañana, el águila vislumbró a lo lejos a su presa que se encontraba dando vueltas sin saber a donde ir. Tropezaba y caía lastimándose las manos y los pies que sangraban por las heridas causadas por los guijarros.
Lágrimas de dolor y de impotencia escurrían por su rostro. Su pelo revuelto caía sobre los ojos sin dejarla ver haciendo más fuertes las caídas.
Los ayes de dolor retumbaban en el eco de las montañas haciendo más lastimeros sus lamentos, repitiéndose sin cesar hasta morir en la lejanía.

El águila la dejó seguir sabiendo que en cualquier momento se rendiría y sería fácil acabar con ella. No la haría sufrir más. 

La mujer envuelta en llanto, empezó a correr desesperada metiendo su pie en un agujero haciéndola caer en el fango. No se levantó más. Llorando se quedó tirada sin luchar... estaba vencida.

El águila lo sabía, era cuestión de tiempo. Esperar que cayera.

Sus ojos se enfocaron en la presa que yacía cansada en el lodo. Dirigió el vuelo hacia ella. Agarrándola con las grandes garras la levantó dirigiéndose a las montañas que se abrían paso ante ella.
Hilos de sangre empezaron a escurrir de la piel de la mujer que no ofrecía ya ninguna resistencia.Los ojos semi cerrados veían como los árboles se acercaban peligrosamente a su cara. Con las pocas fuerzas que tenía trataba de evitarlas sin mucho éxito.
Sus manos lastimadas sangraban profusamente, cayendo la sangre en la tierra que la bebía ávidamente,  nutriéndose de los sentimientos que afloraban de la mujer.

Surcó los cielos el águila con su presa asida fuertemente entre sus garras. Pasó por grandes ríos que furiosos lloraban junto con la mujer la impotencia de saberla sin salvación.
Árboles de gran follaje miraban pasar al ave sin moverse evitando hacer ruido y con eso despertar la furia del ave quien avanzaba por los aires dejando por fin sobre una gran montaña a su presa solo para tomar aire y volver a enterrar sus garras sobre la frágil mujer exhausta elevándose a lo más alto del cielo.

Cuando creyó que estaba en la cúspide, abrió los dedos y dejó caer la presa.

La mujer abrió los ojos viendo como las nubes pasaban rápidamente. Veía a los árboles abrir sus ramas para no lastimarla más.
El suelo se acercaba peligrosamente sin que ella opusiera resistencia. Cerró los ojos abandonándose dulcemente a su suerte.

Un fuerte golpe acabó con todo. 

Su alma se había estrellado haciéndose mil pedazos.

El águila había acabado con ella de una manera muy sencilla. Se había metido a su corazón y ahora al igual que la mujer estaba hecho añicos.
El rompecabezas de su alma quedó en el suelo en un  charco de lágrimas que salieron al ver la caída inminente.
El corazón de la mujer quedó al descubierto. Podía verse claramente como dejaba de latir y cada latido volaba hasta el águila que majestuosa miraba desde arriba el fin de un amor imposible.

La mujer había pagado caro el haberse enamorado de alguien que no era para ella.








39 comentarios:

  1. Qué historia tan triste!
    Tal vez uno no puede elegir de quién enamorarse...

    Un beso
    Maribe

    ResponderEliminar
  2. Que pinche el águila.... Y pensar que asi hay algunas personas... Por un momento crei que el aguila también se hiba a enamorar, y por algún tipo de magia, ella se convertia en águila... Bua... me quede triste... esperaba un final feliz Un abrazo querida Malquerida.

    ResponderEliminar
  3. Auw, qué hermosa historia Malquerida, me encanta tu imaginación, el relato es mágico sin importar que el final no fuera lleno de luz como se quisiera, pero es que no todo en la vida es iluminado.
    Hermoso texto :)

    ResponderEliminar
  4. esas águilas son nefastas, en especial cuando son del américa ¬¬
    ya en serio, me agrado la historia, pero si tan sólo fuera así de fácil acabar con las almas y los corazones D: ok no...
    que estés bien!! nos leemos :)

    ResponderEliminar
  5. Wow! Esa mujer era yo hace un buen tiempo, pero resucite.

    ResponderEliminar
  6. Sin embargo lo prohibido con ese efecto hipnotico que no nos deja escapar. Se pueden tomar decisiones, pero que ceguera es mas oscura que de aquel que no desea ver mas alla de su nariz.

    :D Me gusto el vuelo, pero la caida aun me tiene aturdida.

    Saludos :D

    ResponderEliminar
  7. AY... qué fuerte estuvo...

    de veras que pagó caro... creo que hasta a mí me dolió la caída... ¿srá porque a lo mejor la que cayó fui yo?

    Saludos Malque!!

    xD

    ResponderEliminar
  8. Es algo, que sucede muy amenudo.

    También es una pena enamorarse de la persona equivocada.

    Me gustó lo que escribiste, un saludo, un abrazo y un Gracias infinito.

    En verdad.

    ResponderEliminar
  9. A estos post yo los llamaría las fabulas de la malque... me encantan...
    me sentí muy identificada por lo que pase, así tirada me quede pero luego me levante, y ahora no mas quedan las cicatrices que me recuerdan que lo viví.

    Besos y abrazos malquerida, nos estamos leyendo.

    ResponderEliminar
  10. In love your own judgment doesn't count.


    :P

    ResponderEliminar
  11. Malquerida antes que nada felicitaciones por la sintaxis y tu prosa exquisita.

    Lo otro como se dice en estas tierras que usamos el mismo refranero que muchos creen mexicano sin embargo es español, ya que data de la época de la conquista cuando México era La Nueva España.

    A toro pasado todo se ve facil.

    La pregunta de los 64,000 pesos que diria Pedro Ferriz en aquellos años que yo vivia mi infancia en México.

    ¿quien es la persona adecuada? y mas dificil aun ¿cómo saberlo?

    A todos nos a pasado algo similar en mas de una ocasión y seguramente nos seguira pasando pues en las relaciones humanas seguro que lo adecuado no existe, eso es un mito que nos vendierón al igual que el matrimonio para toda la vida mejor dicho el amor.

    Las relaciones se desgastan al igual que nuestro cuerpo. día a día.

    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Que bonito!!!

    El amor siempre trae problemas, y mas cuando es hacia la persona equivocada, o a la persona que no se puede tener

    si lo sabre yo


    U__U

    byE

    ResponderEliminar
  13. Ahh creo que como varias lo han comentado ya en algo soy como esa que cae y paga el haber soñado alto, el haberse enamorado de alguien que no corresponderá, porque así suelen ser las cosas verdad? te toca subir para después bajar, la ley de la gravedad en la vida misma, salvo que muchos saben amortiguar las caidas, otros caemos despacio y otros de plano caemos más rápido de lo que subimos.

    Y entonces la cuestión sera si vale la pena juntar mil pedazos o hacer que nos acepten en partes e irlos pegando despacio.

    ResponderEliminar
  14. esta entre intenso y triste pssss
    saludos!!!!

    ResponderEliminar
  15. En ocasiones leemos fabulas, cuentos o pequeñas historias que se nos clavan en el corazón al sentirnos identificados con todo lo que sucede.
    Una entrada para recapacitar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Malquerida...

    Sin duda una tremenda analogía...caray me sorprende tu inspiración, tus textos, cada vez están mas intensos...

    ResponderEliminar
  17. chale! a todos nos paso lo mismo entonces....

    "donde las aguilas se atreven"


    un abrazo malquerida...

    ResponderEliminar
  18. Me senti triste....pero he de ser yo Mal.

    ResponderEliminar
  19. Excelente historia Malque, muchas felicidades.

    Creo que todos nos sentimos identificados y nos has hecho revivir algún sentimiento guardado.


    Abrazos!!

    ResponderEliminar
  20. Hola!!!!! Bueno, así es el amor... unas veces duele y otras te hace flotar de felicidad. BESITOS Y SALUDITOS ESPAÑOLES.

    ResponderEliminar
  21. muy bonita esa historia.. como siempre malquerida

    ResponderEliminar
  22. Pero vivio su amor, y esa es la mejor parte de esta y cualquier historia

    ResponderEliminar
  23. Uy, pero estoy segura de que si la volvieran a poner en el mismo lugar repitiria su hazaña! Tontas que somos en nombre del amor! Estuvo bonito.

    ResponderEliminar
  24. De acuerdo a tu estado de animo y rozando la excelencia con los elementos de tu particular peculio intelectual, Querida La Mal.
    Se lo merecía, pa´que anda de arrastrada, jaja, no es cierto, puro coto. En fin, no todo es dulzura.
    Cuídate, que te vaya muy bien, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  25. "... soy un ave rapaz ¡mirad mis alas!..."


    Saludos

    ResponderEliminar
  26. Este texto no me parece inventado Malque.
    Saludos

    ResponderEliminar
  27. Arañita: Tal vez realista.

    Maribé: Las historias tristes son las que me caracterizan Maribé.


    Brekiaz: :)

    Athenea: La vida no siempre tiene un final feliz.

    Gabriel: Gracias Gabriel.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  28. Fernando: Todo lo que sea del américa es nefasto.

    Chica: Muchas gracias.

    Micky: Al menos resucitaste, eso es lo bueno de todo.

    Ángel: Las caídas siempre aturden.

    Pashmina: Puede ser así, según como veas la historia.

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  29. Astartea: Lo malo que no sabemos que es la persona equivocada hasta que caemos.

    Madame: Gracias por tus palabras.

    Que bien que saliste adelante y todo lo demás son recuerdos.

    7 Words 7: :(

    Ricardo: Muchas gracias por las felicitaciones.

    No sabremos que es la persona adecuada hasta que estemos con ella así de difícil es.

    Ave: Gracias mil.

    Y lo sabemos creo que casi todos.

    Saludines.

    ResponderEliminar
  30. Socias: La cuestión es: ver si encuentras todos los pedazos.

    Diablita: :(

    Jan Puerta: De eso se trataba, de recapacitar y de pensar si vale la pena todo lo que se juega.

    Un gusto.

    D: Tan intensa como soy la Flor que estoy descubriendo.

    reptilio: Desgraciadamente creo que a todos.

    ResponderEliminar
  31. Hecate: O yo... o ella... o quien sea.

    Uriel: Gracias mil.

    Liova: Cuando duele es cuando más lo recuerdas.

    Raptor: Muchas gracias, que bueno que te gustó.

    Damian: Es que así escribo :(

    Saludos a todos.

    ResponderEliminar
  32. Toño: Lo mejor es que se vivió aunque se haya terminado.

    NTQVCAXYZ: Seguramente eso haría, la conozco muy bien para saberlo.

    Pherro: Gracias como siempre.

    No todo es dulzura también se prueba la hiel en estas cosas.

    Karnicero: :(

    Malhechecito: Eso quiere decir que estoy escribiendo muy realista.

    Saludos de nuevo a todos y gracias por sus palabras.

    ResponderEliminar
  33. Majestad mía, este lumpen de segunda, no será un águila, apenas un náufrago, pero la quiere y eso nos hará salir de esos cuentos tristes de amores imposibles. Este plebeyo suyo, que la quiere publicará ese poema suyo (en secreto se lo digo sólo a Ud.) en un libro, manualidades de tercermundistas, ya verá.

    ResponderEliminar
  34. De nada, como siempre.
    Bueno no como siempre, si no como ha sido de un tiempo a la fecha, porque siempre es una palabra cortita pero que implica algo total. Y yo no he estado desde el principio, por supuesto no se si estaré al final. En fin, saludos por hoy y para siempre.
    Cuídate, que te vaya muy bien, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  35. ..................

    .....Algunos llevan sutura permanente en el cuerpo... como si fuera un vicio o un cliché... dale y dale con gente imposible ( por cuestiones de ideología, de creencias, de clase, y sencillamente porque no se entenderían jamás).

    Dicen que el amor es ciego.... puede ser....
    Me siento como la mujer... con el corazón roto... sé que pasará... la pregunta que me hago ..es cuándo?...
    un abrazo amiga!!!

    ResponderEliminar

Habrá de disculpar la falta de respuesta a este soliloquio intrínseco en el que me hallo.
Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya hasta que me canse de pertenecer.


la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje