Páginas

martes, 16 de marzo de 2010

Tan rara... tan diferente... tan... ¿mazahua?.




Asistir a la boda el sábado fue tan estresante y caótico que aún no termino de reponerme.
Si desde que se descompuso el coche hubiésemos decidido no ir, nos habríamos ahorrado tanto problema. Y es que el mecánico nos dijo que como se atravezaba el puente estaría el carro hasta el martes, no podíamos hacer nada.
Decidimos que la princesa y yo no iríamos para evitarnos el largo camino.
Platicando con un sobrino él me dijo que su mamá nos podría prestar su coche para que no faltásemos. Pero al méndigo coche se le ocurrió tronársele el balero. 
Pensamos entonces que mi hermano pasara por nosotros pero por las placas no lo dejan circular aquí.

Como último recurso contrataron una camioneta de la agencia, pero pasar por nosotros estaba tan difícil que decidimos alquilar un taxi.
No podíamos irnos en camión tan elegantes como íbamos. Además de que Barry no permitiría que su familia sufriera en el transporte público.
Antes muertos que sencillos.

El novio vive hasta San Juan de la chingada, así que teníamos que atravezar la ciudad y más allá. Pero no contamos conque 20 personas cerrarían la avenida principal afectándonos a cientos de personas que no teníamos vela en el entierro. Y si, pasamos junto a los manifestantes y no eran más de 20. ¿Y la policía?, viéndolos nada más. Es íncreible hasta donde hemos llegado.

Anarquía total.
Todos hacen lo que quieren y nadie decimos ni hacemos nada.

Así que debimos caminar entre guijarros que lastimaban mis delicados pies y ensuciaban nuestros zapatos recién lustrados.
La gente nos miraba un tanto extrañados porque no sabíamos ni por donde ni para donde movernos.
Atravezamos la avenida cerrada para poder tomar otro taxi.

Llegamos después de tres años de camino y al entrar a la fiesta empezó lo extraño.

La gente que estaba reunida era como diferente. Tenían sombreros, no se veía que vivían en la ciudad. Algunas mujeres tenían una vestimenta brillante como las de las mujeres indigenas que venden en el centro.  La blusa del mismo tono de la falda, colores chillantes, brillosos. Debajo de la falda llevaban crinolinas de encaje blanco. Usaban trenzas y rebozo. Collares muchos. Las trenzas remataban con unos grandes moños del color de su ropaje.
Yo me asombré porque por lo general la gente de aquí no usa sombrero, ni rebozo, menos trenzas. No digo que esté mal solo que es raro ver gente así en la ciudad.
No conocí a nadie y no sabíamos hacia donde dirigirnos. Era mucha gente y como entramos pues todos voltearon a vernos. Nos cohibieron un poco, así que Barry buscó a los padres del novio que son a los que conocíamos mientras nosotros veíamos a lo lejos como unas manos se agitaban llamándonos... eran mis hermanos.

Nos abrazamos y nos sentamos con ellos. Volver a ver a mis hermanos después de tanto tiempo nos hizo olvidarnos un poco de lo pasado.
Solo faltó el más pequeño de la dinastía pero a él lo vemos seguido asi que no había problema. Volver a verlos fue maravilloso porque después de tanto tiempo tenemos tanto de que platicar.
Vemos como a los hombres el pelo los va abandonando y  a las mujeres las canas hacen residencia fija en sus cabezas.
Las bromas, los chistes que ya me salen sin ningún problema y las risas fueron los acompañantes fieles de toda la familia.

Como han pasado los años.

Como hemos cambiado.

En fin...

Un grupo de 4 o 5 personas tocaban música con violines. Música monótona.

Después de comer y seguir oyendo la música que para esa hora ya alucinábamos, las madrinas tomaron sus regalos. Se dispusieron a bailar rodeando a los novios con su regalo en las manos.
Dieron dos vueltas.

Antes de eso cuando llegaron los novios de la iglesia, la gente recibió a estos con cuetes y porras y las madrinas hicieron dos filas para que los novios pasaran en medio de ellas.
Las madrinas también aventaban dulces y a las mesas pasaron a dejar galletas de animalitos y más dulces en señal de abundancia.
Nosotros no vimos eso porque no vamos a misa a menos de que seamos padrinos importantes.

De pronto se hizo mucho barullo, vimos como las madrinas que todas estaban vestidas igual solo que con colores diferentes, empujaron a los padres del novio al centro, les pusieron un rebozo y les dieron a cargar a un niño de PAN, no entiendo como era pero así fue.
Cargaban envuelto en el rebozo a un muñeco hecho de PAN.

Llevaban vasos de tequila en las manos. La mamá de la novia que era la que movía todo en la boda empujaba suavemente a la mamá del novio para que bailara con pasos cortos y moviéndose de un lado a otro. La mamá no sabía ni que hacer, solo se dejaba llevar no vaya a ser que pase lo que en Caborca.

Les echaban porras, les hacían beber tequila, les daban pequeños empujones y nosotros... asombrados sin entender que estaba pasando.

Los violines seguían con su monotonía. Lo peor es que la gente bailaba y todos bailaban igual. Pasos cortos y movíendose de izquierda a derecha así hasta que terminaba la música 6 u 8 minutos más o menos.
Así por varias horas.

Había un grupo para amenizar la fiesta pero los señores que tocaban los violines no los dejaban  empezar con su música. Estos seguían tocando y tocando hasta que tuvieron que decirle a la mamá del novio que por favor ya los callaran.


Continuará...
















20 comentarios:

  1. extraño... pero interesnte!

    cada región tiene sus costumbres y tradiciones, pero haaay los violines ya tocando mucho tiempo me imagino que sí cansan, más cuando una esta acostumbrada a otro tipo de música.

    saluditos

    ResponderEliminar
  2. Aquí ahora se lleva mucho eso de montar autocares alquilados para llevar a los invitados, jejejej... Cada boda es un mundo, y en España según la región, pueden ser muy distintas y coloristas.

    Un beso cielo

    ResponderEliminar
  3. Vaya!!
    Indudablemente cada lugar tiene sus costumbres.
    Pero en lo que si me quedé con cara de what? fue en lo del niño hecho pan jaja, que cosas.
    Esperaré la continuación :P
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Saludos Mi Querida Mal.
    Las bodas de pueblo son otro boleto. He asistido a dos, me gustaron porque te dan de comer y de beber hasta que revientes, además las muchahchas se ponen sus mejores garras y la neta si le ponía Jorge al niño con cualquiera de ellas, perdón, me proyecté. Si, como te iba diciendo ¿qué te estaba diciendo? En fon, digo, en fin. Tu post esta chido porque tú haces entretenida hasta la más aburrida situación. A mi si me gusta esa música que a ti ya te tenía harta. Un baño de pueblo para la Reina.
    Cuídate, luego nos leemos.

    ResponderEliminar
  5. si es que ahora cualquier pelado bloque una calle reclamando alguna idiotez….Me gusto lo de los dulces y galletas en señal de abundancia…me gusto. espero lo que sigue..abrazo!

    ResponderEliminar
  6. boda con violines???? no me la imagino..... yo me hubira dormido!!!

    y no hubo guateque, con cumbias, salsa, meregngue, banda, guapangos y Bachata?

    digo para mover el bote, sacar la polilla....llevando en la bolsa un Lonol, digo por aquello de los calambres....

    jajjajajajajajaja

    espero la continuacion....

    ResponderEliminar
  7. pekeña: Pues a mi me pareció más bien aburrido porque esas personas tenían su propia fiesta dentro de la misma fiesta.

    Saludos.

    alex:Pues anotaré eso para la próxima boda.

    Besos.

    Mayropolis: Te juro que aún no lo entiendo, tendré que investigar.

    Saludos.

    Pherrito: No era pueblo, es un municipio cercano pero no es pueblo.

    Y no, no nos hartamos de comer más bien somos modositos aunque con la bebida no mucho.

    ¿Las muchachas?, nel, nada que ver bueno ¿qué puedo decir?.

    Gracias por lo del post.

    Y la música seguro después de un tiempo te hubiera fastidiado.

    ¿Baño de pueblo?, ¿otro¡, chale, no me conoces. Esta reina ha andado por los lugares más increibles del pueblo, je.

    Abrazo.

    Toño: Es que así funcona aquí y nadie hace nada.

    Mañana la continuación.

    Abrazo.


    P´Pito: yo casi me duermo de no haber sido por unos chistes que recordé seguro habría caído muerta de sueño.

    Y no hubo casi nada de esa música ya que los violinistas no dejaban tocar nada.

    ¿Lonol, qué es eso?, jeje

    Dale, mañana prosigo.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Querida Malque, pues te digo que tuviste mucha suerte en esa boda, porque dejame te platico que hace algunos años asisti a la boda de una prima, en Silao, Guanajuato, (de alla era el novio), donde fui madrina y termine comiendo tacos en la calle, pues la comida, que creimos se convertiria en cena, llego para el desayuno del dia aiguiente, como ves???.

    Besos de la Bruja Bonita*

    ResponderEliminar
  9. Siempre que pides un carro prestado se descompone y ami no me gustan las fiesta de pueblo (ni las de ciudad :S)

    ResponderEliminar
  10. Malquerida, muchas gracias por este relato, me he estado aguantando las carcajadas porque estoy en el trabajo, pero la sonrisa la traigo de oreja a oreja. Increíble eso del coche descompuesto, el balero tronado, el taxi varado... ¿San Juan de la Chingada? Jajajaja, buenísimo. Definitivamente, qué boda tan fuera de lo común.

    ResponderEliminar
  11. Y quien se caso????, ja ja ja, asi es la gente de Bolivia, ellos hacen su huateque para ellos mismos, hacen bailes tradicionales, y terminan las mujeres pedisisisimas, porque ahi abunda la cerveza, pues en fin, a donde fueres haz lo que vieres.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Disculpa: ¡No sè que decirte!

    Me siento "movido" por un fuerte sentimiento de culpa...
    ¿Tù entiendes a que me refiero?

    ResponderEliminar
  13. uh! eso suena interesante, yo a todas las bodas que he asistido es la misma gata solo que con diferentes parejas brr

    y tienes que ir de pipa y guante si no se ponen energumenos para que a la mera hora uno se vea mejor que los recien casados

    en fin, espero la segunda parte que me quedé 'picada' con el relato, ese niño de pan suena algo raro


    un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Yo solo tengo una gran duda: Que pasó en Caborca?, eh escuchado esa frase pero no se a que se refiere.

    ResponderEliminar
  15. La familia real llegó a un ligar de anarquía??? :o

    Y Antes muertos que sencillos??

    :o

    me voy a juntar más con ustedes, también soy alérgica a la roña!! jajajajaja

    Saludos Malque!!

    xD

    ResponderEliminar
  16. Hola malquerida:

    Un gustazo leerte, ameno y divertido jeje

    Una pregunta que eso de las placas que dices que de tu hermano.

    Un besazo linda

    ResponderEliminar
  17. orale en video hubiera estado chido!
    oie mi mama no bailo con ningun niño de pan ¬¬ por eso no le han llegado los nietos (mios)jajajaja orale que costumbres o tradiciones y de donde don lso novios o que, bueno espero la continuacion...

    Saludos reina!!! un abrazo! y buenas noches!!!

    ResponderEliminar
  18. jajaja
    que pintoresco! jejeje esas cosas si que son interesantes de ver por lo menos para mi que soy de bien pinche al norte y aqui nomas no se ven esas cosas jojojo

    ResponderEliminar
  19. San Juan de la ... que???
    Lo que tienen que leer mis castos ojitos....
    Reina de los hongos porque dices tantas chingaderas??
    jejejeje

    Me fascina tu forma de escribir!!!
    Y de pensar y de expresarte sin tapujos... No cabe duda demuestras la seguridad de toda una reina.

    Besos malquerida.

    ResponderEliminar
  20. Brujita: a mi me hizo daño la comida de la boda, buu.


    Saludos.

    Ser Supremo: Así pasa con lo que pides prestado.

    Tampoco me gustan mucho als fiestas.

    Saludos.

    elbibis: MMMM te ríes porque a ti no te pasó jeje

    Y eso que aún falta.

    Besos.

    malhechecito: Se casó un sobrino. Estas personas creo que eran de Toluca o algo así, no supe bien.

    Y las señoras eran las que tomaban más.

    Saludos.

    Inmenso mar: Si entiendo, no te preocupes.


    Saludos.

    Astartea: Lo del niño de pan nunca lo entendí y no hubo manera de averiguar.

    Abrazos.

    Paztor: Em... estoy investigando de nuevo que pasó en Caborca.

    pashmina: Sipirili.

    Antes muertos que sencillos pero si claro, el linaje obliga.

    Saludos.

    Taxi: Muchas gracias.

    La camioneta de mi hermano es de otro país y con esas placas no puede circular aquí.

    Saludos.

    Ely: No lo creo.

    La novia creo que es de Toluca la verdad ni supe y el novio es del DF.

    Buenos días.

    Diabla: Pues aquí tampoco no sé qué pasó.

    Saludos.

    Lulu: San Juan de la chingada je.

    Es que esta reinita es muy guarra a veces.

    Gracias por tus palabras.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

Aí usté habrá de disculpar la falta de respuestas a este soliloquio intrínseco en el que me hallo. Sucede que en este su blog -que es mio pero por educación se lo ofrezco- el pp se apodera de la poca lucidez y tiempo que poseo.

Visitaré su blog agradeciendo la visita tan pronto el tiempo y la memoria me lo permitan.

Suya pero no de usted

la MaLquEridA

Musa con cuernos

PARA LA MALQUERIDA

La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Es beso de agua y luz de ciegos en el desierto diario. La leo y me leo. La leo y la siento. La leo y la quiero. Vamos de la mano desconocidos y alejados por los caminos rotos y astillados de la vida cansada y del tiempo huraño. Refunfuñamos por todo y hasta en el infierno tienen miedo de que un día aciago lleguen nuestros pasos. Chocamos con mil horas arañamos las rutinas odiamos la compasión nos dan risa los ángeles y mucha pena los diablos. Nos cansa todo y más que nada el resto de los humanos. A veces herviríamos a los que nos rodean y otras daríamos la vida por hacer reír a un chavo. La Malque es un corazón de sol escondido y mil silencios largos. Toro Salvaje